¿Son difíciles las oposiciones a Celador?

¿Crees que son difíciles las oposiciones de Celador? En este artículo tratamos de responder a esta pregunta de una forma sencilla y objetiva
Inicio / Noticias / ¿Son difíciles las oposiciones a Celador?
Rubén Vizcaíno Pena 17 julio, 2019

son dificiles las oposiciones a celador

¿Crees que son difíciles las oposiciones de Celador? En este artículo tratamos de responder a esta pregunta de una forma sencilla y objetiva. Si estás interesado en este tipo de plazas, te animamos a que sigas leyendo.

¿Son o no difíciles las oposiciones a Celador?

Si las comparamos con otros procesos selectivos, podemos decir que las oposiciones de Celador no son difíciles. Los temarios son muy asequibles y las pruebas del proceso selectivo son más sencillas que en la mayoría de oposiciones de categorías superiores.

No obstante, cualquier oposición en sí misma tiene un considerable grado de dificultad. Así, deberás dominar muy bien el temario y competir con muchos otros aspirantes en un proceso que exige un alto grado de motivación y compromiso.

Por tanto, no basta con tener un conocimiento aceptable de la materia, sino que debes alcanzar un nivel que te permita superar la nota de corte que da acceso a una de las plazas disponibles.

Por qué no son difíciles las oposiciones a Celador

¿Cuáles son los criterios objetivos que nos permiten afirmar que las oposiciones de Celador son relativamente fáciles? Podemos destacar los siguientes factores:

  • Los requisitos de titulación son muy asequibles, ya que es suficiente disponer de un certificado de estudios primarios, certificado de escolaridad de educación general básica, de la acreditación de escolarización (LOGSE) o equivalente.
  • El temario de Celador no es extenso ni complicado. Habitualmente suele estructurarse en dos grandes bloques: una parte general y una específica. Comprende unos 25 – 30 temas en total (aunque los programas concretos pueden variar en las diferentes comunidades autónomas).
  • El examen de la oposición de Celador tampoco es difícil. Cada comunidad establece su propio modelo de exámenes, pero siempre tienen un papel destacado los cuestionarios tipo test. Además, es frecuente incluir algún supuesto de tipo práctico o sobre cuestiones informáticas, que pueden adoptar o no la forma de test.
  • La oferta de plazas suele ser bastante amplia, además de realizarse con cierta regularidad (aunque no se haga con la misma periodicidad en las distintas CC.AA.), lo que es un factor importante para confirmar que no son difíciles las oposiciones a Celador. Por otra parte, hay que mencionar que existen diferentes tipos de celadores (conductores, de ambulancia, de almacén, etc.), lo que hace que la necesidad de este tipo de profesionales sea elevada.

Cómo preparar las oposiciones de Celador sin que resulten difíciles

El hecho de que digamos que las oposiciones de Celador no son difíciles no quiere decir que no exijan una preparación intensa.

Como en cualquier proceso selectivo, si quieres conseguir plaza, deberás ser uno de los mejores candidatos. Y esto solo puede conseguirse con una buena preparación. Para ello, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Busca ayuda. Aunque no sea imposible preparar las oposiciones de Celador por libre, irás mucho más rápido y seguro si te matriculas en una academia o cuentas con un preparador especializado. De este modo podrás saber cuál es la mejor forma de estudiar el temario, cómo debes afrontar los exámenes, cuál es el nivel de exigencia del tribunal, etc.
  • Organiza tu estudio. La constancia es clave para aprobar cualquier oposición. Por tanto, es muy recomendable que establezcas un horario de estudio y lo respetes a lo largo de tu período de preparación. Aunque al principio te resulte difícil, a medida que pasen las semanas verás cómo cada vez te cuesta menos esfuerzo.
  • Combina el estudio de temas nuevos con el repaso de los que ya hayas estudiado. De este modo irás reforzando la memoria y llegarás mejor preparado a los exámenes. También puede ser interesante que te fijes un objetivo de temas a estudiar cada semana.
  • Resuelve todas tus dudas antes de los exámenes. Ten en cuenta que los exámenes tipo test suelen contener cuestiones muy específicas que requieren un conocimiento exacto de lo que se pregunta. Si tienes dudas en algún tema, es muy probable que te encuentres con preguntas que te resulten confusas y optes por no responder.
  • Practica la realización de test tanto como te sea posible. Sin duda, este tipo de cuestionarios requieren práctica para que puedas ser rápido y preciso el día de las pruebas. Además, intenta resolverlos sin consultar el temario y cronometrando el tiempo disponible según las bases. Así te irás acostumbrando a las condiciones que te encontrarás el día del examen.
  • Reserva un período antes de los exámenes para repasar todo el temario. De este modo refrescarás todo lo estudiado durante los meses anteriores y llegarás a las pruebas con más seguridad.

Como has visto, podemos concluir que no son difíciles las oposiciones de Celador, siempre que se preparen adecuadamente. Si eres constante y cuentas con la ayuda de una buena academia o preparador, seguro que consigues un buen resultado antes de lo que te imaginas.

Rubén Vizcaíno Pena

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratuita
  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?