Recepcionista de hotel, habilidades y actitudes

Te descubrimos las características que debe presentar una persona que trabaja en la recepción de un hotel. Aquí la amabilidad manda
||||
Juan Luis Gómez Frieiro
Juan Luis Gómez Frieiro 23 de marzo de 2017

    Si queremos ponerle un rostro a un hotel, seguramente pensemos en la persona encargada de la recepción del mismo. La podríamos definir como la cara amable que nos recibe a la llegada a un hotel. Hablamos de las habilidades y actitudes de la recepcionista. Adelante.

    ¿Qué aptitudes debe tener la persona encargada de la recepción de un hotel? Conoce todas sus habilidades

    ¿Alguna vez no tuviste la sensación de que conocías con anterioridad a la recepcionista? Y no sabes el motivo. La explicación está en la voz. Sí, muchas veces es la propia recepcionista de hotel quien atiende a las llamadas de reserva. Seguramente, al escuchar su voz días después, te resulte familiar al recibirte. Ahora ya sabes la causa.

    Recepcionista de hotel, una profesión donde la empatía manda

    La empatía es la capacidad de percibir en uno mismo lo que otra persona puede sentir. En este gremio, se trata de una empatía cognitiva. El recepcionista de hotel tiene la capacidad de comprender el punto de vista del huésped.

    Si el hotel está en una zona turística donde se alojan personas de diferentes culturas, la persona encargada de la recepción debe tener una empatía de tipo intercultural. Se debe tener una capacidad para percibir el mundo de un modo global, estando alejado de los prejuicios sociales y aceptando y comprendiendo culturas diferentes a la nuestra.

    Por tanto, la empatía y el trato con el cliente son las principales características que debe tener una persona para trabajar en la recepción de un hotel.

    Otra capacidad importante es la soltura para resolver posibles contratiempos que vayan llegando. También, debe ser resolutivo a la vez que amable. Estas son las cualidades más importantes que buscan los hoteles para elegir a sus recepcionistas de hotel.

    Un buen recepcionista de hotel tiene que ser amable con todos los huéspedes, sin distinción de sexo, religión, raza, cultura o posición social.

    Debe ser afable y complaciente con todos por igual. Esta amabilidad debe reflejarse, también, con los propios compañeros con los que trabaja para que todas las funciones que se desarrollan dentro de las instalaciones remen en la misma dirección.

    Si crees que tienes las cualidades para trabajar en la recepción de un hotel, te recomendamos el Curso de Recepcionista de Hotel de Campus Training. Con este curso podrás ejercer como recepcionista, jefe de recepción o gestor de reservas. Este curso incluye prácticas profesionales en hoteles. Muchos exalumnos ya están trabajando en el sector gracias a nuestra formación. ¿A qué esperas para empezar a trabajar de lo que te gusta?

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!