Busca tu centro 910 323 790 607 70 54 34
Contacto
Campus Virtual

Lámparas españolas: diseño se escribe con Ñ

Las lámparas españolas tienen mucho que decir en diseño de interiores. A lo largo de su historia estas marcas de luminarias han transformado los ambientes
lámparas españolas, Lámparas españolas: diseño se escribe con Ñ

    ¿Sabes que las lámparas españolas son paradigma de calidad? ¡Descubre las empresas y luminarias que han hecho historia en nuestro país…¡y que han cruzado fronteras!

    Nada tienen que envidiarle por su diseño, materiales o acabados las lámparas españolas a competidoras tan potentes como las italianas. El sello “hecho en España” goza de un enorme prestigio en todo el mundo y la industria de la iluminación no ha parado de crecer y diversificarse desde principios del siglo XX hasta nuestros días. ¿Quieres saber quiénes han sido y son los nombres míticos en este brillante sector? Te lo contamos.

    Lámparas españolas: un legado deslumbrante con las mejores marcas

    Existe toda una memoria sentimental alrededor de las lámparas que nos han acompañado en nuestra vida. Seguro que aún recuerdas aquella de los abuelos, que colgaba sobre la mesa del comedor familiar, grande e historiada, con hojas y flores doradas y portabombillas en forma de velas. O aquella otra tan psicodélica, cuya pantalla roja teñía de un color discotequero el salón de tu casa allá por los 80. ¿Y ese flexo que parecía un OVNI, sujeto por un pesado pie de madera y metal, iluminando la mesa de despacho de tu padre?

    Pues lo más probable es que todos aquellos diseños fueran made en Spain. Porque detrás de las lámparas españolas hay una importante tradición artesanal y una larga lista de emprendedores y designers que pusieron su granito de arena para fabricar objetos considerados hoy “de culto”. Si no, pregúntale a un coleccionista, a un influencer, o a un hipster si no matarían por una lámpara fase, una grin, una lupela…

    Para comprender lo que ha significado esta industria en nuestro país, nada mejor que hacer un rápido recorrido por los “imprescindibles” de la misma. Los fabricantes, los diseñadores… Y ¿cómo no?, las lámparas que son referencia en el mundo de la arquitectura y el interiorismo. Estas marcas de lámparas españolas no deben faltar en tu cuaderno:

    Icono Chat

    ¡Fórmate en Curso de Diseño de Interiores!

    Descarga gratis la guía formativa Guía

    Metalarte

    En 1932 nació esta empresa pionera en el mercado de la iluminación y diez años después produjo la que fue su primera lámpara, la Nº1. Darle nombre a este tipo de objetos era realmente inaudito en aquella época, aunque el apelativo fuera meramente funcional. Antonio Riera había puesto los cimientos en el taller de metalistería catalán Metales y Artes de lo que sería Metalarte. La compañía (actualmente dentro el Grupo Luxiona) pronto cumplirá un siglo. A lo largo de todo este tiempo se ha convertido en una de las marcas decanas de las lámparas españolas y por su “nómina” de colaboradores han pasado nombres emblemáticos, como George W. Hansen, André Ricard, Estudi Blanc, Antoni Arola, Ana Mir, Otto Canalda…

    Ferro Art

    Si de lámparas españolas hablamos, las de forja artística merecen mención aparte. Y Ferro Art es un nombre de peso (y nunca mejor dicho) en los 50-60. Sus piezas, con estructura de hierro dorado y acabados en pan de oro, son maravillosas. Además del material con que estaban fabricadas, eran sello de identidad de la marca los bellos diseños vegetales, con las típicas formas de hojas espigadas y entreveradas por rayos de sol que remataban los portalámparas. Doradas, vegetales y vintage: estas piezas de coleccionista no pueden ser más trendy en la deco del siglo XXI.

