¿Qué es el desarrollo de aplicaciones web? Los detalles de esta profesión

Pruebas Libres para Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web (DAW)
que es desarrollo de aplicaciones web

Detrás de la expresión “picar código” se sitúa una de las profesiones centrales y más importantes, aunque a veces escondida, del mercado productivo a día de hoy. Hoy queremos explicarte en profundidad qué es el desarrollo de aplicaciones web y el papel que juega en multitud de trabajos y sectores de la actualidad.

Si tú también quieres formarte y aprender a ser programador profesional, este artículo te ayudará a comprender el papel que juegan estos especialistas, sin los que ninguno de nosotros podríamos usar Internet tal y como lo hacemos todos los días. ¡Sigue leyendo y descubre cómo trabajar como desarrollador web!

 

El desarrollo de aplicaciones web: ¿qué es y en qué consiste?

El desarrollo web consiste en crear y construir una aplicación o sitio de Internet desde cero y en su posterior mantenimiento y la resolución de los posibles problemas que vayan surgiendo.

Para ello, los programadores trabajan en un espacio que no es visible para las usuarios corrientes, poniendo sus esfuerzos tanto en la usabilidad y el rápido funcionamiento de la aplicación como en su apariencia y diseño, y teniendo como objetivo final una experiencia de usuario óptima.

La programación y desarrollo de aplicaciones web son competencias de enorme utilidad en la sociedad actual

Se trata de competencias profesionales altamente demandadas en el mercado laboral actual, ya que prácticamente todas las empresas y organizaciones de toda índole tienen su página web y ofrecen servicios a través de Internet.

 

El front-end y el back-end

Ahora que ya tienes claro lo que es el desarrollo de aplicaciones web, vamos a adentrarnos un poco más en esta disciplina a través de sus dos grandes campos de trabajo: los conocidos como front y el back end.

  • El desarrollo front-end (lo que está “al frente”) se centra en el diseño y la creación de modelos interactivos para las aplicaciones web. Se trata de todo aquello que el usuario puede ver; desde los títulos, posición de elementos multimedia (imágenes, vídeos, carruseles), menús desplegables y, en general, todo el aspecto visual del sitio.
  • En cambio, el back-end (lo que está “detrás” o “escondido”) trabaja, podríamos decir, sobre las entrañas de la aplicación. Está formado por el servidor que aloja el sitio web, el programa que lo lanza y la o las bases de datos que almacenan toda la información que contiene. Lo que hace el desarrollador back-end es asegurar el correcto desempeño de estos tres elementos y su comunicación y coordinación.

Como puedes ver, el desarrollo web es todo un mundo en el que es necesario ir introduciéndose poco a poco para entender los conceptos y dimensiones del trabajo de un programador.

Lenguajes al gusto de todas las necesidades

Para poder llevar a cabo esta inmensa tarea, los profesionales de este ámbito se sirven de programas ya creados, de herramientas complejas y de los famosos lenguajes de programación.

El lenguaje de programación es, como su nombre indica, el idioma que comprenden los ordenadores y que nos sirven para comunicarnos con estes, darles instrucciones y construir poco a poco los elementos anteriormente mencionados.

Existen multitud de lenguajes de programación, unos pensados para trabajar en el back-end y otros para el front. A continuación te explicamos los más utilizados en la industria a día de hoy:

  • JavaScript: estamos ante un lenguaje de secuencia de comandos clásicos de la industria, permitiendo elaborar e implementar funciones y acciones complejas en una aplicación web. Se emplea tanto en back como en front-end.
  • HTML: también un lenguaje front mítico y antiguo, permite la creación de páginas web básicas que contienen texto e hipervínculos que llevan a otros sites.
  • CSS: mediante CSS, el programador front-end elabora el diseño y estilo con el que los contenidos se van a mostrar al usuario final y con el que este podrá interactuar a través de los diferentes navegadores.
  • PHP: se trata de uno de los lenguajes de programación back más utilizas para la construcción de sitios web. Páginas tan grandes e importantes como Facebook o Wikipedia están hechos en PHP.
  • Python: la principal característica de este lenguaje surgido a comienzos de los 90 es su fácil lectura, con una de las sintaxis más sencillas para realizar funciones back-end. Esto lo hace verdaderamente amigable para aquellos que están aprendiendo a programar. Netflix e Instagram están desarrollados mediante Python.
  • Ruby: al igual que el ejemplo anterior, Ruby también se considera un lenguaje back accesible y fácil de leer, permitiéndote realizar acciones de manera rápida y empleando una cantidad de código muy acotada. El desarrollador Jack Dorsey se valió de Ruby para crear la red social Twitter.

 

Consigue el título de Técnico Superior a través de las Pruebas Libres

¿Te ha gustado lo que has aprendido? Si la respuesta es afirmativa, puedes seguir adentrándote en este fascinante mundo y adquirir las competencias necesarias para trabajar como programador.

El desarrollo de aplicaciones web, que es una de las competencias más valoradas en los equipos de trabajo actuales, constituye una estupenda oportunidad laboral con condiciones salariales realmente buenas.

Apúntate al curso de Campus Training para superar las Pruebas Libres de Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web y hazte con el título acreditativo oficial. Contáctanos mediante el formulario e infórmate. ¡No esperes más y conviértete en programador web!