Qué valoran los trabajadores de su empresa

Reconocimiento profesional, buenas condiciones laborales, posibilidades de crecimiento, flexibilidad, estabilidad…
Qué valoran los trabajadores de su empresa
Logo Campus Training
RR. HH. 23 de junio de 2021

    Reconocimiento profesional, buenas condiciones laborales, posibilidades de crecimiento, flexibilidad, estabilidad…Existen muchos factores que determinan lo importante para un empleado o empleada dentro de la empresa en la que va a trabajar o trabaja. En este artículo te explicamos en detalle qué valoran los trabajadores de su propia empresa y por qué.

     

    Factores que valoran los trabajadores de su empresa

    El perfil de trabajador ha ido evolucionando con el tiempo, adquiriendo más derechos y también cambiando sus prioridades y demandas en el entorno laboral. Para lograr un alto grado de competitividad, eficacia y felicidad en el lugar de trabajo, las empresas deben proporcionar una serie de facilidades y beneficios a sus trabajadores. No basta con un salario asequible y con cumplir las obligaciones básicas. Más allá de lo que todos conocemos, existen una serie de factores básicos que los trabajadores valoran a la hora de elegir una empresa o cuando ya trabajan en una. Te los contamos.

    • Buenas condiciones salariales. El salario es siempre un punto importante a la hora de valorar cualquier trabajo, aunque tal vez no el más importante. Si el salario es alto, la empresa tendrá más posibilidades de atraer a trabajadores mejor cualificados, con más experiencia y más productivos. El salario debe estar recogido en el convenio colectivo de la empresa y ha de ser establecido de acuerdo al tipo de jornada laboral, a tu categoría y las tareas que desempeñes. Además, debe incluir una serie de retribuciones adicionales, contemplar pagas extras, vacaciones pagadas etc.  El salario es un motivo importante a valorar pero también la percepción que un empleado tiene de su propio valor dentro de la organización a la que pertenece.  De ahí que exista el salario emocional que contempla otros beneficios además del monetario.
    • Beneficios sociales. Existe un gran número de beneficios sociales extra que un trabajo puede aportar a sus empleados y que estos pueden valorar muy positivamente. Entre estos beneficios sociales están; seguro médico, seguro dental, formación relacionada con el puesto, subsidios de vivienda, compensación por viaje, cursos de capacitación, gastos de instalaciones deportivas, guardería para hijos, etc. Se trata de complementos salariales adicionales que aumentan la calidad de vida de los empleados y la reputación de la empresa que los contrata.
    • Flexibilidad. Los empleados y empleadas suelen elegir trabajos donde pueden tener horarios que se ajusten a su ritmo de vida. El horario depende de las cargas y compromisos familiares y personales, de la carga de trabajo etc. En general, ha de estar estipulado previamente en el contrato de trabajo pero tener cierta flexibilidad hará que los empleados estén más felices. Poder disponer de horas, recuperarlas más tarde, compensar esas horas extra en forma de dinero o de tiempo es un plus que el trabajador valora. Además, con la implantación del teletrabajo, la flexibilidad puede ser mayor y permitir una combinación más alta de teletrabajo y menor presencialidad.
    • Conciliación con la vida personal. Este es uno de los grandes retos laborales de hoy en día. Se trata de un conjunto de medidas para favorecer que el trabajador tenga unas condiciones más beneficiosas para el desarrollo de su carrera profesional sin perjuicio de su vida personal y familiar. Existen muchas medidas que pueden contribuir a esta conciliación como respetar permisos de paternidad y maternidad, tener una guardería en el centro de trabajo, ofrecer una amplia flexibilidad horario, apostar por el teletrabajo etc.
    • Reconocimiento profesional. La valoración de tu trabajo es un reconocimiento que puede hacer aumentar tu productividad y felicidad en el entorno laboral. Este reconocimiento puede venir en forma de elogios, bonificaciones u otro tipo de beneficios.  No tiene por que suponer un elevado coste monetario sino que, a veces, puede traducirse en pequeños gestos como más tiempo libre para el empleado, nombrarlo como el empleado del mes etc. De este modo se reconocen públicamente ante el resto de la plantilla las contribuciones o mejoras aportadas por los trabajadores a la organización, en materia de seguridad, rentabilidad, reducción de pérdidas de material, limpieza, etc.
    • Estabilidad y seguridad laboral. Esta es una de las condiciones más valoradas por los empleados de mayor edad. Un entorno laboral que ofrezca estabilidad y cierta seguridad será más propicio para trabajar de forma cómoda y desarrollar más tu capacidad de implicación y por tanto, crecer más en la compañía.  Esa seguridad se traduce en contratos laborales indefinidos y un ambiente sin demasiados cambios.
    • Opciones de desarrollo. La necesidad de crecer en el ámbito laboral es intrínseca de casi todos los empleados. Una empresa que ofrece opciones de desarrollo es una empresa con valor añadido.Los empleadores que ofrecen oportunidades de desarrollo tendrán una tasa más alta de retención de empleados que aquellos que no lo hacen.
    • Buen ambiente de trabajo. Tener un equipo de trabajo coordinado y con buena sintonía laboral es importante para alcanzar logros en este ámbito. Los compañeros de trabajo son un factor fundamental a la hora de hacer funcionar un trabajo a largo plazo. Un clima favorable y el buen trabajo en grupo hace que los empleados se queden más tiempo en la empresa. Las organizaciones que no proporcionan un ambiente de trabajo de calidad tendrán que lidiar con un mayor número de empleados que entreguen renuncien a su trabajo o que se encuentren desmotivados, infelices y por tanto, mucho menos productivos. Por ello, es importante para las empresas saber formar bien los equipos de trabajo y realizar un adecuado proceso de selección para que sean compatibles.
    • Cultura de empresa y reputación. La cultura empresarial es el conjunto de formas de actuar, de sentir y de pensar que se comparten entre los miembros de la organización y son los que identifican a la empresa ante los clientes, proveedores. Se tata por tanto de tener una serie de valores con los que los empleados se identifiquen y se sientan a gusto y hacer que hablen bien de la empresa y que mejoren su reputación, tanto dentro como fuera del entorno laboral. Tener un sentimiento de pertenencia y de unión a la empresa es un valor en alza que puede crear empleados felices.
    • Jefes motivadores. Tener un buen jefe con el que el empleado se entiende y en que confía es un valor importantísimo a la hora de estar confortable en un trabajo. Tu jefe ha de ser capaz de motivarte, de crear un buen clima laboral o de ser un líder inspirador. Para ello ha de haber una comunicación entre vosotros, reconocer tu esfuerzo, capacitarte, ser empático y flexible y capaz de delegar y de reconocer tus necesidades.

