Funciones de un subalterno: lo que hace el conserje

Conoce las funciones de un subalterno o conserje, una profesión de atención al público y velar por el mantenimiento de un edificio
Inicio / Noticias / Funciones de un subalterno: lo que hace el conserje

funciones de un subalterno

Ser subalterno es mucho más que vigilar un edificio público o velar por el mantenimiento. Supone una profesión de servicio y atención al público con diversas tareas importantes. Te explicamos cuáles son exactamente las funciones de un subalterno o conserje.

Cuáles son las principales funciones de un subalterno

Un subalterno es un funcionario público que se encarga de las tareas de gestión, control y vigilancia de edificios públicos de corporaciones locales como ayuntamientos, diputaciones, centros cívicos, museos y otras salas.

Además de asumir tareas importantes para el buen funcionamiento de la institución, el subalterno es a veces la cara visible de la misma. Es la primera persona a la que ven los visitantes y usuarios y a la que preguntan diversas dudas.

Las funciones de un subalterno pueden variar en función de la entidad o la comunidad autónoma pero existen algunas funciones que este funcionario tendrá que realizar seguro.

  • Custodiar las instalaciones, el mobiliario y el material. El subalterno deberá garantizar que se respete el orden y de las instalaciones y del material que albergan.
  • Vigilar el local. El ordenanza o subalterno puede encargarse de la vigilancia en la entrada de las instalaciones. Debe controlar las personas que acceden a estas entidades e informarlas en caso de duda.
  • Recibir y distribuir documentos, objetos y correspondencia. Deberá estar atento a la recepción de cartas, documentos, notificaciones, etc. que entregará a los destinatarios o funcionarios correspondientes de la institución.
  • Custodiar las llaves de despachos y oficinas. El subalterno tiene acceso a las  llaves de las diferentes estancias del ayuntamiento. Deberá saber en cada momento donde se encuentran y disponer de ellas.
  • Resolver las dudas de los usuarios. Tendrá una labor importante de atención al público en diversas situaciones. Tratará de resolver las dudas que tengan los usuarios de esas dependencias públicas.
  • Control de existencias y supervisión de los inventarios. Es una tarea fundamental de un subalterno llevar un control sobre los materiales y provisiones fundamentales que llegan y permanecen en la institución.
  • Utilizar máquinas reproductoras y fotocopiadoras. En caso de que se necesiten fotocopiar o encuadernar documentos el subalterno ha de estar disponible para este tipo de tareas propias del cargo.
  • Traslado de material o mobiliario. Otras de las funciones es desplazar mobiliario y material en caso de que se necesite habilitar una estancia o celebrar una recepción o acto público.

Qué debes hacer para ser subalterno

Si deseas trabajar como subalterno en una entidad pública deberás superar unas oposiciones que convocan las entidades pertinentes. Constan de un temario compuesto de cuatro bloques en los que estudiarás Derecho Constitucional, Administrativo, Ley de Régimen Local, Prevención de Riesgos Laborales o Cultura General.

El examen que debes superar para convertirte en subalterno consta de tres ejercicios.

  • El primero consiste un cuestionario de preguntas tipo test, con respuestas alternativas sobre las materias del programa.
  • En el segundo deberás contestar por escrito a preguntas correspondientes a la parte de cultura general con algún ejercicio de matemáticas.
  • En el tercero tendrás que realizar uno o varios supuestos prácticos relativos a las tareas propias del puesto de trabajo.

Todos los ejercicios son de carácter obligatorio y eliminatorio.

Requisitos y habilidades para ser subalterno

Para trabajar como subalterno deberás tener, además de una formación mínima y tu oposición aprobada, ciertas habilidades personales como son empatía y dotes comunicativas para tratar con personas que puedan dirigirse a ti en búsqueda de información.

Además deberás ser una persona proactiva, dispuesta a realizar alguna tarea física y tener mucha capacidad de organización y gestión para que el mantenimiento de la entidad sea perfecto y todo quede bajo control.

Para poder acceder a las oposiciones de subalterno de ayuntamiento debes reunir una serie de requisitos:

  • Tener la nacionalidad española o de un Estado miembro de la Unión Europea.
  • Tener cumplidos los 16 años y no haber cumplido la edad de jubilación forzosa.
  • Estar en posesión del Certificado de Estudios Primarios, Graduado Escolar, o FP de Primer Grado, dependiendo del Ayuntamiento y de la categoría laboral.
  • No padecer enfermedad, ni estar afectado por limitaciones físicas o psíquicas que le impidan el desempeño de las correspondientes funciones.
  • No haber sido separado mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas, ni hallarse inhabilitado para el desempeño de las funciones Públicas.

Estos son requisitos genéricos para subalterno de ayuntamientos pero la entidad convocante puede establecer los que considere más oportunos.

Como ves, ejercer funciones de un subalterno supone reunir cualidades de organización y gestión para desempeñar tu trabajo con éxito. Si tienes interés en convertirte en subalterno y tener un trabajo estable, en Campus Training te guiamos hacia tu objetivo.

Funciones de un subalterno: lo que hace el conserje
5 (100%) 1 voto[s]
  • Recibe información gratuita
  • Recibe información gratis y sin compromiso
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en