Escaparatismo: trabajo y salidas laborales. ¿Merece la pena estudiarlo?

Convertir tu pasión por el escaparatismo en trabajo es fácil con la formación adecuada. Descubre todas sus posibilidades y el perfil que demandan las empresas.
escaparatismo merchanidising
Alicia Pardo Crego
Alicia Pardo 23 de septiembre de 2021

    Las técnicas de venta se hacen cada vez más sofisticadas, pero los clásicos lo son por algo: funcionan, y lo hacen desde siempre. Un ejemplo es el escaparatismo, un trabajo en el que se juega con las formas, las luces y los espacios para dar salida a los productos. No hay mayor reclamo que lo que se ve tras el cristal de un negocio, pero hay que manejar nociones de diseño y publicidad. ¿Tiene salida aprenderlas? ¡Te lo contamos en este artículo!

     

    Diseño de escaparatismo: trabajo en el sector

    Lograr que el cliente entre en el comercio es el primer paso para hacerle comprar. E, incluso si se trata de e-commerce, los negocios demandan una exposición atractiva de sus productos para invitar al clic en su página web. 

    Por todo ello, el escaparatismo es un trabajo con un largo horizonte por delante. El peso de la imagen no deja de aumentar, y marcas como Zara Home la mantienen como uno de los rasgos característicos en su experiencia de compra. 

    Las firmas invierten en escaparatismo y trabajo de marketing para aumentar las cifras de ventas, que pueden incrementarse en torno a un 30% gracias a esta ayuda. Las exhibiciones tienden a rotar con el paso de los meses, por lo que la solicitud de este servicio suele ser constante

    La mayoría de las prácticas van más allá del cristal e incluyen esta estrategia estética en la disposición de sus interiores. El objetivo es persuadir al consumidor al máximo, mostrándole los beneficios de adquirir los productos, como hace Ikea con sus montajes de habitaciones, salones o cocinas.

    Gracias a todo lo anterior, el escaparatismo supone un trabajo de alta demanda. Tan solo en nuestro país, existen más de 60.000 tiendas de moda susceptibles de requerir esta clase de intervenciones, sin contar otros establecimientos como las más de 3.000 librerías o los cerca de 5.000 comercios dedicados a las plantas.

    Especializarse en el sector te permitirá trabajar para estas pequeñas y medianas empresas, pero también para centros comerciales, mercados, eventos y centros culturales. Cada vez más, las tiendas pasan de meros puntos de venta a auténticas exposiciones. ¡Traduce tu creatividad en sus ganancias!

     

    Escaparatismo: trabajo más allá de los maniquíes

    La industria de la moda y de la decoración son los pilares más consistentes sobre los que se sostiene el trabajo de escaparatismo. Pero, a poco que se profundice, las opciones laborales se vuelven infinitas

    Con una formación adecuada, podrás desempeñar multitud de puestos, tanto como empleado en una empresa como por cuenta propia. Un buen proyecto para una marca puede sobrepasar holgadamente los 1.500 euros de remuneración. ¡Descubre cuáles serán tus oportunidades en este cruce entre marketing y estética!

    Diseñador de escaparates

    En escaparatismo, un trabajo habitual es el de Diseñador. El empleo incluye todo el proceso de montaje de esta zona de las tiendas, desde el dibujo de los planos hasta la selección de colores, la colocación de fuentes de luz e incluso la fabricación de los accesorios. La mayoría de los diseños parten de una temática, como el verano o San Valentín, y desarrollan a partir de ella el resto de detalles.

    Especialista de showrooms

    El empaque visual alcanza su máximo apogeo en los showrooms. Se trata de zonas expositivas en las que una firma o varias exhiben sus productos. Esta clase de eventos pueden estar dirigido a los consumidores generales o a otros comerciantes y empresas. En ellos el diseño es crucial, por lo que tu trabajo como escaparatista estará muy valorado.

    Visual Merchandiser

    La experiencia de usuario estará en el centro de tu día a día como Visual Merchandiser. Trabajarás con todos los elementos a tu alcance para que los compradores se sientan a gusto en el comercio, propiciando de este modo las compras.

    Experto en líneas de producto

    Parte de la adquisición de un objeto no depende de su funcionalidad, sino de su aspecto. Perfeccionarlo para que se amolde al plan de marketing será tu meta si te especializas en líneas de producto. Detectarás oportunidades de negocio, apoyarás al departamento de marketing y planearás las pequeñas modificaciones destinadas a incrementar la acción de compra.

     

    Visual merchandising y escaparatismo: ¿son iguales?

    El escaparatismo como trabajo ofrece un campo amplio de especializaciones y cruces con otras disciplinas. Un ejemplo es el visual merchandising, una vertiente de la profesión que suele confundirse con la corriente madre, pero que difiere ligeramente en cuanto a funciones.

    ¿A qué nos referimos? A que un Escaparatista desarrollará su actividad en un área más limitada que un Visual Merchandiser. El primero se centrará en atraer al cliente potencial que pasa por los exteriores del comercio, así como en colocar convenientemente los productos en tienda. 

    El segundo, por su parte, intentará que la experiencia del comprador sea confortable. Para ello, hará uso de elementos como la luz, la letra de los carteles, los paneles informativos o las fragancias, todo con el objetivo de que el usuario quede satisfecho y quiera repetir su visita gracias al ambiente ideado.

    Una profesión puede llevarte fácilmente a la otra, pero lo mejor es que escojas una formación que abarque ambas. De este modo, tendrás todas las herramientas para crear escenarios perfectos, capaces de cautivar a los consumidores desde todas las perspectivas.

     

    ¿Cómo encontrar trabajo en escaparatismo? ¡Pasa del interés a la nómina!

    Dentro del escaparatismo, el trabajo abunda. Esta regla se cumple si dispones de una preparación adecuada, y si potencias una serie de habilidades personales que harán tu perfil más funcional y adaptado a las empresas.

    El punto más importante es que seas creativo y tengas capacidad para trasladar esa imaginación a una escena concreta. Además, debes ser ágil para ajustarte a los plazos, ya que a los negocios no les gusta dejar en sombra durante demasiado tiempo una de sus mayores ventanas. 

    ¿Quieres ser un Escaparatista de diez? Estas son las características que debes potenciar:

    • Buen gusto.
    • Atención a los detalles.
    • Capacidad para trabajar en equipo.
    • Proactividad.
    • Empatía con el consumidor.
    • Habilidades de dibujo y visualización.

     

    Curso de Escaparatismo y Visual Merchandising: ¡Viste de gala los negocios!

    Cualquiera gana vestido de fiesta, inclusive los comercios. Pero el escaparatismo es un trabajo que sobrepasa la mera estética. Más que “poner bonito” un espacio, los expertos de este sector deben dominar nociones de diseño y marketing para hacer fluir hacia las ventas toda la experiencia de compra. Un programa formativo será determinante para emplearte en la profesión y darle por fin toda la utilidad a tu buen ojo.

    El curso de Escaparatismo y Merchandising de Campus Training marcará en ese sentido un antes y un después en tu búsqueda. Nuestra metodología flexible adaptará a tus circunstancias el proceso de aprendizaje, y te enseñará los secretos de la promoción visual con todas las comodidades posibles.

    Las destrezas que consigas quedarán acreditadas por varios títulos, entre ellos el de Especialista en Técnicas Publicitarias. Si te interesa el trabajo de escaparatismo… ¡Pasa a la acción e infórmate!

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!