¿Qué es el employer branding?

El employer branding es una prioridad empresarial. Si quieres saber qué es y cómo debes implantarlo, ¡no pierdas de vista este artículo!
Inicio / Noticias / ¿Qué es el employer branding?
Marcos Nebreda López 28 julio, 2020

employer branding - marketing

Construir una imagen de marca fuerte que atraiga talento a las organizaciones y por tanto mejor los resultados y la competitividad de esas empresas es una tarea en auge. El employer branding es ya una prioridad empresarial que debes tener en cuenta. Si quieres saber qué es y cómo debes implantarlo no pierdas de vista este artículo.

 

Qué es el employer branding

El employer branding es técnica de marketing enfocada a transmitir dentro y fuera de la organización los valores y características que la definen y que le permite diferenciarse de otras compañías y obtener una ventaja competitiva.

“Un conjunto de atributos y cualidades, a menudo intangibles, que hace que una organización sea característica, prometiendo una experiencia laboral determinada y atrayendo a aquellas personas que prosperarán y rendirán mejor en su entorno”. Así define el employer branding el CIPD (Chartered Institute of Personnel and Development), la organización de recursos humanos más antigua del mundo.

En definitiva, se trata de la reputación como empleador y de garantizar la participación de los empleados en la propuesta de valor de la empresa.

El employer branding es también la estrategia para construir y mantener la imagen positiva de la empresa. El objetivo son los empleados y por tanto mejorar o trabajar la percepción que puedan tener de la marca. Todos queremos trabajar en empresas que tengan buena reputación y que sean elegidas como un buen lugar en el que trabajar.

Otra definición de employer branding es el arte de ser percibido, tanto por los trabajadores propios como por los demás profesionales del sector, como un gran lugar en el que trabajar. Mejorar esa reputación es el objetivo del employer branding y por tanto poner a los empleados a la cabeza.

El objetivo de establecer una estrategia de employer branding para cualquier empresa va a ser el de diferenciarse de la competencia, atraer talento de profesionales que ayuden a cumplir esos objetivos y sobre todo fidelizar ese talento y mantenerlo a largo plazo.

 

Origen del employer branding

La técnica nació en Estados Unidos en los años 60 pero hasta este siglo no ha calado de verdad en el mundo empresarial. El concepto de employer branding existe oficialmente desde 1996 –Simon Barrow y Tim Ambler lo acuñaron por primera vez–, aunque no fue hasta 2004 cuando se empezaron a dar premios al respecto.

En sus orígenes el branding iba dirigido exclusivamente a los clientes. Las empresas se han preocupado siempre por saber qué opinan los clientes sobre la marca, cómo se comportan y por qué la compran. Sin embargo, el branding ha evolucionado y se ha conectado con los recursos de la empresa y su capital humano.

Por ello es igual de importante cómo perciben la empresa los empleados, qué imagen proyecta y si es o no atractiva para futuros candidatos a cualquier puesto, qué les puede ofrecer y qué les atrae.

 

Estrategias para aplicar el employer branding

Establecer planes para motivar a tus trabajadores es un objetivo fundamental de toda empresa ya que garantiza mayor productividad y resultados mejores a largo plazo. Además, el employer branding permite retener la fuga de talento de las empresas, uno de los grandes problemas al que se enfrentan hoy en día.

A la hora de aplicar employer branding a tu empresa u organización es necesario establecer ciertas estrategias que te ayudarán. Te contamos las más importantes.

