Cuando el Amor es la Medicina: Terapia Asistida con Animales

La Terapia Asistida por Animales interviene en el proceso de rehabilitación de un paciente mediante la interacción con un animal.

Inicio / Noticias / Cuando el Amor es la Medicina: Terapia Asistida con Animales
Beneficios de la Terapia Asistida por Animales

Animales y humanos juntos para un buen fin.

¿Quién no ha tenido una experiencia positiva con animales? No veo ninguna mano levantada en la sala. ¿Por qué será?
Un caballo, un perro o un gato, por citar una pequeña muestra del mundo animal, pueden ser grandes sanadores cuando pasamos por un mal momento.

Para las personas que tienen una compañía animal es de sobra conocido que su amor incondicional reconforta y aporta tranquilidad en los momentos de estrés. Que los animales nos pueden ayudar a mitigar las patologías que nos afectan en el plano social, emocional y cognitivo es algo que conoce muy bien la Terapia Asistida con Animales (TAA). Una profesión en auge para la que ahora te puedes preparar en Campus Training y de la que te contamos todos los detalles. ¡Atento!

Beneficios de la Terapia Asistida por Animales

La Terapia Asistida por Animales interviene en el proceso de rehabilitación de un paciente mediante la interacción con un animal. Para estas funciones, tanto el animal como el guía deben reunir unos criterios específicos relacionados con la enfermedad a tratar. Por ello, no es lo mismo realizar una terapia con ancianos que con niños.

Animales y guías trabajan juntos para mejorar las salud física y emocional del paciente.

El terapeuta que forma parte de esta terapia debe fijar unos determinados objetivos para cada enfermo, individualmente, y midiendo y evaluando todo el proceso. Los animales como el perro o el gato, tan unidos a los humanos, pueden ser utilizados en diversos programas dependiendo de los objetivos que se deben obtener en cada terapia. Estos seres peludos nos pueden ayudar a mejorar nuestra salud física, emotiva y mental:

  • Mejorar las destrezas motoras.
  • Disminuir la presión arterial.
  • Mejorar las habilidades en una silla de ruedas.
  • Aumentar la atención.
  • Incrementar la autoestima.
  • Reducir la ansiedad o la soledad.
  • Aumentar la interacción con las personas, ejercitarse o involucrarse en actividades en grupos, etc.

El ronroneo del gato puede provocar un efecto curativo similar al de los ultrasonidos usados por médicos.

“Si de veras llegásemos a comprender, ya no podríamos juzgar”.

Esta frase es del novelista francés André Malraux y resulta idónea para ayudarnos a comprender la importancia de no ser juzgados en caso de enfermedad. A muchas personas no les gusta que sus semejantes las vean tristes, desvalidas, sin sus capacidades mentales a pleno rendimiento… tienen miedo, tenemos miedo a ser juzgados por otras personas…

Aquí es donde entran en juego nuestros animales afectivamente más cercanos. El amor de los animales de compañía es totalmente incondicional. Y esta incondicionalidad es muy importante a la hora de tratar diferentes enfermedades físicas o mentales. A los perros y gatos, animales más comunes en las terapias, les interesa poco nuestro aspecto físico, nuestra edad, si estamos gordos o flacos, si cojeamos, si tenemos una enfermedad infecciosa o nos falta una extremidad. Ellos nos aceptan tal y como somos —y estamos— en ese momento. Se trata de seres cariñosos que no nos juzgan e intentan comprendernos. ¿Y a quién no le gusta estar con alguien que no lo juzgue?

Combatiendo la soledad

Desgraciadamente, es común que muchos ancianos en residencias sufran problemas de salud derivados de la soledad. No suelen recibir las visitas que desearían y la soledad los va aislando, perjudicando gravemente su estado físico y emocional. Cada vez más perros y gatos son llevados a las residencias para mejorar su salud: centran la atención de los ancianos gracias a sus movimientos juguetones; se dejan acariciar y piden afecto; estimulan mentalmente; provocan risa; en definitiva, mejoran la calidad de vida de los ingresados. Gracias a estas mejoras, estas terapias son cada vez más solicitadas, lo que convierte a los profesionales en TAA en un colectivo muy solicitado.

Otros ámbitos de la Terapia Asistida con Animales

Además, la Terapia Asistida con Animales no solo está en el ámbito de la salud como hospitales o residencias: las cárceles, por citar un ejemplo, también son visitadas por los terapeutas y sus peludos compañeros de cuatro patas… En España existen unos 17 programas de TAA en prisiones destinados a los internos con mayores carencias afectivas, emocionalmente inestables y con dificultades para controlar su conducta. Los presos, en pequeños grupos y bajo supervisión de un equipo multidisciplinar, se dividen en el cuidado de un animal. En todo momento se analizan los resultados con la intención de mejorar la autoestima de los reclusos, reducir su ansiedad, depresión o actitudes violentas y fomentar el sentido de la responsabilidad, entre otras mejoras. Estas terapias ofrecen una segunda oportunidad a los presos para ayudarlos a reinsertarse en la sociedad.

Una profesión de futuro

Términos como delfinoterapia, equinoterapia, caninoterapia, gatoterapia… serán cada vez más comunes y se utilizarán en más ámbitos. Estamos presenciando como una nueva profesión está surgiendo para el beneficio de la población. Una profesión aliada de la medicina y la psicología, sin fármacos, donde el afecto y la naturaleza de los animales ayuda a los menos favorecidos. ¿No te gustaría trabajar como terapeuta? Ahora, con nuestra formación en Terapia Asistida con Animales, ya puedes convertirte en un Terapeuta y comenzar a trabajar… ¡Codo con pata!

Juan de Campus Training

1 Agosto, 2017

Compartir
Etiquetas

Boletín de noticias

Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en