Cómo aprobar las oposiciones

Si quieres saber cómo aprobar las oposiciones, en este artículo encontrarás todas las claves para maximizar tus opciones de éxito. ¿Empezamos?
Inicio / Noticias / Cómo aprobar las oposiciones
Rubén Vizcaíno Pena 19 agosto, 2019

como aprobar las oposiciones

Si quieres saber cómo aprobar las oposiciones, en este artículo encontrarás todas las claves. Te acompañamos desde la elección de la oposición adecuada hasta la mejor forma de afrontar los exámenes para maximizar tus opciones de éxito. ¿Empezamos?

Cómo aprobar las oposiciones: claves del proceso

A la hora de plantearte cómo aprobar las oposiciones, hay una serie de puntos clave que debes tener muy en cuenta. Aunque después los desarrollaremos uno por uno con todo detalle, de momento bastará con enunciarlos de forma resumida:

  • Indudablemente, el primer paso es que elijas la oposición adecuada. Todo el proceso va a venir condicionado por esta primera decisión.
  • En segundo lugar, es fundamental que busques ayuda especializada. Aunque no sea imposible preparar ciertas oposiciones por libre, en la mayoría de casos merece la pena que cuentes con la guía de una academia o preparador.
  • El siguiente paso será la planificación del proceso de estudio, donde vas a estructurar de forma detallada todas las acciones que te permitirán dominar el programa de la oposición.
  • A continuación deberás llevar a cabo el estudio propiamente dicho y, en su caso, la preparación de las pruebas físicas que incluya el proceso selectivo.
  • Simultáneamente, debes intercalar la realización de simulacros de examen que te permitan familiarizarte con las pruebas de la oposición.
  • El proceso de repaso es también un punto clave para conseguir aprobar las oposiciones. Lo analizaremos con detalle más adelante.
  • Por último, veremos cuál es la mejor forma de afrontar los exámenes para maximizar tus opciones de éxito. Y, en caso de no superar la oposición, aprenderemos a analizar los resultados, detectar nuestros errores en el proceso de estudio y corregirlos de cara a la siguiente convocatoria.

El primer paso para aprobar: elegir la oposición adecuada

Aunque pueda parecer obvio, muchas veces no le damos la importancia debida: para tener éxito en una oposición, es imprescindible que elijas la adecuada.

Pero ¿cuál es la oposición adecuada? ¿En qué debes basarte para decidir?

Pues bien, aunque ya hemos dedicado un artículo completo a esta cuestión, te resumimos los factores clave:

  • Como es lógico, empieza por filtrar las oposiciones en función de sus requisitos de acceso. Si no tienes la titulación necesaria o incumples la altura mínima exigida, no tiene sentido que empieces a prepararla. De todos modos, si realmente fuese tu trabajo soñado, incluso podrías plantearte obtener la titulación académica requerida para luego preparar la oposición.
  • En segundo lugar, no deberías dejar de lado tus preferencias personales. Como sabes, si algo te gusta, te resultará mucho más fácil estudiarlo y mantener la motivación a lo largo del tiempo. Además, no pierdas de vista que, probablemente, será el trabajo que desempeñes el resto de tu vida laboral.
  • A continuación, analiza la dificultad de la oposición y el tipo de compromiso que estás dispuesto a asumir (en cuanto a tiempo de estudio, esfuerzo, entrenamiento, etc.). Si buscas algo sencillo, elige una de las oposiciones más fáciles. Por el contrario, si te gusta estudiar y estás dispuesto a dedicar tiempo a la preparación, puedes optar por otras más complicadas.

Busca ayuda para aprobar las oposiciones

Como decíamos al principio, lo más recomendable es que te matricules en un centro especializado en oposiciones o cuentes con la ayuda de un preparador personal.

De este modo podrás disponer de un temario actualizado y adecuado al programa oficial, podrás seguir un sistema de estudio especialmente diseñado para tu oposición y siempre dispondrás de un profesional con quien resolver todas tus dudas.

¿Y cómo elegir academia de oposiciones? Pues bien, algunos de los criterios que podrías tener en cuenta son los siguientes:

  • La experiencia del centro y su especialización en materia de oposiciones.
  • La calidad de sus temarios y demás materiales de estudio.
  • El equipo profesional.
  • Su metodología de enseñanza, sea esta presencial, online o mixta.
  • Su ratio de aprobados, así como la opinión de antiguos alumnos (aunque estos parámetros deben siempre interpretarse con prudencia y consultando distintas fuentes).
  • Tu presupuesto, sin perder de vista que preparar una oposición es una inversión que merece la pena, ya que su rentabilidad potencial es muy elevada.

