Diseño de interiores, historia desde dentro

Diseño de interiores, historia y los momentos decisivos de esta gran profesión hasta hoy. Una crónica con datos que te sorprenderán. ¡No te la pierdas!
Inicio / Noticias / Diseño de interiores, historia desde dentro
Marta Sánchez Galindez 29 octubre, 2019

diseno de interiores historia

Si has visto la afamada serie televisiva Mad Men y ha dejado huella en ti, no solo es por Don Draper. Seguro que te cautivaron sus oficinas de la agencia de publicidad, su mobiliario y el buen gusto de sus decorados. Sin embargo, la fascinante profesión de interiorista no ha nacido ayer, ni tampoco en el siglo XX. ¡Qué va! Descubre dónde surgió el diseño de interiores, su historia y mucho más.

Estudiar interiorismo para convertirlo en tu profesión, cien por cien creativa y con una gran proyección, es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Sobre todo, si te encantan el arte y la decoración como me ocurre a mi. Hasta ahí bien, pero seguro que te pica el gusanillo sobre los orígenes de este apasionante mundo: dónde surge el diseño de interiores, su historia… ¿A quién se le ocurrió por primera vez?

Diseño de interiores, historia y evolución

Desde que el hombre ha tenido una morada donde vivir se ha esforzado por ambientar sus espacios para que fueran no solamente cómodos y prácticos, sino también más bonitos. Es la esencia de esta profesión de futuro, tan ligada al mundo de la arquitectura. Por cierto, si la decoración te llena y emociona te invito a que leas este artículo sobre el diseño de interiores: ventajas y desventajas de esta profesión.

Creo que el amor por el interiorismo siempre ha estado ahí. No es una exageración afirmarlo, y lo apasionante es ver su evolución en el tiempo. ¡Una pasada!

  1. Las pinturas rupestres.  La Historia de la humanidad está llena de ejemplos que demuestran lo importante que ha sido siempre personalizar los interiores donde han vivido las personas, al margen de las civilizaciones y sus costumbres y culturas. ¿Por qué no remontarnos a las cuevas prehistóricas y sus pinturas rupestres? Aunque ante todo fueron concebidas para narrar historias, por sí solas son las primeras manifestaciones artísticas dentro de habitáculos. Y desde luego, también sirvieron para hacerlos más cálidos y bonitos.
  2. El antiguo Egipto. Ahora bien, si la historia del diseño de interiores tiene un origen concreto, hay que buscarlo en el antiguo Egipto. ¿Cómo definir si no la decoración de la pirámides y tumbas de altos funcionarios y faraones? Sus interiores no solo lucían una riquísima ornamentación para la vida eterna; al mismo tiempo eran una perfecta demostración de funcionalidad. No olvidemos que se equipaban y adornaban con todo lo necesario para proveer a los difuntos de grandes comodidades en el más allá. El diseño interior de estas construcciones fue tan detallado que incluyó pasadizos y túneles secretos. Increíble, ¿verdad?
  3. El Imperio Romano. También ha dejado un importante legado a esta profesión, que los romanos practicaron con inteligentes propuestas. Por ejemplo, promovieron el concepto de diseño interior en sus edificaciones, igual de importante que su espacio exterior. Y en las viviendas de las clases adineradas su distribución era bastante actual. En ella ya se planteaba la disposición de diversas habitaciones con distintos usos, desarrollando un gran sentido del confort. Total, ¡nada!

Y como antes hablábamos de la serie Mad Men, ahora te propongo que te tomes un descanso para ver cómo lograr el look de las estancias de la serie con los consejos de este vídeo. ¡Luego continuamos!

La explosión de las artes y la creatividad

Te sigo contando sobre el diseño de interiores, historia y grandes momentos. Por ejemplo, la etapa de esplendor vivida durante el Renacimiento italiano. Este movimiento permitió que los palacios y viviendas de gobernantes y nobles fueran decorados, nada más y nada menos que por el gremio de artistas.

Convertidos en singulares diseñadores, introdujeron novedosas formas y colores en sus salones, dando riendo suelta a su creatividad. Y si algo tiene esta apasionante profesión a día de hoy, es justo eso.

Este gran cambio supuso de alguna manera el comienzo del interiorismo moderno, aunque restringido a las personas más adineradas de las ciudades. O a los monarcas, si se trataba de las cortes europeas. En Francia, el diseño y la decoración fueron durante mucho tiempo privilegio de reyes.

Al menos, así fue desde la monarquía de Luis XIV hasta la de Luis XVI. Ambos no escatimaron en los recursos más lujosos a su alcance para ambientar sus castillos y palacios. Ni en recurrir a los mejores profesionales para firmar sus proyectos decorativos, o para conseguir un mobiliario al que dar su nombre. Así nació el estilo de mobiliario Luis XV.

¡Atención a otra etapa decisiva! Hablamos de la Revolución Industrial. Gracias a ella, todo lo relacionado con la decoración y el interiorismo pasó a ser asequible para todas las clases sociales.

Por fin, sus principios estéticos y funcionales se ponían en práctica en casas más humildes, y a la vez, en otro tipo de espacios como establecimientos comerciales y oficinas. El interiorismo tal y como lo entendemos hoy estaba más cerca: una disciplina capaz de mejorar cualquier ambiente desde el punto de vista estético y funcional, para el bienestar de las personas que usan los espacios.

La primera mujer interiorista

Aquí va otro acontecimiento histórico que te gustará fichar para tu agenda. Aunque hoy en día esta profesión es unisex, para las mujeres del pasado no fue nada fácil adentrarse en un sector exclusivo de los hombres. Las estadounidenses fueron las primeras en ejercerla en el siglo XIX, de una forma bastante similar a como concebimos actualmente el diseño de interiores.

Por su parte, la neoyorquina Candace Wheeler (1827) se convirtió en la primera decoradora y diseñadora textil. Una mujer avanzada a su tiempo, que contó con su propio estudio y todo un equipo de hombres a su servicio, desde arquitectos a electricistas y pintores.

A estas alturas del artículo, te estarás preguntando qué supuso el siglo XX para el diseño de interiores y su desarrollo en el mundo. Pues ante todo, significó la consolidación definitiva de esta disciplina como una verdadera profesión que en la actualidad no para de crecer.

Una profesión que engancha

Ahora que ya sabes cómo nació el diseño de interiores (historia y muchas cosas más), es muy probable que esta profesión te haya cautivado. Te ronda en la cabeza dedicarte a ella… Nuestro Curso de Diseño de Interiores online es todo lo que necesitas para lograr la formación indicada: un exhaustivo programa que se completa con seminarios y clases telepresenciales.

Con él estarás preparado para afrontar proyectos de campos muy variados, ¡cada uno más atractivo que el anterior! Desde decoración de viviendas a diseño de establecimientos comerciales, o  tal vez la creación de escenografías y decorados. Podrás trabajar en estudios de decoración y levantar tu propia empresa cuando tengas experiencia, si es lo que realmente quieres.

Y, por supuesto, lo más importante. El curso contempla prácticas en empresas y estudios del sector, clave para abrirte paso en su campo laboral y ampliar tus contactos. De todas formas, si te apetece saber más, escríbenos rellenando este formulario para obtener más información. ¡Te esperamos!

  • Recibe información gratis y sin compromiso

Marta Sánchez Galindez

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratuita
  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?