Descubre la historia de la jardinería

Curso de Especialista en Jardinería. Diseño y creación de jardines
jardineria historia

Los jardines como espacio decorativo están presentes en nuestro planeta desde el antiguo Egipto. A lo largo del tiempo han ido evolucionando tanto en su forma como en las técnicas de mantenimiento y trabajo de los mismos. En este artículo hacemos un repaso por la historia de la jardinería para que conozcas los orígenes y su función a lo largo de los siglos.

 

La jardinería desde la antigüedad

Los primeros jardines documentados datan de hace casi 4.000 años, y están representados en las pinturas de tumbas egipcias.  Se caracterizaban por la abundancia de flores de loto y estanques, aunque también tenían plantas típicas de su zona geográfica, como las palmeras o las acacias.

Las pinturas de esos jardines son algunas de las pruebas físicas más tempranas de la horticultura y paisajismo ornamental. Estos espacios ajardinados tenían como objetivo principal dar frescor y sombra en una tierra árida, carente de variedades de árboles y flores. Por ello, los faraones importaban de otros países especies exóticas, para sus jardines privados de palacios y templos.

Los jardines egipcios se caracterizaban por ser: geométricos, rectilíneos, cerrados por altos muros y sobre todo, simples. Los egipcios no se destacaron por tener jardines con grandes diseños.

En la historia de la jardinería tiene especial importancia Persia, donde en torno al 600 a.C se construyeron los primeros jardines por encargo del rey Nabucodonosor. Fueron los famosos Jardines Colgantes de Babilonia que constituyeron una de las siete maravillas del mundo.

Los jardines persas también se organizaron de forma simétrica, a lo largo de una línea central conocida como un eje. La edificación estaba compuesta de terrazas escalonadas, construidas con grandes piedras. Las piedras eran la estructura en la que se colocaba la tierra y allí se plantaban árboles, flores y arbustos. Se cree que para el riego de los jardines utilizaron una máquina similar a una noria hidráulica que permitía la elevación del agua.

 

Grecia y Roma

El arte de la jardinería pasó de Persia a Grecia, donde adquirió un carácter más religioso con abundancia de estatuas. Solían ser parques arbolados en los que se celebraban reuniones políticas, filosóficas, académicas, etc. Los jardines griegos tenían una preferencia mayor por los elementos arquitectónicos que por los vegetales.

Fue en la época helenística (desde el 330 a.c. hasta el 30 a.c.)  en la que el jardín griego alcanzó su mayor esplendor y gloria es en esta época en la que se crearon las casas de campo con sus jardines. En el caso de jardines privados, solían ser patios, con diseños de eje central y laterales simétricos, predominando más los elementos arquitectónicos que los vegetales, estos patios estaban rodeados de columnas.

Los romanos son los primeros jardines de los que hay restos físicos, en las ruinas de sus ciudades y que son pruebas de la historia de la jardinería. Importaron el modelo griego pero con el patio como núcleo central de la vivienda. Tuvieron un interés constante por las especies vegetales como la topiaria, el mirto, el boj, el lentisco, el madroño y otras plantas como rosales de Damasco, adelfas, etc.

Los romanos inventaron o incorporaron muchas herramientas típicas de jardinería. Tenían enormes conocimientos de hidráulica y crearon las casas adosadas al jardín (villas ajardinadas). La cultura romana crea un modelo de patio que incorpora patio y jardín como parte integrante de la propia casa, es decir, casa y jardín forman una sola unidad, y se complementan una a la otra de forma indivisible. El peristilo es siempre un jardín central en la vivienda, donde reina la simetría y el orden.

 

Los jardines árabes y orientales

En la historia de la jardinería destacan también la importancia de los jardines musulmanes. Se trata de jardines aislados que carecen de panorámicas interiormente, pues persiguen el aislamiento, la intimidad y el recreo de los sentidos. Para lograrlo emplean agua y plantas aromáticas (azahar, jazmín, lavanda…).

