Reglas de composición fotográfica: ¡conviértete en experto!

¿Quieres mejorar tus fotos y empezar a explorar las técnicas profesionales? Descubre aquí las principales reglas de la composición fotográfica.
reglas-composicion-fotografica
reglas de composición fotográfica, Reglas de composición fotográfica: ¡conviértete en experto!
Iago Teijeiro Cora 4 de mayo de 2022

    Hay muchos elementos que diferencian una buena fotografía de otra menos relevante. Entre ellos, uno de los que más peso tienen es la composición fotográfica. Existen una serie de reglas para componer una imagen para dotarla de un interés particular que llame la atención de todo aquel que la observe.

    En este artículo vamos a explicarte cuáles son estas reglas, para qué se utilizan y cómo puedes manejarlas a tu antojo para empezar a realizar capturas de las que puedas enorgullecerte.

    Si quieres profundizar en este y otros muchos conocimientos, ya sea para dedicarte a la profesión de fotógrafo/a o sencillamente para mejorar tus dotes con la cámara, realiza la formación especializada de Fotografía Digital de Campus Training y conviértete en un as de la imagen. ¡Presta atención y no pierdas detalle!

     

    ¿Qué es la composición fotográfica y cuáles son sus reglas principales?

    Junto al control de la exposición, el enfoque, el color y la profundidad de campo; la composición fotográfica constituye el abc de la fotografía. Dominando todos estos conceptos lograrás ser capaz de retratar todo tipo de escenas y obtener unas imágenes dignas de cualquier libro especializado o exposición.

    Se entiende como composición fotográfica a la elección de la ubicación de los distintos elementos que salen en una imagen dentro del espacio disponible en la misma.

    El objetivo de una buena composición es la belleza, equilibrio y armonía de la escena, aunque todo esto puede romperse en busca de exactamente lo contrario.

    Se trata de una teoría ideada en medios artísticos anteriores a la aparición de la fotografía, como la pintura o el dibujo. Las reglas que han llegado hasta nuestros días son aquellas desarrolladas por los artistas del Renacimiento como Botticelli, van Eyck, Rafael Sanzio, Michelangelo o Fra Angélico entre otros.

     

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!

    Los elementos básicos de la composición fotográfica

    A lo largo del último siglo estas técnicas han ido perfeccionándose y concretándose a la vez que se adaptaban a la fotografía y, luego, al cine. En el caso que nos ocupa, vamos a pasar a explicarte las principales reglas para que puedas conseguir composiciones fotográficas dignas e ir mejorando la técnica del arte visual. ¡Toma nota!

    Figura y fondo: la importancia del centro de interés

    Antes de empezar a componer, es primordial decidir qué o quién va a ser el protagonista de la imagen. Es decir, tienes que elegir el centro o punto de interés. El motivo que protagonizará tu fotografía y al que primero se tendría que dirigir la mirada de los espectadores.

    Cuando vayas a hacer una captura no te apures más de lo debido. Tómate tu tiempo y párate a observar y analizar la escena con tu mirada, escogiendo cuál será el centro de interés de la foto.

    Aunque puedas verte confundido/a por el nombre, el centro de interés no tiene por qué estar situado en el centro de la imagen y ni siquiera ocupar la mayoría del espacio.

    Más no siempre significa mejor

    Si bien esta norma, al igual que otras muchas, pueden romperse y utilizarse a conveniencia; si estás empezando es aconsejable que hagas que tu motivo principal ocupe la mayor parte de la fotografía.

    De esta manera conseguirás que la atención del espectador se centre indudablemente en ese cuerpo u objeto, dejando fuera del encuadre posibles elementos que puedan distraer al observante.

    Es muy habitual que los fotógrafos que están empezando quieran aglutinar la mayor parte de objetos posibles en su captura, por eso es primordial que abandones esta costumbre cuanto antes.

    Reglas de composición fotográfica: las líneas de guía serán tus amigas

    Una vez has decidido cuál será la figura de la escena, dejando detrás el fondo que la acompañará, y priorizado lo que quieres que salga y no salga en la foto; es momento de ver dónde colocar ese punto o puntos de interés dentro del espacio disponible.

    Ya tengan una relación de aspecto de 2:3 (35mm y cámaras SLR digitales) o de 4:3 (cámaras compactas o teléfonos móviles), existen una serie de líneas imaginarias y aproximadas sobre las que colocaremos los distintos elementos para lograr un equilibrio, un contraste o un interés que llame la atención.

    Puedes ver estas líneas de guía como si de una plantilla se tratase, existiendo toda una serie de variables en función de la sensación que quieras conseguir en el espectador. Estas son las más utilizadas:

    Las líneas horizontales

    Es la línea con la que más se identifica el ser humano y a la que estamos más habituados. La escritura, nuestra visión y el formato cinematográfico son horizontales.

    Encontrando estas líneas en la naturaleza y en el entorno para introducirlas en tu fotografía, conseguirás transmitir sensación de paz, tranquilidad y quietud. La principal línea horizontal de la que puedes servirte es el propio horizonte.

    Las líneas verticales

    Las líneas que también forman parte del conjunto de conceptos y reglas de composición fotográfica de las que te puedes valer son las verticales. Estas dirigen la mirada del espectador de arriba abajo o viceversa. A través de ellas puedes reflejar altura, sobriedad, fuerza, poder o crecimiento.

    Reglas de composición fotográfica: líneas diagonales

    En contraste, las líneas de guía diagonales crean una tensión y un interés muy interesante en la imagen. Al ser planos difíciles de encontrar en la naturaleza o en nuestro día a día (a diferencia de las horizontales y verticales), una línea diagonal sin duda destacará como la que más en una fotografía.

    Líneas curvas

    Como puedes estar imaginando, el movimiento, la fluidez y la sensualidad están encarnadas por las líneas curvas. Además, ayudarán a que el espectador pueda pasear la mirada por la escena más detenidamente siguiendo la dirección marcada.

    Un ejemplo de línea curva que puedes utilizar desde el principio de tu formación es una carretera serpenteante o un río desde un punto relativamente alto.

     

    ¡Aprende todo lo necesario para ser un crack de la composición y conviértete en un/a gran fotógrafo/a!

    Ya conoces los conceptos y reglas más básicas de la composición fotográfica que puedes empezar a usar y a explorar desde ya para obtener imágenes cada vez más interesantes.

    Si te ha interesado lo que te hemos contado y quieres ampliar tus conocimientos del mundo de la fotografía profesional, nada mejor que el curso de Fotografía Digital de Campus Training para manejar tu cámara como todo un experto.

    No esperes más y contáctanos a través del formulario para informarte de todos los detalles. ¡Aprovecha esta oportunidad y apuesta por la formación!

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!