¿Qué estudiar si tengo buena memoria?

¿Qué estudiar si tengo buena memoria? Descubre cuáles son tus mejores opciones en función de tu capacidad de retención. ¡Infórmate!
Qué estudiar si tengo buena memoria
Marcos Nebreda López
Marcos Nebreda López 3 de mayo de 2022

    Si eres capaz de memorizar fácilmente un contenido teórico y no te cuesta retener información, seguro que estás preparado o preparada para cualquier tipo de formación o estudio que requiera disponer de una buena capacidad de retención. 

    En este artículo te mostramos cuáles son los estudios ideales para ti si tienes buena memoria y cómo enfrentarte a ellos. Toma buena nota.

     

    Esto es lo que puedes o debes estudiar si tienes buena memoria

    Existen personas que tienen una memoria fotográfica y son capaces de retener cualquier información de forma sencilla. 

    Si tienes la capacidad de acordarte de datos relevantes y no te cuesta memorizarlos, existen ciertas disciplinas y estudios que son ideales para ti y en los que puedes sobresalir fácilmente. Te explicamos cuáles son esas formaciones y por qué son perfectas para las personas con buena memoria.

    Estudiar derecho o leyes requiere de por sí una gran capacidad memorística para acordarte de una gran cantidad de legislación y su aplicación práctica. 

    Si además estudias para ser juez, la memoria jugará un papel fundamental en el proceso selectivo de oposiciones para retener todo el contenido teórico. 

    Esta capacidad también te ayudará para cualquier tipo de oposición de Letrados o Fiscalía. Existen además técnicas de estudio específicas para este tipo de formación que te ayudarán a memorizar de manera más efectiva e intensa y conseguir superar las pruebas teóricas.

    • Carrera de interpretación. 

    Las personas que se dedican al mundo de la interpretación han de tener una memoria sólida para memorizar guiones, actuaciones, coreografías, diálogos, letras de canciones etc. 

    Ya sea en el sector de la música, la interpretación actoral o el baile, entre otras disciplinas. La formación para este tipo de trabajos exige habilidades memorísticas para poner en práctica lo aprendido sobre los escenarios. 

    La memoria también es importante para trabajar de cara a las cámaras en el sector audiovisual como es el caso de presentadores de programas televisivos o de informativos.

    • Ingenierías. 

    Estudiar una ingeniería de la rama que sea (industrial, informática, aeronáutica, aeroespacial) requiere altas capacidades de memorización de conceptos técnicos además de su puesta en práctica. 

    Para innovar y desarrollar herramientas y técnica que solventen problemas es necesaria esa buena memoria además de otras habilidades especiales en este tipo de carreras o estudios.

    • Humanidades

    Cualquier estudio relacionado con las Humanidades como historia, geografía, literatura o filosofía, entre otras requieren alta capacidad memorística. 

    Este tipo de estudios pasan por memorizar gran cantidad de fechas, hitos históricos, nombres de personas importantes y fechas claves además de autores y obras que son fundamentales a la hora de explicar cualquiera de estas materias.

    • Medicina. 

    Los estudios de la rama sanitaria, especialmente medicina, requieren una buena memoria para tener un conocimiento amplio del cuerpo humano y de las enfermedades que le afectan así como de sus síntomas y manifestaciones. Estudiar medicina requiere saber reconocer y diagnosticar con precisión patologías y para ello es necesario saber datos precisos y técnicos que caracterizan a cada enfermedad, así como el tratamiento que debemos aplicar.

    • Gestión de proyectos. 

    Estudiar para ser organizador de proyectos requiere amplias dosis de organización y de buena memoria para recordar las necesidades del cliente y las tareas de todas las personas implicadas en el proyecto, así como sus avances, fechas de entrega, requerimientos y peticiones especiales etc. 

     

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!

    Consejos para tener buena memoria a la hora de estudiar 

    Tener buena memoria puede ser una capacidad innata pero también es una capacidad que se puede entrenar para mejorar y conseguir mejores resultados a la hora de estudiar cualquier contenido que demande altas dosis de memoria. En el momento del estudio es importante tener en cuenta algunos consejos o factores que pueden ayudarte a centrar tu atención y por tanto a memorizar mejor los datos. Toma buena nota de estos consejos:

