Mapas mentales oposiciones: qué son y cómo elaborarlos

¿Sabes cómo pueden ayudarte los mapas mentales en unas oposiciones? Te explicamos cómo elaborar este tipo de esquemas y cómo integrarlos
Inicio / Noticias / Mapas mentales oposiciones: qué son y cómo elaborarlos
Rubén Vizcaíno Pena 11 diciembre, 2019

mapas mentales oposiciones

¿Sabes cómo pueden ayudarte los mapas mentales en unas oposiciones? En este artículo te explicamos cómo elaborar este tipo de esquemas y cómo podrías integrarlos en tu rutina de estudio para conseguir mejores resultados. Seguro que te sorprende saber lo útiles que pueden llegar a ser.

¿Qué son los mapas mentales para oposiciones?

Antes de entrar de lleno en la utilización de los mapas mentales en las oposiciones, conviene empezar clarificando este concepto básico.

Tal y como indica la Wikipedia, “un mapa mental es un diagrama usado para representar palabras, ideas, tareas, lecturas, dibujos u otros conceptos ligados y dispuestos radicalmente a través de una palabra clave o de una idea central”.

La mayor difusión de esta técnica de esquemas conceptuales se debe a Tony Buzan, que la popularizó y desarrolló en diversos libros.

Por tanto, la clave de un mapa mental está en una palabra o idea central de la cual se derivan, a modo de ramificaciones, toda una serie de ideas que la explican o desarrollan.

En este sentido, los mapas mentales pueden ser una herramienta de gran utilidad durante la preparación de oposiciones, junto con otros tipos de esquemas y resúmenes, como veremos a continuación.

¿Qué ventajas me aporta estos tipos de esquemas?

Algunas de las ventajas que ofrecen los mapas mentales en la preparación de oposiciones son las siguientes:

  • Te ayudan a comprender conceptos o ideas. En muchas ocasiones, el simple hecho de poner por escrito ciertas ideas y organizar los puntos clave de un concepto es suficiente para comprenderlos mucho mejor que con una simple lectura.
  • Son muy útiles en el proceso de memorización. Como ya dijimos en otra ocasión, uno de los problemas del sistema de oposiciones es que priman demasiado el aspecto memorístico. En cualquier caso, los mapas mentales pueden ayudarte a retener mejor el contenido del temario. Esto es así porque te proveen de una estructura básica en la que ir encajando todo el contenido, siendo mucho más difícil que te olvides de las diferentes partes. Además, refuerzan la memoria visual de forma extraordinaria. En este sentido, los mapas mentales pueden ser especialmente útiles para exámenes de desarrollo o de exposición oral. No obstante, también te ayudarán en la preparación de pruebas tipo test.
  • Son fundamentales para el proceso de repaso. Si utilizas mapas mentales para repasar los temas que ya has estudiado, podrás avanzar mucho más rápido. Así, en lugar de ir verificando en el temario si recuerdas todos los puntos de un apartado o todas las ideas que explican un concepto, podrás hacerlo con mayor agilidad y de forma visual a través de un mapa mental.

¿Tienen inconvenientes los mapas mentales para oposiciones?

En general, no podemos decir que los mapas mentales tengan desventajas en la preparación de oposiciones. Sin embargo, sí podemos encontrarnos con ciertos inconvenientes que derivan de una mala utilización de este recurso.

Entre otros, podemos citar los siguientes problemas:

  • Dedicar demasiado tiempo a elaborar los mapas mentales. Al principio es normal que tardes bastante en diseñar tus mapas mentales. Es un proceso que requiere un cierto aprendizaje y, sobre todo, un poco de práctica. Sin embargo, debes intentar ser ágil en la elaboración de los mapas, una vez tengas claro cómo funcionan. De lo contrario, podrías robar mucho tiempo al estudio o la memorización en sentido estricto. Como casi siempre, en el punto medio está la virtud: dedícales el tiempo necesario para que te resulten útiles, pero no tanto como para que atrasen tu preparación.
  • Usarlos para todo. Como cualquier otra herramienta, los mapas mentales tienen su campo de aplicación para determinados aspectos de la preparación de oposiciones. Principalmente, para explicar ideas complejas, organizar la información relativa a un concepto, estructurar contenidos, etc. Sin embargo, para otras cuestiones, pueden resultar demasiado laboriosos y servir de poca ayuda. En esos casos, hay otros tipos de esquemas o resúmenes que tal vez te resultarían más eficaces.
  • Depender demasiado del mapa mental. Como decíamos, los mapas mentales son simplemente una herramienta auxiliar para la preparación de oposiciones. Por tanto, procura no caer en el riesgo de aferrarte a estos esquemas excesivamente, ya que podrías tener una falsa sensación de que dominas el temario. Por ejemplo, si estás preparando una prueba oral y nunca dejas de guiarte por el mapa mental para hacer tus simulacros, es posible que no seas capaz de afrontar el examen sin la ayuda de los esquemas.

¿Cómo puedo elaborarlos?

Como hemos dicho al principio, los mapas mentales parten de un concepto o idea central que quieres aprender o explicar. A partir de ahí, todo el contenido se estructura alrededor de ese punto central, en forma de ramificaciones sucesivas.

