Inicio / cursos / Oposiciones / Oposiciones Administración y Archivo

Formación en Oposiciones Administración y Archivo

Pide información gratuita

Oposiciones Administración

Las oposiciones de Administración y Archivo son una magnífica oportunidad para que consigas un empleo público 100% estable y de calidad. Así, la gran variedad de puestos de este tipo que puedes encontrar en las distintas Administraciones, unida a una generosa oferta de plazas, convierten a estas oposiciones en unas de las más interesantes de todo el sector público.

¿Qué son las oposiciones de Administración?

Cuando hablamos de oposiciones de Administración y Archivo nos estamos refiriendo a un tipo de proceso selectivo a través del cual la Administración selecciona a los mejores candidatos para un empleo público destinado a ejercer funciones de carácter administrativo.

Por tanto, lo que diferencia a estas oposiciones de cualquier otra es el tipo de tareas que deberás ejercer si superas el proceso selectivo. Aunque el trabajo concreto dependerá de cada tipo de plaza, las funciones más habituales son, entre otras, las siguientes:

  • Atención al público, tanto presencial como telefónicamente.
  • Tramitación y seguimiento de expedientes administrativos.
  • Tareas de archivo y registro.
  • Labores mecanográficas, de digitalización y otras de tipo auxiliar.

¿Cómo es el proceso selectivo en las oposiciones de Administración y Archivo?

La estructura concreta de cada proceso selectivo puede variar en función del tipo concreto de plaza a la que te presentes. De todos modos, con carácter general, las oposiciones de Administración o Archivo consisten en superar una serie de exámenes, fundamentalmente escritos, que versan sobre las materias incluidas en el temario.

Algunos de los tipos de pruebas más habituales en estas oposiciones son los siguientes:

  • Cuestionarios tipo test, que son muy frecuentes en las plazas de Auxiliares, Administrativos y otras similares. Como sabes, consisten en elegir la respuesta correcta de entre las distintas opciones propuestas para cada pregunta.
  • Exámenes de informática. Son también muy habituales en las plazas de Administrativos y Auxiliares Administrativos. _Lo más frecuente es que debas resolver algún ejercicio práctico sobre procesadores de textos y hojas de cálculo, que debes realizar directamente en un ordenador.
  • Pruebas desarrollo con preguntas cortas, en el que tienes que responder a una serie de preguntas breves sobre distintos aspectos del programa. Es una prueba habitual para las oposiciones de Gestión de la Administración Civil del Estado.
  • Supuestos prácticos, en los que debes resolver un caso de tipo práctico mediante la aplicación de la normativa adecuada. Son pruebas típicas de las plazas de Gestión, pero no en otras de nivel inferior.

¿Qué ventajas obtendré si apruebo unas oposiciones de Administración?

Si superas unas oposiciones de tipo administrativo, podrás disfrutar de importantes ventajas:

  • Total estabilidad laboral como empleado público.
  • Unas retribuciones adecuadas al nivel del puesto y garantizadas por ley, que se incrementarán anualmente según lo que autoricen los presupuestos generales del Estado (más los aumentos por antigüedad, cada tres años de servicio).
  • Buenas condiciones de trabajo, con una jornada laboral perfectamente delimitada, además de generosas vacaciones y permisos.
  • La posibilidad de ascender en la Administración, presentándote a procesos selectivos de promoción interna (por ejemplo, para pasar de Auxiliar Administrativo a Administrativo, o de este último al cuerpo de Gestión).

Requisitos que debo cumplir para presentarme a estas oposiciones

Aunque cada plaza concreta tiene sus propias condiciones de acceso, los requisitos generales que debes cumplir en cualquier oposición de Administración o Archivo son los siguientes:

  • Tener la nacionalidad española, la de un estado miembro de la UE o la de otro país con el que exista un tratado internacional que permita la libre circulación de trabajadores.
  • Tener cumplidos 16 años y no superar la edad máxima de jubilación forzosa.
  • Disponer de la capacidad funcional necesaria para realizar las funciones del puesto.
  • No haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas.
  • No estar inhabilitado para empleos o cargos públicos.
  • Disponer de la titulación exigida en las bases de la convocatoria. Por ejemplo:
    • Para las de Auxiliar Administrativo o las de Correos deberás tener el título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
    • Para las oposiciones de Administrativo, Bachiller Superior, FP II o equivalente.
    • Para presentarte a las plazas de Gestión necesitarás el título de Grado, Diplomado Universitario, Ingeniero Técnico o Arquitecto Técnico.

