Pedro Soriano: “El profesional sanitario debe ser capaz de darte un consejo sobre a qué foro o jornada es interesante que acudas”

Hablamos con Pedro Soriano, enfermero y creador del movimiento FFpaciente y del grupo en Facebook “Blogs sanitarios”, que se encargará de impartir masterclass a los alumnos de Campus Training.
Inicio / Noticias / Pedro Soriano: “El profesional sanitario debe ser capaz de darte un consejo sobre a qué foro o jornada es interesante que acudas”

pedro soriano

Pedro Soriano es diplomado en Enfermería y tiene dos másteres, uno en investigación en ciencias de la Enfermería y otro en dirección y gestión en Enfermería. Tiene una dilatada trayectoria en hospitales y centros de salud, tanto en España como en Reino Unido, y en la actualidad trabaja en la Subdirección General de Humanización de la Asistencia Sanitaria en la Escuela Madrileña de Salud.

Sus ganas de encontrar nuevas formas de hacerlas cosas y de querer mejorar el sistema sanitario le llevaron a poner en marcha la asociación FFpaciente y un grupo en Facebook llamado “Blogs sanitarios” con dos objetivos claros: potenciar una sanidad participativa y dar voz a la experiencia del paciente.

Tratará ambos conceptos en las masterclasses que recibirán los alumnos de Campus Training de las especialidades de Enfermería.

¿Por qué decidiste ser enfermero?

Siempre digo que la culpa la tiene mi abuela porque ha sido quien me ha enseñado la esencia de cuidar. He sido el mayor de mis primos y siempre he asumido ese rol protector, ya que he vivido toda mi infancia y adolescencia con ellos.

En 2014 comenzaste el proyecto #FFPaciente (Follow Friday Paciente) en redes sociales que dio lugar a una asociación un año y medio más tarde, ¿cuál es su objetivo?

Dar visibilidad y voz al testimonio de quien vive o ha vivido con una patología. Todos los viernes utilizamos el hashtag #FFPaciente para dar a conocer la experiencia de una persona a través, fundamentalmente, de una entrevista. A mayores, buscamos recursos fiables sobre ese tema (foros, eventos, guías…) para ayudar a los pacientes de manera práctica en su día a día.

¿Qué les dirías a los profesionales que son reacios a utilizar las herramientas digitales para comunicarse con los pacientes o compañeros de profesión?

No tienen por qué estar en la red social de manera activa, pero sí deben conocer lo que hay y qué links pueden prescribir. El profesional sanitario debe ser capaz de darte un consejo sobre a qué foro o jornada es interesante que acudas.

De hecho, la propia estructura sanitaria debería facilitar a los profesionales formación para que adquirieran competencias digitales y sepan gestionar las redes sociales.

«La propia estructura sanitaria debería facilitar a los profesionales formación para que adquirieran competencias digitales y sepan gestionar las redes sociales»

En este sentido, ¿qué características debe tener un profesional de la salud 2.0?

Debe ser una persona muy motivadora y con ganas de aprender y conocer las herramientas para saber dónde están las comunidades virtuales de pacientes y cómo funciona cada red social.

¿Con qué lección aprendida te gusta que se queden los asistentes a tus formaciones sobre habilidades digitales para pacientes?

En lo que hago más hincapié es en construir una relación basada en la comunicación y la cercanía para que el paciente se fie del profesional y, así, le explique bien qué le sucede. Suelen ser temas muy íntimos y para que se genere esa relación se necesita tiempo, espacio y respeto.

Dices que “un paciente informado es un paciente con mejor salud”, pero internet supone también un reto a la hora de encontrar contenido con rigor, ¿cómo tratar de solventar esto?

El problema de la infoxicación existe y es difícil evitarlo, pero la solución no es darse la vuelta porque cada vez seguirá habiendo más información en internet, Por ello, para mí lo más importante es que los profesionales de la salud tengan competencias digitales y sean capaces de trasladar su conocimiento al ámbito 2.0 para generarse ese acompañamiento al paciente y su familia.

Así, por ejemplo, si un paciente encuentra algo en internet tendrá la confianza para ir al profesional sanitario y contárselo para preguntarle si es o no cierto. El gran problema que tenemos hoy en día es que la gente se cree lo que cualquiera pone en un grupo de Facebook o página de internet.

