Busca tu centro 910 323 790 607 70 54 34
Contacto
Campus Virtual

Estas son las diferentes posiciones en baloncesto

Te explicamos cómo se organizan los jugadores en el campo y las características para ocupar las posiciones en un partido de baloncesto.
posiciones-baloncesto-cuales-son

    Si te gusta el baloncesto seguro que te interesa saber cómo son las posiciones de los jugadores y sus estrategias en el partido.

    En este artículo te explicamos cómo se organizan los jugadores en el campo y las características que deben tener para ocupar la diferentes posiciones en un partido de baloncesto.

    La evolución del baloncesto, un repaso a su historia

    Para entender las posiciones de los jugadores de baloncesto debemos primero hacer un repaso por la evolución de este deporte. Hace unos 20 años se tenían en cuenta posiciones concretas y fijadas de cada jugador que debía desenvolver un papel fundamental en las jugadas y ser especialista en cada una de ellas.

    El número de jugadores también ha cambiado desde los años 80 donde participaban siete jugadores y en la actualidad cada equipo se compone de cinco.

    A día de hoy los jugadores de baloncesto cuentan con más posibilidades ofensivas y defensivas y predomina la versatilidad. Por ello los entrenadores se adaptan a las nuevas metodologías y se centran en el desarrollo de las habilidades técnicas y tácticas individuales. Buscan jugadores más completos, sin dejar de lado las habilidades específicas del rol, que ocupan en pista.

    Icono Chat

    ¡Fórmate en Curso de Personal Trainer y Nutrición Deportiva!

    Descarga gratis la guía formativa Guía

    ¿Cuáles son las posiciones en baloncesto?

    Ahora que nos hemos adentrado en el tema vamos a ver en detalle cuáles son las posiciones básicas de los jugadores de baloncesto explicadas una a una:

    Base.

    Se trata de la posición del jugador encargado de botar la pelota para avanzar en la cancha cuando su equipo está atacando. El base dirige el juego y toca la pelota en casi todas las jugadas. Suele ser el jugador más pequeño del equipo y el que se encarga también de organizar el ataque, distribuir el balón, y a menudo es un buen pasador y driblador. Además, debe ser capaz de anotar cuando sea necesario.

    Cada base puede recibir instrucciones de los entrenadores en el banquillo o puede organizarse por su cuenta durante el partido. Los bases deben tener una buena visión de juego, llevar a cabo buenos pases y saber cómo funciona el baloncesto. Deben analizar bien la cancha y saber dónde está situado cada jugador para poder pasarle la pelota si está libre. Tienen que dar instrucciones al resto del equipo. Si no controla el ataque ni tiene la visión para distribuir la pelota a los jugadores que puedan recibirla, el equipo no tendrá éxito.

    Alero.

    Suele ser el jugador exterior más corpulento y con mejor forma física del equipo. Es un jugador rápido aunque no tanto como el escolta o el base. Es capaz de llegar a la canasta para hacer una bandeja o tiro similar. El alero suele ser una buena defensa para detener al mejor lanzador del equipo contrincante. Su área habitual de juego es abierta en el perímetro, aunque en situaciones concretas, pueden jugar desde posiciones interiores. Por lo general un alero es rápido para correr el contraataque, tiene habilidad para penetrar en cualquier situación de uno contra uno, ayuda al equipo en el rebote ofensivo y defensivo y suele acertar en el tiro desde el exterior.

    El alero combina las mejores habilidades de bases y de escoltas. Se trata de un jugador versátil, capaz de anotar desde el exterior y que suele ser buen reboteador y buen defensor.

    Escolta.

    Estamos ante una posición intermedia entre base y alero. Se trata de un jugador algo más corpulento que el base y es el que juega en el puesto número 2. Suelen ser los más anotadores, al igual que un buen base, encestando muchas canastas desde la línea de triple y tiros en suspensión dentro de la línea de triple pero fuera de la zona, que es él área entre la línea de tiros libres y la canasta.

    Ala-pívot.

    Es un jugador más fuerte y alto que el alero y más ágil que el pívot. Suelen ser jugadores muy altos, y eso les permite hacer tapones al equipo contrario y recuperar rebotes para anotar puntos. El ala-pívot puede anotar desde el perímetro o cerca del aro. Juega desde espacios interiores de media distancia o distancia muy cercana. Es un jugador que debe contribuir al rebote y a la defensa. Suele tener buen porcentaje de tiro y capacidad de jugar uno contra una y es rápido corriendo en el contraataque. Es conocido como el jugador cuatro. Lanzar tiros largos y cortos, pasar la pelota, recuperar rebotes y crear oportunidades ofensivas para otros jugadores son algunas de sus funciones o responsabilidades en la pista de juego. La principal diferencia con un pívot es que el ala-pívot suele tener un mejor control de la pelota y encesta desde más lejos.