Aunque lo mejor es que veas muchos ejemplos y empieces a practicar por tu cuenta, podemos darte algunas pistas para elaborar tu primer mapa mental para estudiar la oposición:

  1. En primer lugar, define la idea o concepto central que quieres aprender. Puede ser cualquier cosa que tengas que estudiar en la oposición, pero asegúrate de que sea adecuada para encajar en la estructura de un mapa mental. Por ejemplo, podría ser la cuestión de “los derechos fundamentales en la Constitución”, “el procedimiento de habeas corpus” o cualquier otro concepto.
  2. Escribe esa idea fundamental en el centro del papel. Por la estructura típica de los mapas mentales, suele ser más recomendable utilizar el papel en formato horizontal que vertical.
  3. Recopila todas las ideas o aspectos a tratar en relación con ese concepto central. Si te ayuda a estructurarte mejor, puedes escribirlos primero en una hoja aparte, o simplemente guiarte por aquellos que hayas subrayado en el tema.
  4. Una vez lo tengas claro, escribe todos esos aspectos o subtemas alrededor de la idea central, conectándolos a ella con flechas, ramas o líneas.
  5. A continuación, desarrolla cada uno de esos subtemas en sus ideas principales. Recuerda que no se trata de redactar como si estuvieses en el examen, sino de plasmar simplemente los conceptos clave. Conecta estas ideas con el subtema con el que se correspondan mediante líneas, flechas, llaves o cualquier otro elemento de conexión.

Repite este último paso con aquellos conceptos o ideas que, a su vez, se ramifiquen en otros. Al final, obtendrás una especie de “árbol” que parte de un núcleo central y desarrolla sus ramas en todas direcciones, dividiéndose de forma progresiva.

mapas mentales oposiciones

Sé creativo a la hora de crear los mapas mentales

Cuando hayas comprendido el funcionamiento de los mapas mentales para preparar oposiciones, no tengas miedo de ser creativo. Ten en cuenta que el cerebro memoriza mejor todo aquello que le llama la atención o le resulta atractivo a nivel visual.

Por tanto:

  • Utiliza colores. Puedes asignar un color diferente a cada nivel de tu árbol o a distintos tipos de ideas dentro del mapa mental. Puedes utilizar los colores que prefieras, pero intenta ser coherente en todos tus mapas.
  • Sé creativo con las flechas. Usa flechas sólidas y de mayor tamaño para las ideas principales y otras más pequeñas para los subconceptos. Pueden ser rectas, curvas, en ángulo, etc. De nuevo, lo importante es que sean atractivas a nivel visual y muy claras y coherentes en lo conceptual. Lo mismo sucede con otros símbolos como guiones, puntos, llaves o corchetes.
  • Puedes utilizar dibujos. No hace falta tener talento para introducir algunos dibujos sencillos que llamen la atención a tu cerebro y le ayuden a retener una idea. Puede ser algo tan sencillo como un ojo o un dedo índice que te señalen algo importante, o bien dibujos más creativos que varíen en función del tema. Si prefieres no dibujar, puedes imprimirte una hoja con pequeñas imágenes o iconos extraídos de internet y pegarlos en tus mapas mentales. Si te gustan los memes, podrías también utilizar alguno para enfatizar un punto que te cueste memorizar.
  • No tengas miedo de resultar absurdo. Los mapas mentales para oposiciones son únicamente para tu uso, por lo que puedes ser todo lo creativo que quieras. De hecho, diversos estudios demuestran que el cerebro retiene mejor aquella información que absorbió en una situación absurda o extraordinaria.

Otras técnicas complementarias de los mapas mentales para oposiciones

De forma complementaria a los mapas mentales, hay otras técnicas de estudio que pueden resultarte útiles a la hora de preparar unas oposiciones. Algunas de las más interesantes son las siguientes:

  • La repetición espaciada. Esta técnica se basa en hacer sucesivos repasos de los temas, a intervalos de tiempo cada vez más espaciados. Se ha comprobado que esta forma de estudio refuerza el aprendizaje y facilita la memorización a largo plazo. Básicamente, consistiría en estudiar un tema el primer día, repasarlo al cabo de un par de días, volver a revisarlo dentro de una semana, etc.
  • La mnemotecnia. Seguro que en alguna ocasión has utilizado reglas mnemotécnicas para recordar una lista, una fecha o un nombre. Las formas de aplicar estas técnicas son muy variadas. Por ejemplo, puedes utilizar las iniciales de una lista de palabras y formar otra palabra o frase que sea fácil de recordar. De nuevo, cuanto más absurda o curiosa sea la palabra resultante, más sencillo te será recordarla. La técnica de los loci o palacios de memoria es un tipo muy específico y complejo de mnemotecnia que también podría resultarte útil.

En cualquier caso, ten siempre presente que los mapas mentales para oposiciones son una simple herramienta. No debería convertirse en tu único recurso ni ocuparte más tiempo del debido.

  • Recibe información gratis y sin compromiso

Si el mapa te hace ir más lento en lugar de acelerar tu progreso, revisa tu técnica y trata de ser más ágil elaborándolos. Bien utilizados, los mapas mentales son una herramienta de enorme utilidad para mejorar tu capacidad de memorización y recordar conceptos el día del examen.

Rubén Vizcaíno Pena

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratuita
Etiquetas
  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?