¿Qué hace un nutricionista en un gimnasio?

¿Sabes qué hace un nutricionista deportivo en un gimnasio? Descubre qué funciones tienen estos profesionales y cómo llegarlas a dominar.
qué hace un nutricionista en un gimnasio
qué hace un nutricionista en un gimnasio, ¿Qué hace un nutricionista en un gimnasio?
Marta Sánchez Galindez 7 de junio de 2021

    Los gimnasios de hoy no son, ni con mucho, como los de hace diez o veinte años. Actualmente son centros donde no solo puedes «hacer pesas y aparatos», sino que cuentan con profesionales de distintas disciplinas que controlan la salud y el bienestar de sus clientes. Y la nutrición es precisamente uno de los factores más importantes. Pero exactamente, ¿qué hace un nutricionista en un gimnasio?

    Vayamos por partes. En primer lugar, vamos a establecer qué es un nutricionista y qué funciones realizan estos profesionales. En general, los nutricionistas (o dietistas, que también reciben en ocasiones este nombre) realizan dietas y planes de nutrición para las personas en base a sus características personales. También asesoran a sus clientes para mejorar sus hábitos de vida, y les aconsejan sobre los suplementos nutricionales que pudieran necesitar.

    En el ámbito deportivo, el nutricionista va un paso más allá.

    En este mundillo, los profesionales también deben tener en cuenta el deporte que realizan su clientes y las rutinas de ejercicio que tienen establecidas.

    Si hablamos de deporte profesional o de élite, la cosa se vuelve aún más compleja; es labor del nutricionista, en colaboración con otros profesionales, optimizar el rendimiento del deportista al máximo al tiempo que se previenen y evitan las lesiones o las patologías relacionadas.

    Para concretar, nada mejor que acudir a los profesionales. El Jefe de Nutrición Deportiva de la Clínica CEMTRO nos explica qué es lo que hace su equipo y cómo es una consulta tipo. Si quieres trabajar como nutricionista deportivo, no te pierdas el vídeo: ¡te interesa!

     

    ¿Qué hace un nutricionista en un gimnasio? Funciones y tareas

    Ahora que ya tenemos claras las funciones, es el momento de pasar a responder la pregunta inicial. Vamos a analizar qué hace un nutricionista en un gimnasio y qué es lo que debes dominar si quieres formar parte de la profesión (y si estás leyendo este artículo, estoy segura de que es así). Estas son las funciones habituales que ejercen los profesionales en los centros deportivos:

    Planificar dietas y planes de alimentación. Es posible que la cuota del gimnasio incluya las consultas con el nutricionista. O tal vez, para poder acudir al profesional los clientes tengan que abonar un plus (o haya que pagar por consulta). Sea como fuere, su labor principal será elaborar un plan de alimentación (dieta personalizada) basada en lo que el cliente necesite o quiera conseguir. No es lo mismo querer adelgazar, que intentar mejorar el rendimiento físico o aumentar la masa muscular. En este sentido, el nutricionista deportivo debe hacer un examen completo del cliente y recabar toda la información posible sobre sus hábitos de alimentación.

    • Asesorar sobre suplementos y complementos para la alimentación. Este es un tema que hay que tratar con cuidado: los suplementos solo se deberían tomar cuando el nutricionista nos los recomienda, y siempre bajo su supervisión. El profesional tiene la obligación de conocer al detalle la composición de cada producto y qué es lo que se consigue con ellos, para poder asesorar a los clientes con total seguridad.
    • Realizar seguimiento y análisis de los clientes. Lo más habitual es que el nutricionista cuente con una consulta o gabinete privado en el gimnasio. Los clientes que soliciten sus servicios deben acudir de forma regular, normalmente una vez a la semana o cada dos semanas, para que el profesional pueda realizar un seguimiento detallado de su progresión. Para ello, el nutricionista utilizará distintos métodos de análisis que incluyen el empleo de máquinas y dispositivos para controlar el IMC (Índice de Masa Corporal).

     

    Qué estudiar para trabajar en una consulta de nutrición deportiva

    Está claro: ser nutricionista deportivo, en un gimnasio u otro tipo de negocio, exige una formación completa y que garantice una buena praxis. No hay que olvidar que estos profesionales toman decisiones que influyen directamente en nuestra salud y nuestro bienestar. Lo mismo que sucede con los médicos o los fisioterapeutas, al igual que otros perfiles relacionados, es fundamental que los clientes sepan que están «en buenas manos». Y eso solo lo pueden conseguir una buena formación y la práctica sobre el terreno.

    Para prepararte, tienes distintas alternativas. Puedes estudiar un doble grado universitario, realizar un grado superior en Nutrición Deportiva (Formación Profesional) o matricularte en un curso especializado.

    La gran ventaja de esta última opción es que es una formación que no presenta requisitos complicados; además, puedes empezar a estudiar en cualquier momento y tienes la posibilidad de estudiar en modalidad a distancia, desde tu propia casa.

    Si eliges esta última opción, ¡genial! Estás cada vez más cerca de obtener tu titulación. Mi consejo es que apuestes por una formación completa e integral y busques un buen Curso de Personal Trainer y Nutrición Deportiva. La combinación de estos dos perfiles es ideal para trabajar en gimnasios y polideportivos; los profesionales que cuentan con esta doble titulación están muy bien valorados. ¿Quieres saber más? No te pierdas este artículo, donde un deportista profesional cuenta su experiencia en un curso de estas características.

     

    Fórmate ya y empieza a trabajar dentro de unos meses

    Si estás decidido, ¿a qué esperas? Solo te falta empezar a buscar información sobre los cursos online que tienes hoy a tu disposición. Por ejemplo, puedes rellenar el formulario que aparece sobre estas líneas. En muy poco tiempo te llegará información sobre uno de los mejores cursos de Personal Trainer y Nutrición Deportiva que puedes encontrar hoy, en modalidad a distancia. Con prácticas en empresas (entre 60 y 300 horas), algo imprescindible para completar tu currículum y formación; y con sedes físicas en 30 ciudades españolas.

    Es el momento de empezar a estudiar. ¿El objetivo? Hacer de tu pasión, lo que más te gusta, tu profesión.  En menos tiempo del que imaginas, tendrás tu título en la mano y estarás listo para comenzar tu periodo de prácticas. Unas prácticas que te llevarán en breve a trabajar como nutricionista deportivo en gimnasios, colegios, polideportivos, tiendas de dietética y nutrición o clínicas especializadas. ¿Te lo imaginas?

    Recibe información gratis sobre Curso de Personal Trainer y Nutrición Deportiva
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training