Cómo aprobar unas oposiciones: la importancia de diseñar un buen plan

El proceso de planificación es clave para definir cómo aprobar las oposiciones. Sin un plan adecuado, es muy difícil tener éxito en este proceso.

En este sentido, los dos aspectos decisivos a tener en cuenta son el volumen del temario y el tiempo disponible hasta los exámenes.

Por tanto, coge papel y lápiz y distribuye el programa de la oposición en el tiempo que falte hasta la celebración de las pruebas. Esto te dará un objetivo de “X” temas a estudiar por semana o por mes. Recuerda reservar un período antes de los exámenes para el repaso general de todo el temario.

No obstante, si la oposición es muy complicada y la convocatoria está próxima, probablemente no sea realista tratar de abarcar todo el programa. En estos casos, puedes tomarte este primer intento como una prueba o simulacro para familiarizarte con todo el proceso y presentarte solo con una parte del temario.

En cualquier caso, es muy importante que tengas en cuenta en tu planificación los siguientes aspectos:

  • Intenta establecer un horario de estudio que sea razonable. Tómate la oposición como un trabajo. Se trata de ser ambicioso pero sin excesos. De lo contrario, puedes acabar saturado y abandonar. Si hace tiempo que no estudias o si tienes hijos, puedes plantearte empezar de forma progresiva.
  • Planifica pausas y descansos frecuentes para desconectar del estudio y así mantenerte atento y productivo. Reserva uno o dos días a la semana para descansar totalmente.
  • Es recomendable que te busques un espacio tranquilo para estudiar, donde puedas trabajar sin ruidos ni interrupciones.

El proceso de estudio para aprobar las oposiciones

Ahora sí, entramos de lleno en el proceso de preparación: cómo debes estudiar para aprobar las oposiciones. Aunque no hay grandes “trucos” o técnicas desconocidas, existen ciertos métodos y herramientas que pueden marcar la diferencia a la hora de estudiar:

  • El primer paso cuando te enfrentes a un tema por primera vez es realizar una simple lectura. Trata de comprender el sentido general del tema y familiarizarte con su contenido.
  • En una segunda lectura, puedes empezar el proceso de subrayado. En este punto, cada persona tiene sus preferencias: usar un solo color o varios, subrayar mucho o poco, etc. En general, lo más importante es que no te excedas: si lo subrayas todo o usas demasiados colores, esta herramienta no te servirá de nada. Trata de utilizar solo dos o tres colores y asígnalos a determinados tipos de datos o atribúyeles una importancia jerárquica.
  • Aunque al principio te ocupe mucho tiempo, es muy recomendable que elabores resúmenes, esquemas o mapas mentales que te ayuden a memorizar. A largo plazo, te harán ganar rapidez en el estudio y reforzarán tu memoria visual.
  • Combina el estudio de nuevos temas con el repaso de los anteriores. Esto te ayudará a no olvidar los conocimientos adquiridos y podrás acelerar el proceso de memorización.
  • Una de las mejores formas de asegurarte de que dominas un tema es intentar explicárselo a otra persona. Por supuesto, no es necesario que canses a tus amigos. Puedes simplemente exponer el tema para ti mismo, bien sea oralmente o ayudándote de esquemas. Si dudas o ves que tu explicación es confusa, ya sabrás qué cuestiones debes repasar o consultar con tus profesores. La genial técnica de estudio de Richard Feynmann se basa en este principio.

Simulacros, prácticas y ejercicios

Los simulacros de examen son también una herramienta imprescindible si quieres aprobar las oposiciones en el menor tiempo posible.

  • En el caso de los cuestionarios tipo test, tan comunes en multitud de procesos selectivos, la práctica es fundamental. Así aprenderás a administrar el tiempo disponible y, sobre todo, a responder con rapidez y precisión. Además, de cara a las oposiciones en las que los fallos te descuenten puntos, podrás aprender a gestionar el riesgo de forma inteligente. Por ello, es muy importante que intentes reproducir las condiciones del examen lo más fielmente posible: cronometra el tiempo, no consultes el temario y sigue el sistema de puntuación que marquen las bases.
  • Si tus oposiciones incluyen ejercicios de desarrollo o supuestos prácticos, intenta trabajar con exámenes de convocatorias anteriores tanto como te sea posible. Consulta con tus profesores o tutores cuál es la metodología más adecuada para resolverlos conforme a los criterios de corrección del tribunal.
  • En el caso de oposiciones con pruebas físicas, es recomendable que tengas en cuenta estos consejos:
    • Inicia los entrenamientos con tiempo suficiente. Recuerda que tu organismo necesita un margen razonable para mejorar su rendimiento y que siempre es conveniente trabajar de forma progresiva.
    • Utiliza la técnica adecuada para cada ejercicio. De este modo prevendrás posibles lesiones y evitarás ser descalificado en el examen.

