La vida en la Escuela Nacional de Policía

Descubre cómo es la vida en la Escuela Nacional de Policía: la formación, el día a día y el entrenamiento. Una etapa que jamás olvidarás.
Inicio / Noticias / La vida en la Escuela Nacional de Policía
Marta Sánchez Galindez 25 junio, 2020

escuela nacional de policia como es

¿Cómo es la vida en la Escuela Nacional de Policía? Si estás opositando para entrar en esta prestigiosa institución, te vendrá bien saber cómo será tu día a día cuando entres. Una etapa crucial en el entrenamiento y en la vida de los miembros del CNP.

¡Cuántos buenos ratos nos dieron en los años 80 y 90 series como Canción triste de Hill Street! Quién no recuerda las palabras con las que empezaban todos los capítulos: «Tengan cuidado ahí fuera». Pero si de escuelas y centros de formación hablamos, la saga mítica es sin duda «Loca academia de policía». Con nada menos que siete películas, supuso un antes y un después en las comedias policíacas de finales del siglo XX.

Las peripecias y aventuras de los futuros agentes Mahoney, Thompson, Jones (el famosísimo «Hombre de los 10.000 ruidos» americano), Hightower o Harris hicieron las delicias de millones de personas. Sin embargo, cuando hablamos de la vida en la Escuela Nacional de Policía española debemos dejar fuera cualquier frivolidad. Porque la formación y las rutinas son muy serias: están destinadas a formar a aquellos que cuidarán en el futuro de la seguridad ciudadana.

Además de hacerte con la mejor de las formaciones, el tiempo que pases en la Escuela supondrá también para ti una experiencia inolvidable. Harás amigos, vivirás anécdotas y atesorarás experiencias vitales que se sumarán a tu aprendizaje y tu entrenamiento. Y no me extiendo más: si quieres saber más sobre qué acontece entre los muros de esta institución y cómo es el día a día, ¡sigue leyendo!

La vida en la Escuela Nacional de Policía: dónde está y cómo es

Antes de nada y por si no lo sabías, para entrar en la Escuela Nacional de Policía tendrás que superar primero una oposición. Esto implica dedicar meses a estudiar y a preparar las pruebas físicas, con el objetivo de hacerte con una de las deseadas plazas. Es fundamental que durante esta época te matricules en un buen curso. Infórmate aquí sobre tus opciones para estudiar, las últimas y próximas convocatorias, el programa formativo y/o temario de las oposiciones y todo lo que necesites conocer sobre el concurso.

Imagínate que ya has pasado esta complicada etapa y tienes tu flamante aprobado en la mano. El paso siguiente es, como es lógico, entrar en la Escuela. El edificio se encuentra en la ciudad de Ávila, conocida entre otras cosas por sus magníficas murallas, su cochinillo asado y las bajas temperaturas que alcanza en invierno… Una ciudad, sin duda, para vivir y disfrutar.

Hay quien recomienda prepararse un poco antes de entrar en la academia. No tanto para las asignaturas teóricas, sino más bien para las físicas. Si hay tiempo, no está de más dedicar un rato al día a ejercitarse: así llevarás mucho mejor el exigente programa de entrenamiento que se implanta en la Escuela.

En el recinto del centro encontrarás la zona de residencias, con habitaciones donde se agrupan cuatro alumnos o alumnas. Como antiguamente estaban pensadas para dos personas, hoy resultan un poco pequeñas. No te preocupes: en poco tiempo te habituarás y disfrutarás de la convivencia con tus compañeros. El resto del recinto incluye zona de aulas, zona deportiva, comedores y cafeterías, espacios de ocio, lavandería, peluquería, tienda/bazar, zona de gestión, biblioteca, museo, galerías de tiro y varios parkings.

El primer día, una experiencia inolvidable

Cuando hablan sobre su experiencia en la Escuela Nacional de Policía, la mayoría de los alumnos y alumnas que han pasado por el centro están de acuerdo: el primer día es uno de los que mejor recuerdan. Lo normal es que acudas hecho un manojo de nervios e ilusión, con un buen puñado de expectativas y muchísimas ganas de empezar a formarte.

Aunque realmente es una jornada emocionante, también tiene sus inconvenientes. Te aconsejo que vayas armado de paciencia, porque tendrás que esperar un buen rato (puede llegar a las tres horas) de pie en el aparcamiento junto con tus futuros compañeros. Así estarás hasta que te asignen tu habitación, esa en la que pasarás el resto de tu estancia. Y al mismo tiempo, conocerás a quienes compartirán contigo el reducido espacio.

Cuando os hayáis organizado será el momento de pasar al salón de actos. Allí os darán la bienvenida al centro y os explicarán cómo es la vida en la Escuela Nacional de Policía, qué sección os corresponderá, cómo se estructura la formación y el entrenamiento y qué normas hay que cumplir. Ojo, porque entonces descubrirás que hay sanciones para los «rebeldes» (y los despistados).

