Inicio / cursos / Oposiciones / Oposiciones Justicia

Oposiciones de Justicia

Pide información gratuita

Oposiciones Justicia

Las oposiciones de Justicia son una gran oportunidad para que consigas tu puesto de empleado público, ya que los exámenes no son demasiado difíciles y suelen convocarse bastantes plazas. Además, hay opciones para casi cualquier nivel de titulación. ¿No te gustaría intentarlo?

Tipos de oposiciones de Justicia

Cuando hablamos de oposiciones de Justicia en sentido amplio, podemos referirnos a una gran variedad de procesos selectivos. Las plazas más conocidas son las siguientes:

  • Jueces y Fiscales.
  • Letrados de la Administración de Justicia (que antes se denominaban Secretarios Judiciales).
  • Cuerpos Generales de la Administración de Justicia, que son las plazas más demandadas y, también, las más asequibles: Auxilio Judicial, Tramitación Procesal y Administrativa, y Gestión Procesal y Administrativa.
  • Cuerpo Especiales de la Administración de Justicia, donde se incluyen plazas como las de médicos forenses, técnicos especialistas, etc.

Como ves, existen opciones para todos los gustos, por lo que no te resultará difícil encontrar un tipo de plazas que se adecuen a tu titulación académica y al nivel de dificultad que prefieras.

¿Son difíciles las oposiciones de Justicia?

Seguro que antes de decidirte a preparar alguno de estos procesos selectivos te preguntarás si son o no difíciles las oposiciones de Justicia.

Pues bien, debemos partir de la base de que cualquier oposición tiene un cierto nivel de dificultad. Incluso en las plazas con temarios breves y sencillos, la competencia entre aspirantes puede que haga más complicado conseguir plaza.

Pero también es cierto que, con una preparación adecuada, cualquier oposición puede resultarte asequible.

De todos modos, en el ámbito de las oposiciones de Justicia podemos ver claramente dos niveles de dificultad completamente distintos:

  • Por una parte, las oposiciones de Jueces, Fiscales y Letrados de la Administración de Justicia son bastante complicadas y requieren una preparación larga e intensa. Los temarios son también muy amplios y los exámenes son difíciles, incluyendo pruebas orales.
  • Por otra parte, las oposiciones de Auxilio Judicial, Tramitación y Gestión Procesal son mucho más asequibles. Aunque las tres son distintas, todos los temarios son considerablemente más breves que en los casos anteriores. También los exámenes son más sencillos, sin la dificultad añadida de las pruebas orales.

En cualquier caso, para llegar a los exámenes con confianza y con posibilidades reales de aprobar, es esencial que te prepares de forma adecuada. Para ello, es clave que tengas un sistema adecuado y, sobre todo, que seas muy constante en el estudio. Lo veremos con más detalle en el último apartado.

¿Cómo elijo una oposición de Justicia?

El primer paso para tener éxito en este tipo de oposiciones es que elijas la que sea más adecuada para ti. Para ello puedes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Tu titulación académica. Este factor claramente va a determinar a qué tipos de plazas puedes o no presentarte. Por ejemplo, si solo dispones de la titulación de ESO, está claro que tu oposición será la de Auxilio Judicial. Sin embargo, si tienes una titulación de Grado, podrás presentarte a cualquier oposición de Justicia, por lo que este factor no te ayudará a decidir.
  • El compromiso de tiempo y esfuerzo que quieras dedicar a preparar la oposición. Esto va a estar directamente ligado a la extensión del programa y el tipo de exámenes que incluya el proceso selectivo. Como es lógico, memorizar los 325 temas de las oposiciones de Jueces requiere mucho más tiempo y esfuerzo que estudiar los 26 temas de Auxilio Judicial.
  • El número de plazas convocadas, la frecuencia de las convocatorias y el número de aspirantes también van a influir en la dificultad del proceso selectivo y pueden ser un criterio más a la hora de elegir tu oposición. Afortunadamente, las convocatorias más recientes de oposiciones de Justicia han sido bastante generosas:
    • Tramitación Procesal: 1.243 plazas.
    • Gestión Procesal y Administrativa: 769 plazas.
    • Cuerpo Auxilio Judicial: 1.810 plazas.
  • No te olvides de tener en cuenta tu vocación profesional. Aunque varias de las plazas de Justicia tienen tareas similares, los cometidos de cada puesto son diferentes. Cuanto más te guste la materia y el tipo de trabajo, más fácil te resultará estudiar el temario. Además, no olvides que probablemente será el trabajo que desempeñes el resto de tu vida laboral.
  • El aspecto económico puede también ser un factor a tener en cuenta. Estos tres tipos de plazas pertenecen a tres grupos de funcionarios diferentes: C2 (Auxilio Judicial), C1 (Tramitación Procesal) y A2 (Gestión). Por tanto, tienen niveles retributivos distintos. De todos modos, no dejes que esto condicione totalmente tu elección, ya que siempre tendrás la posibilidad de ascender a través de las convocatorias de promoción interna, donde probablemente existirá menos competencia que en el turno libre.

