Cómo montar una peluquería canina

Toma muy buena nota de cómo montar una peluquería canina. Te explicamos todo lo que necesitas para dar el paso
Inicio / Noticias / Cómo montar una peluquería canina
Marcos Nebreda López 2 marzo, 2020

como montar un peluqueria canina

Si te gustan los perros y además disfrutas ofreciéndoles atención y cuidados, seguro que ser peluquero canino es una opción profesional que te hará feliz. Si además sueñas con tener tu propio negocio, toma muy buena nota de cómo montar una peluquería canina. Te explicamos todo lo que necesitas para dar el paso. 

Requisitos para montar una peluquería canina

La peluquería canina es un sector que ha experimentado demanda y desarrollo en los últimos tiempos por el cuidado y atención cada vez mayor hacia las mascotas. Si te has formado en este campo podrás trabajar en centros de estética canina pero también existe la posibilidad de que emprendas y montes tu propia peluquería canina. Antes de lanzarte debes tener en cuenta estos requisitos fundamentales.

  • Los trámites administrativos. Para obtener la licencia de apertura de una peluquería para perros se debe presentar el contrato del alquiler del local o el título de propiedad, el proyecto firmado por un ingeniero técnico, planos y la calificación medioambiental según los criterios que marque el Ayuntamiento en cuestión.
  • El local de la peluquería. El espacio ha de estar pensado para el bienestar de los perros, ha de ser un espacio amplio, poco recargado y donde los perros puedan moverse con total libertad. Ten en cuenta también que tenga una fácil acceso, localización buena y cómodo aparcamiento para que el cliente tenga sitio donde estacionar el vehículo cuando vaya a dejar o a recoger su mascota.  El local ha de cumplir con las normativas municipales para locales destinados a clínicas veterinarias, consultas veterinarias o peluquerías caninas
  • Los utensilios necesarios. Aquí es imprescindible contar con bañeras de diferentes alturas, de acero, antideslizantes y fáciles de limpiar. Vas a necesitar también una mesa de peluquería canina completa, con superficie antideslizante y un sistema de sujeción horca y lazo para evitar caídas. Es recomendable emplear una bañera eléctrica o hidráulica ya que cada perro tiene una altura distinta y este sistema nos ayudará a mantener la postura y evitar lesiones. A la hora de bañar o peinar al perro necesitaremos también acoplar unas correas a la pared para que cumplan la función de arnés. Esto permite tener al perro asegurado por debajo de las axilas de forma cómoda y nos permitirá trabajar con el animal sin que se aleje. Para arreglar el pelo del perro es imprescindible contar con secador expulsor, máquina de pelar con cuchillas de varios milímetros., tijeras, cortaúñas de perro y cortaúñas de gato. Deberemos contar también con peines de diferentes tamaños, carda o cepillo universal de varios tamaños y toallas. En cuanto a la parte cosmética es vital tener un champú para pieles sensibles, pelaje blanco, mal olor, anticaída y otras singularidades. Utilizaremos acondicionador si nos encontramos con un pelaje especialmente enredado o mal cuidado. Para un acabado final podemos contar con un perfume canino que aporte una fragancia fresca y aromática sin que su composición sea corrosiva para la epidermis. No olvides tampoco dentro de las herramientas necesarias el vestuario adecuado y profesional para ti y para tus trabajadores en caso de tenerlos.  Es recomendable que en el local dispongas de unos cuantos transportines y jaulas de distintos tamaños para que los perros esperen o sean trasladados según las necesidades.
  • El marketing. Para montar tu peluquería canina y conseguir clientes es necesario que lo comuniques. Para ello deberás llevar a cabo algunas actividades fundamentales a la hora de arrancar tales como elegir bien tu nombre y tu identidad visual, desarrollar herramientas de marketing como una web, redes sociales, flyers o tarjetas. Puedes realizar campañas de atracción online u offline y has de prestar también mucha atención al escaparatismo y a la decoración de tu local.
  • Los trámites fiscales y contratación de trabajadores. Si quieres montar tu peluquería canina has de llevar a cabo los trámites propios para el inicio de una actividad económica, alta en seguridad social, en hacienda etc. También si quieres contratar a trabajadores deberás llevar a cabo un proceso de selección y los trámites administrativos propios de una contratación.
  • El coste económico. El coste de una peluquería canina no sólo depende del tamaño y de la zona del local. Los costes para arrancar la actividad son variables y dependen de si hay que hacer o no obras de acondicionamiento de un local a lo que hay que sumar el precio de la licencia de actividad que ronda los 800 euros. En la parte de costes también se incluye la dotación de mobiliario y equipo del local necesario para prestar todos los servicios que ofrecen las peluquerías para perros.

