¿Cómo conquistar al reclutador en tu primera entrevista de trabajo?

Te ofrecemos los mejores consejos para tu entrevista de trabajo. Conseguirás conquistar al reclutador para conseguir tu puesto. ¡Adelante, recluta!

Inicio / Noticias / ¿Cómo conquistar al reclutador en tu primera entrevista de trabajo?
primera entrevista de trabajo

—¿Qué logros conseguiste en tu última empresa, recluta González? —Un incremento de ventas del 5% respecto al año anterior, Señor. —No sabía que hubiera incrementos tan bajos, recluta González. En esta oficina necesitamos incrementos de verdad. Repite conmigo, voy a conseguir un incremento del 100%

¿Por qué nos atemoriza las entrevistas de trabajo?

Una persona desconocida (el reclutador) nos lanza una serie de preguntas y debemos contestarlas correctamente y con el mínimo margen de error. Posiblemente, nos ponemos nerviosos ante estas situaciones por desconocimiento. Si conocemos las funciones del reclutador y preparamos bien la entrevista, ya tenemos todos los puntos a favor para conseguir el trabajo que deseamos.

Por ello, hemos creado este artículo para ayudarte a conseguir tu objetivo. ¿Cómo? Ofreciéndote unas pautas, sin desperdicio, para conquistar a tu reclutador y superar la entrevista de trabajo. ¡Comenzamos!

Si comprendes al reclutador, estaréis en el mismo bando

Ya tienen tu currículo y te llaman para ofrecerte una oportunidad. Esta única oportunidad es una entrevista personal donde debes ganarte la confianza del tan temido reclutador.

Aparte de tu valía y tu experiencia profesional, puedes triunfar en tu próxima entrevista de trabajo si comprendes la labor que desempeña un reclutador. Te prometo que, después de leer el artículo, ya no verás al reclutador como un ser temible, sino como un ser humano que desea lo mejor para la empresa donde desempeña sus funciones.

Para lograr tener éxito, tu deseo de éxito debe ser mayor que tu miedo al fracaso. Bill Cosby

Si crees de verdad que tu trabajo será bueno para la empresa a la que optas, ya tienes medio camino recorrido; si no, el puesto será para otro candidato más centrado. No quieres quedarte sin tu puesto, ¿verdad? Entonces, continúa leyendo.

Es momento de empatizar con el reclutador, para ello vamos a conocer sus funciones para saber qué es lo que desea. Si conoces sus labores y deseos, todo será más fácil.

¿Qué desea un reclutador?

—Quiero que seas lo mejor para la empresa y apretarte la mano para decirte: El trabajo es tuyo, recluta Pérez.

Un reclutador debe encontrar al trabajador ideal para la empresa basándose en una serie de requisitos solicitados. Esta lista de requisitos no deja de ser solo una descripción detallada del puesto solicitado.

¿Y…? Como los humanos no somos máquinas, el buen reclutador tiene que ver más allá de que cumplas o no alguno de los requisitos iniciales solicitados por la empresa. Debe vislumbrar algo más que una simple lista donde la única opción es si cumples o no.

Un reclutador de verdad va a saber cómo piensas, qué intereses laborales tienes, qué compromiso mostrarás, qué puedes ofrecer a la empresa, cómo eres…

Por todo esto, se podría decir que un reclutador es un verdadero cazatalentos. Un cazatalentos que no parará hasta dar el apretón de manos a la persona más adecuada para decirle: “Enhorabuena, el puesto es tuyo”.

¿Tú tienes talento? Si es así, demuéstraselo… o se lo demostrará otro.

Ahora que ya conocemos al reclutador, ¿a que no es tan temible como pensábamos? Él/Ella o tú tenéis algo en común: ofrecer lo mejor de sí mismo para que la empresa siga creciendo. ¡Gánate su confianza! Te decimos cómo.

¿Cómo enamorar a tu reclutador?

Tu labor debe comenzar antes de la entrevista. Debes conocer la empresa para la que trabaja el entrevistador. El reclutador ya te estudió previamente; tú debes estudiar a la empresa a la que optas para estar en igualdad de condiciones.

¿Y qué debes saber de la empresa? Te lo detallamos a continuación.

¿Qué saber de la empresa antes de una entrevista de trabajo?

El conocimiento es poder. Esta máxima también es aplicable para conseguir tu puesto de trabajo. Por ello, debes sacar a relucir todas tus dotes detectivescas para conocer en profundidad la empresa donde quieres trabajar.

Saber de verdad todo sobre la empresa, será tu mejor arma para enfrentarte a las preguntas que realizará el reclutador. Te facilitamos los puntos más importantes que te facilitarán esta labor elemental, mi querido Watson.

Historia de la empresa: saber cuándo se fundó, quién o quiénes son sus fundadores. Por qué se fundó y qué objetivos, enfoque y motivación de la compañía. Además, saber su ubicación exacta o ubicaciones —en el caso en que esté en diferentes localizaciones—.

Debes saber la cultura empresarial, leer sus catálogos, servicios, presencia en distintos territorios, mercados en lo que trabaja o a los que opta, principales clientes o colaboradores. También, buscar noticias en medios u opiniones en google, además de analizar sus redes sociales. Incluso, no estaría de más conocer a su competencia —sí, las empresas dedican bastantes recursos en “controlar” a su competencia—.

Con esta investigación ya es suficiente para tener una idea global de la empresa donde optas a trabajar. Todos estos datos te ayudarán a resolver exitosamente preguntas como ¿Por qué quieres trabajar en esta empresa? ¿Qué te interesa de nosotros? o ¿Qué nos puedes ofrecer con tu labor? Además, todo este conocimiento previo te ayudará a desenvolverte mejor y con más seguridad en los primeros días de trabajo. Merece la pena este pequeño esfuerzo, ¿no?

