Teleoposiciones: cómo preparar tu oposición en tiempos de coronavirus

En esta completa guía sobre teleoposiciones trataremos de responder a todas tus dudas sobre la preparación online de oposiciones durante la cuarentena
Inicio / Noticias / Teleoposiciones: cómo preparar tu oposición en tiempos de coronavirus
Rubén Vizcaíno Pena 17 marzo, 2020

teleoposiciones

Tanto si ya estabas pensando en preparar unas oposiciones, como si la cuarentena te ha sorprendido en pleno estudio, seguro que esta situación te ha suscitado muchas preguntas y alguna inquietud. Por ello, en esta completa guía sobre teleoposiciones trataremos de responder a todas tus dudas y, además, te daremos algunos consejos para sacarle el máximo partido a tu estudio.

Como verás a continuación, no todo son desventajas. Y es que esta difícil situación sanitaria puede tener también aspectos positivos para los opositores, siempre que sepan enfocarla de forma adecuada.

¿Cuál ha sido el impacto del COVID-19 en los procesos de oposiciones?

En nuestro país, la respuesta a la pandemia del coronavirus se ha articulado a través del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

En particular, la disposición adicional tercera señala que se interrumpen los plazos para la tramitación todos los procedimientos de las entidades del sector público. El cómputo se reanudará cuando pierda vigencia este Real Decreto o sus prórrogas.

Por tanto, en aquellas oposiciones que estuviesen en plazo de presentación de instancias o cualquier otro trámite con plazo específico, se interrumpe el cómputo de dicho plazo desde la entrada en vigor del RD.

Además de esta norma, las diferentes entidades administrativas han adoptado varias resoluciones para tratar de paliar los efectos de esta situación.

En lo que se refiere a las oposiciones, debemos fijarnos en la Resolución del Secretario de Estado de Política Territorial de fecha 10/03/2020 (ya anterior al Real Decreto), en la que, entre otros asuntos, se indica lo siguiente:

“El órgano convocante de cada proceso selectivo en curso deberá posponer, por el tiempo imprescindible, la celebración de pruebas selectivas, especialmente aquellas de concurrencia masiva, garantizándose en todo caso la continuidad de los procesos, excepto aquellos relacionados con las medidas adoptadas para la contención del COVID-19”.

Además de la Administración del Estado, la mayoría de entidades de ámbito autonómico y local han venido adoptando medidas similares. Y es que las restricciones de movimientos y en relación con la concentración de personas son difícilmente compatibles con la realización de exámenes presenciales masivos como los habituales en la mayoría de oposiciones.

Así, al primer aplazamiento, el de las oposiciones de Tramitación Procesal y Administrativa, le siguió la paralización del proceso selectivo de la Ertzaintza y muchos otros en todas las administraciones territoriales.

En cualquier caso, es importante resaltar que no se trata de una cancelación de las oposiciones, sino de una simple posposición. Por tanto, la previsión es que los procesos selectivos se reanuden en el momento en que la situación sanitaria así lo permita.

¿Y ahora qué? ¿En qué situación quedo como opositor?

Por tanto, si estás estudiando para una oposición o pensabas iniciar tu preparación próximamente, no hay motivo para que te preocupes en exceso.

Así, a la luz de la normativa que hemos mencionado, nada indica que tu situación haya cambiado sustancialmente. Si estás inscrito en un proceso selectivo, este se reanudará en el momento en que sea posible, continuando en el punto en el que estaba antes de su aplazamiento.

Es decir, tarde o temprano la situación volverá a la normalidad. Por tanto, intentando ver el lado positivo de esta situación, tómatelo como un regalo de tiempo extra para mejorar tu preparación.

Como sabes, el tiempo es el mejor aliado de un opositor y, por supuesto, su recurso más preciado. Como cualquier estudiante, habrás sentido mil y una veces la presión del tiempo y esa incómoda sensación de llegar tarde cuando se aproxima la fecha de los exámenes.

Pues bien, ya seas un gran procrastinador o un estudiante disciplinado, seguro que no te viene mal disponer de algo más de margen para mejorar tu preparación de cara al momento en que se reanude el proceso selectivo.