A diferencia de los jardines ingleses, que a menudo están diseñados para caminar, los jardines islámicos están destinados para el descanso y la contemplación. Por esta razón, los jardines islámicos generalmente incluyen lugares para sentarse.

Después del siglo IVBizancio y los árabes en España mantuvieron viva la práctica de la jardinería. El concepto islámico del jardín es la representación terrenal del paraíso que el Corán promete a sus fieles. El eje central son fuentes o largas acequias por donde fluye el agua a través de surtidores, flanqueadas por árboles frutales. Como ejemplos de este tipo de jardín islámico están los jardines de la Alhambra y el Generalife en Granada y el Patio de los Naranjos en la Mezquita de Córdoba.

 

Jardines en Asia: China y Japón

Por esta misma época también surge  en China el arte de la jardinería. En Asia se concibe como lugar de aislamiento y contemplación de los elementos naturales, la tierra y el agua, principios fundamentales en el taoísmo. En Japón se desarrollaron con un estilo propio con paisajes minimalistas denominados taukiyama y, paralelamente, como austeros jardines zen en los templos, los hiraniwa.

 

De la Edad Media al Renacimiento: ¿Cómo evolucionó la jardinería en estos siglos?

En el período de la Edad Media dominado por el aislamiento, la superstición y el miedo los jardines cambian respecto a etapas anteriores y ahora son jardines sin agua, sin albercas. Se trabaja en canteros, son jardines sencillos, similares al huerto. Es una etapa en la que el jardín está recluido entre las murallas de los castillos y monasterios. Los jardines monásticos proporcionaron medicinas y alimentos para los monjes y para la comunidad local.

Suelen ser jardines cerrados, rectangulares o cuadrados en los que se plantan hierbas medicinales y algunas plantas ornamentales con valor simbólico como rosas, azucenas o granadas, entre otras.  Estos jardines estaban cerrados entre vallas de caña, con arriates elevados llenos de flores y hierbas perfumadas. Los pasillos emparrados y arcadas garantizaban privacidad y proporcionaban sombra

Surge también en la Edad Media el llamado “giardino segreto”, un jardín privado en torno al amor galante, para uso de sus dueños y amigos.

Con el fin de esta etapa y la llegada del Renacimiento en la historia del la jardinería el jardín recupera su esplendor propio de la época griega y romana.  El jardín funciona como representación del poder. Son jardines para el disfrute, de placer, ornamentales con diseño, no utilitarios. Cuentan con elementos como las columnas, estatuas, topiaria (setos recortados)… También se relaciona con la casa y el paisaje circundante, realzando terrazas y escaleras. Las villas son una especie de palacetes con proyectos jardineros a gran escala, con arte topiario, fuentes, esculturas..

Los jardines renacentistas son jardines simétricos y en ellos se utilizan mucho las pérgolas. Entre las especiales vegetales principales están los macizos de buxus, setos recortados, encinas, cipreses, plantas aromáticas, granada, claveles, naranjos, laurel, mirto o limoneros. La jardinería del Barroco se desarrolló en Europa desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XVIII.

El jardín de estilo clásico francés o jardín a la francesa, llegó a su clímax durante el reinado de Luis XIV de Francia (1638-1715) y su jardinero jefe de Jardines de Versalles , André Le Nôtre (1613-1700).

Es precisamente Versalles y sus jardines el paradigma de esta etapa. La inspiración para estos jardines provino inicialmente del jardín italiano de los siglos XIV y XV y las ideas del filósofo francés René Descartes. El jardín formal francés, también llamado el jardín a la francesa, es un estilo de jardín basado en la simetría y el principio de imponer el orden en la naturaleza. Terrazas, balaustradas y rampas son elementos propios de estos jardines.

 

El jardín inglés

El jardín inglés o romántico aparece en contraposición al jardín francés, caracterizándose por dejar que la naturaleza siga su curso. Es un jardín imitación del paisaje fue producto de un movimiento romántico basado en la observación-admiración directa de la naturaleza. Estos jardines fueron elaborados en Gran Bretaña desde el siglo XVII por las clases más adineradas, los nobles y los reyes británicos.