¿Cómo son los exámenes de las oposiciones de Justicia?

De forma muy resumida, el proceso selectivo de las oposiciones de Justicia se desarrolla del modo siguiente:

  • Para las plazas de Auxilio Judicial existen tres exámenes:
    • Un cuestionario de 100 preguntas tipo test sobre las materias del programa, con cuatro respuestas alternativas, de las cuales solo una será correcta.
    • Un cuestionario tipo test de 50 preguntas referidas a dos casos prácticos de diligencia judicial.
    • Un ejercicio de idiomas opcional y no eliminatorio, en las Comunidades Autónomas con lengua oficial propia.
  • En el caso de las plazas de Tramitación Procesal, las pruebas son las siguientes:
    • Un primer ejercicio doble, con un test de 100 preguntas sobre las materias del programa, más un cuestionario de 20 preguntas tipo test referidas a un caso práctico.
    • El segundo ejercicio consistirá en reproducir un texto en el programa Microsoft Word, con los requerimientos de presentación que se indiquen.
  • Por último, las oposiciones de Gestión Procesal constan de las siguientes pruebas:
    • Un test de 100 preguntas con cuatro respuestas alternativas, sobre las diferentes materias del programa.
    • 20 preguntas tipo test referidas a un caso práctico que planteará el Tribunal.
    • 10 preguntas de contenido procesal referidas a distintos temas del programa.

Requisitos que debo cumplir para presentarme a las oposiciones de Justicia

Con carácter general, los requisitos necesarios para que puedas acceder a las oposiciones de Justicia son los siguientes:

  • Tener la nacionalidad española.
  • Tener cumplidos dieciséis años de edad y no exceder de la edad máxima de jubilación forzosa.
  • Poseer la capacidad funcional necesaria para el desempeño de las funciones propias del puesto de que se trate.
  • No haber sido separado, mediante expediente disciplinario, del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas, ni hallarte inhabilitado para el desempeño de las funciones públicas.
  • Tener la titulación académica exigida para cada tipo de plazas:
    • En el caso de las oposiciones de Auxilio Judicial se exige el título de Graduado en ESO.
    • Para las de Tramitación Procesal y Administrativa deberás disponer de la titulación de Bachiller o Técnico de FP.
    • Por último, en el caso de las oposiciones de Gestión Procesal, se exige la titulación de Grado, Diplomado Universitario, Ingeniero Técnico, Arquitecto Técnico o equivalente.

¿Cómo debo prepararme para aprobar una oposición de Justicia?

Las recomendaciones más importantes que debes tener en cuenta para tener éxito en las oposiciones de Justicia son las siguientes:

  • Empieza a estudiar con antelación suficiente, para llegar a dominar todo el programa antes de los exámenes.
  • Organiza tu estudio. Para ello:
    • Busca un lugar tranquilo para estudiar, donde nadie te interrumpa.
    • Establece un horario de trabajo que puedas respetar a diario. La constancia es fundamental para aprobar cualquier oposición.
    • Fíjate un objetivo de temas a estudiar cada semana y revisa periódicamente si cumples o no dichos objetivos.
  • Combina el estudio de temas nuevos con el repaso de los anteriores.
  • Consulta todas tus dudas antes de los exámenes. Si estás matriculado en una academia de oposiciones de Justicia, aprovecha para preguntar a tus profesores o tutores todo aquello que no tengas claro.
  • Haz simulacros de exámenes. Esto te dará mucha confianza para enfrentarte a las pruebas de la oposición.

Como has visto, las oposiciones de Justicia son una magnífica oportunidad para acceder a una plaza de funcionario. Con un poco de esfuerzo y una buena dosis de constancia, puedes conseguirlo antes de lo que te imaginas.

  • Recibe información gratuita
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?