Ventajas de preparar las oposiciones durante un aislamiento

Además de este tiempo extra que nos regala el aplazamiento de los procesos selectivos, preparar una oposición en estos momentos de aislamiento tiene algunas otras ventajas:

  • Puede ayudarte a mantener una buena rutina de estudio. Al estar obligado a pasar la mayor parte del tiempo en casa, te resultará más sencillo adquirir o reforzar ese hábito de estudio que es clave para superar cualquier oposición.
  • Si estabas compatibilizando la preparación del proceso selectivo con tu trabajo habitual, es posible que las medidas de cuarentena también te hayan hecho ganar tiempo. Por ejemplo, en muchas empresas se ha implementado el teletrabajo, lo que implica que, aunque debas cumplir la misma jornada de trabajo, habrás ganado todo el tiempo que antes dedicabas a desplazamientos.
  • La cancelación de otros compromisos también libera tiempo que puedes dedicar al estudio. Pero, quizás todavía más importante, lo hará sin dejarte la sensación desagradable de estar perdiéndote algo. Así, con el cierre de cines, teatros, auditorios, bares y restaurantes, etc. y la cancelación de eventos deportivos, la opción de dedicar más tiempo a estudiar puede resultarte natural y no forzada.

Y algunos inconvenientes

Evidentemente, no podemos ignorar que la posposición de los procesos selectivos también comporta ciertas desventajas.

El principal problema, sin lugar a dudas, es la generación de un cierto estrés o ansiedad, sobre todo por la incertidumbre acerca de cuándo se reanudarán las oposiciones. Recordemos que las medidas que implementa el Real Decreto que declara el estado de alarma podrían prolongarse si la situación así lo requiriese.

En función de cómo sea tu carácter o personalidad, esta incertidumbre puede generarte un mayor o menor nerviosismo. En cualquier caso, lo mejor es que asumas este aplazamiento como una cuestión que no depende de ti y te concentres en todo lo que sí puedes controlar.

Para aquellos opositores que se encuentren justo ahora en su momento óptimo de preparación, esta situación puede resultarles frustrante. De todos modos, no será el caso más habitual. Prácticamente cualquier aspirante puede beneficiarse de una mejor preparación.

Podría también llegar a pensarse que retrasar los exámenes vaya a suponer una mayor competencia en algunas oposiciones. Por ejemplo, al posibilitar que un número más elevado de aspirantes lleguen bien preparados al proceso selectivo. No obstante, este es un imponderable difícil de prever y que incluso podría evolucionar hacia todo lo contrario (por ejemplo, si se produjese el abandono por parte de muchos opositores).

¿Son las teleoposiciones el futuro? Hacia un nuevo modelo de acceso al empleo público

En cualquier caso, es interesante aprovechar la ocasión para reflexionar sobre el modelo de oposiciones que se utiliza en la administración pública de nuestro país.

Como sabes, se trata de un modelo 100% presencial y que da gran importancia al aspecto memorístico. Así, a pesar de sus innegables ventajas (por ejemplo, su objetividad), lo cierto es que tiene aspectos claramente mejorables:

  • Así, como decíamos, los exámenes que ponen a prueba la memoria siguen dominando en la mayoría de oposiciones. Es cierto que también existen supuestos prácticos y otros tipos de pruebas, pero una gran parte de los ejercicios (sean test, exámenes de desarrollo o pruebas orales) siguen priorizando la memorización del temario frente a otras habilidades. Aunque sean exámenes muy objetivos, no tienen por qué ser siempre eficaces para seleccionar a los candidatos realmente más adecuados para un determinado puesto.
  • Es un procedimiento poco ágil y bastante costoso. El sistema de oposiciones suele requerir plazos bastante dilatados y, por tanto, no siempre da respuesta adecuada a las necesidades de personal de las administraciones. Además, el volumen de recursos humanos y materiales necesarios para llevar a cabo un proceso selectivo son realmente elevados (y, por tanto, caros).
  • La exigencia de realizar las pruebas de forma presencial supone un gran coste de desplazamiento y una considerable incomodidad para los opositores. Y, por supuesto, es totalmente inviable en situaciones como la que estamos viviendo actualmente con la orden de aislamiento.

Por tanto, sería conveniente plantearse la posibilidad de incorporar mejoras en nuestro sistema de acceso al empleo público. Ahora que la tecnología permite implementar soluciones que antes eran inviables, quizás sea posible agilizar los procedimientos, ahorrar costes, minimizar los desplazamientos y, por qué no, mejorar los criterios de evaluación para dar más importancia o otras habilidades además de la memorística.

