Los tratamientos de belleza caseros más eficaces

Los 5 tratamientos de belleza caseros más eficaces: hazlos tú misma sin salir de casa y con productos que tienes a mano. ¡Funcionan!
Inicio / Noticias / Los tratamientos de belleza caseros más eficaces

consejos y tratamientos de belleza caseros

¿Crees que tu cuerpo y tu cara necesitan una puesta a punto? Hoy vamos a analizar los cinco tratamientos de belleza caseros más eficaces para que escojas el que más te interese. ¡Planta (buena) cara al confinamiento!

Cuando no podemos ir a la peluquería ni al centro de estética, es el momento de ponernos manos a la obra y apostar por tratamientos de belleza caseros. Que sean eficaces, inocuos para la piel y resulten fáciles y agradables. Porque aunque no lo creas, hay distintas opciones súper interesantes que te dejarán la cara como la proverbial patena… ¡O mejor!

Estos tratamientos, además, son una estupenda forma de ahorrar. Teniendo en cuenta que no sabemos cómo van a ser los próximos meses y que la economía se va a ralentizar, nunca está de más hacer acopio de buenas ideas para economizar gastos. Y si te funcionan, podrás incluir estos tratamientos en tu rutina y mantenerlos cuando termine el confinamiento. ¿Estamos listos? ¡Vamos a empezar!

Tratamientos de belleza caseros y eficaces para todo el cuerpo

Además de por ser caseros, los tratamientos que os voy a explicar me encantan porque son cien por cien naturales. Se preparan con productos que tenemos en la despensa, agua del grifo, infusiones… Porque la realidad es que todos los tratamientos de belleza, caseros o no, están fabricados con ingredientes naturales (vegetales, por lo general). Lo que vamos a hacer es prescindir de los procesos industriales y los envasados para preparar nuestras «propias fórmulas mágicas».

Estos son los puntos que vamos a «atacar» con nuestros tratamientos de belleza caseros. Desde la cara hasta la punta de los pies:

  • El rostro. Exfoliación, hidratación y nutrición: son las tres claves básicas de cualquier tratamiento facial. Aprenderemos a hacer peelings, creas y mascarillas caseras.
  • El pelo. Objetivo: que quede brillante y sin puntas abiertas. Os daré la receta para hacer acondicionador y mascarilla con ingredientes naturales. Y algún que otro truco…
  • El cuerpo. La piel necesita liberarse de las células muertas, hidratarse y recuperar su elasticidad. ¡Vamos a lograrlo!
  • Manos y pies. Suelen ser los grandes olvidados, pero revelan más el paso del tiempo y el desgaste que muchas otras partes del cuerpo. No os perdáis los consejos que tengo para daros.

¿Te interesan el cuidado personal y la estética? ¿Eres una persona valiente que confía en sus habilidades? Entonces, no te pierdas este artículo sobre cómo cortarse el pelo en casa. Te sorprenderás muchísimo cuando veas lo fácil que puede ser hacer todo tipo de cortes «en cabeza propia»: largo y a capas, melenita bob y corte rapado pixie.

A mal tiempo, buena cara. Una limpieza de cutis integral

El primer paso para que tu cara esté radiante es limpiar bien los poros. El polvo, la contaminación, el sudor… Se acumulan en nuestra piel y evitan que absorba bien la hidratación. La manera más natural para limpiarla y despejar esos poros intoxicados es hacer vahos: más fácil, ¡imposible!

Pon una cazuela de agua a hervir. Si tienes en casa hierbas para infusión (especialmente manzanilla, tilo y romero), añade un puñado o unas bolsitas al agua. Hierve durante 5 minutos, coge la cazuela y ponla sobre la mesa con un protector debajo.

Siéntate delante y pon la cara sobre los vahos, cubriéndote la cabeza con una toalla para crear un efecto «sauna». ¿Durante cuánto tiempo? Basta con cinco minutos para limpiar la piel a fondo. Cuando termines, lávate la cara con agua fría y sécala bien.

¡A exfoliar! No puede ser más sencillo. Ahora que tu piel está despejada, es el momento perfecto para eliminar células muertas. Hazlo mezclando un jabón suave (o uno especial para el rostro) con dos cucharaditas de azúcar. Lávate la cara con agua templada y esta mezcla, frotando suavemente en las aletas de la nariz, el entrecejo y la barbilla. Dirás adiós a los puntos neutros y a las zonas resecas.

¡A nutrir! Mascarilla y tónico, os necesito…

Sólo falta hidratar y nutrir. La crema hidratante diaria es tu aliada para proteger tu piel, como sabes; pero no olvides que debe tener protección solar (yo utilizo un SPF 30 durante todo el año) para evitar los efectos nocivos de los rayos solares. Por otra parte, antes de utilizar cualquiera de los productos que indico a continuación debes tener cuidado con las alergias. Si eres alérgico o alérgica a alguno de ellos, ¡ni se te ocurra! Y si no lo tienes claro, aplica un poco en la prueba en la parte interior del brazo y espera 30 minutos para asegurarte.

