Busca tu centro 910 323 790 607 70 54 34
Contacto
Campus Virtual

Home Stager: consejos para ser un profesional del home staging

Si quieres trabajar como home stager, estos consejos te ayudarán a entender mejor la profesión. ¡No te pierdas nuestras claves maestras!
home staging

    ¿Qué es un home stager? Si te has hecho esta pregunta en alguna ocasión, lo siento… Pero no estás a la última. El home staging es una las disciplinas decorativas más en boga en los últimos tiempos. Si te gustan la decoración y el interiorismo y quieres utilizar tus conocimientos en un sector que no para de crecer, hazte home stager: estos consejos para ser un profesional del home staging te ayudarán a afianzar tu decisión.

    En inglés, home staging significa literalmente «escenificación de casas». Es decir: consiste en vestir las viviendas para que «parezcan» hogares acogedores, modernos y atractivos para futuros compradores o arrendadores. Al igual que en los escenarios teatrales, se utilizan recursos efímeros y económicos que después se pueden retirar con facilidad. Pero también se emplean herramientas de interiorismo, imprescindibles para lograr ese efecto «real» que solo un profesional puede conseguir. Por lo tanto, ahí va mi primer consejo: no dudes en matricularte en un buen Curso de Diseño de Interiores si quieres llegar a ese nivel.

    Para ser home stager, los consejos que aportan los profesionales del sector no se pagan con dinero. Quienes llevan ya años desarrollando esta labor tienen las claves para ir directamente a lo que importa. Es el caso de la interiorista y home stager Claudia Morgado de Sousa, que explicaba así cuál es el objetivo del home staging: atraer el máximo de visitas posibles al inmueble en venta o alquiler potenciando al máximo las cualidades de la vivienda, e influir en la percepción del posible comprador en el momento de la visita. ¿Quieres saber más sobre esta profesión? No te pierdas este artículo sobre qué es el home staging y cómo trabajar en este ámbito.

     

    Home stager: 10 consejos para llevarte a los compradores de calle

    “Los primeros 90 segundos de una visita son decisivos en la toma de decisiones”, señala Teresa Roca, profesional del interiorismo y el home staging. Esto significa que, a diferencia de lo que sucede en otros órdenes de la vida, en el mundillo inmobiliario la primera impresión es la que cuenta. Por eso, hay que crear un efecto wow! que deje a los compradores o arrendadores sin habla. Y esto también incluye los reportajes fotográficos y los vídeos que publican los portales inmobiliarios. Como futuro home stager, estos 10 consejos te ayudarán a conseguirlo.

    ¡Fuera trastos! Di adiós a los recuerdos de «otros»

    A todos nos gusta nuestra casa. Muchas veces pensamos que se merecería salir en las páginas de una revista… Pero eso, lógicamente, no tiene nada que ver con la realidad. Cualquier estilista de decoración sabe que para ser publicable, una vivienda debe tener muchos menos «cacharros» que los que acumulamos en estanterías, muebles y mesas. El primer mandamiento del home stager, por lo tanto, debe ser: convencerás al vendedor o arrendador de que vacíe la casa. Aunque parezca mentira, no suele ser fácil; todos nos aferramos a lo que a nosotros nos parece bonito y pensamos que a los demás también les va a gustar. Será tu labor convencer a tus clientes de que es lo mejor para ellos.

    Un buen consejo para un home stager: limpia, fija y da esplendor

    Hago mío el lema de la RAE para el siguiente consejo para ser home stager. Una casa limpia siempre causa una impresión impecable. Es cierto que en las fotos todo se puede retocar y mejorar (¡bendito Photoshop!), pero no hay que olvidar que más tarde o más temprano, los posibles compradores o arrendatarios visitarán el inmueble. Cuando presentes el presupuesto de tu trabajo a tus clientes, no olvides incluir una partida para limpiar el inmueble antes y después de hacer las fotos.

