Busca tu centro 910 323 790 607 70 54 34
Contacto
Campus Virtual

Requisitos para trabajar en farmacia hospitalaria: ¡descúbrelos!

Aprende los requisitos para trabajar en una farmacia hospitalaria y comenzar tu trayectoria. ¡Infórmate aquí y da el próximo paso!
requisitos-trabajar-farmacia-hospitalaria

    ¿Sabes cuáles son los requisitos para trabajar en una farmacia hospitalaria? Si quieres encargarte de dispensar medicación a los pacientes de un centro hospitalario, has de cumplir una serie de condiciones. ¡Te los explicamos en este artículo!

     

    Estos son los requisitos para trabajar en farmacia hospitalaria

    Antes de que conozcas los requisitos para este perfil profesional es importante definir qué es la farmacia hospitalaria.

    Se trata del servicio de atención médica que elige, prepara, almacena, combina y dispensa medicamentos y productos sanitarios en el ámbito hospitalario. Los profesionales que trabajan en la farmacia hospitalaria se encargan de asesorar a los expertos de la salud y a los pacientes sobre el uso seguro y efectivo de la medicación.

    La farmacia hospitalaria es un campo especializado en la farmacia y depende de la dirección médica del hospital además de los servicios de análisis clínicos.  Tanto la medicación como los tratamientos administrados a los pacientes han de pasar siempre por la farmacia hospitalaria previamente.

    El principal requisito para trabajar en una farmacia hospitalaria es realizar y aprobar un proceso de oposición para este puesto. Para ello has de aprobar el título de Farmacéutico Especialista, es decir, aprobar el examen de Farmacéutico Interno Residente o FIR.

    Este título debes aprobarlo, una vez realizada tu titulación del grado de farmacia. El FIR se lleva a cabo una vez al año y una vez lo superes puedes optar a la especialidad de farmacia hospitalaria. Comenzarás con un período de formación remunerada en un hospital durante un período de 2 a 4 años en función de la especialidad.

    Para poder presentarse a este proceso selectivo has de cumplir una serie de requisitos que varían en función de las comunidades autónomas, pero que pueden resumirse en los siguientes:

    • Tener cumplidos los dieciséis años de edad. Y no exceder de la edad legal de jubilación.
    • Tener la nacionalidad española o la de algún otro Estado miembro de la Unión Europea. 
    • Poseer el título de Técnico en Farmacia y Parafarmacia o titulación equivalente (o estar en condiciones de obtenerlo en el plazo de presentación de solicitudes).
    • Poseer la capacidad funcional necesaria para el desempeño de las funciones que se deriven del correspondiente puesto.
    • No haber sido separado mediante expediente disciplinario de cualquier Servicio de Salud o Administración Pública, ni hallarse en inhabilitación absoluta o especial firme para empleo o cargo público por resolución judicial.
    • No poseer la condición de personal estatutario fijo en la categoría convocada o equivalente.
    • No haber sido condenado por sentencia firme por algún delito contra la libertad e indemnidad sexual, que incluya la agresión y abuso sexual, acoso sexual, exhibicionismo y provocación sexual, prostitución y explotación sexual y corrupción de menores, así como por trata de seres humanos.
    • Quienes concurran por el cupo de reserva para personas con discapacidad, deberán tener reconocida una discapacidad de grado igual o superior al 33%.
    • Haber abonado la tasa por derechos de examen. Salvo si cumple los criterios de exención de la misma.

    Este tipo de pruebas suelen desarrollarse con el método de concurso-oposición. Es decir que para superarlo has de superar las pruebas teóricas y prácticas, pero también presentar los méritos académicos y laborales que te permitan aumentar la nota obtenida en las pruebas.

    Para ello puedes realizar cursos baremables en centros especializados tanto presenciales como online. Con ellos tendrás también más conocimientos sobre la industria farmacéutica y por tanto mayor nivel de profesionalidad además de poder desarrollar mejor tus funciones en la farmacia hospitalaria.

     

    Icono Chat

    ¡Fórmate en Curso de Auxiliar de Farmacia y Parafarmacia!

    Descarga gratis la guía formativa Guía

    Las funciones que realizarás trabajando en una farmacia hospitalaria 

    Si consigues trabajo en una farmacia hospitalaria vas a tener una serie de funciones importantes. Entre ellas están.

    • Compra y almacenamiento logístico de medicamentos y productos.
    • Distribución de las dosis de medicamentos de forma unitaria.
    • Determinar los niveles de dosis adecuadas de cada medicamento en colaboración con el personal médico.
    • Realizar y participar en ensayos clínicos.
    • Encargarse del proceso de reenvasado.
    • Vigilar que se respeten las normas generales sobre el proceso de administración de medicamentos. 

