¿Cuánto cobra un soldado en misión?

Entra ahora e infórmate sobre cuánto cobra un soldado en misión. Te damos las claves sobre la retribución del ejército en España.
Cuánto cobra un soldado en misión
Marcos Nebreda López
Marcos Nebreda López 8 de abril de 2022

    La retribución de un soldado en España es variable y depende sobre todo de su categoría y funciones. Si eres o quieres ser soldado y trabajar en alguna misión especial tu recompensa salarial también se puede ver afectada. En este artículo te contamos en detalle cómo va a ser ese salario. No te pierdas nada.

     

    Esto es lo que puede cobrar un soldado en misión. Factores que influyen en su salario

    Las retribuciones del personal militar destinado en el extranjero están contempladas según lo previsto en el Real Decreto 6/1995, de 13 de enero, por el que se regula el régimen de retribuciones de los funcionarios destinados en el extranjero. 

    El complemento principal que se le aplica a su salario son las dietas además de un plus de peligrosidad y posibles complementos adicionales por tratarse de misiones de riesgo. Si el soldado en el extranjero se embarca en misiones de paz y otras por el estilo, sin que suponga un conflicto bélico ni un país complicado su salario se ve incrementado por dietas.

    El complemento salarial será diferente en función del tipo de misión a la que se envíe al soldado. Las dietas y complementos dependen del país en el que realiza la misión y también serán diferentes en función del grado que ostente el militar. Por ejemplo, si un soldado raso puede cobrar en un país como Afganistán unos 80 € al día por estos conceptos, un suboficial puede llegar a percibir 100 €.

    Los complementos de un soldado en misión, son internacionales y por tanto no tienen repercusiones fiscales y por tanto siempre va a ser una cuantía más satisfactoria que en caso de dietas nacionales. 

    ¿Cómo son las retribuciones normales de un soldado? Categorías y complementos salariales

    Para tener las cifras más claras debemos señalar que la retribución de un soldado o marinero es de alrededor de 1.100 euros mensuales. Esta cifra incluye un sueldo base al que se suman complementos según el rango que se ocupe en el Ejército y dos pagas extraordinarias al año.

    Si por otra parte eres un militar en formación el sueldo será de 359,55 euros/brutos mensuales.

    En el BOE aparecen recopiladas las retribuciones correspondientes de un soldado en función de su categoría. Se estipulan complementos dependiendo de distintos factores: por ejemplo, si se llevan a cabo servicios extraordinarios fuera de la jornada normal de trabajo.

    La categoría salarial va en función del tipo de funcionario militar que seas y que es equiparable al tipo de funcionarios civiles y que se dividen en cuatro tipos. 

    • Funcionario A1:  de General del Ejército, Almirante General o General del Aire hasta Teniente o Alférez de navío.
    • Funcionario A2:  de Alférez o Alférez de fragata hasta Sargento.
    • Funcionario C1: de Cabo Mayor a Soldado o Marinero.
    • Funcionario C2: de Cabo primero a Soldado o Marinero.

    La retribución para el grupo A1 es de 1.148,34 euros. Para el grupo A2 son 992,94 euros; para el C1745,53 euros; y para el C2620,48 euros.

    Además de estos salarios puedes recibir una serie de complementos como son:

    • El de empleo, en función del puesto que desempeñes y que oscila entre los 331,04 € de un soldado o marinero y los 1.473,92 € de un general de ejército, almirante general o general del aire. 
    • El específico que va a desde los 167,00 € de un soldado o marinero hasta los 1.429,40 € de un general. 
    • El de antigüedad, según los años de servicios prestados (en forma de trienios).
    • Otros conceptos retributivos, en función de diversas circunstancias como la  dedicación especial, servicios extraordinarios, indemnizaciones por participar en misiones en el extranjero)

     

    Qué hacer para trabajar como soldado en misión

    Para trabajar como soldado en el ejército deberás superar un proceso selectivo que te dará acceso a la escala de oficiales de los cuerpos específicos de las Fuerzas Armadas (Cuerpo General del Ejército de Tierra, de la Armada o del Ejército del Aire o Cuerpo de Infantería de Marina), por ingreso directo, sin exigencia de titulación universitaria.

    Se trata de un proceso de oposición en el que deberás superar pruebas teóricas y prácticas. 