     

    Qué valora la empresa de los trabajadores

    Además de lo que los trabajadores pueden valorar de la empresa en la que trabajar, es importante como empleado conocer lo que las empresas pueden valorar más de un trabajador. Esto es lo más importante para las empresas para contratar a un empleado o empleada. Toma nota:

    • Las competencias transversales. Además de las competencias técnicas y de tus conocimientos, muchas compañías valoran cada vez más tus habilidades blandas o “soft skills” como tu capacidad de adaptación al puesto de trabajo, tu capacidad de comunicación y negociación, tu empatía. Inteligencia emocional, gestión del tiempo, capacidad de trabajar en equipo, creatividad, flexibilidad o capacidad de resolver problemas son también cualidades muy valoradas.
    • Experiencia adecuada. Tener una experiencia acorde al puesto de trabajo al que aspiras es vital para poder desarrollar tus tareas en ese puesto. Haber liderado proyectos similares te dará una capacidad extra para encajar en ese puesto.
    • Capacidad de superación. Esto es un valor importante a la hora de conseguir trabajadores con ambición y capacidad de esfuerzo, que sean capaces de crecer y de motivar al resto para hacerlo.
    • Proactividad y dinamismo. Las empresas desean y valoran candidatos y trabajadores que sean capaces de proponer, de aportar soluciones y no problemas, con una actitud proactiva y positiva en todo momento.
    • Capacidad de adaptación. Las empresas son entidades vivas y cambiantes y buscan empleados capaces de asimilar ese cambio y adaptarse sin frustración al miamo. Si tienes ese talento, las empresas lo van a tener muy en cuenta a la hora de contratarte o ascenderte.
    • Creatividad e innovación. Ser creativo y proponer nuevas ideas es una cualidad especialmente valorada. La innovación es una virtud que debe acompañar a las empresas y por tanto a su equipo.
    • Organización. Ser una persona con capacidad organizativa, ordenada y efectiva va a facilitar mucho el trabajo dentro de la empresa y beneficiar a compañeros para tener mejores resultados.

    Ahora ya sabes todo lo que valoran los trabajadores en su empresa y viceversa. Ten en cuenta estas cuestiones a la hora de entrar en el mundo laboral y de mantenerte en él con éxito.

    Recibe información gratis sobre
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training