Ya solo te quedará descubrir el recinto por ti mismo, ir haciéndote a los espacios y pasar la primera noche con tus compañeros. Al principio, y como es normal, no estarás todo lo cómodo que te gustaría. Pero con el tiempo compartiréis historias, anécdotas, diversión, estudio y alguna que otra película, así como salidas de ocio. Que no todo es estudiar en esta vida…

Las clases y la organización del tiempo

Las mañanas en la Escuela Nacional de Policía están dedicadas al estudio y la formación. Lo habitual es levantarse a las 7 de la mañana, para no llegar tarde a desayunar y que te dé tiempo a hacer la cama (y a dejarlo todo ordenado por si pasa una inspección). Tras el desayuno, las clases empiezan a las 8:30 y tienen una duración de 50 minutos.

Las asignaturas que se imparten en las clases son de  lo más variopinto. Algunas de ellas parecen sacadas directamente de una serie tipo CSI o Ley y Orden… Estudiarás Módulos y Técnicas de Investigación, Policía Científica y Práctica Penal y Procesal, entre otros temas. Y por supuesto, no faltan las horas dedicadas a la Defensa Personal Policial y la Educación Física.

Las clases se extienden a lo largo de la mañana hasta las 13:00 horas. A las 13:30 llega el momento de ir a comer: si llegas pronto, incluso te dará tiempo para echarte una siesta. A las 16:00 se reanudan las horas lectivas hasta las 18:00. A partir de ese momento (y si no hay organizada una actividad complementaria, como por ejemplo una conferencia o una charla) serás dueño de tu tiempo hasta las 23:30, hora en la que es obligatorio estar recogido en la cama y en silencio. Puedes cenar en el comedor o en algún restaurante, si te apetece.

Quienes saben de qué va la vida en la Escuela Nacional de Policía lo tienen claro: conviene aprovechar el tiempo libre para estudiar un ratito todos los días. Evitarás agobios y prisas cuando se acerquen los exámenes; con dedicar una o dos horas al estudio será suficiente. El resto del tiempo podrás aprovecharlo para socializar, hacer deporte, ver una peli en tu portátil…

La vida en la Escuela Nacional de Policía: ocio y exámenes

El jueves es un día muy especial para los estudiantes. Como normalmente el viernes es el día de irse a casa a pasar el fin de semana, muchos suelen aprovechar para salir a tomar algo con los compañeros y las compañeras. Mientras volváis a la academia antes de las 23:00 horas, no hay problema en que aproveches ese rato para relajarte y pasarlo bien.

Aunque lo normal es aprovechar el sábado y el domingo para volver a casa, si te apetece pasar el fin de semana en Ávila no hay problema. La Escuela permanece abierta con horarios bastante más permisivos: el viernes y el sábado se puede permanecer fuera del recinto hasta las 2:00 horas, y el domingo, hasta las 12:00 horas. Si no sales fuera de la academia, tendrás que cumplir el horario habitual que obliga a estar en la habitación a las 23:00.

Como en todos los órdenes de la vida, hay un tiempo para la diversión y otro para el esfuerzo. No hay que olvidar que tu objetivo principal es aprobar las asignaturas. Si es posible, con buena nota para poder optar a mejores plazas y destinos. Por esa razón, es fundamental que saques todo el partido a tus clases y aproveches el tiempo libre (y los fines de semana) para estudiar. Haz esquemas, subraya y asienta bien los conocimientos antes de pasar al siguiente tema.

Los exámenes son en su mayoría de tipo test, con la excepción de los de la asignatura Documentadas y algunas de las recuperaciones. En estos exámenes tendrás que desarrollar los temas. Son pruebas parciales: dos en la etapa de septiembre (que se realizan en noviembre y en febrero) y dos en la de febrero (los realizarás en abril y  en junio).

¿Es tu sueño? ¡Ve a por él!

Espero que después de leer este artículo tengas un poco más claro cómo es la vida en la Escuela Nacional de Policía de España. Todavía te queda mucho por aprender: cómo son las normas, cuánto vas a cobrar, la opción de ir solo a las clases y vivir «externado» (compartiendo piso con otros compañeros)… Son aspectos de los que te puedes informar en los organismos oficiales, o irlos descubriendo a medida que completas tu formación.

Si quieres formar parte de la Policía Nacional, es el momento de dar el paso y empezar tu formación. Te aconsejo que rellenes el formulario que aparece en esta web para recabar toda la información que necesitas. Descubrirás estupendos planes de formación (incluso a distancia, para que puedas estudiar y preparar tus oposiciones sin moverte de casa) y sacarás chispas a tu tiempo y tu estudio. ¿Te imaginas el día que entres por la puerta de la Escuela? ¡Está más cerca de lo que piensas!

Marta Sánchez Galindez

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?