Si estás interesado en montar una peluquería canina y no tienes el poder adquisitivo necesario para montar la tuya puedes optar por una solución menos arriesgada y emprender bajo la protección una franquicia de peluquería canina. Las franquicias te proporcionan el respaldo de un modelo testado, en la mayoría de las ocasiones, con una imagen de marca consolidada que es en sí misma un foco de atracción de clientes.

Formación necesaria antes de montar una peluquería canina

En la actualidad no existe una titulación oficial para estudiar peluquería canina, sin embargo, sí existen muchos cursos especializados destinados a formar profesionales de este ámbito.

Entre ellos hay cursos especializados de peluquería canina que te ofrecen una formación completa que para trabajar como peluqueros caninos profesionales.

Los cursos de auxiliar de peluquería canina están orientados a aprender a realizar tareas propias del asistente del peluquero y los cursos de especialización en razas concretas se destinan a personas que cuentan con conocimientos generales de peluquería canina y que desean ir un paso más allá.

En esta formación para ser peluquero canino vas a aprender  técnicas de manejo adecuado del perro, técnicas de cepillado, lavado y secado, de corte a tijera, de corte mixtas (a máquina y tijera), esquilado a ras y esquilado corto, stripping, que es una técnica que se aplica en perros de pelo duro y con la que se consigue que el pelo se renueve con más brillo y fuerza, pluncking, una técnica que se emplea en el arreglo de la parte interior de las orejas, cortes específicos de raza y cortes de exposición.

Entre las asignaturas o contenidos que verás en un curso de peluquería canina están:

  • Las razas caninas actuales y la evolución del perro.
  • Anatomía y fisiología de la piel y el pelo del perro.
  • Patologías de la piel y el pelo.
  • Instalaciones y diseño de la peluquería canina.
  • Los cuidados e higiene del perro.
  • Aplicación del estándar en la peluquería canina.
  • La peluquería de los perros tipo pastores.
  • La peluquería de los perros tipo spaniel.
  • La peluquería de los perros de pelo largo.
  • La peluquería de los perros de pelo duro.
  • El estándar aplicado a la peluquería canina.
  • Introducción al comportamiento canino.
  • Introducción a la psicología felina.

La formación para ser peluquero canino te dará también acceso a prácticas en empresas del sector que te permitirán ganar experiencia y enfrentarte con más garantías al mundo laboral y también a la tarea de montar tu propia empresa.

Además de la formación teórico-práctica has de contar con ciertas habilidades personales que te ayudarán a ser un buen peluquero canino como por ejemplo, ser amante de los animales y comprender la naturaleza de las mascotas y su comportamiento, ser paciente y empático, tener habilidades manuales y comunicativas para trabajar de cara al público, ser creativo y resolutivo.

Consejos tras montar una peluquería canina

Montar una peluquería canina es un trabajo apasionante pero que puede tardar tiempo en consolidarse y permitirte tener ingresos. Una vez hayas abierto tu local es importante contar con herramientas y estrategias para atraer clientes que se conviertan en fieles.

Te proponemos que ofrezcas servicios de peluquería a domicilio para las personas que no puedan o no quieran llevar a su mascota a tu centro de estética canina. Alíate con algún servicio de veterinaria para ofrecer descuentos o packs a tus clientes y así que tenga una experiencia más satisfactoria.

Otro punto importante es que realices una formación continua en el sector. Puedes complementar tu formación con la realización de nuevos cursos o acudiendo a jornadas caninas, campeonatos de peluquería canina, exposiciones, etc. Esto le dará valor añadido a tu negocio.

Ahora ya sabes todos los pasos y requisitos para montar tu propia peluquería canina solo debes decidirte a dar el paso. La formación previa es fundamental y en Campus Training te ayudamos a lograr tu camino y a convertir tu pasión por los perros en tu profesión. ¿Comenzamos?

Marcos Nebreda López

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?