    Fase

    Industrias Fase (léase Fabricaciones Seriadas) es todo un paradigma de éxito empresarial en la España desarrollista. La montó en 1964 Pedro Martín (un torneador que vendía sus propias lámparas en el Rastro), junto con el diseñador Luis Pérez de la Oliva. Desde su sede en Torrejón de Ardoz (Madrid), la compañía producía complementos para despachos, como luminarias, ceniceros, papeleras, objetos de buena calidad a precios asequibles. Pero las lámparas, con un diseño antes nunca visto, fueron su producto estrella. Los modelos Presidente, Boomerang, Impala, Tharsis, Babilonia… dieron luz y modernidad a oficinas y viviendas durante décadas y se exportaron a más de 30 países. Hoy son codiciados objetos de deseo.

    Lupela, Maof y Grin Luz

    Antes de que FASE echara definitivamente el cierre en los 90, los socios de la empresa se separaron y Pérez de la Oliva se embarcó en un nuevo proyecto. Esta marca, así como la firma Grin Luz y  Maof, empezaron a producir lámparas muy similares a las fabricadas por la compañía pionera. Algunos diseños de Lupela están actualmente tan cotizados como los de Fase. Maof, por su parte, compró la licencia de fabricación a FASE y en cuanto a Grin, famosas son sus luminarias “futuristas”, algunas firmadas también por Pérez de la Oliva, como los modelos con pantalla de bola típicos de la era space age. ¡Causan furor entre fanáticos del pop-art!

    TRAMO

    Su nombre es un acrónimo de Tra-bajos Mo-lestos. El porqué de este apelativo se remonta a la niñez de su fundador, el reconocido diseñador preindustrial Miguel Milá, cuando con ocho años puso en marcha un “negocio” para sacarse unas propinas. Consistía en hacer tareas nada gratificantes (recados, limpieza de zapatos) para sus hermanos mayores. Con el tiempo, Milá recuperó el nombre TRAMO para su propia empresa, creada en los 60 junto a los arquitectos F. Ribas Barangé y E. Pérez Ulliba, y surgida de la necesidad de autoproducir objetos propios ante la escasez de medios y materias primas en la postguerra española. Muchas de las lámparas Milá se han convertido en piezas clásicas… pero son tan modernas como si se hubieran inventado ayer.

    Estiluz

    Gerard Masdeu Jordà fue uno de esos visionarios que cambian el rumbo de su destino. Estaba llamado a llevar el taller mecánico de su padre, pero tomó un camino inesperado en el que además implicó a toda la familia: la iluminación decorativa de alta gama. Esto, a finales de los 60, era todo un reto…¡que no pudo tener mejor recompensa! Desde entonces, Estiluz ofrece productos de calidad firmados por grandes diseñadores. La segunda generación Masdeu sigue la misma estela e ideología artesanal de la producción, con lámparas-joya y reediciones de clásicos, como el modelo Gira (1978), en 2013.

    Faro Barcelona

    De los flexos, con los que se estrenó allá por 1945, hasta el infinito y mucho más. A lo largo de una dilatada andadura, la compañía catalana Faro ha diversificado tanto su vía de negocio, que no solo fabrica luminarias para interior y exterior en cualquier tipología (mesa, pared, suspendida, pie), sino también ventiladores de techo high quality. La filosofía de marca está basada en un objetivo principal: «ayudar a los usuarios a conseguir una vida más plena y feliz». ¿Y qué mejor fórmula que la luz para alumbrar ese camino?

