Busca tu centro 910 323 790 607 70 54 34
Contacto
Campus Virtual

Pasos para montar tu estudio de interiorismo

Crear tu propio negocio te permitirá escoger los proyectos que te interesan. ¡Descubre aquí cómo montar un estudio de interiorismo de éxito!
como-montar-estudio-interiorismo

    Hay decoradores/as que trabajan para grandes empresas como Ikea. Sin embargo, muchos/as otros/as prefieren tener un mayor control sobre los proyectos que aceptan y deciden emprender su propio negocio. Si te estás planteando esta opción, lo más probable es que no tengas muy claro cómo montar un estudio de interiorismo que alcance el éxito. ¿Hemos acertado? Pues estás de suerte, porque vamos a explicarte todo lo que tienes que saber para ponerte manos a la obra. ¡Sigue leyendo!

    Planificación y definición de tu nicho de mercado

    Un buen plan se basa en una buena estrategia. ¿Y qué quiere decir eso? Pues que, antes de alquilar un local o empezar a publicitar tus servicios, tendrás que haber hecho un estudio previo de mercado.

    Es importante que definas bien tu estilo y el tipo de proyectos en los que te ves. En este paso, te ayudará mucho disponer de conocimientos sólidos sobre la historia del diseño y sus tendencias actuales, dos puntos que tratamos en nuestro Curso de Diseño de Interiores.

    Asimismo, es importante que reflexiones sobre el perfil de cliente/a al que te interesa dirigirte, y que analices la competencia con la que contarás. A continuación, te explicamos en detalle cada uno de estos aspectos. ¡Coge papel y boli y contesta a estas preguntas!

    ¿Quiénes son tus competidores/as?

    Puede que ya hayas elegido la zona geográfica en la que quieres asentarte o que todavía no lo tengas claro. En el segundo caso, puedes elegir un enclave en el que no haya mucha competencia o donde los servicios que ofreces tengan demanda. En el primero, debes conocer con quién vas a rivalizar.

    Montar un estudio de interiorismo, como sabes, supone repartirte el pastel con otros negocios parecidos, así que debes conocer al/la “enemigo/a”. Haciéndolo sabrás cuánto puedes cobrar por tu servicio de diseño de interiores e identificarás oportunidades que todavía no se han cubierto en el territorio.

    ¿En qué espacios quieres intervenir?

    Si estás pensando en cómo montar un estudio de interiorismo, esta pregunta es fundamental. Y es que hay muchos tipos de diseño de interiores, pero tendrás más oportunidades de tener éxito si te especializas en uno.

    La razón es que te estarás dirigiendo a un nicho muy específico y en el que la oferta, probablemente, no será tan abundante como en el caso de las agencias de decoración generalistas. Te recomendamos que escojas un estilo que te apasione —vas a trabajar en él mucho tiempo—, o que te enfoques en una clase de espacio: hogares, oficinas, eventos, sector del lujo…

    ¿Cómo sería tu cliente/a ideal?

    Definir a tu cliente/a perfecto/a es otra forma de ofrecer un servicio único. Y, sobre todo, de no malgastar tiempo y dinero tratando de llegar a un público que no va a comprarte

    Un ejercicio habitual es hacerlo como si estuvieras creando un personaje. Algunas de las cosas que debes concretar sobre él son:

    • Edad y género.
    • Nivel socioeconómico.
    • Nivel educativo.
    • Ubicación geográfica.
    • Estilo de vida.
    • Aficiones.
    • Principios y necesidades.

    Con estos puntos claros, no solo sabrás mejor cómo montar tu estudio de interiorismo y cómo enfocarlo a la audiencia más proclive a acudir a él. También tendrás claro el tono de tus comunicaciones o incluso los canales por los que puedes llegar a los/as clientes/as potenciales. Por ejemplo, si quieres realizar proyectos para parejas jóvenes que comienzan su propio hogar, puedes interpelarlas mediante post cercanos en las redes sociales, en los que toques puntos de interés como la funcionalidad de tus diseños o tu capacidad para decorar sin gastar demasiado.

    ¿Cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles?

    Montar un estudio de interiorismo como proyecto de futuro implica tener muy interiorizadas tus fortalezas. Es decir, aquello que te hace único/a y por lo que tú mismo/a pagarías. Pero el público no está ciego y también identificará tus puntos débiles. Debes conocer esas debilidades y buscar medidas que las reduzcan.

    Además, te aconsejamos que hagas una lista de posibles “puntos de resistencia” de tu clientela y que trates de formular razonamientos que permitan superarlos. Te ponemos un ejemplo: si la principal preocupación es el coste, puedes ofrecer distintas formas de pago o calcular el incremento de valor que experimentará el inmueble tras la reforma.

    Icono Chat

    ¡Fórmate en Curso de Diseño de Interiores!

    Descarga gratis la guía formativa Guía

    Aspectos legales y administrativos fundamentales

    Es crucial montar un estudio de interiorismo como determina la ley. O lo que es lo mismo: cumplir con todos los permisos que la legislación exige para poner en marcha estos negocios.

    Para que no tengas ningún problema, te recomendamos que acudas a profesionales del Derecho. Estas son las principales cuestiones sobre las que debes asesorarte:

    • Organización empresarial: tendrás que darte de alta como autónomo/a, con todo lo que ello implica —alta en Hacienda, en el régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social...—. También habrá que escoger el tipo de entidad del negocio. Por ejemplo, si es una empresa unipersonal o una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL).
    • Permisos: para montar un estudio de interiorismo como determina la ley, tendrás que conseguir permisos de construcción, licencias comerciales o derechos de marca. También deberás familiarizarte con la Ley de Ordenación de la Edificación y saber cuándo necesitarás presentar un proyecto y qué normas de seguridad debes cumplir.
    • Contratación: si tu empresa va a tener varios/as empleados/as, tendrás que realizar contratos según lo que dicta la legislación, con su salario mínimo y las garantías contempladas en el Estatuto de los Trabajadores.

    Creación de una marca memorable

    Ya hemos visto cómo montar un estudio de interiorismo desde cero, salvo por un factor importante: la marca. No solo se trata de elegir un nombre —que debe ser corto, atractivo y fácil de recordar—, sino de determinar la personalidad de tu negocio.

    Piensa en cómo quieres mostrarte al mundo, teniendo en cuenta la clase de servicios que ofreces. Por ejemplo, si te dedicas al diseño sostenible, probablemente tu identidad de marca se basará en la ética y predominarán los tonos verdosos.

    Porque sí, también tendrás que escoger tu paleta de colores, tu tipografía y tu logotipo. Además, conviene que la estética de tu espacio físico de trabajo sea coherente con esa esencia, y que demuestre, claro está, tus habilidades para el diseño.

    ¡Empieza tu propio negocio de interiorismo!

    Si tienes una idea de emprendimiento, solo necesitas dos cosas para materializarlo: muchas ganas y una formación específica en el sector, como nuestro Curso de Diseño de Interiores.

    Se trata de un programa completo en el que aprenderás a intervenir en distintos espacios y a realizar presupuestos adecuados con los que fijar tus tarifas. Podrás realizarlo de manera flexible a través de una plataforma online llena de recursos útiles sobre decoración. ¡Prepárate para poner en marcha tu negocio!

    Bibliografía

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    Img_1
    ¡Adivínalo gratis!
    Recibe información gratis sobre Curso de Diseño de Interiores
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training
    • Por favor, escribe un número entre 0 y 90.
    • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

    Nuestros sellos de calidad

    Indicador ARDAN 2022
    Sistema Nacional de Empleo