Pruebas físicas ejército: todos los ejercicios que debes superar

Pruebas físicas ejército: conoce todas las pruebas físicas que debes superar para entrar en el ejército español. ¿Las superarías?
Inicio / Noticias / Pruebas físicas ejército: todos los ejercicios que debes superar

pruebas fisicas ejercito

Las pruebas físicas del ejército son, sin duda, una de las partes más importantes de las pruebas de acceso a las fuerzas armadas, pero no deben asustarte. En este artículo te contamos en qué consisten y cómo debes prepararte para superarlas con éxito.

Pruebas físicas ejército: ¿Cuándo se desarrollan las pruebas físicas?

Con carácter general, en las oposiciones de tropa y marinería, las pruebas físicas de acceso al ejército tienen lugar después de haber superado las fases de concurso y oposición. De este modo, la estructura de todo el proceso selectivo es la siguiente:

  • Primera fase:
    • Concurso ( donde se procede a la valoración de los méritos que hayas alegado).
    • Oposición (que incluye pruebas de conocimientos y aptitud verbal, numérica, espacial, de memoria, razonamiento abstracto, etc.).
  • Segunda fase:
    • Reconocimiento médico, que se calificará como “apto” o “no apto”.
    • Pruebas de aptitud física, que analizamos más en detalle en los siguientes apartados.

¿En qué consisten las pruebas físicas del ejército?

Las pruebas físicas del ejército consisten en la realización de una serie de ejercicios predeterminados en los que se deben alcanzar las marcas mínimas que exigen las bases de la convocatoria.

En general, las pruebas físicas tratan de evaluar parámetros de rendimiento físico como los siguientes:

  • Potencia del tren inferior.
  • Resistencia muscular abdominal.
  • Resistencia muscular del tren superior.
  • Resistencia cardio-respiratoria.
  • Velocidad.
  • Agilidad.

Para ello se diseñan una serie de ejercicios enfocados a medir cada uno de esos aspectos, como son:

  • Salto de longitud sin carrera.
  • Abdominales.
  • Flexo-extensiones de brazos.
  • Carrera.
  • Natación.
  • Circuito de agilidad.

No obstante, has de tener en cuenta que no todas las convocatorias exigen la realización de todas y cada una de las pruebas mencionadas. Por ejemplo, en la última convocatoria de oposiciones de tropa y marinería no se exigía prueba de natación ni circuito de agilidad.

A continuación veremos más en detalle el tipo de ejercicios y las marcas necesarias para superar las pruebas físicas del ejército en cada categoría y especialidad.

Pruebas físicas ejército: tropa y marinería

En la más reciente convocatoria de plazas de tropa y marinería, las pruebas físicas constaban de los siguientes ejercicios y marcas mínimas exigidas:

Salto de longitud sin carrera

Hombres

145 cm plazas nivel A.

163 cm plazas nivel B.

187 cm plazas nivel C.

205 cm plazas nivel D.

Mujeres

121cm plazas nivel A.

136 cm plazas nivel B.

156 cm plazas nivel C.

171 cm plazas nivel D.

Abdominales

Hombres

15 abdominales plazas nivel A.

21 abdominales plazas nivel B.

27 abdominales plazas nivel C.

33 abdominales plazas nivel D.

Mujeres

10 abdominales plazas nivel A.

14 abdominales plazas nivel B.

18 abdominales plazas nivel C.

22 abdominales plazas nivel D.

Flexo-extensiones de brazos

Hombres

5 flexiones plazas nivel A.

8 flexiones plazas nivel B.

10 flexiones plazas nivel C.

13 flexiones plazas nivel D.

Mujeres

3 flexiones plazas nivel A.

5 flexiones plazas nivel B.

6 flexiones plazas nivel C.

8 flexiones plazas nivel D.

Carreras progresivas 20 metros ida y vuelta

Hombres

5 carreras nivel A.

5,5 carreras nivel B.

6,5 carreras nivel C.

7,5 carreras nivel D.

Mujeres

3,5 carreras nivel A.

4 carreras nivel B.

5 carreras nivel C.

6 carreras nivel D.

Pruebas físicas ejército: escala de oficiales

En la escala de oficiales, las marcas mínimas exigidas varían en función de la especialidad a la que quieras acceder.

Los ejercicios en los que se estructuran las pruebas son los siguientes:

  • Flexiones.
  • Salto vertical.
  • 50 metros.
  • 1000 metros.
  • Natación 50 metros.
  • Circuito de agilidad.

En este enlace puedes consultar las marcas mínimas que debes conseguir en las distintas especialidades. Por poner algún ejemplo, en el Cuerpo General con Titulación se exigen 24 flexiones para hombres y 18 para mujeres. Sin embargo, en el Cuerpo de Ingenieros, las marcas mínimas son de 9 y 7 flexiones, respectivamente (al igual que en el Cuerpo de Medicina).

En el caso de salto vertical, las marcas mínimas en el Cuerpo General y Cuerpo de Intendencia es de 48 cm para hombres y 42 para mujeres, mientras que será de 33 cm y 29 cm para los cuerpos de Ingenieros, Medicina y Cuerpos Comunes.

¿Cómo prepararte para las pruebas físicas del ejército?

La preparación de las pruebas físicas del ejército exige una cierta planificación y constancia para poder alcanzar las marcas mínimas con comodidad. En cualquier caso, es recomendable que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • En primer lugar, asegúrate de no padecer ninguna enfermedad o problema fisiológico que pudiera desaconsejar el entrenamiento. Así, es recomendable que te hagas un chequeo médico, especialmente si no haces deporte con regularidad.
  • Planifica una rutina de entrenamiento adecuada a los ejercicios que debes realizar en la oposición. Esta rutina debería ser progresiva, aumentando en intensidad a medida que se aproxima la fecha de las pruebas.
  • Establece períodos de descanso semanal. Entrenar todos los días de la semana es contraproducente y puede aumentar el riesgo de lesiones.
  • La constancia es clave. De poco sirve realizar entrenamientos esporádicos, por muy intensos que sean. Para conseguir una mejora progresiva y sostenible de tus marcas, debes entrenar con regularidad y de forma ordenada.
  • Entrena para todos los tipos de ejercicio de los que consten las pruebas físicas. No te confíes con los ejercicios que te resulten más fáciles ni evites aquellos que te requieran mayor esfuerzo.
  • Periódicamente podrías realizar un simulacro de las pruebas físicas tal y como habrás de realizarlas el día del examen. Cronometra tus tiempos y anota las marcas para controlar tu evolución a lo largo del tiempo.
  • Cuida tu alimentación, tratando de llevar una dieta equilibrada que te aporte todos los nutrientes necesarios.
  • Si fuese posible, podría ser de gran ayuda que contases con los consejos de un entrenador personal o un preparador físico que verificase tu entrenamiento o, al menos, te evaluase periódicamente.

Como has visto, las pruebas físicas del ejército no son excesivamente complejas ni exigentes. Con un entrenamiento adecuado y un poco de constancia, no te será difícil conseguir las marcas mínimas. Por tanto, si te atrae la idea de incorporarte a las Fuerzas Armadas, empieza ahora tu entrenamiento y podrás lograr tu objetivo antes de lo que te imaginas.

Pruebas físicas ejército: todos los ejercicios que debes superar
5 (100%) 2 votos
  • Recibe información gratuita

Rubén de Campus Training

28 noviembre, 2018

Compartir
  • Recibe información gratuita
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en