Busca tu centro 910 323 790 607 70 54 34
Contacto
Campus Virtual

Diferencia entre seguridad pública y seguridad ciudadana

La seguridad pública y la privada abarcan ámbitos diferentes en cuanto a funciones y competencias, y por tanto requieren formación diferente
seguridad pública y seguridad ciudadana

    La seguridad pública y la privada abarcan ámbitos diferentes en cuanto a funciones y competencias, y por tanto requieren formación diferente. Si te interesa este ámbito te mostramos en este artículo las diferencias entre seguridad pública y seguridad ciudadana.

     

    Seguridad pública y seguridad ciudadana. Definición y diferencias

    En el ámbito de la seguridad existen diversas acciones y funciones que pueden pertenecer tanto al sector público como privado. Existen diversas instituciones que se dedican a estas funciones y es importante conocer las funciones de cada una.

    La seguridad pública es la que depende de forma directa del Estado, es decir la que llevan a cabo los diferentes Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. Aquí se engloban militares, policías locales, nacionales, autonómicos y otros cuerpos encargados de llevar a cabo operaciones de seguridad. 

    Entre estas operaciones están garantizar que se cumpla ley, proteger a los ciudadanos y asegurarse de que no se cometan ataques contra la integridad de las personas o contra la propiedad privada. Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estados pueden y deben también retener a personas que comenta infracciones consideradas delitos.

    Por su parte la seguridad privada la desarrollan empresas del sector privado que desarrollan tareas y labores de vigilancia, seguridad, protección… Estas empresas privadas deben estar habilitadas para contar con permisos y homologaciones adecuadas y desarrollar su actividad cumpliendo la legislación.

    Ambos tipos de seguridad pretenden garantizar el orden y ofrecer a los ciudadanos la protección para que se sientan protegidos y evitar daños. Las diferencias entre seguridad privada y seguridad ciudadana o pública está básicamente en las competencias que tienen cada una de ellas. 

    También se diferencian por los lugares en los que se les permite llevar a cabo las labores de protección y vigilancia. Es decir, la seguridad privada se establece en entidades de carácter privado, desde bancos a comercios o fundaciones, mientras que la pública garantiza el orden en entidades públicas dependientes del Estado o del resto de administraciones. 

    Las personas que llevan cabo tareas en la seguridad privada no pueden realizar competencias pertenecientes a la pública. 

    Pueden estar en coordinación con las Fuerzas de Seguridad del Estado y solicitar su intervención si es necesario. Para poder trabajar en seguridad privada has de tener un perfil con formación y habilitado para las tareas correspondientes del puesto. 

    Las personas encargadas de la seguridad, tanto pública como privada, han de mantener el orden, prevenir riesgos y garantizar la seguridad en ámbitos como el contraterrorismo, la seguridad vial para concienciar a la ciudadanía y controlar el tráfico o la educación vial para enseñar a conductores y peatones destrezas necesarias de forma apropiada. También han de encargarse de mantener la seguridad en cuestiones como el narcotráfico, el tráfico de personas y el tráfico de armas. 

     

    Icono Chat

    ¡Fórmate en Oposiciones Policía Nacional!

    Descarga gratis la guía formativa Guía

    ¿Cómo puedes formarte para trabajar en seguridad pública y seguridad ciudadana?

    Si deseas trabajar en seguridad pública has de formarte para acceder mediante oposición a algunos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. 

    Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado​ (FFCCSE) son el conjunto de fuerzas de seguridad de carácter profesional y permanente, que la Ley Orgánica 2/1986 pone al servicio de las Administraciones Públicas para el mantenimiento de la seguridad pública. 

    En España estas Fuerzas se dividen en tres niveles administrativos (nacional, autonómico y local). Cada Administración territorial puede tener un cuerpo de seguridad inserto en su organización. Estos tres niveles, regulados por Ley son: 

    • Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, dependientes del Estado.
    • Los Cuerpos de Policía dependientes de las Comunidades Autónomas.
    • Los Cuerpos de Policía dependientes de las Corporaciones Locales.

