Qué busca un empleador

Con esta información sabrás qué busca realmente un empleador cuando te entrevista y cómo mejorar tus habilidades.
que busca un empleador
Logo Campus Training
RR. HH. 21 de julio de 2021

    A la hora de entrevistarte con un reclutador o empleador para optar a un puesto de trabajo existen una serie de capacidades  y habilidades que esa persona va a valorar para contratarte. Desde tu capacidad de comunicación o de negociación a tu potencial para trabajar en equipo o resolver conflictos. No solo va a prestar atención a tus conocimientos y experiencia. Si quieres saber de verdad qué busca un empleador no te pierdas nada de este artículo.

     

    Esto es lo que busca un empleador 

    En el proceso de reclutamiento y búsqueda de empleo, puedes pensar que lo más importante para que te seleccionen es tu currículum, estudios, experiencia o capacidades técnicas. Esta parte es importante pero lo que busca un empleador en un potencial candidato va mucho más allá y tiene que ver más con las habilidades blandas o soft skills que pueden aportar más valor a tu trabajo.

    De entre esas capacidades o habilidades, estas son las más importantes que un empleador valora cuando te entrevista o cuando te busca como futuro empleado de la compañía. 

    • Las competencias transversales. Además de las competencias técnicas y de tus conocimientos, muchas compañías valoran cada vez más tus habilidades blandas o “soft skills” como tu capacidad de adaptación al puesto de trabajo, tu capacidad de comunicación y negociación, tu empatía. Inteligencia emocional, gestión del tiempo, capacidad de trabajar en equipo, creatividad, flexibilidad o capacidad de resolver problemas son también cualidades muy valoradas.
    • Experiencia adecuada. Tener una experiencia acorde al puesto de trabajo al que aspiras es vital para poder desarrollar tus tareas en ese puesto. Haber liderado proyectos similares te dará una capacidad extra para encajar en ese puesto. En la entrevista el reclutador va a valorar muy positivamente esa experiencia y cómo has desarrollado anteriores proyectos similares.
    • Capacidad de superación. Esto es un valor importante a la hora de conseguir trabajadores con ambición y capacidad de esfuerzo, que sean capaces de crecer y de motivar al resto para hacerlo. 
    • Capacidad de liderazgo y negociación. En función del tipo de puesto al que optes, el reclutador examinará tu capacidad de ser líder o si has liderado proyectos en el pasado. Además, es importante que seas capaz de negociar tanto con tu equipo de trabajo como con proveedores o clientes. El empleador observará si tienes desarrollada esta capacidad para concederte el puesto de trabajo.
    • Proactividad y dinamismo. Las empresas y los reclutadores desean y valoran candidatos y trabajadores que sean capaces de proponer, de aportar soluciones y no problemas, con una actitud proactiva y positiva en todo momento. 
    • Capacidad de adaptación. Las empresas son entidades vivas y cambiantes y buscan empleados capaces de asimilar ese cambio y adaptarse sin frustración al mismo. Si tienes ese talento, las empresas lo van a tener muy en cuenta a la hora de contratarte o ascenderte. 
    • Creatividad e innovación. Ser creativo y proponer nuevas ideas es una cualidad especialmente valorada. La innovación es una virtud que debe acompañar a las empresas y por tanto a su equipo. Los empleadores valoran especialmente tu capacidad de innovar, de aportar soluciones creativas a problemas de siempre. 
    • Organización. Ser una persona con capacidad organizativa, ordenada y efectiva va a facilitar mucho el trabajo dentro de la empresa y beneficiar a compañeros para tener mejores resultados. 
    • Productividad.  Ser productivo es la capacidad que tiene un trabajador de gestionar el tiempo para sacar partido de proyectos. Se valora el aprendizaje para encontrar soluciones a problemas específicos y por tanto traer beneficios a la empresa.
    • Capacidad analítica.  Esta capacidad permite analizar y comprender la información y tener la habilidad de presentar argumentos sólidos. Esta capacidad de análisis posibilita también a la empresa tomar las decisiones adecuadas o estratégicas gracia a tu aportación como miembro del equipo.
    • Compromiso e implicación. Un empleador va a valorar mucho tu disposición a implicarte en la cultura de la empresa, en sus objetivos y en los retos de la misma. Ser un potencial trabajador implicado y comprometido te abrirá puertas para lograr el trabajo que buscas.
    • Gestión del conflicto y del estrés. En una empresa vas a tener que lidiar con momentos o personas que provoquen conflictos o momentos más complicados. La capacidad de gestionar ese conflicto con habilidades sociales y capacidad emocional va a ser un punto a favor para el empleador que te busca.
    • Orientación a resultados. Es importante tener claro los objetivos empresariales del lugar donde trabajes y orientarte a lograr esos resultados. El empleador va a valorar mucho esa capacidad que hará que la empresa tenga éxito y gane en productividad. 
    • Capacidad de identificar soluciones y oportunidades. Si tienes este perfil, tus opciones de encontrar el empleo que deseas mejorarán. Un perfil de empleado capaz de saber donde puede haber oportunidades de negocio es un valor añadido a la estrategia empresarial y traerá buenos resultados para la empresa. Lo mismo si es capaz de aportar soluciones efectivas. 

     

    Cómo mejorar tu currículum para que te busque un empleador

    Si estás en plena búsqueda de empleo y quieres que el empleador o reclutador se fije en tu CV, te llame para una entrevista y vea todo lo que puedes aportar al trabajo, toma nota de estos consejos para tener tu currículum a punto y destacar todas las habilidades en las que el empleador se va a fijar.

