Precio curso soldadura: cómo formarte y por cuánto

Descubre cuál es el precio de un curso de soldadura en la actualidad y cómo te pueden ayudar a trabajar en el sector. ¡Te interesa!
precio curso soldadura
precio curso soldadura, Precio curso soldadura: cómo formarte y por cuánto
Marta Sánchez Galindez 9 de agosto de 2021

    El oficio de soldador tiene siglos de antigüedad. Desde que el ser humano aprendió a dominar el fuego y los metales, han existido técnicas, métodos y herramientas para unir piezas entre sí. Y a día de hoy las cosas no son tan distintas: aunque la tecnología ha evolucionado muchísimo, al final el sistema es el mismo. Es decir, fusionar elementos de metal empleando el calor. ¿Te gustaría trabajar en este ámbito? Entonces, sigue leyendo y descubrirás cuál es el precio de un curso de soldadura y cómo obtener la titulación que te convertirá en profesional.

     

    ¿Qué hace un soldador? Esto será lo que aprenderás

    Antiguamente, el oficio de soldador se aprendía en las fraguas, los talleres y las fábricas. Los futuros profesionales entraban en el negocio siendo muy jóvenes (niños, en realidad) y aprendían trabajando con los maestros. Hoy, afortunadamente, las cosas son distintas, pero sí hay cierto espíritu de formación práctica que se conserva. Porque cualquier curso de soldadura que se precie debe incluir prácticas profesionales, sin las cuales sería imposible aprender todo lo necesario para poder trabajar.

    Para saber qué hace un soldador, me remito al temario del Grado Medio en Soldadura y Calderería. Es el grado de Formación Profesional que proporciona la titulación oficial de Técnico en Soldadura y Calderería en nuestro país. Estas son las técnicas, disciplinas y asignaturas que aprenderás si te inscribes en un curso de este tipo:

    • Corte, mecanizado y conformado de chapas, perfiles y tubería. Aprenderás a preparar y a manejar las máquinas.
    • Acondicionamiento de la zona de trabajo. Preparación y selección de materiales, útiles, máquinas y equipo de protección.
    • Construcción de soportes, «camas» y plantillas.
    • Construcción de estructuras de metal mediante procesos de trazado, corte, mecanizado y conformado.
    • Métodos de verificación de calidad de productos fabricados.
    • Montaje y ubicación de estructuras y redes de tuberías.
    • Distintos tipos de soldadura (oxiacetilénica, eléctrica y por resistencia).
    • Oxicorte.
    • Protección de tuberías.
    • Mantenimiento de máquinas y equipos.

     

    Precio de un curso de soldadura y tipos de formación

    El precio de un curso de soldadura, lógicamente, está intrínsecamente relacionado con el tipo de titulación que ofrece, sus ventajas y su extensión. La Formación Profesional (de la que te hablaba en el apartado anterior) es probablemente el medio más eficaz para convertirte en profesional. Si cumples los requisitos necesarios, podrás matricularte en un centro público… Y entonces, no te costará ni un euro.

    Por otra parte, también puedes preparar las Pruebas Libres de acceso a la titulación de Técnico en Soldadura y Calderería. Estas pruebas hacen posible obtener el título a aquellas personas que han superado la edad máxima para matricularse en el Grado Medio de FP. Para prepararlas bien, es fundamental matricularse en un curso de calidad; puedes elegir formación presencial  y a distancia, cada una con sus pros y sus contras.

    Y por otra parte, existe la posibilidad de formarse como soldador en cursos privados. Aquí la horquilla de precios es súper amplia: hay cursos por 150 euros y cursos que superan los 1.500 € (homologados). Un consejo: recuerda que es una inversión de futuro, y hay cosas en las que merece la pena invertir. ¿Más opciones? Puedes ir un paso más allá y realizar cursos en los que la soldadura es solo una parte más de la formación. Por ejemplo, para ser mecánico de motos o Técnico en Chapa y Pintura del automóvil.

     

    Y lo que nunca debe faltar en un curso de este tipo es…

    Aparte del precio de un curso de soldadura, hay otras características en las que te debes fijar antes de decantarte por uno u otro. De nada sirve que encuentres el curso-chollo del siglo si no aprendes lo esencial y desarrollas tus conocimientos. Por eso, creo que es importante que tengas una serie de claves para guiarte en tu búsqueda. Si encuentras un curso que cumpla la mayoría de estos requisitos, adelante: habrás dado en el clavo.

    • Temario actualizado. Es algo fundamental. ¡No querrás aprender a soldar como cuando se construyó el Caballo de Troya! Hoy día la tecnología necesaria par estos trabajos incluye manejo de software y herramientas informáticas. Y por supuesto no deja de lado las técnicas tradicionales (convenientemente puestas al día), algo que todo soldador que se precie debe conocer.
    • Tutor o tutora personalizado. Sobre todo, cuando hablamos de enseñanza a distancia u online es importante que mantengas contacto constante con los responsables del curso. Porque a nadie le interesa abonar la matrícula y que le dejen colgado a media formación, sin respuesta a mails o llamadas telefónicas. Contar con un contacto directo que responda en tiempo récord y solucione tus dudas y problemas es fundamental para poder seguir bien el curso.
    • Prácticas, prácticas y más prácticas. Es algo imprescindible. Desconfía de los cursos en los que recibes un diploma y nada más. Una vez terminada tu formación será el momento de llevarla al «mundo real». Un buen curso deberá ofrecerte por lo menos 30 horas de prácticas en negocios del sector; si son más, hasta 300 horas por ejemplo, muchísimo mejor.
    • Evaluaciones continuas. Poner a prueba tus conocimientos de manera progresiva te ayudará a asentarlos. Y si tienes la intención de presentarte a las Pruebas Libres de FP, te servirá para coger práctica en los exámenes y perderles el miedo. Asegúrate que el curso que elijas sigue esta metodología a la hora de evaluar a los alumnos.
    • Opiniones de alumnos. El antiguo «boca a boca» se ha transformado hoy en opiniones en internet, redes sociales, youtube… Intenta averiguar lo que dicen otros que, como tú, hayan estudiado para ser soldadores. Qué cursos les han servido para aprender y progresar, si les ha merecido la pena presentarse a las Pruebas Libres… Todo lo que puedas encontrar (con toda la precaución que requiere navegar por internet, claro) te ayudará a tomar tu decisión.
    • Facilidades de pago. Saber el precio de un curso de soldadura es básico para escogerlo o no. Pero también es importante saber si puedes pagar de forma adecuada a tu situación. Un precio más elevado puede ser llevadero si se abona en cuotas mensuales. No dudes en preguntarlo todo acerca de las opciones disponibles.

    ¿Estás listo? Es el momento de empezar a buscar y encontrar ese curso que te convertirá en un profesional de la soldadura. Te espera una profesión llena de alicientes, con alta demanda y mucho que aprender.

    Recibe información gratis y sin compromiso
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training