    Y hablando de presupuesto, ¿cuánto puedes cobrar como home stager? Mi consejo es que no bajes de unos 1.500 – 2.000 euros por proyecto. Ten en cuenta que cuando se negocia la venta de un piso, las rebajas del precio se suelen establecer en tramos de 5.000 euros; mucho más de lo que cobrarás a tus clientes, que recuperarán rápidamente su inversión.

    Pintor, que pintas con amor… Y de blanco

    Vale: aceptamos también «neutros» como blanco. Por supuesto, hablo de las paredes y los techos. Una casa donde cada habitación es de un color es muy difícil de fotografiar, sobre todo si queremos conseguir un efecto coherente y acogedor. No te compliques la vida y apuesta por tonos neutros y claros. El blanco roto, el arena y el gris muy claro nunca fallan y permiten jugar con todo tipo de tejidos, materiales y colores en la decoración. Son tonos de tendencia que amplían visualmente los espacios, reflejan la luz y crean esa sensación hygge (la palabra sueca de moda que se refiere a la casa acogedora y hogareña) que tantas visitas arrastra en los portales inmobiliarios.

    Un consejo esencial para ti, home stager: sin muebles no hay paraíso (ni visitas)

    Las estadísticas no mienten. A la hora de alquilar una casa, la mayoría de los posibles inquilinos buscan viviendas amuebladas. O por lo menos, que tengan lo mínimo para entrar: cama, armarios, sofá y mesa de comedor con sillas. A la hora de vender lo lógico es que las casas estén vacías… Pero unas fotos o un vídeo de varios espacios totalmente desamueblados no resultan nada atractivos. Una de las misiones del home stager es, de hecho, lograr que quienes ven las imágenes y visitan la casa se vean a sí mismos disfrutando de ellas. Y para eso, es importante que estén amuebladas.

    ¿Qué puedes hacer si no hay muebles? Por supuesto, no los tienes que comprar. Tienes varias alternativas: es posible utilizar muebles y accesorios de cartón, que no sirven para la vida cotidiana pero sí para las fotos. Son muy económicos y resultan súper eficaces; los y las home stagers los adoran. Hay sofás y butacas con fundas, estanterías, «bloques» de libros para decorar… ¡Hasta ordenadores portátiles de pega! Todo, para crear esa sensación de casa vivida que tanto mola. Y además, también hay tiendas que alquilan sus muebles y empresas que se dedican a ello. Alquilan incluso las plantas…

    Marca la diferencia con un toque vintage y auténtico

    Que lo vintage está de moda es un hecho desde hace ya más de una década. Los espejos tipo «sol» de metal dorado, los apliques de latón, los muebles de los 70, las botellas y ceniceros de cristal tallado… Son piezas cada vez más buscadas. Y lo mejor es que los puedes encontrar por casi nada en rastros gestionados por ONGs, mercadillos, desembalajes, etc. No dudes en hacerte con ese tipo de piezas en cuanto encuentres un chollo; si tienes dónde guardarlas, tendrás un auténtico arsenal para crear rincones con encanto, perfectos para tu proyecto de home staging.

    El atrezo es tu amigo: flores y mucho más

    Como home stager, uno los consejos más interesantes que puedes «guardar» es utilizar siempre atrezo. Para dar la sensación de que una casa tiene «alma» y vida, no hay como colocar ciertos detalles en puntos estratégicos. Por ejemplo, unas zapatillas sobre la alfombra a pie de cama dan sensación de calidez. Unos libros sobre la mesilla (tal vez con unas gafas encima), una bandeja a pie de cama con croissants y zumo de naranja, un jarrón con flores frescas en un lugar luminoso o una barra de pan recién cortado sobre la tabla de la cocina pueden obrar el milagro. Eso sí, guárdate el atrezo solo para las fotos y el vídeo; para las visitas, deja la casa con los muebles y poco más.