    • Elabora un CV adaptado a cada oferta.  Debes adaptar tu información a las características del puesto que la empresa está buscando. Trata de investigar sobre la compañía a través de su presencia online para hacerte una idea de cómo es y de los valores que representa. Intenta plasmar la filosofía de la empresa y del puesto en tu currículum vitae. Destaca las habilidades, formación y experiencias que vayan más acorde con el tipo de puesto de trabajo al que aspiras
    • Elige el modelo de CV mejor para tus objetivos. Existen diversos modelos de currículum; cronológico, funcional o mixto.  El cronológico es el tipo de CV más habitual y resalta tus logros profesionales a través del tiempo.  Se usa para destacar el progreso que has logrado en un campo o en tu trayectoria profesional y educativa. Debes escribir primero los logros más recientes y luego los más antiguos, en orden cronológico inverso. Este CV pone en valor cómo has ido promocionando y evolucionando en tu carrera y por tanto la estabilidad laboral que has tenido y cómo has ido mejorando en tus responsabilidades y tareas. 

    El modelo de CV funcional prioriza las funciones y experiencias profesionales en diferentes ámbitos con responsabilidades que hayas tenido. A diferencia del cronológico, este CV no presenta el tiempo de permanencia en la empresa, sino la variedad de las funciones que se han desempeñado

    Por último, está el modelo de CV mixto que combina los dos anteriores. Se inicia con una descripción funcional de las competencias o habilidades, seguido de un orden cronológico de la trayectoria del individuo. 

    • Sé claro y conciso. No debes alargarte en la extensión del CV, lo ideal es que no supere una página y que de un vistazo, la persona que te entreviste pueda ver lo más importante de tu trayectoria y de tu formación. Si solo incluyes la información relevante para el puesto vas a ahorrar espacio y además tu CV será mucho más efectivo. No especifiques todas tus funciones, solo aquellas importantes y lo mismo con la formación, no entres en demasiados detalles. Si tienes una formación muy amplia o una experiencia de años recuerda solo incluir la última o la que más se relacione con el puesto de trabajo al que aspiras.  Recuerda incluir un título que te defina va a ser el “leimotiv” de tu currículum. A la hora de ver tu CV el profesional que te reclute querrá ver una frase que resuma tu perfil profesional. Para ello, puedes usar palabras claves relacionadas con tu ámbito de actividad o tu especialización.
    • Cuida la estética y la ortografía. Revisa que tu CV no tiene faltas ortográficas o de sintaxis. Ayúdate de plantillas para crear un formato de CV visual y atractivo que lleve la mirada del reclutador hacia el contenido que deseas resaltar. No satures la página de información, deja espacios entre las frases de forma que sea agradable de leer de un vistazo y usa una tipografía sencilla, clara y fácil de leer. No te olvides de lo márgenes y de resaltar los títulos de lo que consideres más importante de tu carrera profesional.
    • Cuida mucho la fotografía. Si quieres mejorar sustancialmente tu CV dedícale tiempo a elegir una fotografía profesional, clara y sencilla. Te aconsejamos que pongas un fotografía profesional y nítida, bien iluminada y con la cara mirando al frente, con gesto amable. Elimina cualquier objeto o complemento que dificulte tu identificación (pañuelos, gafas, gorros…). Trata que la foto sea lo más reciente posible. Lo recomendable es que pongas solo tu cara y que esa fotografía la uses también en tus redes sociales profesionales
    • Trata de ser lo más honesto posible. En un  CV has de ser lo más sincero posible, no mientas acerca de tus competencias, manejo de herramientas, experiencia etc porque si te seleccionan la verdad saldrá a la luz. Puedes omitir ciertos aspectos si no son cruciales para una primera impresión y explicarlos con más claridad en la entrevista de trabajo si te preguntan por ellos. 
    • Valora la posibilidad de incluir un objetivo. El objetivo en el CV supone incluir demandas acerca de qué tipo de trabajo buscas o cómo debe ser la empresa, cuáles son tus puntos fuertes y así dar una imagen diferenciadora y positiva para un puesto en concreto. Si resaltas tus puntos fuertes han de estar en sintonía con el resto del CV y con la oferta laboral a la que aspires. 
    • No olvides idiomas y formación o experiencia complementarias. Esta parte del CV es importante si consideras que te puede ayudar a ganar puntos para el puesto de trabajo al que aspiras. Además de idiomas, estancias en el extranjero o prácticas en empresas si no tienes mucha experiencia, pueden ayudarte a mejorar tu perfil y tu CV de cara al reclutador. 
    • Piensa en una carta de presentación. Aunque no te soliciten una carta de motivación o presentación, puede ser una buena oportunidad de explicar con detalle tus habilidades y tu perfil profesional y por qué estás capacitado para el puesto que solicitas. No lo descartes.
    • Presenta el CV de forma adecuada. Tanto si lo haces de forma online como de forma presencial, has de cuidar la forma en la que presentas tu CV. Si lo haces de forma presencial, infórmate antes de entregarlo, no seas intrusivo, trabaja la amabilidad y cuida tu imagen a la hora de entregarlo. Si lo haces de forma online preséntate con un pequeño texto personalizado, revisa que el formato del archivo sea universal y que se vea bien, envía un mail de cada vez y no envíes CV de forma masiva, vigila que tu dirección de mail sea profesional y seria y cuida mucho el asunto del mail, no pongas solo CV y tu nombre, puedes optar por CV y el puesto en el que estás interesado o poner a la atención de la persona encargada del proceso de selección si sabes quién es. 

     

    Con esta información ya sabes qué busca realmente un empleador cuando te entrevista y cómo mejorar todas esas habilidades o capacidades para que el empleador las vea, las valora y decida que seas tú el elegido o elegida para el puesto de trabajo que deseas. 

    Logo Campus Training
    RR. HH. 21 de julio de 2021
    Recibe información gratis sobre
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training