¿Cómo ser agente inmobiliario? Conoce la respuesta

Te explicamos cómo ser agente inmobiliario: la formación necesaria y complementaria que necesitas, y las habilidades y requisitos de esta profesión
Inicio / Noticias / ¿Cómo ser agente inmobiliario? Conoce la respuesta
Marcos Nebreda López 19 julio, 2019

como ser agente inmobiliario

Combinar las habilidades comerciales con el interés por la venta de inmuebles es una opción de futuro.  Te explicamos cómo ser agente inmobiliario y formar parte de un sector en el que podrás desarrollar tu carrera profesional.

Cómo ser agente inmobiliario. La formación necesaria

Aunque en España no existe una formación reglada y oficial para ser agente inmobiliario, sí hay alguna formación que te ayudará a conocer el sector y convertirte en un buen vendedor de casa o pisos. Para ello puedes optar por un curso de gestión inmobiliaria. Se trata de una formación que te dará las claves para introducirte en esta área y convertirte en un profesional de éxito.

Es una formación que te aportará destrezas y competencias que debe tener un buen agente inmobiliario. Por ejemplo, dominarás aspectos relacionados con la rama del derecho inmobiliario, así como relativos a los distintos tipos de tasaciones y valoraciones de bienes inmuebles y suelos.

Además, sabrás cómo aplicar técnicas de venta y estrategias de marketing al sector inmobiliario, desde la captación de inmuebles y compradores, hasta el cierre de la venta pasando por aspectos como la imagen  o la decoración del inmueble para aumentar sus posibilidades de venta.

La formación de un curso de gestión inmobiliaria te permitirá desarrollar tu carrera como profesional autónomo o incorporarte a una red inmobiliaria que te guiará y te ayudará en la captación inicial de clientes.

Los objetivos fundamentales de un curso de gestión inmobiliaria son los siguientes:

  • Conocer el Derecho  Real de la Propiedad y las normas que se derivan de ella como el derecho de  usufructo.
  • Diferenciar los distintos tipos de suelo y su regulación.
  • Estudiar la tipología de contratos de compraventa, teniendo en cuenta todas sus consecuencias  jurídicas y económicas.
  • Controlar el proceso del Registro de la Propiedad y de otras figuras jurídicas.
  • Profundizar en el conocimiento de la legislación específica de los contratos de arrendamiento.
  • Utilizar técnicas de prospección inmobiliaria para buscar clientes potenciales y localizar inmuebles.
  • Conocer el sistema financiero y el mercado de capitales para ejercer una gestión inmobiliaria eficiente.

Otras formaciones como Gestor Inmobiliario

Además de un curso, para ser agente inmobiliario también puede ser adecuado una formación previa en el ámbito de la gestión comercial, el marketing y en el propio sector inmobiliario para comprender a fondo su funcionamiento. Otras titulaciones como administración y dirección de empresas pueden aportarte conocimientos útiles para ser un buen agente inmobiliario.

Es importante que sepas que la formación para ser agente inmobiliario no finaliza nunca. Debes mantenerte al día de los cambios legislativos del sector, de las nuevas tendencias y herramientas para atraer a más clientes y mantener una actitud atenta a todas estas novedades.

Habilidades y requisitos para ser un buen agente inmobiliario

Además de la formación que puedas adquirir con cursos específicos, es importante que tengas claras una serie de habilidades y conocimientos que vas a necesitar para ser un buen profesional del sector inmobiliario y lograr vender muchos inmuebles.

  • Habilidades de comunicación. Es imprescindible trasladar bien toda la información a los clientes y tener capacidad de convencer con tus palabras. Debes resultar claro y conciso sin aburrir al cliente con excesiva información. La comunicación es un elemento clave en el sector de la vivienda, y un buen agente debe dominarla a la perfección.
  • Capacidad de negociación. Vas a ser un agente intermediario entre dos partes por lo que tu trabajo depende totalmente de que seas capaz de que lleguen a un acuerdo. Para ello debes contar con la máxima información posible sobre el tipo de inmueble, características y soluciones que puede aportar al posible inquilino o comprador.
  • Habilidades de marketing. Los canales de venta se han multiplicado, y tu misión es guiar al cliente qué camino es el más beneficioso para sus intereses. Debes saber si lo mejor para llegar al público es un anuncio en medios tradicionales o especializados, en redes sociales, en portales inmobiliarios etc.
  • Especialización. El sector inmobiliario es muy amplio y abarca muchos tipos de propiedades. Es imposible conocer a fondo las características y funcionamiento de todas por lo que te recomendamos que optes por una especialidad.La manera de ser un buen asesor inmobiliario es especializarse en un micro-nicho. Puede ser en el sector de las viviendas de lujo, en el de las propiedades vacacionales o en el de inmuebles y locales de trabajo.
  • Conocimientos financieros. Deberás controlar conceptos básicos financieros relacionados con el mercado inmobiliario y estar al día de lo que pasa en este sector.
  • Conocimientos legales. Tu conocimiento debe ir más allá de ser un buen vendedor, aunque esta sea tu función principal. Debes aprender a tasar y valorar cualquier tipo de bien inmueble y fórmate en materia legalpara asesorar en casos de donaciones, herencias etc.
  • Conocimientos de sectores afines. Saber sobre fotografía o decoración te aportará un plus frente a otros profesionales y te ayudará a vender mejor. La fotografía inmobiliaria es un factor a tener muy en cuenta además de técnicas y disciplinas innovadoras como el “Home Staging”, especializada en hacer de las viviendas espacios más atractivos para los compradores.
  • Nuevas tecnologías. Estar al tanto de las nuevas estrategias de venta a través de internet o canales como redes sociales o mail es un plus que te ayudará a lograr más éxitos como agente inmobiliario.
  • Conocer a la competencia. Si estás atento a lo que hace tu competencia podrás ir siempre un paso por delante de ella. Conocerás las tendencias y las técnicas que usan otras empresas o agentes inmobiliarios y esto te permitirá diferenciarte.

Cómo y dónde trabajar si eres agente inmobiliario

Un curso para ser agente inmobiliario te dará una formación útil con la que tendrás salidas como agente inmobiliario, asesor inmobiliario en las empresas inmobiliarias líderes, administrativo jurídico, responsable financiero o jurídico inmobiliario.

También te dará capacidades para llegar a crear tu propia empresa inmobiliaria y planificar tú mismo la gestión.

Al comienzo trabajarás por un fijo más comisiones pero con el tiempo las cifras pueden aumentar y podrás llegar a doblar el salario mínimo interprofesional y pactar comisiones del 50% en el proceso de compraventa.

Debes tener en cuenta también que gran parte de tu tiempo como agente inmobiliario deberás invertirlo en las visitas y trato con el cliente, aproximadamente un 70% del tiempo de tu trabajo para lograr cerrar ventas.  La gestión y negociación también son claves y sobre todo un buen trabajo previo de planificación para lograr objetivos de venta.

Como ves, si te formas, estarás listo para trabajar en una profesión demandada con salidas laborales y en la que podrás ir creciendo poco a poco. Ahora ya sabes cómo ser agente inmobiliario, el siguiente paso es elegir una formación a tu medida. En Campus Training te ayudamos a lograrlo y a conseguir trabajo en este sector.

Marcos Nebreda López

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratuita
  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?