Tipos de integración social

¿Quieres saber cuáles son los tipos de integración social y las salidas de cada uno de ellos? ¡Atento a nuestro artículo!
integración social
Marcos Nebreda López
Marcos Nebreda López 5 de marzo de 2021

    La integración social es una disciplina basada en el apoyo asistencial a los miembros de un colectivo o comunidad que están en situación de vulnerabilidad o desigualdad.  Esta área engloba acciones y destinatarios diferentes por eso existen distintos tipos de integración social de los que te vamos a hablar en profundidad en este artículo.

     

    Estos son los tipos de integración social

    Podemos definir la integración social como un proceso que responde a la satisfacción de demandas, necesidades e intereses, a partir de la promoción de las personas implicadas, potenciando su participación para que sean las protagonistas de su propia historia de vida.

    Es un término social que se refiere a la aceptación de minorías y grupos desfavorecidos en el área principal de la sociedad.  El término de integración social involucra muchos factores que agrupan a diferentes personas de distintos grupos sociales, ya sean culturales, religiosas o económicas para estar bajo un mismo precepto.

    En ciencias sociales se considera el movimiento de grupos minoritarios como las minorías étnicas, los refugiados y los sectores desfavorecidos de una sociedad en la corriente principal de las sociedades.

    Existen diferentes tipos de integración social en función del área de integración en la que trabajen los profesionales.

    • Se trata de la integración dirigida a población en riesgo de exclusión social con dificultades para encontrar un puesto de trabajo e integrarse socialmente.
    • En este caso se centra en programas de ayuda enfocados a la integración de familias con carencias socioeconómicas y buscan un ambiente estable donde vivir, crecer o educarse.
    • Este tipo de integración social se dirige a mejorar las condiciones de vida y a integrar diferentes colectivos en la comunidad, hacerlo partícipes de una colectividad y facilitar su acceso a servicios comunitarios.
    • En el caso de la educación, la integración social va dirigida a proporcionar el apoyo necesario dentro del aula ordinaria para educar a cada alumno o alumna de la manera que éste precisa, atendiendo las diferencias en el nivel de competencias y necesidades individuales de cada alumno desde la pluralidad y la diversidad.

    En resumen, en los diferentes tipos de integración social vas a tener que llevar a cabo una serie de funciones básicas como son:

    • Organizar, implementar y evaluar programas de inserción laboral y ocupacional, de entrenamiento de habilidades en autonomía personal y social, de violencia de género, jóvenes, etc.
    • Realizar tareas de mediación entre personas y grupos aplicando técnicas participativas y de gestión de conflictos de forma eficiente
    • Entrenar habilidades de comunicación haciendo uso de sistemas alternativos y aumentativos de comunicación (SAACs) y motivando a las personas usuarias en la utilización de los mismos.

     

    Salidas laborales para los diferentes tipos de integración social

    En el mercado laboral actual, existe una creciente demanda de la integración social y de los profesionales que se dedican a ella.  Factores como el envejecimiento poblacional, la escasez de recursos asistenciales etc. hacen esta área más imprescindible, si cabe. Además, no es una especialidad laboral donde exista un gran volumen de profesionales. Con los diferentes tipos de integración social podrás trabajar en administraciones públicas, servicios sociales, ONG, asociaciones, fundaciones, residencias y centros de acogida.

    Además, vas a ser un profesional capaz de trabajar con colectivos muy diversos: la infancia y la adolescencia, grupos que han vivido procesos migratorios, grupos familiares educativamente frágiles, personas con diversidades grupales y diversidades funcionales o personas y grupos afectados por la precariedad que sufren situaciones de vulnerabilidad o exclusión social.

    Con el ciclo superior de integración social podrás ejercer tu trabajo como técnico de programas de prevención e inserción social, monitor de personas con discapacidad, técnico de acompañamiento laboral, monitor de rehabilitación psicosocial, auxiliar de tutela, trabajador familiar, etc.

     

    Cualidades para desempeñar los diversos tipos de integración social

    Si deseas trabajar como integrador social sea en el área o sector que sea has de tener una serie de habilidades y cualidades que harán que tu trabajo sea más sencillo y competente. Son las siguientes:

    • Excelente habilidades de comunicación y habilidades interpersonales.
    • La capacidad de escuchar con atención y de hacer las preguntas correctas para conocer las necesidades de los clientes.
    • La capacidad de establecer una relación constructiva con los clientes.
    • Una actitud positiva y un enfoque práctico para la resolución de problemas.
    • Habilidades administrativas y organizativas.
    • La capacidad de trabajar como parte de un equipo, junto con otros profesionales.
    • La capacidad de animar a las personas sin discapacidad a que sean más comprensivas con las personas que sufren discapacidades.
    • Habilidades de comunicación escrita y habilidades de TIC, para producir evaluaciones claras.

     

    Cómo formarte para trabajar

    Para formarte y poder trabajar en los diferentes tipos de integración social deberás empezar con la formación adecuada. Lo primero y más importante es estudiar un ciclo superior de integración social. Es una formación oficial y homologada por el Ministerio de Educación y FP de dos cursos de duración que te prepara para trabajar como técnico en esta área. Te permite programar, organizar, desarrollar y evaluar actividades de integración social.

    Como integrador social podrás prestar ayuda a domicilio, en el ámbito educativo y entrenar las habilidades de cada usuario para mejorar sus condiciones de vida. Estarás formado para atender a menores, discapacitados físicos, psíquicos o sensoriales, ancianos, mujeres, personas en riesgo de exclusión social etc.

    En este ciclo superior de integración social vas a aprender las siguientes competencias:

    • Atención, servicio y cuidado de las personas y sobre todo, de diferentes colectivos excluidos.
    • Prevenir y mejorar situaciones de exclusión social a través de estrategias socioeducativas.
    • Identificar las necesidades, detectar las potencialidades de las personas y tramitar los recursos necesarios.

    Además tendrás acceso a un módulo de formación en centros de trabajo. Es decir, un período de prácticas donde vas a aprender a trabajar en el sector, ver cómo se trabaja de cerca, aplicar lo aprendido y acceder con más garantías al mercado laboral.

    Puedes optar por estudiar integración social en modalidad presencial en el centro educativo más cercano o en el que elijas o bien hacerlo en modalidad a distancia.  Esta es ideal si no tienes tiempo o debes compaginar tu estudio con otras obligaciones.

    Entre los módulos que vas a poder estudiar en tu grado de integración social están algunos como contexto de la intervención social, inserción sociolaboral, atención a las unidades de convivencia, mediación comunitaria, apoyo a la intervención educativa. También otros como promoción de la autonomía personal, sistemas aumentativos y alternativos de comunicación y metodología de la intervención social.

    Ahora ya conoces los diversos tipos de integración social que existen y cómo te puedes preparar para abarcar este tipo de intervención. SI tu vocación es prestar servicio a personas y colectivos que lo necesitan esta es tu profesión. Para trabajar de ello solo tienes que formarte en un centro adecuado a tus necesidades y con un método eficaz. Campus Training puede ser el tuyo. ¿Comenzamos?

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!