Funciones de un conserje: te explicamos sus tareas

Conserje es una profesión que requiere capacidad de gestión . Descubre sus funciones en este artículo.
funciones de un conserje, Funciones de un conserje: te explicamos sus tareas
Marcos Nebreda López
Marcos Nebreda López 4 de julio de 2019

    Mantener el orden  en edificios públicos y privados es una tarea importante que depende de un profesional, el conserje.  Se trata de una actividad para la que debes formarte y tener ciertas habilidades ya que requiere organización y capacidad de gestión. Antes de lanzaete a ello es necesario que conozcas a fondo cuáles son las funciones de un conserje no te pierdas este artículo donde te las explicamos a fondo.

    Descubre cuáles son las principales funciones de un conserje

    El conserje es una figura importante tanto en edificios públicos como privados. De él depende el mantenimiento diario, el buen estado del jardín o la piscina del edificio, el reparto del correo o la vigilancia de la entrada para evitar intrusos etc.

    En su día a día el conserje se encarga de ciertas tareas y funciones imprescindibles en la gestión de un inmueble ya sea público o privado. Te las explicamos:

    • Vigilancia del edificio. El conserje debe realizar una tarea de control y supervisar la entrada y salida de personas en el edificio.
    • Atención al público. Otra de sus funciones es atender las dudas que pueda tener cualquier usuario del edificio y tratar de guiarlos en las instalaciones.
    • Custodiar las llaves. Deberá tener en su poder las llaves del edificio y facilitar la entrada y salida cuando sea necesario.
    • Organización de la correspondencia. El conserje se encarga de la recepción de cartas que llegan al edificio así como de custodiarlas y distribuirlas entre sus destinatarios.
    • Limpieza de zonas comunes. Otra tarea es la de mantener limpias las zonas comunes como ascensores, escaleras o pasillos.
    • Mantener la energía del edificio. El conserje debe estar atento al apagado y encendido de luces y lo mismo con la calefacción y el mantenimiento según las indicaciones de la comunidad de vecinos.
    • En el caso de pequeñas reparaciones, el conserje se hará cargo de ellas. Si las averías son mayores, deberá avisar al técnico correspondiente para repararlas lo antes posible.
    • Mantener jardines o piscina. En caso de que el edificio cuente con zonas comunes como piscina, jardín o azotea será el conserje el que se ocupe de su mantenimiento y orden.
    • Gestión de la basura. El conserje tiene como función sacar los contenedores del edificio o la urbanización a la calle para su recogida por parte del camión de la basura.
    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!

    Estas son las habilidades que has de tener si quieres ser conserje 

    Para ser un buen conserje deberás contar con alguna formación previa. En el caso de edificios públicos deberás superar una oposición para trabajar en ellos como conserje. Además, para esta profesión, necesitas algunas habilidades especiales que te explicamos.

    • Ser un trabajador autónomo y responsable. Tendrás que trabajar la mayor parte de tu tiempo sin supervisión directa por lo que tendrás que saber gestionar tu tiempo y desempeñar bien tus funciones.
    • Habilidades de comunicación. Necesitarás saber cómo comunicarte ya que tendrás que atender sus peticiones o resolver dudas e incluso conflictos.
    • Saber realizar algunas tareas manuales. Es decir, ser “un manitas” y tener capacidad para realizar pequeños arreglos u obras de mejora en el edificio.
    • Ser una persona organizada y con capacidad para mantener el orden. Es vital mantener el edificio en orden y harmonía y velar por el mantenimiento de elementos mecánicos como el ascensor etc.
    • Estar en buena forma física ya que permanecerás gran parte de tu tiempo de pie o en movimiento.
    • Poseer flexibilidad y capacidad de adaptación al trabajo. El de conserje no es un trabajo rígido, tendrás que ser muy polifacético y tener capacidad de adaptarte a todo tipo de tareas.
    • Mantener una actitud responsable, honesta y digna de confianza. Por las manos del conserje pasan llaves, correspondencia y otros documentos que pueden ser confidenciales por lo que debe ser una persona discreta y velar por la privacidad de los usuarios del edificio.

    Como puedes comprobar ser conserje es algo más que mantener en orden un edificio. Requiere altas dosis de organización, saber hacer alguna tarea manual además de habilidades de comunicación. Si te quieres preparar para desarrollar esta profesión es importante que conozcas a fondo cuáles son los requisitos para ejercerla, cuánto vas a ganar y sobre todo cómo formarte para ello.

    Recuerda elegir una academia a tu medida, que te prepare a fondo para lograr superar las oposiciones de conserje a las que te presentes, que tenga método práctico y sobre todo que te ofrezca garantías de aprobar tanto si optas por modalidad presencial como modalidad a distancia.

    Ahora que conoces ya las funciones de un conserje, si te quieres dedicar a esto, en Campus Training podemos ayudarte.

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!
    Recibe información gratis y sin compromiso
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training