    Marset

    Paco Marset puso la semilla de un sello de manufacturación de lámparas españolas que nacería en los 70, liderada ya por la segunda generación.Veinte años después, con la tercera, se produce un giro conceptual en el negocio y se incorporan productos de iluminación innovadores, procurando un equilibrio entre tradición y modernidad. Este esfuerzo fue reconocido con el Premio Nacional del Diseño 2015. Desde entonces, las lámparas de Marset iluminan hoteles, restaurantes, oficinas y viviendas de los cinco continentes. Seguro que te suenan algunos de sus diseños más aplaudidos: Discocó, Mercer, Diping Light, Bicoca…

    Santa & Cole

    Comenzaron en 1985 creando luminarias especiales para algunos de los bares más canallas de la noche barcelonesa y poco a poco colonizaron también el ámbito doméstico de los asiduos a dichos establecimientos. Pequeña, independiente y global, esta editora de productos de buen diseño (como se recoge en su web «editar significa hacer pública una obra por lo regular ajena»), incluye en su catálogo lámparas VIPS, firmadas por los más destacados creadores del panorama nacional e internacional, desde los talentos emergentes a los grandes gurús consagrados, como el ya mencionado Milá, Antoni Arola, Ricard o Ilmari Tapiovaara.

    Arturo Alvárez

    Los términos vanguardia y experimentación definen la firma gallega a by arturo alvarez, que desde 1994 fabrica lámparas españolas con el lema “Handmade emotional light”. ¡Y es que es imposible que sus diseños no generen emociones! Aportan una nueva visión de la iluminación creativa y transforman los espacios en montajes lumínicos y escenográficos sorprendentes. Hoy, y tras 25 años de evolución, el artífice y fundador de la compañía ha convertido el cuerpo humano en el centro de su proyecto. Y la luz es el hilo conductor para desarrollar diferentes formas de expresión y nuevos materiales, como el SIMETECH®, un premiado producto, maleable y moldeable, apto para crear grandes volúmenes con diferentes texturas e intensidades lumínicas. Fusión total de futurismo y arte.

    Parachilna

    El amor por el lujo fue el punto de partida de esta compañía que tiene su cuartel general en la provincia de Barcelona. Pero el lujo entendido como la integridad del diseño, la calidad de los materiales y la excelencia de los artesanos que lo crean. Ese es su nicho de negocio desde 2013. De ahí que sus lámparas reúnan el buen hacer de los pocos talleres metalistas, ceramistas y vidrieros que quedan en Europa, y que, por supuesto, se nutra del talento de jóvenes creativos, desde Jaime Hayón a Jordi Veciana, Atelier Oï, o Luca Nichetto, por poner unos pocos ejemplos, con los que colabora para dar forma y contenido a cada una de sus piezas fascinantes.

    Un sector en constante desarrollo y crecimiento

    Esta introducción pone de manifiesto la importante herencia recibida. Te invito a que leas este post sobre la historia del diseño de interiores, para que puedas contextualizar el peso de la iluminación a lo largo de los siglos… Y más que nunca, ahora, porque este sector puntero tiene muchísimo que decir a día de hoy.

    Sin embargo, en esta relación no están todos los fabricantes de lámparas españolas que son (la lista sería interminable) y aún podrían mencionarse muchos más. No me resisto a añadirlos de una manera rápida, a modo de resumen. Por ejemplo, dentro de la categoría de modelos tradicionales realizados artesanalmente: Artesanía Redondo y Artesanía Joalpa, Bellón Alfareros, Vidavi Iluminación…

    Y en el apartado de luminarias de diseño con sello diferencial: Vibia, Carypen, Aromas, Pujol Iluminación, Luxcambra, Massmi, Alma Light… .

    Lámparas españolas famosas. Por sus nombres las conocerás

    Todas estas firmas han contribuido al desarrollo de una actividad que ha dejado durante décadas auténticas master pieces, luminarias únicas por su magnífica factura, su aportación técnica o por su belleza estética. Es más que probable que conozcas muchas de ellas, pues todavía lucen en hoteles, restaurantes y viviendas particulares. Son lámparas atemporales, clásicos de ayer, de hoy y de siempre. Te las presentamos:

    Fortuny

    Podría ser un cañón de luz o un foco de fotografía, porque esta lámpara de principios de siglo XX es cien por cien cinematográfica. Mariano Fortuny y Madrazo, pintor, fotográfo, diseñador… la ideó en 1907, y como todas las obras magistrales, goza aún de plena vigencia. La pantalla, que tamiza la luz pero mantiene gran potencia, revolucionó la iluminación escénica indirecta y se sujeta con un trípode de cámara. La comercializa la firma italiana Palluco, pero la lámpara salió de la cabeza del genial artista granadino, por lo que bien merece un puesto de honor dentro de las “lámparas españolas” destacables.