¿Qué medidas deberían tomarse en atención sanitaria para favorecer la autonomía del paciente en su proceso de salud-enfermedad y lograr, así, una sanidad participativa?

Establecer dinámicas u otras formas de trabajar para hacer el mapa del paciente. Es decir, saber desde que le diagnostican una patología hasta el momento actual cuáles han sido los momentos más duros de su enfermedad o qué emociones ha vivido para que le profesional sanitario pueda disminuir los momentos duros y potencias los buenos.

¿Puede perjudicar en algo al profesional sanitario que el paciente adquiera un rol más activo?

Hay que tener cuidado porque se pueden dar situaciones en las que el paciente acaba siendo muy conocido en el ámbito online y se asume su experiencia como algo general cuando no a todas las personas les afecta por igual una patología. Por ello, es importante que estos testimonios vayan acompañados de un profesional que aporta, además, riqueza y valor a la conversación 2.0.

¿Son los consejos del doctor Google peores que los de la vecina?

-Ríe-. Cada historia es diferente y tenemos que aprender a saber relativizar y a conocer por qué se hacen determinadas cosas en según qué patología.

«Cada paciente tiene una experiencia y tenemos que aprender a saber relativizar y a conocer por qué se hacen determinadas cosas en según qué patología»

¿Qué mensajes son los más necesarios transmitir en materia de educación en salud?

Sin duda, dar a conocer cómo es y funciona nuestro sistema nacional de salud. Es necesario conocer su estructura y recursos para saber utilizarlos bien.

Trabajaste en Reino Unido, ¿qué diferencias te encontraste entre la forma de trabajar aquí y la de allí?

Los horarios y los temas burocráticos. Como enfermero yo podía cambiar un apósito a una persona que tenía una úlcera en la pierna, pero tenía que ser el equipo especializado el que decidía qué tratamiento ponerle. Está muy instaurada la especialización y ello genera tiempos de espera largos para el paciente.

¿Cómo definirías la situación sanitaria en nuestro país?

En el área de enfermería estamos muy “medicalizados” y esto no ayuda mucho al tema de la humanización. Creo que falta definir correctamente una estructura sanitaria porque no hay realmente una ruta establecida para seguir si quieres asumir más responsabilidades. Todo depende de quién esté por encima.

Como profesional, ¿cuál dirías que es el mayor reconocimiento para un enfermero?

Cuando te encuentras a un familiar o paciente, te reconoce y te da un abrazo. Ese momento no lo cambio por nada.

La formación en este sector es esencial, ¿en qué debería fijarse alguien a la hora de elegir una formación sanitaria?

Lo primero que debe hacer es pensar qué le gusta y qué quiere hacer. No debe dejarse llevar por si es un área más o menos estresante porque al final te adaptas.

¿Qué aprenderán los alumnos de Campus Training con tus clases?

En mis clases les hablaré de humanización, comunicación, salud digital y sus competencias, del rol del paciente en las redes sociales, de las comunidades virtuales de pacientes y de cómo poder utilizar estas herramientas online en día día.

¿Qué consejo le darías a quienes están empezando en este sector?

Les diría que tengan paciencia y que pregunten cualquier duda que tengan por insignificante que les parezca. Todos empezamos con los mismos miedos e inseguridades y, al final, vale más ser recordado por el pesado de la planta que por el que tuvo una negligencia por no atreverse a preguntar.

Algún sueño por cumplir…

Me gustaría ir a trabajar a Australia uno o dos años porque allí el papel de la enfermera es muy potente y tiene mucho poder de decisión.

Y por último, ¿cómo afrontas tu futuro?

Con muchas ganas de poder dedicarme más a la investigación, de ser capaz de sacarme el doctorado y, sobre todo, de aprender de gestión para poder activar nuevas vías y hacer cosas diferentes.

«Todos empezamos con los mimos miedos e inseguridades y, al final, vale más ser recordado por el pesado de la planta que por el que tuvo una negligencia por no atreverse a preguntar»

Pedro Soriano: “El profesional sanitario debe ser capaz de darte un consejo sobre a qué foro o jornada es interesante que acudas”
5 (100%) 2 voto[s]
  • Recibe información gratuita
  • Recibe información gratis y sin compromiso
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en