¡Continuamos!

Repasa tu currículo antes de la entrevista

A veces, la memoria juega una mala pasada y te puedes equivocar a la hora de dar un dato concreto. Por ello, conviene repasar tu C.V. antes de la entrevista de trabajo. Con ello te asegurarás que no tendrás ningún problema al respecto. ¡Solo te llevará unos minutos y evitarás muchos males! Además de repasar el currículo, te ofrecemos más consejos para superar la entrevista laboral.

¡Atiende a estos consejos, recluta!

Explícate con claridad

Debes tener unos puntos en cuenta para “venderte mejor”. Te los detallamos.

  • Experiencia laboral: tiempo en que estuviste en cada empresa y nombre de la empresa. Si no tienes experiencia laboral, esto mismo es aplicable a los estudios realizados.
  • Habilidades: es importante que muestres las habilidades que adquiriste en cada sitio y que puedas desempeñar en la nueva empresa a la que optas.
  • Logros: cualquier logro que realizaras será bienvenido por el reclutador. Estos logros también pueden ser en tu formación, en el caso de que optes a tu primer empleo.
El éxito llega para todos aquellos que están ocupados buscándolo. Henry Thoreau

La unidireccionalidad solo en televisión

¿Qué quiero decir con este titular? Te lo explico.

El reclutador te pregunta y tú respondes; vuelve a preguntar, vuelves a responder; y así sucesivamente. ¿Lo ves normal? La mayoría de candidatos, sí. Por ello debes mostrar un poco de iniciativa y romper esta unidireccionalidad incómoda. No se trata de un interrogatorio y por ello, también debes realizar alguna pregunta al reclutador. Tampoco es plan de que lo interrumpas así de primeras, solo cuando la lógica y el sentido común te lo diga…

Por ejemplo, si en tu previa labor de investigación te surgió alguna duda como ¿Cuál es el objetivo principal de la empresa en estos momentos? Es el momento perfecto para preguntarle al reclutador. Si muestras interés en la empresa, suscitarás también su interés. Somos humanos y como tales, nos gusta que se interesen por nosotros o por la empresa en la que trabajamos.

A veces, la imagen vale más que mil palabras

Muchas empresas tienen código de vestimenta; esta oficina, no.

La imagen visual que desprendas en la entrevista puede ser crucial. Sabemos que lo importante de un regalo es la intención y el contenido, pero también el modo de presentarlo. Esto es aplicable a las entrevistas de trabajo.

Para que aumentes tus posibilidades laborales, debes investigar cómo es el atuendo habitual de los trabajadores que están contratados en la empresa a la que optas. Es importante conocer el código de vestimenta de la empresa. Para ello, puedes investigar cómo visten sus empleados antes de la entrevista para ver si van formales, casuales, elegantes, de traje… Otra buena idea es buscar en la web de la empresa o en sus redes sociales imágenes donde se pueda ver el atuendo de los trabajadores. Está claro que es más importante tu interior, pero todo, incluso la vestimenta, va sumando para lograr el éxito. Le entrarás por los ojos al reclutador.

¿Cómo ir vestido a la entrevista de trabajo?

Empezamos con un ejemplo, ¿no quedaría extraño que fueras de traje y corbata, o con excesivo maquillaje, a una entrevista donde el puesto de trabajo al que optas no requiere que lleves esa vestimenta? Peor todavía sería si te sientes disfrazado con traje formal o no es de la talla adecuada.

Aunque, en muchas empresas, llevar vaqueros y camiseta es el código de vestimenta adecuado —Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, lleva una camiseta gris todos los días para trabajar— lo mejor es ir un paso más en elegancia a lo común. Así nunca fallarás.

Steve Brown, reclutador y director de Empiric, nos aconseja ir un poco más formal de lo habitual en el día a día de la empresa. Por ejemplo, si eres hombre y en el trabajo llevan pantalón vaquero y camiseta, puedes ir tranquilamente con pantalón informal y camisa. En el caso de que vistan con pantalón y camisa, no habría problema con que fueras de traje informal o traje casual. Lo mismo es aplicable con la vestimenta femenina.

Lo mejor es no llevar nada estridente que despiste al reclutador. Por ello, son preferibles los tonos de color discretos a los tonos llamativos.

Casi sobra decir que lleves ropa limpia y planchada, y que vayas perfectamente aseado/a y peinado/a. Si tienes tatuajes o piercings, es recomendable ocultarlos. En estos casos es mejor llevar una apariencia elegante y neutra para que el reclutador solo se fije en tu valía —que es lo más importante para la empresa—.

Muestra tu interés por el puesto de trabajo al que optas

Debes mostrar al reclutador que te encanta la propuesta de empleo y que empezarías a trabajar nada más termines la entrevista o al día siguiente. Tienes que ir a por todas. Durante la entrevista debes mostrarte, en todo momento, ilusionado con trabajar en la empresa del reclutador. ¡Seguro que con estos consejos y tu valía logras tu puesto de trabajo! Y….

Si la oportunidad no llama, construye una puerta. Milton Berle

Y si todavía no te han llamado para una entrevista de trabajo, debes mejorar tu formación y experiencia laboral. Campus Training te puede ayudar a formarte en lo que tú elijas, además dispones de prácticas profesionales que serán vitales para conseguir tu entrevista de trabajo.

Si consideras útil este artículo, compártelo para mejorar la situación laboral de tus amigos y familiares. Este conocimiento puede ayudarlos a conseguir trabajo o a mejorar su situación laboral.

Juan de Campus Training

22 agosto, 2017

Compartir
Archivado en

Boletín de noticias

Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en