Estudiar oposiciones trabajando: sí se puede

¿Es posible estudiar oposiciones trabajando? Te enseñamos cómo puedes prepararlas y cómo debes organizar tu tiempo. ¡Tú puedes!
Inicio / Noticias / Estudiar oposiciones trabajando: sí se puede

estudiar oposiciones trabajando

Seguramente la situación ideal para preparar oposiciones sería que pudieses dedicarles el 100% de tu tiempo. Sin embargo, en muchas ocasiones esto no es posible. Por ello, en este artículo te enseñamos cómo puedes estudiar oposiciones trabajando y, aun así, conseguir tu objetivo antes de lo que te imaginas.

¿Es posible estudiar oposiciones trabajando?

Sin duda, es totalmente factible estudiar unas oposiciones trabajando. De hecho, muchísimos opositores han conseguido su plaza de este modo. Y es que no todo el mundo quiere o puede dejar de trabajar para dedicarse al estudio a tiempo completo.

Por tanto, que no te quepa ninguna duda: si quieres, puedes perfectamente preparar una oposición sin dejar el trabajo. Todo es cuestión de que te organices bien y mantengas la motivación durante todo el proceso.

Cómo organizar tu tiempo para estudiar oposiciones trabajando

Los factores más importantes para tener éxito en cualquier oposición son una buena organización del tiempo y mucha constancia y regularidad en el estudio. Por supuesto, si además tienes que trabajar a jornada completa, la organización se convierte en un pilar básico de todo el proceso de preparación.

De este modo, si quieres optimizar tu estudio, puedes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Si tu trabajo te lo permite, busca un horario fijo para estudiar y respétalo a diario. Salvo que tengas un trabajo a turnos, lo mejor es que establezcas claramente cuál va a ser tu jornada de estudio en función de la dificultad de la oposición y el tiempo del que dispongas. Esto te ayudará a adquirir una rutina de trabajo que te facilitará que seas constante en la preparación. Esto es especialmente importante si hace mucho tiempo que no estudias y tienes dificultades a la hora de memorizar.
  • Estudia siempre en el mismo sitio. Busca una habitación tranquila, sin ruidos ni distracciones, donde puedas concentrarte sin dificultad. Si lo prefieres, puedes ir a una biblioteca. En general, disponer de un lugar exclusivamente para el estudio puede ayudarte a estar concentrado desde el primer momento. No obstante, hay personas que prefieren cambiar de sitio de vez en cuando para mantenerse activos y rendir más.
  • No te olvides de programar descansos suficientes para evitar que la saturación haga descender tu productividad. Compatibilizar estudios y trabajo puede llegar a ser agotador si no dejas que tu cerebro descanse lo suficiente (sobre todo si te dedicas a trabajos de oficina).
  • Distribuye el material de la oposición de forma equilibrada en el tiempo del que dispongas hasta los exámenes. Así evitarás los atracones de última hora y podrás dejar un buen margen para los repasos.
  • Un buen sistema para organizar tu estudio puede ser el de la repetición espaciada. Esta técnica consiste en alternar el estudio de un tema nuevo con el repaso de alguno de los ya estudiados, espaciando cada vez más los repasos de cada tema. De este modo te será más fácil afianzar los contenidos en tu memoria a largo plazo.

Beneficios de estudiar unas oposiciones mientras trabajas

Aunque no es fácil estudiar unas oposiciones trabajando, también tiene su parte positiva. En este sentido:

  • Te permite mantener unos ingresos regulares, lo que te facilita adquirir un material de estudio de calidad o asistir a un buen centro de preparación de oposiciones.
  • Al disponer de menos tiempo, es probable que tengas un rendimiento superior. De forma consciente o no, intentarás sacar el máximo partido a tu tiempo de estudio, aprovechando al 100% cada sesión.
  • Te permite tener una mayor variedad en tu día a día. Si solo te dedicas a estudiar, a veces es fácil perder el contacto con el exterior, cayendo en la monotonía o, incluso, en un cierto aislamiento. Por el contrario, la interacción con tu entorno laboral te permite mantenerte conectado con la actualidad y seguir enriqueciendo tu experiencia.
  • Por último, si ya trabajas en alguna Administración (a través de bolsas de trabajo o como interino), la experiencia que adquieras puede servirte tanto para mejorar tu preparación como para una posible valoración de méritos en el proceso selectivo.

Estudiar oposiciones trabajando: necesitas un sistema flexible

Sin duda, cuando decides estudiar unas oposiciones sin dejar de trabajar, es esencial que cuentes con un sistema de preparación flexible.

En este sentido, probablemente no puedas permitirte desaprovechar el tiempo en desplazamientos ni, tal vez, acudir a clase con regularidad. Debes, por tanto, buscar una metodología que se adapte a tus circunstancias laborales y al tiempo que tengas disponible.

Para ello son ideales los sistemas de preparación a distancia, con apoyo de alguna plataforma online y, siempre que sea posible, con la posibilidad de consultar cualquier duda con profesores o tutores debidamente cualificados.

En definitiva, si has pensado en estudiar unas oposiciones trabajando, trata de seguir estos consejos e intenta mantener la constancia en tu preparación. Si lo haces así, seguro que consigues tus objetivos antes de lo que te hubieses imaginado.

Recibe la información que necesites sobre oposiciones rellenando este sencillo formulario:

  • Recibe información gratis y sin compromiso

Estudiar oposiciones trabajando: sí se puede
4.2 (84%) 5 votos
  • Recibe información gratuita

Rubén de Campus Training

25 febrero, 2019

Compartir
  • Recibe información gratuita
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en