    El proceso selectivo para trabajar en el ejército consta de fase de concurso y fase de oposición. En la primera fase de oposición se valorarán los méritos académicos, profesionales y personales de los aspirantes previamente alegados y documentados cuando se realizó la solicitud de presentación en el proceso selectivo. En cada una de las normas que regulan los diferentes procesos de selección se publican las valoraciones respecto de estos méritos.

    En la fase de concurso, dependiendo de la forma de ingreso (directo o por promoción) y del cuerpo al que se quiera acceder, habrá una serie de pruebas que suelen ser:

    • De aptitud psicofísica (reconocimientos médicos, pruebas psicológicas y pruebas físicas).
    • De lengua inglesa.
    • Pruebas de conocimientos.

    Además de los conocimientos de formación para poder ser oficial del ejército español vas a necesitar ciertas habilidades como por ejemplo resistencia física, capacidad de reacción rápida, sentida de la responsabilidad, capacidad para trabajar en equipo, estar preparado para viajar y trabajar en horarios poco habituales o para formar parte de los conflictos armados.

     

    ¿Dónde te puedes formar para ser soldado en misión?

    Si has decidido estudiar una oposición para formar parte del Cuerpo del Ejército y ser soldado en misión debes saber que se trata de una carrera de fondo que requiere constancia y planificación. Con la ayuda y el seguimiento de una buena academia el camino será más sencillo. 

    Un centro con especialización y experiencia en la preparación de oposiciones te puede ayudar a conseguir tu plaza de funcionario en el Ejército. Si te decides a estudiar en una academia de oposiciones presencial has de tener que cumpla con estos requisitos:

    • Actualización constante: una academia debe darte siempre la opción de enterarte siempre de forma rápida de todas las novedades que vayan apareciendo sobre las convocatorias, pruebas, requisitos etc.
    • Horarios y disciplina. Adquirir una rutina diaria para preparar tu oposición es vital. Con la asistencia a una academia tendrás que cumplir unos horarios y objetivos que te motivarán para estudiar y lograrlos cada semana.
    • Simulacros y exámenes. En las academias de oposiciones para el Ejército podrás desarrollar simulacros y pruebas similares a las que te enfrentarás en el examen real. Puedes ir viendo tu evolución y así tener experiencia para afrontar el momento de la prueba final. Comprueba que la que elijas cuente con estos recursos. 
    • Tutorización: Tendrás tutores especializados en el ámbito de tu oposición, incluso pueden ser funcionarios que han pasado por el mismo proceso que tú y que saben qué significa opositar. Además, dispondrás de un preparador personal que seguirá tu evolución. Es importante que tus tutores estén especializados en la materia y que tengan experiencia previa impartiendo clases para opositores.
    • Especialización por tipo de oposición. Las oposiciones al Ejército tienen una serie de particularidades respecto a otras, pruebas físicas, teóricas… Por tanto, tu academia debe contar con docentes especializados en tu ámbito. Es importante que alguno de ellos sean funcionarios porque conocen desde dentro el sector y han pasado por tu misma situación.
    • Seguimiento personal. Un seguimiento, apoyo y tutorización constante e individualizada es básico para poder sacar el máximo rendimiento en la academia que la prepares. Tu profesor tiene un alto componente emocional porque es un experto en el acompañamiento basado en el refuerzo positivo. 
    • Apoyo colectivo. Estudiar una oposición siempre conlleva momentos de desmotivación y dificultades, pero en una academia puedes contar con el respaldo de compañeros y compañeras que tienen tus mismos problemas, tus mismos objetivos y que te comprenderán. 
    • Reputación. Si eliges academias con alto índice de aprobados en otras convocatorias, seguro que tendrás más posibilidades de obtener un buen puesto en la tuya propia. Comprueba siempre la reputación de tu centro, los éxitos alcanzados y lo que la gente y sobre todo, ex alumnos, dicen de él. 