Por ejemplo, podrían sustituirse algunos de los exámenes presenciales por pruebas online, siempre que se diseñase un sistema de control adecuado. Sin ir más lejos, sería perfectamente factible sustituir las entrevistas presenciales que existen en algunas oposiciones por videoconferencias.

¿Cómo puedo preparar una oposición estando aislado? Consejos que funcionan

En cualquier caso, como decíamos antes, lo más inteligente es que te olvides de todos aquellos factores que no dependen de ti y te concentres en lo que está en tu mano. Solo así podrás sacar el máximo partido a este tiempo extra que tanto puede beneficiarte.

Para ello, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Reorganiza tu estudio. Probablemente la situación de aislamiento haya tenido algún impacto en tu rutina diaria, bien sea porque ya no tienes que acudir presencialmente a tu trabajo o a clases, bien por cualquier otro motivo. Por tanto, es el momento de plantearte si vas a disponer de más tiempo para estudiar, si te conviene o no cambiar tus horarios de estudio, etc. También podrías marcarte objetivos más ambiciosos. Por ejemplo, estudiar más temas a la semana, incorporar algún repaso adicional, hacer más supuestos prácticos, etc.
  • En cualquier caso, las pausas y los descansos son, si cabe, todavía más importantes que antes. Ten en cuenta que pasar muchas horas en casa puede llegar a ser agotador. Además, con más tiempo disponible, puedes caer en la tentación de alargar tus sesiones de estudio más allá de lo conveniente. Recuerda que los descansos son la mejor forma de mantener la concentración cuando reanudes el estudio y, por tanto, ser más productivo.
  • Si puedes, incorpora algo de actividad física a tu rutina, aunque sea dentro de casa. Te ayudará a despejar la mente y a concentrarte mejor durante el estudio del temario de la oposición.
  • Al quedarte en casa durante tanto tiempo, puede ser muy interesante que combatas la sensación de aislamiento contactando con otros opositores. Una magnífica opción son los foros de oposiciones, que pueden ayudarte a mantener el ánimo cuando más lo necesites.
  • Por supuesto, si tu academia ofrece formación online, es muy recomendable que sigas tu programa de estudios habitual y que aproveches para resolver todas las dudas que te surjan durante el estudio.
  • Este período de aislamiento puede ser una buena excusa para que intensifiques la realización de simulacros de examen, practiques con tests de convocatorias anteriores, etc. Además, estos ejercicios te servirán para cambiar de tipo de tarea y así descansar de la rutina de memorización del temario.

Teleoposiciones: un método a prueba de cuarentenas

Sin duda, en esta situación se hacen más evidentes que nunca las ventajas que tiene estudiar las oposiciones online. De pronto, esta modalidad formativa se convierte prácticamente en la única posible, vista la necesidad de suspender las clases presenciales.

Por tanto, si ya estabas preparándote en una academia online, no notarás una gran diferencia. Sin embargo, si lo haces de forma presencial, sí puede suponer un cambio notable.

Si el centro te garantiza el acceso a una buena plataforma de e-learning, pone a tu disposición todo el material didáctico necesario para trabajar con normalidad y mantiene la posibilidad de contactar con profesores y tutores, tu preparación no tiene por qué resentirse ni lo más mínimo.

Afortunadamente, la tecnología de formación online ha avanzado tanto en los últimos años que esta situación de crisis no tiene por qué tener un impacto negativo en tu proceso de estudio. ¡Imagínate si dependieses únicamente de la formación presencial en la época pre-internet!

En definitiva, esta etapa de aislamiento no debería desanimarte en tu proceso de preparación. Por suerte, hoy es perfectamente posible estudiar oposiciones online, seguir en contacto con profesores y tutores y, en definitiva, aprovechar al máximo este tiempo extra que te ayudará a estar mucho mejor preparado cuando se reanuden los procesos selectivos. No desaproveches esta oportunidad y verás cómo consigues tu objetivo antes de lo que te imagines. ¡Ánimo y suerte!

Rubén Vizcaíno Pena

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratuita
Etiquetas
  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios [y elaborar información estadística para analizar sus hábitos de navegación. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?