Estudiar yoga: fórmate como profesor

Decídete a estudiar yoga, ¡y conviértete en profesor y personal trainer! Te contamos cómo formarte y cuál será tu futuro laboral. Una profesión en auge.
Inicio / Noticias / Estudiar yoga: fórmate como profesor
Marta Sánchez Galindez 22 octubre, 2019

estudiar yoga

¿Quieres dar un cambio total a tu vida, no solo profesional sino también en lo espiritual? Estudiar yoga puede ser esa salida que tanto te apetece plantearte. Formarte e iniciarte en esta disciplina deportiva milenaria nacida en la India. ¡Conviértela en tu nuevo trabajo!

Te has hecho la pregunta del millón: ¿cuánto te aporta el trabajo en el que estás volcado ahora mismo? Y la respuesta es así de rotunda. Es cierto que es cómodo, no está nada mal remunerado… pero te llena cero. La realidad es que te encantaría probar otros proyectos con los que ilusionarte.

Te apetece empaparte de nuevos conocimientos, explorar el mundo de la meditación para conocerte mejor y vivir el presente: Carpe Diem como mantra absoluto. ¿Qué te parecería estudiar yoga? Puede encajar muy bien en ese cambio vital que persigues. ¡Adelante con el plan! Si tienes grandes dotes comunicativas y te gustan las técnicas orientales conviértelo en tu nuevo proyecto profesional.

Por qué estudiar yoga y convertirse en un maestro

La decisión de estudiar yoga te descubrirá una nueva manera vivir mucho más saludable, serena y equilibrada. En realidad, esta disciplina deportiva es todo un estilo de vida volcado en sanar, cuidar y fortalecer el cuerpo. No sólo físicamente: también la mente y el espíritu.

Por si no lo sabías, es una profesión en auge junto con la de personal trainer. El asesoramiento deportivo especializado y personalizado cada vez encuentra más seguidores entre la gente de las grandes ciudades.

Estudiar yoga será la antesala, el inicio de tu cambio profesional con el que poder alcanzar la base y los conocimientos precisos que te permitirán llegar a ser un instructor de esta materia. Una etapa formativa imprescindible, con la que te irás ilusionando a medida que seas consciente de tu crecimiento personal.

Por eso te invitamos a conocer nuestro Curso de Profesor de Yoga y Personal Trainer: una formación múltiple con profesores cualificados donde adquirirás conocimientos. Antes de lo que imaginas empezarás a desarrollar y descubrir en ti esas cualidades que debe reunir un gran yogui.

Cómo debe ser buen yogui

Además de estudiar yoga para formarte como instructor, hay una serie de cualidades  personales que te ayudarán en gran medida a triunfar en tu meta. Atención a las más relevantes:

Vocación de enseñanza

Detrás de un maestro listo para iniciar una sesión de yoga no solo hay aprendizaje, esfuerzo y muchas horas de dedicación. También se despierta una vocación por compartir con los demás los conceptos asimilados: esa sabiduría que te habrá propiciado estudiar yoga, llevada a la práctica.

No te preocupes si no te sientes así al principio; se irá despertando en ti poco a poco, a medida que compruebes lo gratificantes que son las clases para tus alumnos. Y si flaqueas en este aspecto, siempre hay herramientas para mejorarlo.

Conexión física y espiritual

En este trabajo, conectar con tus alumnos y escucharlos es fundamental; y no solo a nivel afectivo. También tendrás que ser capaz de crear un vínculo espiritual con tu grupo, para que su cuerpo y mente se equilibren tal y como lo consigues tú. Gracias a este lazo podrás abstraerte por completo, sin darle importancia al entorno que te rodea.

Cualquier escenario puede ser perfecto como lugar de meditación donde comenzar a respirar en silencio y realizar las posturas o asanas. La mayoría de las veces,tu sesión tendrá lugar en una sala dentro de un centro o escuela de yoga; pero otras puede que sucedan en el gran vestíbulo de unas oficinas, en las instalaciones de una comunidad de vecinos o en la pradera de un parque, como una fantástica clase al aire libre. ¿Por qué no?

Flexibilidad de horarios

Un instructor de yoga está siempre dispuesto a impartir una sesión, sin que la hora sea un impedimento. Lo importante es el momento. Sobre todo si trabajas por tu cuenta, piensa en esta opción como la ganadora. Así podrás ofrecer clases particulares con la mayor flexibilidad de horarios posible: un valor añadido para tus servicios que muchísimas personas agradecerán.

Esta circunstancia te ayudará a consolidarte y a que tu cartera de clientes crezca, porque podrás acudir allí donde otros profesores no lo hagan. Ahora bien, eso no quiere decir que no tengas derecho a descansar y a tener tiempo para ti: tendrás que ser muy organizado para no caer en jornadas interminables.

¿Qué salidas laborales puedes encontrar?

Cuando se termine tu etapa de estudiar yoga, entrarás en otra igual de apasionante. Un profesor de esta disciplina deportiva puede ejercer su profesión con diferentes situaciones laborales, y en negocios muy distintos. Otra posibilidad es formarte como personal trainer y experto en nutrición deportiva: descubre en qué consiste en este interesante artículo.

  • Las escuelas especializadas en técnicas orientales, o solo en yoga, son un gran trampolín donde debutar. En las grandes ciudades la oferta de estos centros es numerosa; además, siempre están renovando sus plantillas. Es un buen lugar para conseguir un contrato laboral o un acuerdo para trabajar de forma estable, lo que te garantizará  estabilidad económica.
  • Otra opción cada vez más demandada son los centros deportivos y de fitness, que incluyen dentro de su extensa oferta clases de esta disciplina. Abrirte camino en este tipo de negocios es una buena salida si también te atrae el entrenamiento personalizado.
  • Y siempre tienes la opción de montarte tu propia escuela. Es decir: lanzarte por tu cuenta desde el minuto uno, darte de alta en autónomos y ser tu propio jefe. Podrás ir creando tu cartera de clientes y trabajar a la carta: dar clases individuales, organizar grupos más o menos reducidos, ofrecer tus servicios en centros culturales, residencias, etc. ¡Hasta impartir sesiones de yoga online por webcam! Tendrás alumnos a distancia en otras ciudades e incluso podrás impartir una clase en cualquier lugar del mundo.
  • Un consejo: valora el hecho de especializarte en algún tipo de yoga al margen del tradicional. Será una manera eficaz de diferenciarte de tu competencia y de crecer en conocimientos.

El momento de lanzarte

En España, cerca de 2 millones de personas practican esta disciplina deportiva. Es un momento fantástico para incorporarte al mundo laboral convertido en un profesor cualificado.

Nuestro Curso de Profesor de Yoga y Personal Trainer online será el mejor comienzo y te dotará de las competencias necesarias para trabajar como instructor de adultos y de niños. Además, si decides estudiar yoga con nosotros tu formación no solo será teórica.

  • Recibe información gratis y sin compromiso

Durante el curso harás prácticas en empresas, la mejor manera de adquirir experiencia y verte ya como todo un profesional en la materia. Y no descartes que alguna te capte para una oferta laboral en firme… Ocurre muchas veces, así que ¡Echa un vistazo a fondo al curso y solicita información rellenando este formulario!

Marta Sánchez Galindez

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratuita

Artículos relacionados

  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?