Qué son los servicios sociales

Te contamos en detalle qué son los servicios sociales y a qué se dedican. ¡Una profesión con auténtica vocación social!
servicios sociales que son|que son los servicios sociales
Marcos Nebreda López
Marcos Nebreda López 15 de febrero de 2021

Los servicios sociales son una serie de programas y recursos dirigidos a aquellas personas que están en situaciones de exclusión social o dependencia. El objetivo es mejorar las condiciones de vida de esas personas. Si quieres saber todo lo relacionado con los servicios sociales y cómo dedicarte profesionalmente a esta área de trabajo, no te pierdas nada de este articulo

 

Qué son los servicios sociales. Definición

Cuando hablamos de servicios sociales hablamos de un sistema con una serie de programas y recursos que abordan problemas sociales concretos de diferentes personas o colectivos vulnerables. Su finalidad es garantizar el bienestar de estas personas y su acceso al Estado de Bienestar. Los servicios sociales incluyen un  conjunto de servicios y prestaciones de promoción y acción social que atiende las necesidades sociales de forma integral. Su competencia está repartida entre las administraciones públicas y en general cada comunidad autónoma es la encargada de gestionar estos servicios para las personas que habitan en la comunidad.

Los servicios sociales incluyen prestaciones que están incluidas dentro de la acción protectora del sistema de la Seguridad Social. La finalidad de las mismas es complementar las prestaciones económicas y procurar una mejora de las condiciones de vida de los beneficiarios. El objetivo es conseguir reducir las limitaciones personales motivadas por razones de edad, discapacidad, pobreza o exclusión social.

La protectora se amplía y complementa con un sistema público de prestaciones y servicios para la atención a las personas en situación de dependencia (aquellas que por razones de edad, enfermedad o discapacidad precisan de la atención de otras personas o ayudas para realizar las actividades básicas de la vida diaria), que se prestan a través de la red de servicios sociales de las Comunidades Autónomas.

Dentro del Sistema público de servicios sociales podemos establecer dos tipos de niveles para clasificarlos;

  1. Nivel primario de servicios sociales (servicios sociales comunitarios).
  2. Nivel especializado de servicios sociales (servicios sociales especializados de mayor complejidad que requieren una especialización técnica concreta o una disposición de recursos determinada).

Existen muchos ejemplos de servicios sociales que se desarrollan en una comunidad. Algunos de los más conocidos las residencias de ancianos, los centros de día, los servicios de información, valoración, orientación y asesoramiento, el servicio de teleasistencia, la atención inmediata en situaciones de urgencia y emergencia social, los servicios específicos para la protección de niños o niñas en situación de riesgo o desamparo, la protección jurídica y social de las personas con capacidad limitada y de personas menores de edad en situación de desamparo, la protección de las víctimas de violencia de género, el tratamiento a drogodependientes, o el servicio de ayuda a domicilio.

Para poder ejercer estos servicios sociales existen centros en cada una de las comunidades autónomas con profesionales de esta área que pueden llevar a cabo asistencia a personas que lo necesiten.  Cada uno de estos centros cuenta con un/a técnico/a de trabajo social, que es el profesional de referencia a la hora de abordar un problema social en particular. Aconseja y pone a disposición de los usuarios de los servicios sociales todos los recursos existentes para abordar su problema social específico. Además de trabajadores sociales, en el área de servicios sociales también trabajan otros profesionales como integradores o educadores sociales que forman parte de este sector.

 

Objetivos de los servicios sociales

Los servicios sociales tienen una serie de objetivo fundamentales que guían a los profesionales que llevan a cabo estas tareas. Son los siguientes:

