Busca tu centro 910 323 790 607 70 54 34
Contacto
Campus Virtual

¿Cuáles son las técnicas generales de laboratorio?

Si quieres saber cuáles son las técnicas generales de laboratorio, en qué consisten y cómo puedes aprenderlas, aquí te lo explicamos.
cuales-son-tecnicas-generales-laboratorio

    Si quieres saber cuáles son las técnicas generales de laboratorio, en qué consisten exactamente y cómo puedes aprenderlas, en este artículo encontrarás respuesta a todas tus dudas.

    ¡Sigue leyendo para conocer todos los detalles!

     

    ¿Qué son las técnicas de laboratorio?

    Cuando hablamos de técnicas de laboratorio, nos referimos a aquellos procedimientos estándar que se utilizan habitualmente para la manipulación, preparación y análisis de muestras dentro de un laboratorio químico.

    A continuación, repasaremos algunas de las técnicas más conocidas en este ámbito.

     

    Icono Chat

    ¡Fórmate en Curso de Especialista en Análisis Clínicos de Laboratorio!

    Descarga gratis la guía formativa Guía

    Técnicas generales de laboratorio: ¿cuáles son las más importantes?

    Efectivamente, aunque existe una gran variedad de técnicas generales de laboratorio, quizás las más utilizadas en el día a día de la práctica profesional son las siguientes:

    Cristalización

    Se trata del proceso de formación de un sólido cristalino, ya sea a partir de un producto fundido o bien a partir de una disolución.

    En caso de que no se pueda lograr el resultado deseado en un primer proceso, es posible repetirlo. Se trataría, entonces, de un supuesto de recristalización.

    Centrifugación

    Consiste en colocar la muestra en un recipiente que se hace girar a una elevada velocidad.

    De este modo, gracias al efecto de la fuerza centrífuga, se logra separar, aislar o concentrar determinadas partículas suspendidas en un líquido.

    Para algunos tipos de muestras, se trata de una técnica de laboratorio de separación de partículas mucho más rápida que la simple decantación o filtración (que explicaremos a continuación).

    Decantación

    Como ya sabrás, la decantación es un proceso de separación de sólidos de líquidos que consiste en dejar que el sólido se deposite en el fondo del recipiente, manteniéndolo en reposo durante un determinado periodo de tiempo.

    También puede utilizarse para separar dos líquidos que no se mezclen homogéneamente (no miscibles). Por ejemplo, agua y aceite.

    Filtración

    En este caso, se trata del proceso de separación de partículas sólidas presentes en un líquido, que se realiza mediante el empleo de un material poroso denominado filtro (que habitualmente será de papel).

    Es posible realizar la filtración simplemente por gravedad, o bien utilizar otros procedimientos para impulsar la muestra. Es el caso, por ejemplo, de la filtración al vacío, que es mucho más rápida que la que se vale solo de la fuerza de la gravedad.

    Disolución

    La técnica de la disolución consiste en incorporar un sólido, un líquido o un gas dentro de otro líquido al que se unen. Por tanto, los componentes de la disolución son dos:

    • El disolvente: es el líquido al que se incorpora el sólido, líquido o gas que se quiere disolver.
    • El soluto: es el elemento que se incorpora al disolvente y que, por tanto, representa la menor proporción dentro de la disolución resultante.

    Sin duda, esta es una de las técnicas generales de laboratorio más básicas y sencillas de realizar.

    Precipitación

    Se utiliza con la finalidad de separar un componente determinado, dentro de una mezcla.

    Así, básicamente, se trata del proceso de obtención de un sólido (el denominado «precipitado») a partir de una disolución.

    Existen distintas técnicas para lograr este resultado:

    • Mediante la evaporación del líquido disolvente.
    • A través de una reacción química (en la que se utiliza un reactivo llamado precipitante).
    • Mediante un enfriamiento repentino de la disolución.
    • Por un cambio de polaridad del disolvente.

    En cualquier caso, suelen ser necesarios procesos adicionales para un mejor aislamiento o depuración del precipitado. Por ejemplo, utilizando la filtración o la decantación y, finalmente, la cristalización.

    Cromatografía

    Es una técnica de separación de los componentes de una mezcla compleja, a través de la distribución de los mismos entre dos fases: una estacionaria y otra móvil.

    Este procedimiento se basa en las diferencias existentes en el coeficiente de partición de los compuestos a separar.

    Existen diferentes tipos de cromatografía, de entre las que destacan las siguientes:

    • Cromatografía en papel
    • Cromatografía en capa fina
    • Cromatografía en columna
    • Cromatografía de gases
    • Cromatografía líquida de adsorción
    • Cromatografía líquida de intercambio iónico
    • Etc.

    Destilación

    Se trata de una de las técnicas de separación de líquidos más utilizadas en el laboratorio.

    Esencialmente, consiste en evaporar los componentes más volátiles de un líquido, mediante la aplicación de calor. Posteriormente, se lleva a cabo un proceso de enfriamiento de ese vapor hasta recuperar aquellos componentes, ahora ya en forma líquida (a través de un proceso de condensación).

    De nuevo, existen distintos tipos de destilación, de entre los que podemos destacar los siguientes

    • Destilación simple, ya sea a presión reducida o a presión atmosférica
    • Destilación fraccionada (que también puede ser a presión atmosférica o reducida)
    • Destilación por arrastre de vapor

    Otras técnicas generales de laboratorio

    Además de las que hemos visto, podemos al menos mencionar brevemente otras técnicas que también suelen utilizarse en laboratorio:

    • Levigación
    • Espectrofotometría
    • Pulverización
    • Desecación
    • Evaporación

     

    La importancia de una buena formación para trabajar en un laboratorio

    Si quieres trabajar en un laboratorio, aplicando estas y otras técnicas, es fundamental que cuentes con una formación adecuada.

    Idealmente, debería combinar teoría y práctica, de modo que puedas terminar los estudios con un conocimiento más directo de los procedimientos y tareas que conformarán tu trabajo diario.

    En este sentido, una buena opción es el Curso de Especialista en Análisis Clínicos de Laboratorio que te ofrece Campus Training, con acreditación de la Universidad Católica de Murcia. Así, esta formación dedica un módulo completo (el módulo 2) a estudiar las técnicas generales de laboratorio que acabamos de mencionar.

    Además de la flexibilidad de ritmo y horarios que te ofrece este curso, tendrás también la posibilidad de realizar prácticas profesionales para adquirir una experiencia directa de las tareas habituales en cualquier laboratorio.

     

    En definitiva, ahora que ya sabes cuáles son las técnicas generales de laboratorio y cuál es su importancia para la práctica profesional, ¿te animas a completar tu formación en este campo?

    Si te interesa, no dudes en pedirnos más información sin compromiso, a través del formulario de contacto que encontrarás en esta página.

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    Img_1
    ¡Adivínalo gratis!
    Recibe información gratis sobre Curso de Especialista en Análisis Clínicos de Laboratorio
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training
    • Por favor, escribe un número entre 0 y 90.
    • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

    Artículos relacionados

    Cursos relacionados

    Curso de Especialista en Análisis Clínicos de Laboratorio
    Curso de

    Especialista en Análisis Clínicos de Laboratorio

    Ver formación

    Nuestros sellos de calidad

    Indicador ARDAN 2022
    Sistema Nacional de Empleo