¿Qué hace un coach empresarial? Éstas son sus funciones y tareas

Curso de Especialista en Coaching Empresarial
que hace un coach empresarial

El coaching es una práctica relativamente reciente pero que ha triunfado rápidamente y se ha extendido a multitud de ámbitos de nuestra sociedad. Se puede abordar desde la perspectiva personal, deportiva y, por supuesto, también empresarial. En este artículo vamos a explicarte en qué consiste ser un coach empresarial y qué hace para alcanzar sus objetivos profesionales.

Si te apasiona la psicología y cómo esta puede servir para mejorar la organización interna de una empresa y la motivación de directivos y empleados, tú también puedes recibir una formación especializada y empezar a trabajar en este sector tan demandado en los últimos años. ¡Comenzamos!

 

¿En qué consiste el trabajo de un especialista en coaching empresarial?

Las empresas son organizaciones complejas en las que trabajan personas distintas con intereses, sensibilidades y maneras de hacer que pueden ser muy diversas.

El profesional en coaching empresarial se sirve de herramientas muy poderosas basadas en la psicología para que un grupo, en este caso un equipo de trabajo, logre sentirse cómodo y estar en unas buenas condiciones mentales para poder alcanzar sus objetivos laborales de una manera más efectiva y gratificante.

Si un empleado o un directivo no se siente motivado y acude cada jornada con resignación o una actitud desfavorable, le resultará muy complicado ser eficiente y disfrutar de tu trabajo diario. De esta manera costará mucho más completar los objetivos laborales y profesionales y, cuando finalmente se haga, no será de una manera tan gratificante para las partes como podría.

En este otro artículo te contamos más en profundidad para qué sirve esta técnica de apoyo, así que no dudes en consultarlo.

 

Las tareas que hace un coach empresarial en un negocio 

El coaching se sirve de multitud de técnicas que se adentran en las problemáticas individuales y en dinámicas internas del grupo. De esta manera, buscará que estos logren tener una mejor percepción de la realidad.

Cuando se percibe esta realidad con una mayor perspectiva, un es capaz de plantear soluciones a los problemas de una manera que hasta ese momento no se le habían ocurrido.

Lo que hace un coach empresarial para alcanzar esta meta es partir del momento actual en el que se encuentra la persona, el equipo o la organización; intentando desviar el foco del por qué, de las causas pasadas que han llevado a esa situación.

El coaching parte de la pregunta a través de una metodología específica. De indagar en las causas del malestar en el seno de la empresa para, de esa manera, poner más luz y que los afectados puedan tener una perspectiva del propio problema desde fuera.

A partir de ahí se trabaja llevando a cabo prácticas, ejercicios e incluso juegos, como los ejemplos que te pondremos a continuación, para ir construyendo y progresando hasta alcanzar un statu quo que contente a todas las partes.

¿De qué técnicas se sirve un coach empresarial?

Como acabamos de mencionar, los especialistas en coaching empresarial llevan a cabo toda clase de actividades para hacer aflorar aspectos emocionales que, hasta ese momento, ni los individuos ni la propia empresa se habían planteado. Estas son tan solo algunas de ellas:

  • Escucha activa con la que, lo que hace el coach empresarial es conocer a las personas que forman la organización y las dinámicas internas de esta para, posteriormente, poder reconducirlas hacia un lugar que interese. 
  • Exposiciones grupales o feedback conjunto para sacar afuera aquello que las personas implicadas llevan tiempo guardándose o simplemente no han encontrado la oportunidad para expresarlo.
  • Realización de las líneas de vida: se hace un repaso por los momentos vitales de cada individuo que cada uno considera importantes o que le ha llevado a ser quien es hoy.
  • Lluvia de ideas o brainstorming en la que cada uno aporta lo que cree que puede ayudar a superar la coyuntura que los ha llevado hasta ahí. El objetivo no es que el coach les proporcione una solución concreta y preestablecida, sino que puedan ser ellos mismos los que alcancen conclusiones que pueden ser tan diversas como efectivas.

 

Las cualidades que hacen del coaching empresarial una solución eficaz a dinámicas negativas

Las personas que deciden especializarse en este sector y convertirse en coach; ya sea empresarial, personal, deportivo o cognitivo; deben contar con unas aptitudes personales y profesionales en las que también se hace mucho hincapié en el curso formativo que se realiza para dedicarse a esta especialidad. Estas son algunas de ellas:

  • La empatía como una herramienta sumamente poderosa: es básico ponerse en el lugar del otro y entender sus motivaciones, preocupaciones e inseguridades.
  • Comprensión de diversos puntos de vista para tener una visión más amplia de la sociedad y de los intereses que juegan un papel en el seno de una empresa.
  • Construcción de confianza entre los distintos rangos y entre los propios trabajadores.
  • La paciencia es fundamental para alcanzar los objetivos buscados.
  • Expresarse con claridad y concisión de cara a que aquellos que reciban el coaching vean en ti un guía emocional y una persona con la hablar desde la seguridad.

 

¡Accede a la formación especializada de Campus Training y accede a un sector en constante crecimiento!

Las organizaciones empresariales cada vez cuentan más con la asistencia y ayuda de los coaches empresariales que hacen de los contratiempos una oportunidad para mejorar su funcionamiento interno y las relaciones entre las personas que la conforman.

Si te ha interesado lo que has aprendido con este artículo, tú también puedes dedicarte a esta fascinante profesión formándote con el curso de Especialista en Coaching Empresarial de Campus Training.

Contáctanos a través del formulario y te daremos todos los detalles acerca de la formación y de nuestra metodología 100% flexible. ¡No esperes más y haz de las empresas lugares agradables para todos sus miembros!