  • Detectar las necesidades personales básicas y las necesidades sociales.
  • Prevenir, atender y promover la inserción social en las situaciones de marginación y de exclusión social.
  • Facilitar que las personas alcancen la autonomía personal y funcional en la unidad familiar o de convivencia que deseen.
  • Favorecer la convivencia social.
  • Favorecer la igualdad efectiva de las personas, eliminando discriminaciones por razón de género o de discapacidad o por cualquier otra condición o circunstancia personal o social arbitraria.
  • Atender las necesidades derivadas de la falta de recursos básicos y de los déficits en las relaciones personales y con el entorno, evitando, si es posible, la institucionalización segregadora como solución de dichas carencias.
  • Asignar equitativamente el uso de los recursos sociales disponibles.
  • Promover la cohesión social y la resolución comunitaria de las necesidades sociales, mediante políticas preventivas y comunitarias en todo el territorio; hacer de los servicios sociales un factor productivo esencial y generador de ocupación de calidad, y normalizar la actividad económica del sector.
  • Promover la participación, el asociacionismo, la ayuda mutua, la acción voluntaria y las demás formas de implicación solidaria en los asuntos de la comunidad.
  • Promover la tolerancia, el respeto y la responsabilidad en las relaciones personales, familiares, convivenciales y sociales.
  • Luchar contra la estigmatización de los colectivos desfavorecidos atendidos por los servicios sociales.

Las funciones de trabajador social  se enfocan en la prevención y planificación y atención directa de problemas sociales causados por desigualdades, carencias e injusticias que no están contempladas o debidamente servidas por la legislación vigente.

El objetivo de la labor de este profesional es procurar, a través de los servicios sociales, el bienestar de las personas más desfavorecidas. Informar, orientar y diseñar actuaciones para gestionar proyectos de integración son sus cometidos principales.

Para ser un trabajador de servicios sociales has de reunir una serie de habilidades o requisitos que te permitirán realizar este trabajo con profesionalidad. Son los siguientes:

  • Tener vocación de servicio y compromiso social. Es el requisito más importante para trabajar en servicios sociales. Son profesionales que promueven el cambio social, la solidaridad y la igualdad y por tanto han de tener cierta vocación.
  • Habilidades de comunicación e interpersonales. Esta capacidad te permitirá comunicarte y entender mejor las necesidades de personas que necesitan de esta ayuda; colectivos discriminados o en riesgo de exclusión.
  • Poseer capacidad de escuchar con atención y hacer las preguntas correctas a los usuarios. Esta habilidad es crucial para detectar lo que necesitan y ofrecerles los recursos sociales disponibles
  • Ser flexible y adaptable. Para trabajar en servicios sociales has de ser capaz de entender muchas problemáticas y de hacerlo con flexibilidad y capacidad de adaptación.
  • Ser capaz de trabajar bien en equipo. En servicios sociales has de trabajar con un equipo de personas de diferentes perfiles que gestionan la realidad y con los que tendrás que ser capaz de coordinarte de forma adecuada.
  • Ser una persona organizada y motivada, con buenas habilidades de resolución de problemas.
  • Tener capacidad para ayudar a las personas a tomar decisiones importantes, sin imponer soluciones.

 

Quién se puede beneficiar de los Servicios Sociales y cómo hacerlo

Según la ley 12/2007 de Servicios Sociales, todas las personas tienen derecho a acceder a la atención social y a disfrutar de la misma, sin discriminación por razón de lugar de nacimiento, etnia, sexo, orientación sexual, estado civil, situación familiar, enfermedad, religión, ideología, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Los destinatarios de los servicios sociales, de acuerdo con lo establecido por el apartado 1 de esta ley tienen derecho a:

Disponer de un plan de atención social individual, familiar o convivencial, en función de la valoración de la situación, que debe aplicarse técnicamente por procedimientos reconocidos y homologados.

  • Recibir servicios de calidad y conocer los estándares aplicables a tal fin, y derecho a que sea tenida en cuenta su opinión en el proceso de evaluación.
  • Recibir de forma continuada los servicios sociales mientras estén en situación de necesitar el servicio.
  • Recibir una atención urgente o prioritaria en las situaciones que no puedan esperar al turno ordinario, en los supuestos determinados por la administración competente.
  • Tener asignado un profesional o una profesional de referencia que sea el interlocutor principal y que vele por la coherencia, la coordinación con los demás sistemas de bienestar y la globalidad del proceso de atención, y cambiar, si procede, de profesional de referencia, de acuerdo con las posibilidades del área básica de servicios sociales.
  • Renunciar a las prestaciones y los servicios concedidos, salvo que la renuncia afecte a los intereses de menores de edad o de personas incapacitadas o presuntamente incapaces.
  • Decidir si desean recibir un servicio social y escoger libremente el tipo de medidas o de recursos que deben aplicarse, entre las opciones que les sean presentadas, así como participar en la toma de decisiones sobre el proceso de intervención acordado.
  • La confidencialidad de los datos e informaciones que consten en sus expedientes, de acuerdo con la legislación de protección de datos de carácter personal.