    Dependientes del Estado se encuentran el Cuerpo Nacional de Policía, que es un  Instituto  armado  de naturaleza  civil  dependiente  del  Ministerio  del  Interior,  ejerce  sus  funciones  en  las  capitales  de  provincia  y  en  otros  núcleos  urbanos  determinados por el Gobierno.

    Además está también la Guardia Civil, que es un Instituto Armado de naturaleza militar,  dependiente del  Ministerio  del  Interior  en  sus  funciones  policiales  y  del  Ministerio  de  Defensa  en  el  cumplimiento  de  sus  misiones  militares. Ejerce sus funciones en los términos rurales y en el mar territorial.   El Director de la Seguridad del estado le  compete el mando  de  las Direcciones Generales  de  Policía  y  de  la  Guardia  civil siempre bajo la autoridad del Ministerio de Interior. 

    El artículo 11 de la Ley Orgánica de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (L.O.F.C.S.)  establece que tienen como misión proteger el libre  ejercicio de los derechos  y  libertades  y  garantizar  la  seguridad  ciudadana mediante el desempeño las siguientes  funciones: 

    • Velar por el cumplimiento de la Ley.  
    • La protección de personas y bienes. 
    • La  protección  de  personalidades,  edificios  e  instalaciones  públicas.  
    • Orden público y seguridad ciudadana.  
    • Prevención de la delincuencia. 
    • Investigación de delitos y Policía Judicial.  
    • Captar,  recibir  y  analizar  los  datos  que  puedan  servir  para  planificar la lucha contra la delincuencia.  
    • Colaborar con los servicios de Protección Civil. 

    A estas categorías debemos añadir la de vigilante de instituciones penitenciarias. 

    El funcionario de prisiones es el profesional que pertenece al Cuerpo de ayudantes de Instituciones Penitenciarias y trabaja en Centros Penitenciarios para mantener la seguridad de la institución y favorecer la rehabilitación y reinserción de los presos.

    Puede dedicarse al área de vigilancia, trabajar en oficinas o una mezcla de ambas. Si trabaja en el área de vigilancia tendrá funciones como ejecutar medidas de seguridad interior como los recuentos, cacheos, registros, controles, cambios de celda y actividades de control general de salidas de los reclusos a otros módulos o fuera del establecimiento. Además, deberá observar a los internos para comprobar su comportamiento, movimiento y actividades y relaciones con el resto de reclusos.

    El vigilante de seguridad es un perfil profesional que se encarga de ejercer la vigilancia y protección de bienes, establecimientos, lugares y eventos, tanto privados como públicos. El vigilante de seguridad se debe encargar de la seguridad de las personas que puedan encontrarse en esos lugares y para ello de efectuar registros y prevenciones necesarias. La finalidad también es evitar la comisión de actos delictivos o infracciones administrativas en relación con su ámbito de protección.

    Si te quieres convertir en vigilante de seguridad has de formarte en un centro homologado por el Ministerio del Interior. Una vez superados los módulos de formación teóricos y las pruebas físicas, el centro expedirá el certificado correspondiente. En las pruebas físicas se exigen unas marcas mínimas, que son diferentes en función de la edad y el sexo. El examen teórico consiste en una prueba escrita con preguntas. Es necesario responder correctamente al menos a la mitad de ellas, aunque cuantas más se aciertan mejor, porque para la evaluación final se hace la media entre las dos pruebas.

    La Secretaría de Estado de Seguridad convoca pruebas para la obtención de las habilitaciones profesionales correspondientes para lograr ser vigilante de seguridad. Uno de los principales requisitos para ejercer esta profesión es estar inscrito en el Registro Nacional de Seguridad Privada para poder ejercerla. 

    Ahora ya conoces las diferencias entre seguridad pública y privada y cómo debes formarte para trabajar en ambos campos. Si necesitas una academia especializada para lograr tu objetivo, puedes contar con Campus Training.

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    Img_1
    ¡Adivínalo gratis!
    Recibe información gratis sobre Oposiciones Policía Nacional
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training
    • Por favor, escribe un número entre 0 y 90.
    • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

    Nuestros sellos de calidad

    Indicador ARDAN 2022
    Sistema Nacional de Empleo