El primer día de trabajo: los mejores consejos

Te ofrecemos los mejores consejos para que comiences, de la mejor forma, tu primer día laboral. ¡Bienvenido/a a tu nuevo empleo!
Inicio / Noticias / El primer día de trabajo: los mejores consejos
el primer día de trabajo

¡Enhorabuena por tu nuevo empleo, Adrián!

Ya has conquistado a tu reclutador y superado tu primera entrevista laboral. Y hoy empiezas con tu primer día de trabajo. Los nervios intentan apoderarse de tu cuerpo. ¿Crees que es normal?

La respuesta nos la ofrece el portal de empleo jobandtalent, a través de una encuesta a 1.500 usuarios de su plataforma: cerca del 70% tiene mayor temor al primer día de trabajo que a la entrevista de selección del mismo. ¿El motivo? La sensación de estar en un nuevo espacio laboral con nuevos compañeros y jefes nos causa temor.

En este completo artículo, te mostramos que tu primer día de trabajo debes informarte sobre la empresa, prevenir la vestimenta, llegar cinco minutos antes, preguntar tus dudas sobre el empleo, saber los nombres de los compañeros, presentarte… Mejor, vamos poco a poco. ¡Empezamos!

El Primer Día de Trabajo no solo sucede en una oficina

Siempre nos ofrecen este tipo de imagen cuando se habla del primer día trabajo. La realidad va más allá.

Casi la totalidad de artículos referentes al primer día de trabajo que puedes consultar se ciñen al trabajo en una oficina. ¡Solo al trabajo de oficina! Como si no se trabajase en otros espacios. ¿Qué motiva, entonces, estos artículos tan herméticos? Posiblemente, los redactores que lo escriben solo ven —y muestran— su realidad laboral, una pequeña realidad en la inmensa realidad laboral que existe en el país —como si el primer día de trabajo no pudiese ser en un hospital o en una industria—.

Creemos que se debería ver más allá e invitamos a que este tipo de articulista se dé una vuelta caminando por distintos barrios de la ciudad, pueblos y aldeas para aumentar los puntos de mira sobre los artículos laborales. Parece que el reporterismo, en este campo, está en camino de extinción. Mientras, nosotros seguiremos observando, a pie del cañón, la realidad laboral para ofrecerte siempre la mejor información y la mejor formación para que logres trabajar en el sector que más te guste.

En Campus Training empatizamos con todos los trabajadores por igual, trabajen en una oficina, en un hospital o clínica veterinaria, en un estudio de grabación, en un parque eólico, en la calle, en una cafetería, en la obra, en un taller mecánico y, así, hasta un largo etcétera de posibilidades espaciales. Queremos que estos consejos que te ofrecemos, sirvan para todos los que afrontan este primer día de trabajo, independientemente del lugar donde ejecuten su labor.

Este también puede ser el primer día de trabajo.

El sentido común, el común de los sentidos para tu primer día de trabajo

Existe una conducta básica que se llama sentido común y es aplicable por igual en España, China o Tuvalu. Es posible que no conozcas este último país ya que solo recibe tres turistas al día, siendo el país del planeta que tiene menos visitantes. Pues sí, nuestros consejos también sirven en este remoto lugar que está a medio camino entre Australia y Hawái.

Si deseas ser un trabajador ejemplar y afrontar el primer día de trabajo, usa el sentido común, sé respetuoso con los compañeros y jefes, y cumple con los horarios. En este punto ya podríamos dar por acabado este artículo. Pero siempre queremos ir más allá para ayudarte en todo lo referente al mundo laboral. Por ello, te detallamos una lista de los mejores consejos para tu primer día de trabajo.

¿Qué hacer antes de tu primer día de trabajo?