    ¿… Que tu cuñado se va a encargar de las fotos? De eso, nada

    A no ser, por supuesto, que sea fotógrafo profesional especializado en decoración o home staging. Aunque tu cuñado tenga un iPhone de última generación y sus fotos de insta tengan cientos de likes, ya se sabe: zapatero, a tus zapatos. Para obtener unas buenas fotos hay que trabajar con un buen profesional, que sepa dónde colocar la cámara, qué hace falta para completar las imágenes y cómo iluminar cada espacio para que quede perfecto.

    ¡No renuncies a la magia del retoque!

    Desde que Photoshop llegó a nuestras vidas, ninguna cara tiene ya arrugas y ninguna casa tiene desperfectos. Este programa de edición fotográfica es capaz de conseguir verdaderas maravillas, sobre todo si lo utiliza un especialista. Una vez hechas, en las fotos se pueden corregir muchísimas cosas: sombras raras, líneas torcidas, manchas en la pared, arrugas, un cable y un enchufe que «ensucian» la imagen… Piensa que en la pantalla del móvil o el ordenador, la casa tiene que parecer «de revista». Como home stager, estos consejos marcarán la diferencia en tu trabajo y le darán esa cualidad profesional que tanto gusta a los clientes.

    ¿Vinilos para el tocadiscos? No, pero sí para las paredes

    Atención, milenials y generación Z: en los años 80, un vinilo era un disco para tocadiscos. Hoy, los vinilos son esos rollos adhesivos que se pegan a las paredes para decorarlas en segundos y ocultar los desperfectos. Pueden ser estampados, tipo papel pintado, o grandes fotomurales. Su mayor ventaja es su rapidez y también el hecho de que son de quita y pon: no tendrás que arrancarlos después. No dudes en utilizarlos en tus proyectos de home staging, sobre todo si las paredes tienen manchas, grietas o desperfectos que no se puedan cubrir con pintura. ¡Ah! También te servirán para muebles y puertas lisos.

    ¡Vaya tela! Usa tejidos para renovar sin apenas trabajo

    Si hay algo que crea esa sensación de «estar a gustito en casa», son las telas. Los cojines, las mantitas, los plaids… Son detalles que añaden calidez por poco dinero, y que visten los espacios con estilo y discreción. Para el sofá, quédate con esta regla de oro del interiorismo: siempre hay que poner un cojín más que el número de plazas. Combina lisos y estampados sin miedo, pero intenta que los colores vayan en la misma gama. Y en la cama, asegúrate de que hay una colcha o funda de edredón, dos almohadas, dos cuadrantes, un rulo o cojín más pequeño delante y un plaid tirado así al descuido, con gracia.

     

    Icono Chat

    ¡Fórmate en Curso de Diseño de Interiores!

    Descarga gratis la guía formativa Guía

    Home stager: consejos para llegar a ser el mejor en tu trabajo

    Estos diez mandamientos del home stager profesional no son nada comprados con lo que puedes aprender si te matriculas en un curso especializado. Una buena formación en diseño de interiores y decoración hará de ti el profesional perfecto para vestir casas efímeras, y llevarte todos los clics de los posibles compradores o arrendatarios. Por lo tanto, esta lista contiene en realidad once consejos, no diez. Y es que me falta el más importante…

    ¡Anímate a rellenar el formulario que aparece en esta página web! Si lo haces, recibirás amplia información sobre uno de los mejores Cursos de Diseño de Interiores que puedes encontrar en la red. Una formación súper completa, enfocada a la práctica y que puedes realizar de forma telepresencial. Y siempre, apoyada por los 30 centros físicos distribuidos por distintas ciudades españolas. ¿Más ventajas? Por supuesto: una vez terminado el curso, pasarás a realizar hasta 300 horas de prácticas en empresas del sector para aprender cómo es el día a día de un interiorista o un home stager. Si la decoración es lo tuyo y no ves el momento de empezar a trabajar, ¡lánzate y comienza ya!

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    Img_1
    ¡Adivínalo gratis!
    Recibe información gratis sobre Curso de Diseño de Interiores
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training
    • Por favor, escribe un número entre 0 y 90.
    • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

    Nuestros sellos de calidad

    Indicador ARDAN 2022
    Sistema Nacional de Empleo