    Además de las funciones, existen también diversas especialidades dentro de la farmacia hospitalaria. Puedes especializarte en análisis clínicos, en microbiología y parasitología, en farmacia Hospitalaria, en bioquímica clínica, en inmunología y en radiofarmacia.

     

    La formación que necesitas para trabajar en una farmacia hospitalaria

    Si vas a presentarte a estas oposiciones has de tener una formación especializada previa como un grado en Farmacia, pero también puedes optar por un curso o FP de auxiliar de farmacia te capacita para trabajar como técnico auxiliar en farmacias convencionales, en farmacias de centros hospitalarios o en establecimientos de parafarmacia. También podrás ejercer tu actividad en pequeños laboratorios de elaboración de productos farmacéuticos y similares.  Entre tus funciones y competencias están orientar e informar al cliente, interpretar y dispensar las recetas, facturación y control del stock y realizar controles analíticos.

    Es un título que te permite trabajar en farmacias convencionales, en farmacias de centros hospitalarios o en establecimientos de parafarmacia. También podrás ejercer tu actividad en pequeños laboratorios de elaboración de productos farmacéuticos y similares.

    Para poder ejercer como tal necesitas obtener tu título oficial de técnico en farmacia y parafarmacia. Lo puedes obtener con formación privada o estudiando un ciclo de FP de grado medio.  

    En esta formación reconocida por el Ministerio de Educación y Formación Profesional aprenderás sobre la disposición y venta de productos farmacéuticos y parafarmacéuticos, cómo se preparan fórmulas magistrales, operaciones de laboratorio, primeros auxilios, anatomía, patologías básicas y el funcionamiento de una farmacia, entre otras materias necesarias para poder desempeñar tu profesión de auxiliar de farmacia.

    Si te decantas por un grado medio de este tipo podrás trabajar como técnico auxiliar en farmacias convencionales, en farmacias de centros hospitalarios o en establecimientos de parafarmacia. También podrás ejercer tu actividad en pequeños laboratorios de elaboración de productos farmacéuticos y similares.

    En el caso de que no desees cursar una FP pero tengas interés en el ámbito farmacéutico, puedes apostar por un curso de farmacia y parafarmacia. Estos estudios te capacitarán para trabajar como técnico auxiliar en farmacias convencionales, en farmacias de centros hospitalarios o en establecimientos de parafarmacia. También podrás ejercer tu actividad en pequeños laboratorios de elaboración de productos farmacéuticos y similares.  Entre tus funciones y competencias están orientar e informar al cliente, interpretar y dispensar las recetas, facturación y control del stock y realizar controles analíticos.

    Existen algunos requisitos que además de los estudios específicos necesitas para trabajar como auxiliar de farmacia o parafarmacia como mostrar interés por la ciencia y la rama sanitaria, que cuentes con un enfoque global y metódico en el trabajo y que tengas habilidades numéricas y de atención al cliente para solucionar cualquier posible duda en relación a medicamentos. 

    También deberás ser una persona comunicativa y capaz de resolver las dudas de los usuarios, así como responsable ante la confidencialidad del paciente. Por otro lado, has de tener presente que ser auxiliar de farmacia requerirá que seas una persona cuidadosa y capaz de garantizar el mantenimiento y el cuidado de laboratorios o espacios de trabajo.

    Recuerda que además de la formación oficial también puedes realizar las pruebas libres si ya tienes experiencia en el sector y quieres obtener tu título sin asistir a clase presencial. Suele haber una convocatoria anual y suelen realizarla las comunidades autónomas. En la propia convocatoria se determinan los requisitos para aspirantes y las fechas de las pruebas.

    Ahora ya conoces los requisitos para trabajar en una farmacia hospitalaria, cómo puedes conseguir el perfil para este puesto y las posibilidades laborales. Si necesitas una academia especializada y a tu medida puedes contar con Campus Training para lograrlo.

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    Img_1
    ¡Adivínalo gratis!
    Recibe información gratis sobre Curso de Auxiliar de Farmacia y Parafarmacia
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training
    • Por favor, escribe un número entre 0 y 90.
    • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

    Cursos relacionados

    Curso de Auxiliar de Farmacia y Parafarmacia
    Curso de

    Auxiliar de Farmacia y Parafarmacia

    Ver formación

    Nuestros sellos de calidad

    Indicador ARDAN 2022
    Sistema Nacional de Empleo