Cómo aprobar las oposiciones gracias a los repasos

Aunque ya hemos hablado de los repasos parciales como técnica de estudio, ahora nos referiremos al repaso general que debes realizar antes de los exámenes. Para ello, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Durante el proceso de planificación inicial, deberías haber reservado un tiempo suficiente para repasar todo el programa antes de la fecha de examen. Siempre que puedas, sé generoso con el tiempo destinado a repasar; no se trata de saturarte o hacer un “maratón” justo el día anterior a las pruebas.
  • En los repasos, ten siempre a mano los esquemas, resúmenes y mapas mentales que hayas elaborado. Pueden servirte de guía para repasar más rápido y, al mismo tiempo, asegurarte de que recuerdas todos los puntos importantes.
  • Aunque cada oposición es distinta, intenta no obsesionarte con recordar absolutamente todo el contenido de los temas, palabra por palabra. Asegúrate de tener clara la estructura y de haber memorizado las ideas fundamentales de cada apartado. Como decíamos antes, deberías ser capaz de explicar perfectamente el tema a alguien que no conozca la materia.
  • Mantén la calma. No es momento de entrar en pánico si no recuerdas algún punto o crees que no has estudiado suficiente. Si has trabajado bien durante los meses anteriores, no tienes de qué preocuparte.

Los exámenes: el momento de la verdad

El día de los exámenes debería ser un momento de máxima concentración pero también de tranquilidad. Aunque esté en juego tu futuro, debes confiar en el trabajo realizado y, sobre todo, recordar que siempre hay segundas oportunidades.

Por tanto:

  • Intenta llegar al lugar de las pruebas con tiempo suficiente.
  • Evita repasos de última hora o conversaciones con otros opositores que puedan ponerte nervioso.
  • Lleva todo el material de escritura necesario, así como tu DNI, NIE o pasaporte.
  • Lee con mucha atención las instrucciones del examen y los enunciados de cada pregunta.
  • Gestiona bien el tiempo disponible. Si te atascas en alguna pregunta, pasa a la siguiente. Ya volverás a esas cuestiones al finalizar el examen.
  • Repasa el examen antes de entregarlo. En el caso de los cuestionarios tipo test, acuérdate de pasar tus contestaciones a la hoja de respuestas.
    • Recibe información gratis y sin compromiso

Cómo aprobar las oposiciones: actitudes para el éxito

Aunque cada persona es diferente, con sus fortalezas y debilidades, hay ciertas actitudes que pueden ayudarte a aprobar unas oposiciones:

  • Divide y vencerás. Es posible que la primera vez que veas el temario te parezca imposible llegar a dominarlo. Sin embargo, al hacer la planificación, verás que probablemente te baste con memorizar uno o dos temas por semana. Como verás, los objetivos parciales son mucho más asumibles.
  • El que resiste, gana. La oposición es siempre una carrera de fondo. No te desanimes en ningún momento e intenta mantener la motivación y la constancia. Si no apruebas a la primera, siempre tendrás otra oportunidad para volver a intentarlo con mayores garantías. Analiza tus errores y depura tu sistema. La perseverancia ante el “fracaso” es una gran virtud de los mejores opositores.
  • Confía en tus posibilidades. Si has elegido una oposición adecuada y trabajas bien, tienes el éxito casi garantizado. No es necesario ser un superhéroe para aprobar unas oposiciones.
  • No te compares con los demás. Cada persona es un mundo, también entre los opositores. Diseña un sistema adecuado para ti y resístete a las comparaciones. Hay quien puede aprovechar diez horas diarias de estudio, tres días a la semana, mientras que otros rinden más estudiando solo tres horas de lunes a viernes.
  • Sé flexible. Si algo no te funciona, cámbialo. No hay métodos estándar ni sistemas que funcionen para todos por igual. Si no consigues concentrarte, prueba un horario diferente, cambia de lugar de estudio, etc.

En definitiva, aunque todos estos consejos puedan orientarte acerca de cómo aprobar las oposiciones, cada persona es distinta. Adapta el sistema a tus preferencias y capacidades y seguro que logras tu objetivo antes de lo que imaginas. ¿No te gustaría intentarlo?

Rubén Vizcaíno Pena

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratuita
  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?