    Disa

    Archiconocida es su forma de calabaza, elaborada con finas láminas de madera de pino y su peculiar diseño: aunque tiene una estructura abierta, no llegas a ver la fuente de luz por ningún ángulo desde donde mires. La Disa o lámpara Corderch, también llamada así por el arquitecto y diseñador industrial que la inventó en 1957, Antonio Corderch, fue pensada como luminaria ambiental, y logró aunar con creces la belleza de la forma con la intención funcional, que según palabras del propio autor: «daba intimidad y se parecía a la del fuego de una chimenea».

    Presidente S/C

    Glamurosa donde las haya, su silueta inconfundible es atrezo onmipresente de numerosas series y películas “de época”. Mad Men es el mejor ejemplo: la Presidente ilumina la mesa de despacho del publicista Don Draper, el guapo protagonista. Y es que este modelo, como cualquiera de sus “hermanas” del fabricante FASE (Boomerang 64, Boomerang 2000 o 520), se vendieron como churros en todo el mundo en los 70-80. ¿El secreto del éxito? Unos diseños industriales rabiosamente modernos que combinaban metal y madera, un precioso acabado cromado y un sistema de juntas de bolas que permitían mover la luminaria y girar su cabeza articulada. La singular pantalla, provista de un difusor de vidrio, también se convirtió en marca registrada. En el libro fase, the book  se rescata del olvido esta emblemática marca, la preferida de Don Draper…

    GEI plegable

    Bien podría haber sido ideada por la firma Ikea. Pero no, la lámpara más popular del Gabinete de Estudios Industriales es un flexo del siglo pasado. Eso sí, tan versatil y funcional como cualquiera de las luminarias del gigante sueco. El cuerpo y la cabeza son direccionables, es decir, se pueden cambiar de posición. Pero, además, el brazo se pliega por completo y la lámpara se guarda, una vez cerrada, en un práctico estuche. Esta cajita está formada por la base y el propio cabezal de la lámpara. Parece una genialidad del diseño más tech, pero se fabricó allá por los 60.

    TMM y TMC

    Al gran Miguel Milá debemos estas icónicas luminarias que formaron parte de la primera colección de TRAMO. Fue en el año 1961 y los modelos incorporaban un mecanismo de sube y baja, más que adecuado a la tecnología disponible en esa época, que posibilitaba regular la altura de la pantalla. Como resume la firma Santa & Cole, que produce esta luminaria, al igual que todos los diseños de Milá: «se trata de una verdadera lección de inteligencia y buen gusto con el mínimo uso de componentes». La TMM y la TMC aportaron tal innovación conceptual en el diseño industrial que siguen siendo tan jóvenes como el primer día. Por ellas no pasa el tiempo.

    Cesta

    Seguro que la has visto en cualquiera de sus versiones: sobremesa, suspensión, pared… También se la debemos al gran Miguel Milá y su fuente de inspiración fue un globo de opalina encontrado por el creador frente a una fábrica de vidrio; de ahí surgió la idea de la lámpara años después (1964). Compuesta por una estructura de madera de cerezo que abraza un balón de luz oval, el modelo tiene un nombre ad hoc, ya que recuerda una cestita de mano con su propia asa. Santa & Cole edita esta veterana luminaria, alrededor de la que gira una numerosa familia: Cesta, Cestita, Cestita Batería…

    Tatu

    Divertida, original, rompedora… fiel representante del espíritu hippie de los 70-80, esta lámpara inspirada en un armadillo (¡sí, como lo oyes!) es uno de los símbolos del pop-art europeo. El veterano diseñador André Ricard la concibió en 1972 como un flexo compacto, de cuerpo mecánico y en tres secciones, que pueden rotar independientemente, para su uso sobre distintas superficies: una mesa o mesilla, un estante, una librería… y también sobre la pared.