 

Cómo has de formarte para trabajar en servicios sociales

Por tanto, si deseas trabajar para mejorar la calidad y condiciones de vida de la gente has de formarte en este sector. ¿Cómo hacerlo?

Puedes acceder a este tipo de trabajo con una titulación universitaria en trabajo social, educación social, psicología o pedagogía dependiendo de tu perfil. Por ejemplo, en el caso de que te formes como trabajador social vas a tener que realizar labores para  población que se encuentre  vulnerada de derechos sociales y civiles o en situaciones de riesgo o de conflicto. El objetivo de esta formación ha de ser promover una mejora en las situaciones sociales, tanto colectivas, familiares o individuales y mejorar las capacidades de los ciudadanos facilitando el acceso a todos los recursos y servicios personales que pueda disponer. Como trabajador social vas a trabajar con realidades de colectivos diversos  como inmigrantes y refugiados, adolescentes en riesgo, personas sin hogar, mujeres, drogodependientes, etc.

Además de la formación universitaria puedes formarte en el ámbito de los servicios sociales mediante diferentes ciclos de formación profesional. Entre estos grados están el de técnico en atención a personas en situación de dependencia, técnico superior en animación sociocultural y turística, técnico superior en educación infantil, técnico superior en integración social, técnico superior en mediación comunicativa o técnico superior en promoción e igualdad de género, entre otros.

En una formación de FP de servicios sociales vas a aprender a programar actividades de integración social, diseñar e implementar actuaciones para prevenir la violencia doméstica, así como actividades de atención a las necesidades físicas, y psicosociales en función de las características de los usuarios y del contexto, controlando y evaluando el desarrollo de las mismas.

Al formarte en esta área también vas a organizar actividades de apoyo a la gestión doméstica y de apoyo psicosocial además de organizar e implementar programas de inserción laboral y ocupacional y evaluar su desarrollo.

Para trabajar en servicios sociales tendrás que llevar a cabo tareas de mediación entre personas y grupos aplicando técnicas participativas y de gestión de conflictos. Además, has de tener relaciones fluidas con las personas usuarias y sus familias, miembros del grupo de trabajo y otros profesionales y aportar siempre soluciones a conflictos que puedan surgir.

En una formación de FP sobre servicios sociales, vas a profundizar teóricamente en módulos como contexto de la intervención social, inserción sociolaboral, atención a las unidades de convivencia, mediación comunitaria, apoyo a la intervención educativa, promoción de la autonomía personal, metodología de la intervención social, entre otros.

También es importante que en tu formación para trabajar en servicios sociales cuentes con un módulo de prácticas en centros de trabajo donde puedas aprender de cerca cómo funciona el sector, ver qué actividades vas a realizar y adquirir experiencia que te servirá para insertarte laboralmente en el mundo de los servicios sociales.

 

Salidas profesionales en el área de servicios sociales

Las salidas laborales si decides trabajar en servicios sociales están en los servicios de bienestar social de las diversas administraciones públicas como las comunidades autónomas u otro tipo de administraciones dirigidas a infancia, juventud, dependencia, drogodependencias…Además, puedes trabajar en multitud de proyectos de iniciativa social promovidos por empresas privadas como residencias, centros de día u ocupacionales…

En resumen, estos son todos los perfiles que puedes tener si te dedicas al ámbito de los servicios sociales; técnico de programas de prevención e inserción social, educador de equipamientos residenciales de diverso tipo, trabajador familiar, auxiliar de tutela, técnico de integración social, educador de educación especial, monitor de personas con discapacidad, técnico de movilidad básica, mediador ocupacional y/o laboral, mediador comunitario e intercultural, técnico en empleo con apoyo, técnico de acompañamiento laboral o monitor de rehabilitación psicosocial.

Ahora ya sabes todo sobre qué son los servicios sociales, cómo funcionan y sobre todo cómo puedes llegar a trabajar como profesional en esta área. Si necesitas una academia o centro que te guíe en tu carrera como trabajador de servicios sociales, puedes contar con Campus Training.

Marcos Nebreda López
Marcos Nebreda López 15 de febrero de 2021
Recibe información gratuita