Infórmate sobre la empresa donde vas a trabajar. Intenta recabar la mayor información sobre la misma: historia de la empresa, fundadores, objetivos, nombres, competencia… Esta información te será muy útil para “ir rodado” en tu primer día. El conocimiento te quitará temeridad y serás de ese 30% de la población que no tiene miedo a comenzar su día a día en el nuevo trabajo —seguro que, a raíz de esta publicación, cada vez seremos menos—.

Para el hombre prudente es más fácil prevenir que remediar. Baltasar Gracián

Además, te recomendamos que el día anterior realices el desplazamiento al trabajo para calcular el tiempo que te lleva acudir, así evitarás llegar tarde al mismo en tu primer día.

La noche anterior debes descansar bien para ir con la mayor seguridad y energía. Siempre recomendamos ir al trabajo aseado, descansado y desayunado —es importante tener fuerzas e higiene para afrontar las jornadas laborales—.

Puntualidad suiza… o alemana

Alemania, Suiza, Japón, Suecia, Holanda… Acabamos de citar los cinco países más puntuales del mundo, respectivamente. Como podrás apreciar, no aparece España en la lista. ¿El motivo? Nuestra cultura zalamera, patriarcal, impuntual… el país de la siesta y de la fiesta. Pero, ¿somos todos realmente así? La respuesta es un rotundo NO.

Se trata de tópicos que se alimentan de la “culturilla” popular, la literatura de la picaresca y de la caja tonta. Cada vez más españoles huimos de estos estereotipos que solo nos ayudan a poner excusas para no ser mejores. Así que, ¡clichés fuera! Seamos lo mejor que podamos ser en el trabajo y en nuestra vida personal.

“Llegar tarde es una forma de decir que tu propio tiempo es más importante que el tiempo de la persona que te espera”.

Karen Joy Fowler

Si quieres afrontar con buen pie tu primer día de trabajo, debes tener mayor puntualidad que los helvéticos y los alemanes juntos, es decir, llegar antes al trabajo. No hace falta que montes tu saco de dormir la noche anterior a las puertas de tu espacio laboral, pero con llegar unos cinco minutos antes, es más que suficiente para estar tranquilo/a y con los deberes bien hechos.

Es difícil mostrarte confiable cuando la gente tiene que esperarte. Wes Fessler

Vestuario del primer día… y de los siguientes

Además, te aconsejamos tener la ropa preparada del día anterior para que no te entren dudas con tu vestimenta, que debe estar acorde a la empresa. La ropa debe ser cómoda para que puedas realizar correctamente tus funciones, y estar acorde con la del resto de empleados y empleadas de tu sección.

Si trabajas en el exterior, debes prevenir las temperaturas y condiciones climáticas que te encontrarás a lo largo del día. Necesitarás añadir un forro polar a mayores a tu vestuario laboral si trabajas a primeras horas de la mañana con temperaturas bajas.

¿Sabías que se usan distintos colores según el trabajo que realizan diferentes sectores? Te ofrecemos unos curiosos ejemplos que no tienen desperdicio.

En la hostelería se suele utilizar el blanco, el negro y el beis, que confieren al trabajador un toque de elegancia y formalidad. Además, el tener delantales de color oscuro disimula las posibles manchas.

Trabajos de autoridad en fuerzas de seguridad que utilizan tonos oscuros. Inconscientemente, el color azul marino oscuro lo identificamos como autoridad máxima.

En los trabajos al aire libre, como en la construcción, se utilizan colores llamativos como el amarillo fluorescente, ya que es necesario ser visible en exteriores.

Martin Frohm: ¿Qué diría usted si un hombre se presentara en esta entrevista sin camisa y le diéramos el trabajo?
Chris (Will Smith): Pues que sus pantalones debían de ser estupendos.

Película En busca de la Felicidad

En definitiva, no vayas excesivamente arreglado/a si sabes que tus compañeros no van así, o viceversa. La clave es el sentido común e intentar no desentonar.

