Oposiciones menos demandadas: ¿cuáles son?

¡Hay oposiciones con muy poca demanda! Si estás pensando en preparar una y no sabes cuál, quizás esto te ayude a decidirte. ¡A por tu futuro!
Conoce las oposiciones menos demandadas|Cuáles son las oposiciones menos demandadas
Rubén Vizcaíno Pena
Rubén Vizcaíno Pena 6 de febrero de 2021

¿Sabes cuáles son las oposiciones menos demandadas en la administración pública española? En este artículo te desvelamos las más interesantes dentro de estas grandes desconocidas. ¿Comenzamos?

 

Oposiciones menos demandadas: ¿a qué nos referimos?

Con carácter general, cuando hablamos de «oposiciones menos demandadas», nos estamos refiriendo a aquellos procesos selectivos a los que se presentan pocos aspirantes.

Esto puede suceder por varios motivos diferentes:

  • Porque sean plazas poco conocidas.
  • Por convocarse esporádicamente, de forma irregular y con un número de plazas muy limitado.
  • Por el escaso atractivo del puesto (dificultad del trabajo, peligrosidad, grado de responsabilidad, horarios, retribuciones, etc.)
  • Debido al nivel de dificultad del proceso selectivo: temarios muy amplios, distintos tipos de exámenes complejos, etc.

 

¿Son fáciles este tipo de oposiciones poco solicitadas?

Como acabamos de ver, el hecho de que se trate de oposiciones menos demandadas que otras no quiere decir que vayan a resultar fáciles.

En este sentido, además de otros factores que luego veremos, tienes que poner en relación el número de aspirantes con el número de plazas convocadas. De este modo:

  • Puede haber oposiciones a las que se presenten muy pocos candidatos pero que también ofrezcan muy pocas plazas. Por tanto, a pesar de ser «oposiciones poco demandadas», el nivel de competencia puede ser similar al de otras con mayor número de plazas. Es decir, lo importante será el ratio de aspirantes por plaza, más que las cifras absolutas.
  • Por otra parte, puede haber oposiciones en las que se den ambas circunstancias. Es decir, que haya un bajo nivel de competencia entre aspirantes porque, a pesar de haber pocas plazas, se presenten también muy pocos candidatos.

En cualquier caso, el nivel de competencia entre aspirantes no es el único factor que influye en la dificultad de un proceso selectivo. Tal y como te contábamos cuando hablamos de las oposiciones más difíciles, aquí entran en juego cuestiones como:

  • Los requisitos de acceso.
  • La extensión y dificultad del temario.
  • Las pruebas que componen el proceso selectivo.
  • El nivel de exigencia de los tribunales.
  • La regularidad de las convocatorias.

Por tanto, las oposiciones menos demandadas pueden ser o no una buena oportunidad para ti. Todo depende de las características concretas de la oposición y, por supuesto, de tu vocación e intereses particulares.

 

¿Cuáles son las oposiciones menos demandadas en España?

Si analizamos los datos disponibles al respecto, vemos que las oposiciones menos demandadas suelen ser casi las mismas todos los años. Así, podemos destacar las siguientes:

  • Cuerpo Superior de Interventores y Auditores del Estado. Aunque en menor medida, tampoco hay gran demanda en los cuerpos equivalentes de las comunidades autónomas y entidades locales.
  • Ingenieros de Minas, Aeronáuticos y Navales.
  • Marina Civil (A1).
  • Médicos Forenses y Médicos titulares de la Administración General del Estado (no de los servicios de salud autonómicos).
  • Inspectores de Seguros e Inspectores de Hacienda.
  • Navegación aérea y operaciones aéreas (titulados de escuelas técnicas de grado medio).
  • Vigilancia aduanera. Especialmente en el cuerpo superior (A1), pero también en el A2.
  • Aunque en menor medida, también hay que incluir aquí los Cuerpos Superiores de:
    • Administradores Civiles del Estado
    • Técnicos Comerciales y Economistas
    • Estadísticos.
  • En el ámbito autonómico y local también puedes encontrar oposiciones poco demandadas, aunque es más difícil identificarlas con carácter general. Así, las circunstancias pueden ser muy diferentes en las distintas entidades e incluso en las diferentes ediciones de una misma oposición. No obstante, además de las de Intervención y similares, puede haber oportunidades interesantes en:
    • Plazas de Bibliotecas, Archivos o Museos.
    • Puestos de Ingeniería, Arquitectura o Informática.
    • Plazas en distintas labores relacionadas con los Servicios Sociales.

 

Oposiciones muy especializadas o de elevada dificultad

Entre estas oposiciones de baja demanda, nos encontramos distintos tipos de casos:

  • Así, hay algunas plazas muy especializadas donde la demanda es realmente baja, con un ratio de aspirantes por plaza muy reducido. Por ejemplo, en algunas oposiciones relacionadas con la navegación aérea vemos que incluso se presentan menos candidatos que plazas ofertadas, lo que es extremadamente raro.
  • En otros casos, aunque la demanda sea relativamente baja, lo más destacable es que quedan bastantes plazas vacantes porque los aspirantes no logran superar el proceso selectivo. Es decir, en muchos puestos como los de Auditoría, Intervención o Inspección, no tendrás que competir con otros candidatos, sino contra la elevada dificultad de los exámenes.
  • No obstante, pueden también existir buenas oportunidades en plazas de baja demanda pero que no son excesivamente difíciles. Aunque no es lo habitual ni puede generalizarse, te encontrarás con casos así en plazas poco conocidas o que se convoquen esporádicamente, sobre todo en la administración local y autonómica.

 

¿Cómo debo prepararme para superarlas?

Si te interesa alguna de estas oposiciones menos demandadas y estás dispuesto a dedicarles el esfuerzo que requieren, te recomendamos tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  • Prepárate para dominar a fondo el programa y hacer un buen papel en los distintos tipos de examen. Como has visto, en muchas de estas oposiciones suelen quedar plazas vacantes. Por tanto, no hay tanto un problema de número de plazas, como de falta de candidatos lo suficientemente bien preparados.
  • Busca ayuda. Para maximizar tus opciones de aprobar, es muy recomendable que cuentes con la ayuda de una academia especializada en oposiciones o de un preparador con experiencia. De este modo tendrás acceso a:
    • Un temario siempre actualizado y perfectamente adaptado al programa oficial de la oposición.
    • Materiales de apoyo, test de autoevaluación y ejercicios similares a los que te encontrarás en los exámenes del proceso selectivo.
    • Un equipo de profesores y tutores para asesorarte en tu preparación y resolver todas tus dudas.
  • Sé constante. Sin duda, la constancia es el factor más importante para superar cualquier proceso selectivo. Con mayor razón, en estas oposiciones poco demandadas debes marcarte un buen ritmo de trabajo y mantener la motivación durante todo el proceso de preparación. Para ello, procura:
    • Seguir un horario de estudio regular, con las pausas necesarias para evitar la saturación.
    • Distribuir el material de estudio en el tiempo disponible, marcándote objetivos perfectamente definidos. Por ejemplo: «estudiar 3 temas por semana».
    • Diseñar un plan de repasos para asentar todo lo estudiado en la memoria a medio y largo plazo.

En definitiva, estas oposiciones menos demandadas pueden ser una buena oportunidad para conseguir una plaza de funcionario en España. No obstante, lo más importante es que elijas una que realmente te interese y, por tanto, donde estés dispuesto a prepararte a fondo para maximizar tus opciones de éxito. ¿Te gustaría intentarlo?

Rubén Vizcaíno Pena
Rubén Vizcaíno Pena 6 de febrero de 2021
Recibe información gratuita