    Tatu fue reeditada el año pasado por la firma Santa & Cole como homenaje al 90 cumpleaños de su autor, que por cierto, es también el ideólogo de la antorcha olímpica de Barcelona-92: una de las luminarias más célebres de la historia contemporánea de España. Si quieres saber cómo fue su proceso creativo, no te pierdas este vídeo.

    Gira

    Quizás uno de los productos con más prestigio del diseño español. Ha sido premiada y reconocida en todo el mundo y supone una absoluta reinvención del flexo clásico. Se debe a J.M. Massana, J.M. Tremoleda y M. Ferrer, que en 1978 concibieron esta lámpara de belleza esencial, cuyo brazo articulado es el quid de la cuestión: va fijado sobre una rótula que permite moverlo hacia un lado y otro, orientando la luz a voluntad. Como remate del brazo, lleva una pequeña pantalla de aluminio anodizado en diferentes colores. Este flexo de look “minimalista” es, sin duda, lo más.

    Agatha

    El diseñador Luis Eslava rinde homenaje a la escritora Agatha Christie con esta lámpara, cuya pantalla está hecha a base de tiras entrelazadas de chapa de madera. La forma en que están recogidas sobre un núcleo central recuerdan vagamente el ondulado cabello de la autora inglesa. Una pieza a modo de escultura suspendida, de la firma Lzf (Luzifer), compañía valenciana reconocida a nivel internacional. ¿La especial característica de la marca? Desde sus inicios, en 1994, todos los productos están hechos a mano y la chapa de madera es la principal materia prima: el precioso efecto de la luz sobre ella crea atmósferas suaves y de gran calidez.

    Caboche

    La edita la firma italiana Foscarini, por lo que no se puede considerar una lámpara española. Pero sí lo es una de sus creadoras, la reputada Patricia Urquiola. La asturiana y Eliana Gerotto, coautora del diseño, firman una pieza inspirada en un brazalete de los años treinta. Formada por esferas de metacrilato transparente que proyectan luz directa hacia arriba y abajo, la lámpara dota al ambiente de un halo envolvente. La mejor definición, sin duda, es la que hace Foscarini: “Un corazón caliente y luminoso, rodeado por un centellear de perlas transparentes. Una joya de diseño engarzado en la arquitectura”.

    ¿Quieres ser lighting designer de alguna marca de luminarias? ¡Aprende Diseño de Interiores!

    Después de conocer un poco más sobre las lámparas españolas que han marcado época, ¿no te apetece seguir profundizando? En la actualidad, el campo de la iluminación ha conseguido tal importancia, que desde hace décadas ha surgido una nueva figura profesional en el sector de arquitectura e interiorismo, el lighting designer. ¿Suena bien, verdad? Pues si quieres encaminar tus pasos en esa dirección, el Curso de Diseño de Interiores, de Campus Training, está hecho para ti. En él aprenderás todo lo relacionado con este universo luminoso que está en pleno auge.

    Te invito a rellenar el formulario sobre estas líneas para saber más sobre una formación muy completa, avalada por décadas de experiencia y por premios a su metodología educativa.

    Puedes escoger la modalidad abierta u online para poder estudiar a tu ritmo, adaptando la formación a tus circunstancias personales. Y las horas de prácticas en empresas que incluye te servirán para iniciarte en el ámbito de la decoración profesional. No lo pienses más ¡y da el paso!

     

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    Img_1
    ¡Adivínalo gratis!
    Recibe información gratis sobre Curso de Diseño de Interiores
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training
    • Por favor, escribe un número entre 0 y 90.
    • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

    Nuestros sellos de calidad

    Indicador ARDAN 2022
    Sistema Nacional de Empleo