     

    Requisitos y habilidades necesarios para ser soldado en misión

    Para poder formar parte del Ejército como soldado y aspirar a formar parte más tarde de una misión internacional estos son los requisitos fundamentales que debes tener:

    • Tener cumplidos 18 años y no haber cumplido 29.
    • Tener la nacionalidad española o de alguno de los siguientes países: Argentina, Bolivia, Costa Rica, Colombia, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.
    • Carecer de antecedentes penales, y no tener abierto ningún procedimiento judicial por delito doloso.
    • No estar privado de los derechos civiles.
    • Poseer la capacidad funcional necesaria para el desempeño de las tareas que se deriven del correspondiente nombramiento
    • No haber sido separado/a del servicio, mediante expediente disciplinario, de cualquier servicio de salud o administración pública, ni hallarse en inhabilitación absoluta o especial firme para empleos o cargos públicos.
    • Estar en posesión del título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria o sus equivalentes.
    •  No ser militar de tropa y marinería con compromiso en vigor ni estar realizando la fase de formación militar general para adquirir tal condición.
    •  No haber sido resuelto su compromiso como militar de tropa y marinería.
    • No haber causado baja en cualquier fase de la enseñanza de formación militar.
    • Medir al menos 1,55 metros y no superar los 2,03 metros. Los solicitantes de la Guardia Real deberán medir como mínimo 1,65 (hombres) y 1,60 (mujeres).
    • Carecer de tatuajes que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales.

     

    Habilidades y ventajas de trabajar como soldado en misión

    Si deseas conseguir un trabajo como soldado dentro de las Fuerzas Armadas en una misión especial has de reunir una serie de habilidades profesionales y personales que te pueden hacer apto para este tipo de puesto:

    Para formar parte del cuerpo militar has de llevar a cabo entrenamientos que se basan en la adquisición de capacidades físicas para realizar acciones pertinentes en el campo. También has de ser capaz de desarrollar habilidades intelectuales para razonar correctamente en las intervenciones militares y durante las funciones que un soldado debe llevar a cabo en una misión.

    Entre estas habilidades están mantener un buen estado y disciplina a nivel físico, tener la cabeza fría para tomar decisiones acertadas, ser adaptativo a cualquier situación, estar listo para trabajar y viajar fuera de horarios habituales y tener predisposición para formar parte de conflictos armados.  

    Además, un soldado en misión ha de contar con una buena resistencia física, capacidad de reacción ante imprevistos, sentido de la responsabilidad, disponibilidad para obedecer órdenes, trabajar en equipo y también capacidad de liderazgo. En este sentido, los rangos de liderazgo van aumentando con el paso del tiempo gracias a los ascensos y poderes que vas asumiendo como militar pero en general poseer una gran capacidad de liderazgo es imprescindible.

    En una misión especial un soldado también debe conocer los tipos de armas portátiles y semi-portátiles e incluso armar y desarmar herramientas de defensa o explosivos. A veces reciben entrenamiento más especializado en el área de infantería.

    El militar debe saber cuándo se pertinente tomar decisiones por sí mismo y cuándo debe buscar asesoramiento de superiores para tomarlas así como seguir las instrucciones exactas para evitar situaciones comprometidas o peligrosas.

    Formar parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tanto como soldado en misión como en otro puesto conlleva una serie de ventajas añadidas. Vas a lograr un empleo estable y garantizado al ser un funcionario. Entre las principales ventajas de este puesto están: 

    • Estabilidad laboral. Si superas el proceso selectivo para trabajar en el ejército, tendrás trabajo inicialmente durante dos o tres años (según el tipo de convocatoria). Este compromiso puede renovarse por períodos de igual duración hasta un máximo de seis años. Después se convierte en un compromiso de larga duración permanente que puede durar hasta los 45 o los 65.
    • Retribuciones. Al aprobar la oposición, ya accederás a un período de formación de tres meses remunerado. En cuanto finalices tu formación, pasarás a cobrar un salario de en torno a mil euros mensuales como soldado o marinero. A esto se suman los posibles complementos o gratificaciones que te correspondan, así como los trienios de antigüedad que vayas acumulando.
    • Vestuario gratuito.
    • Alojamiento, según el régimen interior de las diferentes unidades.
    • Seguridad Social y Seguro de vida y accidentes.

     

    Ahora ya sabes no solo cuánto cobra un soldado en misión sino también qué debes hacer para formar parte de ella, cómo prepararte y cómo actuar sobre el terreno. Si quieres convertirte en soldado y llegar a formar parte de misiones de las Fuerzas Armadas, no olvides prepararte a fondo en una academia a tu medida y con un seguimiento personalizado. Si necesitas ayuda en el camino puedes contar con Campus Training. 

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!