    Pívot.

    Se trata del jugador más grande y corpulento del equipo. Su papel es fundamental en defensa, bloqueo de tiros o toma de rebotes y el peso y la fuerza son importantes en su rol. Su área de juego suele ser cerca del aro pero también puede salir fuera del perímetro por el espacio libre que queda cerca del aro. El pívot puede ser una buena opción defensiva y además, a diferencia de lo que hacía en el baloncesto tradicional, puede moverse fuera de la zona pintada y puede encestar. De esta forma, otros jugadores como los aleros, los escoltas y los ala-pívots pueden llegar a la canasta para hacer bandejas. Por tanto, jugar a día de hoy como pívot, implica tanto estar cerca de la canasta como alejarse de ella para encestar, se necesita agilidad, buena forma y una mentalidad fuerte. Son jugadores persistentes que tiene la capacidad y la motivación de implicarse en el juego como nunca.

    Las posiciones en baloncesto que acabamos de describir son las clásicas, pero cabe señalar que estamos ante un deporte en constante evolución con nuevas tendencias en el juego y posiciones no tan definidas y mucho más versátiles con jugadores capaces de desempeñar múltiples roles.

    Estas posiciones en baloncesto clásicas son una guía general, pero muchos jugadores modernos no se adhieren estrictamente a una única posición.

    ¿Cómo formarte para saber más sobre posiciones en baloncesto?

    Si deseas conocer más a fondo las posiciones en baloncesto y todo lo relacionado con este deporte y con el mundo deportivo en general te recomendamos una formación específica como la del curso de entrenador personal y nutrición deportiva.

    En este curso vas a abordar una serie de disciplinas que te permitirán capacitarte con conocimientos teóricos y prácticos y ejercer como personal trainer. En el temario de cualquier curso para ser entrenador personal vas a tener que abordar contenidos relacionados con anatomía y fisiología humana donde verás temas como aparatos y sistemas del cuerpo humano, miología básica o bases del rendimiento de la persona. Estudiarás también en el temario de personal trainer una parte dedicada a las capacidades físicas y al entrenamiento en sí. Aquí vas a analizar las capacidades básicas como fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad, las motrices como habilidad, agilidad y destrezas además de la coordinación, equilibrio, relajación, percepción espacial y temporal. En el temario debe haber también un espacio destacado para el entrenamiento, los principios y la estructura así como el diseño de una sesión de fitness y de rutinas de entrenamiento. En este curso has de estudiar desde las habilidades motrices, las motivaciones que llevan al fitness, la evaluación de la condición física del usuario y conocerás cómo llevar a cabo pruebas biológico-funcionales en el ámbito del fitness o una valoración de postura.

    Una vez finalices tu curso para convertirte en entrenador personal podrás trabajar en centros deportivos que ofrezcan esta opción o también abrir tu propio negocio para ofrecer tus servicios como entrenador personal.

    Recuerda que puedes ser entrenador en asociaciones o agrupaciones, monitor de crossfit, entrenador personal para empresas (una opción en auge para ofrecer tus servicios acudiendo al lugar de trabajo para dar clases particulares o a grupos reducidos) o entrenador deportivo de un organismo o entidad pública (piscinas, gimnasios municipales). Las opciones laborales son múltiples.

    Se trata de una profesión en auge por el creciente interés sobre los beneficios del deporte dirigido para mejorar la salud y para lograr mayor bienestar físico.

    Además de ser una actividad demandada si te conviertes en entrenador personal estarás bien pagado. La media salarial de los entrenadores personales en España se sitúa en los 18.000 euros brutos anuales.

    Ahora ya conoces las diferentes posiciones en baloncesto y las características de cada una. Si deseas saber más del tema y formarte de manera especializada en el área deportiva cuenta con una academia a tu medida como Campus Training.

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    Img_1
    ¡Adivínalo gratis!
    Recibe información gratis sobre Curso de Personal Trainer y Nutrición Deportiva
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training
    • Por favor, escribe un número entre 0 y 90.
    • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

    Artículos relacionados

    Cursos relacionados

    Curso de Personal Trainer y Nutrición Deportiva
    Curso de

    Personal Trainer y Nutrición Deportiva

    Ver formación

    Nuestros sellos de calidad

    Indicador ARDAN 2022
    Sistema Nacional de Empleo