    • Busca un lugar de estudio cómodo y adecuado. Establece un entorno de trabajo agradable. Busca un lugar de estudio en el que te sientas a gusto, con buena luz, aireado, silencioso, amplio y que te motive cada día a pasar una jornada de estudio lo más placentera posible.
    • Evita distracciones en tu zona de estudio. Opta por un espacio confortable pero alejado de distracciones que impiden que te focalices en el estudio y que por tanto te cueste más memorizar.  Aléjate del ruido y mira que el espacio cuente con abundante luz natural.
    • Divide el tiempo de estudio y toma descansos. Lo ideal es centrarte en memorizar los contenidos durante unos 50 minutos y tomar luego un descanso de unos 10 minutos. Es importante tomar tus períodos de descanso tanto cada día como cada semana para resetear tu mente, fijar el contenido en tu memoria y por tanto estudiar con más posibilidades de éxito.
    • Divide el trabajo para hacerlo más abarcable. Un estudio como una oposición o una carrera con un amplio temario puedes disminuir mucho tu motivación. Lo aconsejable es que lo trocees y lo dividas para hacerlo más asequible y abarcable para conseguir objetivos a corto plazo y por tanto estar más motivado e ilusionado.
    • No te olvides de las rutinas. Las rutinas nos ayudan a estar más motivados y te permitirán afrontar tu proceso de estudio de forma más abarcable y con una organización mejor. Por tanto, conseguir tener una mejor memoria depende también de la forma en la que estudies.
    • Utiliza una técnica de estudio adapta a ti para memorizar. Existen muchas técnicas de estudio para fijar contenidos en tu memoria. pero tienes que utilizar aquella que mejor se adapte a tus necesidades y a tu ritmo. 
      • Un sistema común es empezar por una lectura amplia de los contenidos, un subrayado de los concetos más importantes y otro nuevo subrayado rodeando conceptos imprescindibles. Esta técnica permite hacerte una idea de lo realmente importante de tu temario y facilita la memorización.
      • También puedes hacer esquemas o resúmenes que te ayuden a tener una visión general y a memorizar lo importante. 
      • El sistema de memorización suele consistir en la repetición de los contenidos, pero puedes utilizar reglas nemotécnicas, exponerlos en voz alta para fijar estos contenidos en tu memoria e incluso grabarte y escucharte más tarde para conseguir que memorizar sea una tarea más sencilla. 
      • Leer los contenidos en voz alta es siempre una técnica que hace que la información se reciba por dos vías, la auditiva y la visual y por tanto convierte la memorización en una tarea más sencilla.  
      • Otro truco es relacionar el contenido que estudiamos con alguno anterior que ya hayamos visto y por tanto que nos resulte familiar. Crear una historia o una composición con la información, de manera para relacionar conceptos con frases que los hagan sencillos permite que el recuerdo de una información nos remita a otra y por tanto que la memorización sea más fácil
    • Registra tus logros. Para lograr estar más motivado en tu proceso de estudio puedes anotar los pequeños logros que consigas, temas que ya te sabes, simulacros o exámenes que te salgan bien. De esta forma verás tus avances y tendrás más energía para seguir estudiando. Esta es una forma clave para conseguir éxito y que memorizar se te dé mejor a base de pequeñas recompensas. También puedes permitirte darte esas pequeñas recompensas si llegas a cumplir los objetivos fijados en cuanto a memorización del contenido.
    • Rompe con la rutina. Aunque la rutina ayuda a memorizar contenido y alcanzar resultados para ejercitar la mente es importante también realizar otras actividades más creativas. Juegos, pasatiempos, libros, deportes o actividades grupales pueden ayudarnos a conseguir mejores resultados, despejar nuestra mente, estimularla y por tanto memorizar más y mejor.

     

    ¿Cómo elegir una academia que te ayude a estudiar si tiene buena memoria?

    A la hora de estudiar y memorizar contenidos para tu grado de FP, tu curso o tus oposiciones no solo es importante el estudio o la técnica sino también la ayuda que tengas detrás para lograr tu objetivo. 

    Si quieres lograr lo que te propones no puedes olvidarte de elegir una academia que te ayude en tu proceso de estudio. Esta academia ha de cumplir una serie de requisitos básicos que te explicamos:

    • Especialización. Cada tipo de estudio es diferente y por tanto la preparación para ella también lo es. No es lo mismo estudiar para ser profesor que para ser enfermero o juez o funcionario de prisiones o policía. En este sentido es importante que el equipo docente de la academia que elijas esté especializado. 
    • Sistema y metodología innovadores. El sistema de enseñanza influye en el aprendizaje y por tanto en el éxito final. Las academias con métodos innovadores que fomentan la exigencia y que se acercan lo máximo posible a lo exigido en la prueba final, son una garantía de aprobado. 
    • Recursos. Los recursos didácticos que faciliten el estudio son importantes en un centro de enseñanza. También es clave que la academia te ofrezca simulación de exámenes, test de anteriores convocatorias, supuestos técnicos o piscotécnicos para que conozcas las pruebas a las que te enfrentarás y vayas preparado. Además, deberá informarte al detalle de todos los trámites burocráticos que debes hacer para presentarte al examen. 
    • Seguimiento personalizado. Cada estudiante tiene sus propias inquietudes, circunstancias o ritmos de aprendizaje. Una academia debe ofrecerte una tutorización y atención constantes para que puedas consultar tus dudas de opositor en cualquier momento. Además, debe ser un seguimiento individualizado para poder sacar el máximo rendimiento y conocer tu evolución. Si la evolución no responde a los objetivos esperados, deben hacerse cambios para lograrlos. 
    • Temario a la altura. Un temario bien elaborado, totalmente actualizado y adaptado a los contenidos también es un punto importante.  Que la academia que elijas te lo ofrezca puede marcar la diferencia entre aprobar o suspender. Es conveniente que solicites una muestra del temario teórico y práctico actualizado para comprobar que todos los temas están perfectamente desarrollados
    • Resultados. Este es un punto decisivo y un marcador importante a la hora de elegir tu academia de oposiciones. Tus posibilidades de aprobar el examen pueden ser mayores si el índice de alumnos aprobados de tu academia en otros cursos es alto y se mantiene. Es pues, una garantía de éxito. 
    • Recomendaciones. Es otro de los ejes en los que te puedes apoyar para elegir bien la mejor academia. La experiencia previa de alumnos que la hayan elegido y hayan aprobado su examen y logrado su plaza es el mejor aval. 
    • Presupuesto. La mejor academia no es la más barata, ni tampoco la más cara. No te debes decantar por un centro valorando el factor precio como único elemento diferencial. Es positivo que consultes en distintos centros para poder comparar distintos presupuestos.

    Como ves, ahora ya sabes todo lo que puedes estudiar si tienes buena memoria, la oferta es amplia y la forma de conseguir resultados óptimos sencilla. Si necesitas apoyo, además de memoria, puedes contar con Campus Training. 

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!