Te voy a desvelar cómo hacer una mascarilla facilísima, perfecta para nutrir tu rostro tras la limpieza y la exfoliación. De hecho, este es uno de mis tratamientos de belleza caseros favoritos:

  • Coge una zanahoria y pélala. Tritúrala con la batidora o el procesador para hacer una pasta.
  • Mezcla dos cucharadas de crema hidratante con dos de pasta de zanahoria.
  • Aplícala por toda la cara excepto la zona de los ojos. Deja que actúe durante 15 minutos y aprovecha para relajarte con música, silencio…
  • No olvides la zona del contorno de los ojos: puedes preparar una mascarilla muy agradable y relajante infusionando una bolsita de té verde en medio vaso de agua. Deja reposar 5 minutos, añade dos cucharadas de yogur natural y remueve. Aplica en la zona de las ojeras, las patas de gallo y los párpados.
  • Retira la mascarilla y pásate un pañuelo de papel suave, dando golpecitos para retirar la humedad.
  • Termina aplicando un tónico facial. Para prepararlo, pon a macerar una ramita de romero fresco en un tarro de vinagre de manzana. Déjalo reposar una semana; cuela y mezcla con agua a partes iguales. Aplícalo sobre el rostro con un disco de algodón, evitando los ojos.

Tratamientos de belleza caseros para el pelo

Si la cara es el espejo del alma, el pelo también dice mucho de nosotros. Corto o largo, rizado o liso… Lo más importante es que esté sano y bien cuidado. Da igual que te lo tiñas o no: el tinte no es excusa para tener un pelo bonito, nutrido y brillante. Además, no tendrás que gastar ni un euro en productos porque existen trucos y recetas caseros que funcionan de maravilla.

El primero es, sin duda, mi favorito. ¿Por qué? Pues porque es fácil y muy, muy eficaz. Yo tengo el pelo rizado y con tendencia a secarse y a encresparse. Por eso, un extra de nutrición siempre me viene bien. El proceso es muy sencillo: solo tienes que cepillarte el pelo a fondo y desenredarlo. A continuación, aplica aceite de oliva o girasol por las zonas más secas (en las raíces no hace falta).

Enrolla la melena en una toalla o un paño. Coge el secador y aplica calor sobre la toalla durante 5 minutos. No lo pongas a una temperatura muy fuerte para evitar dañar el cabello. Cuando termines, quítate la toalla y lava el pelo como lo hagas habitualmente.  Un último «secreto» más para que tu melena brille con luz propia: en el último aclarado, en lugar de agua caliente gradúa el grifo a la temperatura más fría que puedas aguantar. Aclara bien y aguanta unos segundos. Merece la pena; tu pelo nunca estará tan brillante.

Por supuesto, aunque estos tratamientos de belleza caseros son eficaces, no sustituyen a un buen tratamiento profesional. Si te interesa este mundo y te encanta poner guapa a la gente, infórmate sobre la opción de trabajar como profesional. El Curso de Peluquería y Estilismo de Campus Training, por ejemplo, te ayudará a alcanzar tu meta gracias a su programa de prácticas profesionales. ¡Tenlo en cuenta!

Cuerpo, manos y pies: no te olvides de ellos

Termino mi «masterclass» sobre tratamientos de belleza caseros dando un repaso final al resto del cuerpo. Está muy bien cuidarse la cara y el pelo, pero no hay que olvidarse de lo demás. El peeling de azúcar que te recomendaba para el rostro también funciona muy bien para el cuerpo; mézclalo con un gel de ducha neutro y sin parabenos en la proporción adecuada (tienes que notar los granitos cuando frotes) para exfoliar.

¿Y las manos? Ahora mismo, con el lavado constante al que las estamos sometiendo están menos hidratadas que nunca. Es el momento ideal para hidratarlas y regenerar la piel con esta mezcla: 1 yema de huevo, 2 cucharadas de aceite de oliva y 1 cucharada de miel.

Mezcla, unta las manos y deja actuar durante 20 minutos. Después, lávate con un jabón suave y usa tu crema habitual. Puedes repetirlo 2 o 3 veces a la semana. ¿Sabías que según este estudio de una universidad de Chile, la miel tiene una gran capacidad para regenerar las heridas?

Y por último (pero no lo peor, como dicen los ingleses), nos queda cuidar nuestros pies. Su importancia es máxima: soportan nuestro peso durante todo el día… ¡Y qué poco caso les hacemos! Dedícales una hora, por lo menos. Sumérgelos en agua templada durante 20 minutos, pasa la piedra pómez para quitar durezas y seca bien.

Aprovecha lo que te ha sobrado de la mascarilla para las manos y aplícala en los pies. Deja actuar durante 20 minutos, lávalos y termina con una crema hidratante. Y con estos tratamientos de belleza caseros, ya has terminado tu sesión de cuidados intensivos corporales y faciales. ¡Repítela cada 15 días y los resultados te alucinarán!

Estos tratamientos de belleza caseros son una buena opción durante el confinamiento. Pero si realmente tu vocación es el cuidado y la imagen personal, aprovecha para estudiar y formarte y te convertirás en un gran profesional. Recuerda: es una decisión que cambiará tu vida. ¡Anímate a rellenar el formulario y descúbrelo por ti mismo!

Marta Sánchez Galindez

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratuita
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
  • Recibe información gratis y sin compromiso
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?