Los parterres y terrazas se transforman en suaves grupos de árboles de distribución irregular, calzadas sinuosas… El jardín paisajista no emplea líneas rectas, aunque puedan usarse elementos ornamentales como estatuas o construcciones clásicas.  Los elementos propios de este tipo de jardín son los cenadores, estatuas, fuentes y bebederos para pájaros, cúmulos de agua como estanques o lagos con puentes o mulles. Se enmarcan en edificaciones diversas como castillos o falsas ruinas y otro tipo de naves de estilo romano o chino.

El jardín inglés llegó a ser un símbolo de la emancipación del absolutismo monárquico, de ese sistema de gobierno cuyo rey disponía de todo el poder sobre el Estado.

En el jardín inglés podemos diferenciar tres estilos diferentes: neoclasicismo que tiene su origen en el barroco italiano y en el racionalismo francés, el estilo chinoiserie con especial importancia de elementos orientales y el paisajismo inglés, la última y gran escuela que tiene Europa.

 

La jardinería en los siglos XIX y XX

Durante los siglos XIX y XX, el jardín ingles fue imitado por toda la Europa romántica, pero conforme concluía el siglo se fueron perdiendo su base y degenerando en su empleo.

Entre el final del siglo XIX y hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial se produjo también un fenómeno de recuperación de los valores que caracterizaron el arte del jardín y además un cambio de su uso que se iba a orientar por primera vez hacia lo social, acentuándose con el paso del tiempo.

Comenzaron a instaurarse determinadas modas y técnicas, que se iniciaron en el jardín botánico de Kew para la protección de especies exóticas como invernaderos. A mediados del siglo XIX surge el prototipo de parque municipal, en Central Park, en Nueva York, 1858. Su creador fue Olmsted. Se trata de un parque para satisfacer la necesidad de zonas verdes dentro de las grandes ciudades.

En las tendencias jardineras actuales no se sigue un estilo predeterminado, sino que se elabora una mezcla de estilo más o menos paisajista con elementos funcionales.

 

¡Descubre la historia de la jardinería en España!

En la historia de la jardinería podemos hacer un hueco para hablar del caso español. El jardín español es una combinación de los diseños y estructuras de jardinería de la cultura islámica, persa, francesa, inglesa y romana; junto con el arte paisajista español. En la actualidad los jardines españoles, se han ido modernizando; dejando atrás el diseño tradicional, pero conservando el agua como uno de los pilares visuales.

Otra de las características del jardín español es que se trata de espacios cerrados o cercado por la herencia islámica y la búsqueda por la privacidad. Se usan plantas frutales como el olivo, naranjos, limoneras, entre otros frutales. En el jardín español también podemos encontrar plantas aromáticas y de florescencia como el romero, el jazmín o la rosa, entre otras.

En España hay numerosas variedades de jardín según la región, como el son, el cigarral, el pazo, el patio o el carmen.​ La mayoría de estas tipologías, de herencia islámica, surgieron en el Renacimiento, entre los siglos XVI y XVII. Hasta prácticamente el siglo XIX la mayoría de jardines fueron promovidos por la realeza y la aristocracia, hasta que los cambios sociales gestados entre los siglos XVIII y XIX facilitaron la creación de parques y jardines de titularidad pública.

En la actualidad, los jardines han pasado de ser lugares exclusivos a ser públicos y ampliamente recurridos. Por ello, los artistas en este tiempo buscan la combinación del jardín tradicional con las urbes surgidas con el transcurrir de los años. En los jardines actuales es esencial la vinculación de la jardinería con el urbanismo, así como una mayor concienciación social hacia la ecología.

Ahora que ya conoces más a fondo la historia de la jardinería y de los jardines en el mundo, puedes ser un buen momento para prepararte y convertirte en jardinero. Si tienes dudas de cómo lograrlo, en Campus Training te guiamos ¡Comienza con los pies en el suelo en la jardinería formándote!

Recibe información gratis sobre Curso de Especialista en Jardinería. Diseño y creación de jardines
Marca la diferencia entre el jardín y el vergel