Tipos de oposiciones de Administración y Archivo

Hay muchas formas de clasificar las oposiciones de tipo administrativo. De todos modos, podemos destacar las tres siguientes:

  • Según el tipo de funciones a desarrollar en el puesto de trabajo, tenemos:
    • Oposiciones de Administración, para tareas de tipo administrativo en general.
    • Oposiciones de Archivo, cuando debas desarrollar principalmente funciones específicas de archivo. Por ejemplo, en plazas de Auxiliar de Bibliotecas y Archivo.
  • En función del grupo de funcionarios al que pertenezca la plaza (y, por tanto, la titulación exigida):
    • Oposiciones del grupo A1, que requieren la titulación de Grado o equivalente (Administradores Civiles del Estado, Técnicos de Administración General, etc.).
    • Oposiciones del grupo A2, también con título de Grado (por ejemplo, Gestión de la Administración Civil del Estado).
    • Oposiciones del grupo C1, para las que te bastará el título de Bachiller o Técnico de FP (como en las plazas de Administrativos).
    • Oposiciones del grupo C2, que requieren titulación de ESO o equivalente (Auxiliares Administrativos, principalmente).
    • Oposiciones del antiguo grupo E (actualmente denominado “otras agrupaciones profesionales sin titulación”), que no exigen ninguna titulación específica. Aquí te encontrarás con plazas como las de subalternos y ordenanzas en determinadas entidades.
  • De acuerdo con la Administración que convoque las plazas, podemos distinguir entre:
    • Oposiciones del Estado.
    • Oposiciones de las Comunidades Autónomas.
    • Oposiciones de Entidades Locales (ayuntamientos, diputaciones provinciales, cabildos y consejos insulares, consorcios, etc.).
    • Oposiciones de Universidades públicas.
    • Oposiciones de otras entidades y empresas públicas, como es el caso de Correos.

¿Cómo puedo elegir unas oposiciones de Administración?

Si quieres presentarte a unas oposiciones de Administración pero no sabes cuál elegir, quizás puedan ayudarte los siguientes consejos:

  • Lo más importante es que te asegures de cumplir todos los requisitos exigidos en las bases de la convocatoria. En particular, fíjate en la titulación académica que te pidan.
  • Cuanto mayor sea el número de plazas y más frecuentes sean las convocatorias, más opciones tendrás para superar la oposición. Afortunadamente, los procesos selectivos de Administración y Archivo son de los más generosos en este sentido. Además, ten en cuenta que si te estás preparando para Auxiliar Administrativo de Corporaciones Locales, lo más probable es que el programa sea muy parecido en un gran número de ayuntamientos, por lo que no te será difícil probar suerte en varios.
  • Ten en cuenta el tiempo que quieres o puedes dedicar a preparar la oposición. Cuanto más difícil sea el proceso selectivo, más tiempo necesitarás para llegar bien preparado a los exámenes. El mejor indicador en este sentido puede ser la extensión del temario y el grupo al que pertenezcan las plazas. Por ejemplo, necesitarás mucho menos tiempo de estudio para aprenderte los 13 temas de Correos que los 67 del cuerpo de Gestión.
  • No obstante, también es posible que en plazas de un grupo inferior haya mucha más competencia que en otras superiores, lo que también influirá en la dificultad de conseguir plaza.
  • Por último, no te olvides de tener en cuenta cuál es tu vocación profesional. Al fin y al cabo, se trata del trabajo que vas a desarrollar el resto de tu vida laboral. Además, cuanta mayor sea tu afinidad con la materia de estudio, más rápido y eficaz será tu proceso de memorización del temario.

En definitiva, las oposiciones de Administración y Archivo pueden ser una magnífica opción para que al fin consigas tu plaza de empleado público. Con un poco de esfuerzo y constancia, seguro que logras tu objetivo antes de lo que te imaginas.

Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios [y elaborar información estadística para analizar sus hábitos de navegación. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?