  • Crear embajadores de marca. Los empleados de la empresa han de convertirse en evangelistas y predicadores de la marca. El objetivo es doble, por un lado deban hablar bien de tu compañía como marca empleadora y además generar un impacto positivo de cara a clientes potenciales.
  • Analizar la cultura empresarial. Uno de los primeros pasos ha de ser tomar conciencia de nosotros como empresa. Definir nuestra misión, visión y valores y realizar un análisis DAFO para detectar debilidades, amenazas, oportunidades y fortalezas. Se trata de ver si existe cultura empresarial en nuestra organización, cómo es y si no existe establecer una con garantías.
  • Estudiar la propuesta de valor. Como empresa has de saber qué ofreces a tus empleados y los posibles candidatos que quieran trabajar en ella. Has de mostrar los pilares y valores de la compañía sobre los que está fundada y sobre los que las personas se puedan sentir identificadas. Atraer talento y candidatos que deseen trabajar en la empresa y sobre todo no irse de ella es el objetivo de esta estrategia. Sirve para mejorar la atención de los candidatos y evita la rotación ya que el candidato percibe valores y beneficios desde el comienzo. Captar los valores y la cultura es la clave para poder transmitirlos a aquellos que desean formar parte de ella.
  • Definir el empleado potencial. Es importante establecer un perfil del tipo de empleado que mejor encaja en nuestra organización para poder acertar en la atracción y selección del talento a la hora de contratar.
  • Comunicar internamente. A la hora de aplicar el employer branding es de vital importancia saber cómo comunicarlo a tus empleados y mantenerlos bien informados en todo momento. Un equipo que gestione la comunicación interna para transmitir, comunicar, compartir hacia dentro todo lo relacionado con el employer branding te ayudará a lograr objetivos.
  • Realizar acciones hacia dentro y hacia afuera. Una buena estrategia de employer branding ha de incluir acciones para que los empleados logren sentimiento de pertenencia y participen en las actividades. El objetivo es que se involucren y se conviertan en embajadores de marca que lograrán compartir hacia afuera los valores y ventajas de la empresa y por tanto generar atracción de futuros trabajadores que conecten con nuestra filosofía.
  • Priorizar el marketing de experiencias. El empleado ha de ser visto como un consumidor potencial y por tanto ha de ser el primero en validar las acciones de la empresa. Has de tener muy en cuenta cómo actúa y cómo se comporta tu consumidor potencial, ofrecer productos personalizados y tener muy en cuenta la experiencia de ese consumidor y por tanto de los empleados como consumidores en un primer momento.
  • Apostar por la transparencia. Una buena estrategia de employer branding pasa por una apuesta clara la transparencia sin esconder en ningún momento información relevante de la empresa y abordando posibles conflictos con sinceridad.
  • No olvidar ventajas para empleados. Si queremos que los trabajadores se conviertan en embajadores de nuestra marca o empresa debemos ofrecerles además de buen ambiente laboral una serie de beneficios como oportunidades de promoción, estabilidad laboral y un entorno agradable y en el que se sientan valorados.

 

Ventajas y beneficios del employer branding

En el entorno empresarial actual las empresas se diferencian por los valores intangibles que las hacen distintas de la competencia. Por tanto tener una estrategia de employer branding que ayude a difundir esos valores corporativos va a marcar la diferencia. Existe una serie de ventajas de implantar el employer branding en la empresa y estos son los principales:

  • Aumento de productividad. Si los empleados están contentos con el trabajo y orgullosos de la organización a la que pertenecen el esfuerzo y el compromiso con la empresa será mayor y por tanto mejorará la productividad y los resultados finales.
  • Menos rotación. Otra de las ventajas es que evitamos un cambio constante de empleados ya que crearemos fidelidad y empleados que deseen permanecer en la empresa por más tiempo.
  • Mayor flujo de talento. Con una buena estrategia de employer branding no habrá escasez de candidatos que deseen trabajar en la empresa. La buena reputación atraerá talento solvente y con ganas de quedarse.
  • Menos gastos de contratación. Esta fidelización también ahorrará costes de contratación frecuentes en empresas que no dedican tiempo al employer branding.
  • Diferenciación de la competencia. Otra ventaja añadida es una mayor diferencia de la competencia al contar con valores propios y una plantilla de empleados fiel que ayudan a mejorar la reputación de la empresa.

 

Ejemplos reales de employer branding

Ahora que ya sabemos qué es el employer branding y cómo aplicarlo a nuestra empresa podemos destacar algunos ejemplos reales de empresas que han sabido aplicarlo muy bien.

Es el caso de Wallmart que suele contratar empleados sin formación a los que ofrece un ambicioso plan formativo a su medida. Otro ejemplo es Netflix o Apple que ofrecen acciones en la propia compañía. Netflix también ofrece  vacaciones ilimitadas y una baja por maternidad (y paternidad) de un año.  AirBnB pone a disposición  recursos gratuitos a los caseros cuidando el espacio de trabajo.

Pero si pensamos en una empresa pionera y referente del employer branding seguro que se nos viene a la cabeza Google. Más allá de las instalaciones, los juegos en la oficina o el corte de pelo gratis, la compañía permite a sus ingenieros dedicar el 10% de su tiempo en experimentar en lo que ellos deseen, algo que ha desembocado en ideas realmente innovadoras. Y cada año envía a parte de sus empleados a países subdesarrollados para trabajar en proyectos solidarios.

 

Ahora ya sabes qué es el employer branding y por qué es vital tenerlo en cuenta para crear una buena imagen empresarial, atraer talento y sobre todo fidelizar esa buena reputación. Si tienes dudas en Campus Training podemos seguir asesorándote.

Marcos Nebreda López

Redactor en Campus Training

Etiquetas
  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?