Atender y preguntar en tu primer día

El primer día de trabajo tus compañeros o persona encargada de ti, te explicarán las tareas básicas que realizarás en los próximos meses. En la mayoría de ocasiones, suele ser muchísima información para asimilar de golpe. Por tanto, si tienes alguna duda, debes resolverla al momento. Más vale 1.000 preguntas que una acción laboral torpe o equivocada —en jerga laboral: “una cagada”—.

Así que, ante la duda, la pregunta evitará cualquier situación incómoda a posteriori.

“Yo soy el tipo de persona que, si me hacen una pregunta y no sé la respuesta le diré que no la conozco, pero le apuesto que sé cómo encontrar la respuesta y la encontraré”.

Will Smith en la película En busca de la felicidad

Saber los nombres de los compañeros

A todas las personas nos gusta que nos llamen por nuestro nombre. Por ello, es importante que memorices los nombres de los compañeros para poder dirigirte a ellos correctamente. En mi caso particular, tengo que ir anotándolos junto con sus funciones en una libreta, ya que siempre me resulta imposible acordarme de un nombre después de una presentación, sobre todo, después de que te hagan múltiples presentaciones en un solo día.

La verdad que es admirable las personas que se acuerdan de todos los nombres, así de primeras. Existen trucos muy creativos para memorizar los nombres —he de confesar que a mí no me funcionaron y la memoria me seguirá jugando malas pasadas en este aspecto—.

Presentarte a tus nuevos compañeros

En menos de 30 segundos debes presentarte a tus compañeros. ¿Por qué en 30 segundos o menos? Cuando pasa más de medio minuto dejamos de prestar involuntariamente la máxima atención. Por ello, en este tiempo debes contar quién eres, qué hacías antes del trabajo actual y qué funciones vas a desempeñar en la nueva empresa.

Por cierto, ¿sabías que esta presentación se llama discurso de ascensor “elevator pitch” ? Y proviene de la idea del tiempo que tarda un ascensor en subir 6 o 7 plantas. En ese tiempo te puedes encontrar a una persona de recursos humanos o una oportunidad, y debes presentarte y venderle un negocio —o venderte a ti mismo— en el tiempo que está presente en el ascensor.

La verdad que estas situaciones solo pasan en el cine y lo normal es utilizar este “discurso de ascensor” en rondas de inversión o para presentarte a compañeros, sin ser tan agresivas, tal como sucede en la ficción cinematográfica. Acaso, no es memorable el “elevator pitch” de Will Smith en la película “En Busca de la Felicidad”. Lo recordamos…

Conclusiones sobre el primer día de trabajo

Hemos llegado al final de este artículo. Como puedes apreciar, estos consejos valen para todo tipo de trabajos, en cualquier país y en cualquier espacio laboral… y no solo para problemas de oficina del tipo de si te pones unos cascos de audio o no mientras trabajas, o si te levantas con tus “compis de ofi” a tomar un café o no el primer día de trabajo.

En Campus Training velamos por todas las profesiones por igual, sin hacer distinción alguna. Por ello, te ofrecemos todo tipo de formación con prácticas laborales para ofrecerte la mejor empleabilidad. Solo queremos que te formes, hagas prácticas y consigas tu merecido trabajo por confiar en nosotros.

Multitud de profesiones en su primer día de trabajo. La ilusión del primer día, siempre.

Último consejo. Si tienes nervios, piensa que te han elegido a ti, entre todos los candidatos, ya que superaste lo más difícil: la criba de selección. Cumples con el perfil que ha buscado la empresa y lo harás bien desde el primer día si muestras tu valía y sigues estos consejos que hemos preparado especialmente para ti.

¡Felicidades por tu nuevo empleo! Te deseamos un estupendo primer día de trabajo.

Artículos relacionados

14 noviembre, 2017

¿Qué es Campus Training?

6 noviembre, 2017

Cursos Campus Training

Juan de Campus Training

23 agosto, 2017

Compartir
Archivado en
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en