Cómo desconectar en vacaciones

¿Tienes dificultades para olvidarte del trabajo y desconectar durante tus vacaciones? Si te cuesta dejar a un lado las obligaciones laborales, no te pierdas nada de este artículo donde te contamos cómo desconectar en vacaciones.
desconectar en vacaciones
Logo Campus Training
RR. HH. 22 de septiembre de 2021

    ¿Tienes dificultades para olvidarte del trabajo y desconectar durante tus vacaciones? El período vacacional ha de ser un tiempo para recargar pilas, cultivar tus hobbies, darle prioridad a tu ocio y a tu descanso para volver al trabajo con más ganas y motivación. Si te cuesta dejar a un lado las obligaciones laborales, no te pierdas nada de este artículo donde te contamos cómo desconectar en vacaciones

     

    Consejos para desconectar del trabajo en vacaciones

    Un reciente estudio de Ranstad señala que el 30% de los trabajadores no logra olvidarse del trabajo durante sus vacaciones.  Entre las razones de esta imposibilidad están la incapacidad para desvincularse mentalmente de los temas laborales, la imposibilidad de delegar en el equipo o en cualquier compañero, no querer desvincularse de sus ocupaciones o mantener el contacto con la empresa por iniciativa propia.

    En la desconexión del trabajo influyen muchos factores, desde la edad o el sexo al nivel de compromiso y responsabilidad. Desconectar del trabajo y más en vacaciones es una cuestión vital si queremos cuidar nuestra salud. Si pasas largos períodos de tiempo sin descansar de tus tareas laborales puedes sufrir consecuencias como ansiedad, estrés, irritabilidad…Si necesitas estar en contacto permanente con el trabajo fuera de tu entorno laboral o de tus horarios, tu mente estará siempre en estado de alerta sin posibilidad de desconectar. Para evitar estas situaciones, te proponemos algunos consejos para desconectar en vacaciones:

    • Practica la desconexión digital. Trata de mantenerte lo más alejado posible de tu teléfono, sobre todo si tienes acceso a mail, redes sociales o grupos de trabajo. Puedes silenciarlos, desviar las llamadas a otro teléfono de tu oficina o configurar el mail para que por defecto salte un mensaje predefinido y avisar a quien te escriba que estás de vacaciones. Evita consultar redes sociales de trabajo o relacionadas con él mismo y reduce el tiempo de conexión con tu smartphone. Te recomendamos incluso que lo dejes en casa durante varias horas o incluso días. Si eres autónomo, esta parte puede costarte más trabajo. Te recomendamos que avises a tus clientes de que estarás unos días desconectado y que a la vuelta resolverás todas sus peticiones.
    • Toma un tiempo considerable de vacaciones. Si es posible y tu empresa te lo permite, trata de que tu período fuera de la oficina sea al menos de dos semanas. Este es el tiempo recomendable para conseguir relajarse y divertirse sin pensar en nada más. A partir de los 15 días fuera del entorno de trabajo es posible que ya estés listo para volver a la rutina con energía renovada. Sin embargo, los expertos determinan como el tiempo ideal tres semanas de vacaciones continuadas.
    • Aprende a delegar. Si tienes un cargo de responsabilidad deja un plan trazado antes de tus vacaciones. De esta forma las tareas estarán claras y asignadas durante tu ausencia. Pide que no se te moleste o que solo se haga por temas muy urgentes que no pueda solucionar otra persona. 
    • Apuesta por actividades físicas y de ocio. El deporte o las actividades organizadas para explorar nuevos lugares te ayudarán a desconectar y a concentrarte en tu bienestar. El contacto con la naturaleza es clave para lograr un estado mental de calma y para mejorar tu ansiedad o tu nivel de estrés. Es importante también no sobrecargarte de actividades y dedicar algunos días a la contemplación, el descanso absoluto y a no hacer nada sin sentir culpabilidad por ello.
    • Olvídate de los horarios. No planifiques tus vacaciones como si fueran un trabajo. Si realmente quieres desconectar no te pongas horarios, ni despertador, no te obsesiones con hacer cientos de actividades o visitar miles de lugares o monumentos. Te recomendamos que dejes el reloj en casa y que no te autoimpongas una agenda sino que te dejes llevar sin presiones ni cronogramas.
    • Exige a tu empresa o clientes que respeten tu tiempo de vacaciones. Las vacaciones en la empresa deben estar reguladas y contempladas en el convenio. Por tanto, debes exigir que se respeten al máximo tus días libres, que no se te moleste en ese período porque tienes derecho a ese descanso. Lo mismo con tus clientes, si eres autónomo. En este caso, con una buena previsión y comunicación con ellos podrás avisarles de tus planes, dejar temas cerrados y así evitar que te llamen durante tu momento de vacaciones.
    • Cuida tu compañía y tus hábitos. Para desconectar en vacaciones es importante también saber con quién viajar. Evita viajar con gente del ámbito laboral y si lo haces evita hablar de temas relacionados con el trabajo. Cuida tu alimentación y mantén hábitos de vida saludables para volver con mayor energía y menos cansado. Aprovecha para dormir y descansar más de lo habitual.
    • Desconecta aunque no viajes. No es necesario hacer un gran viaje para desconectar del trabajo. Si no puedes irte lejos, puedes aprovechar para conocer más tu entorno, sumergirte en la naturaleza, practicar hobbies aparcados o aquellas actividades que sueles posponer por falta de tiempo.

     

    Beneficios de desconectar en vacaciones

    Solo si despejas de tu mente todas las preocupaciones laborales y obligaciones vas a lograr un descanso reparador durante las vacaciones. Si lo logras esto va a tener un beneficio para tu salud física y mental y vas a regresar al trabajo lleno de energía y ganas de llevar a cabo tus tareas. Es decir, será un trabajador más eficiente y productivo. Además, alejarse de los problemas ayudará a pensar en ellos de manera diferente, a relativizarlos y a encontrar nuevas soluciones.

    Entre los beneficios de desconectar del trabajo durante tus vacaciones están algunos como la aparición de nuevas y mejores ideas al no tener estrés y ver todo desde otra perspectiva. Después de un periodo de vacaciones, vas a volver al trabajo más descansado y por tanto con mucha más motivación e implicación en los proyectos. 

    A nivel personal, desconectar te servirá para mejorar las relaciones personales con la gente de tu entorno, a dedicarles tiempo, a conocerlos más y a autoconocerte, a estimular tu sistema inmunológico, a reducir tensión muscular, mejorar tu estadio de ánimo e incluso a prevenir la depresión.

    Una vez consigas esta desconexión, es también necesario prepararse para volver a tu puesto de trabajo sin que esto suponga un trauma o sin que sufras el tan temido síndrome postvacacional.  Se trata de un estado emocional de rechazo a la vuelta al trabajo tras un período largo de vacaciones. La principal causa es el horario irregular, seguida del cambio en el ritmo diario y en los ciclos y rutinas cotidianas, cambio en las comidas y sobre todo, en nuestra actividad social y de relaciones. A ellos se le puede sumar la vuelta a un entorno de demandas y exigencias y a un ritmo que nos hace modificar de forma abrupta nuestros hábitos de las últimas semanas.

    Para ello es necesario que readaptes tus horarios de forma progresiva en los últimos días de tus vacaciones para que el impacto y la adaptación sea más fácil. Intenta practicar el mindfulness y no pensar demasiado en la vuelta al trabajo hasta que sea del todo inminente. 

    Intenta quedarte con hábitos saludables si los has logrado alcanzar durante tus vacaciones. Por ejemplo, dedica tiempo para el deporte, la lectura o cualquier otro hobbie que te ayuden a continuar desconectando tras incorporarte al puesto de trabajo.Intenta planificar mejor tu tiempo y tener un plan de trabajo establecido para respetar más tus horarios, no llevarte trabajo a casa y tomar como norma habitual respetar el tiempo de desconexión y descanso para ti. 

     

    Peligros de no desconectar en vacaciones

    No ser capaz de desconectar del trabajo, durante tus vacaciones o en general a lo largo de tu vida, puede suponer un problema importante que derivará en una serie de peligros para tu salud física o mental.

    Entre estos peligros están consecuencias físicas como jaquecas crónicas, cefaleas, aumento de la tensión arterial y un sistema inmune mucho más debilitado. A nivel mental estar en permanente conexión mental con el trabajo puede producir estrés, ansiedad, monotonía, insomnio, fatiga, problemas alimenticios irritabilidad o insatisfacción personal.

    Tu vida social se va a ver reducida o se limitirá al ámbito de los compañeros de trabajo con los que solo tratarás temas laborales. A nivel personal, dedicar poco o nada de tiempo a tu familia, amigos o pareja, puede traer consigo rupturas o alejamiento en tu círculo íntimo.

    En definitiva, la falta de concentración, la disminución del rendimiento, la pérdida de motivación, la irritabilidad o la pérdida de paciencia son también consecuencia de una permanente conexión con el trabajo y con tus obligaciones laborales.

    Ahora ya tienes claro, cómo desconectar del trabajo en vacaciones y sobre todo, la importancia de hacerlo para tu salud física y mental  para poder seguir siendo un trabajador productivo y motivado en tu oficina o en tu propio negocio. 

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!
    Logo Campus Training
    RR. HH. 22 de septiembre de 2021
    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!