Sueldo manicurista: profesionales en belleza

¿Te gustaría trabajar en el sector de la estética? Conoce de qué tareas se encarga y cuál es el sueldo de manicurista para tener mucho más claro tu futuro.
Inicio / Noticias / Sueldo manicurista: profesionales en belleza
Adrián Rodríguez Mira 9 abril, 2020

sueldo manicurista - curso de manicura

¿Te encanta hacerte la manicura y pintarte las uñas? ¿Eres tan hábil que no necesitas acudir a centros de belleza? Si quieres convertir ese don en tu futuro empleo solo necesitas un curso de manicura y pedicura. Pero antes quizá te interese saber cuál es el sueldo de manicurista y cuáles son sus principales tareas. ¡Te lo contamos todo!

 

Manicurista: ¿a qué se dedica en un centro de estética?

Antes de pararnos a analizar el sueldo de manicurista, es necesario que dejemos claras sus funciones. La Real Academia Española (RAE), que equipara el empleo de manicurista al de manicura o manicuro explica que este especialista es la “persona que tiene por oficio cuidar las manos y principalmente cortar y pulir las uñas”.

En otra de sus acepciones se refiere a la operación que “consiste en el cuidado, pintura y embellecimiento de las uñas”. Pero a medida que ha ido evolucionando la sociedad y la población le ha ido dando más importancia a la belleza, se han ido sumando tareas para este tipo de profesionales.

Quizá precisamente por eso acostumbran a trabajar en los centros de estética o peluquería. En los últimos años se han hecho tan importantes que han surgido por todas las ciudades negocios dedicados en exclusiva al tratamiento de las uñas por parte de manicuristas.

Entre sus ocupaciones habituales están el corte, la limpieza y el pulido de las uñas de los clientes tanto en las manos como en los pies; pero también han ido especializándose en las corrientes de moda.

El trabajo como manicurista ya no consiste solo en echar mano de la acetona y borrar el barniz desconchado para sustituirlo por otro. Dependiendo de la técnica que se utilice para decorar las uñas es necesario retirar los productos mediante distintos sistemas. Es, por ejemplo, el caso de la manicura semipermanente.

 

Formación para la convivencia entre lo tradicional y lo moderno

Hay cosas que no cambian, como el método para ablandar las cutículas y luego eliminar las pieles sobrantes con herramientas especiales. Pero ahora los consumidores también demandan el blanqueado interior, el pulido o el abrillantado de esta parte del cuerpo.

Por tanto, el trabajo como manicurista está en la actualidad a caballo entre la tradición y la modernidad. Sin necesidad de irnos al culmen del culto a las uñas esculpidas de la mano de la cantante Rosalía, nos encontramos todo tipo de tendencias que dan sentido a que el sueldo de manicurista deba ser bueno.

Las manicuristas son, en la actualidad, como artistas de las manos: asesoran a sus clientes sobre el color que deben llevar en sus uñas según la forma, atienden a los rasgos de su personalidad y quieren saber lo que desean expresar con la fantasía de sus manos.

No utilizamos en vano la palabra artista porque estos especialistas, entre los que tú también podrías estar si te animas a hacer un curso de manicura, han tenido que aprender a dibujar y pintar en miniatura.

 

Herramientas para un póker de color

¿Acaso nunca has visto a alguna conocida con uñas semipermanentes con dibujos de animales, aficiones o figuras geométricas? Es lo que se conoce como “nail art”. Y para conseguir esos efectos se necesita una formación para trabajar con pinceles con un grosor casi imperceptible, aerógrafos, porcelana o gel con calcio, por enumerar solo algunos ejemplos.

 

Los tratamientos que puede contratar el consumidor

Para resumir un poco las atribuciones que tendrías si estudiar y consigues un empleo como manicurista, te dejamos un listado de algunos de los tratamientos más habituales.

  • Aplicar extensiones, retirarlas y reparar uñas dañadas
  • Desarrollar técnicas artísticas en esos pequeños lienzos
  • Recortar, perfilar y pulir, algo que entra dentro de las peticiones tradicionales
  • Sanear la piel que rodea las uñas con cremas y aceites
  • Dar masajes en manos y pies para optimizar la circulación de la sangre por esas zonas
  • Tratar las uñas con productos para su fortalecimiento
  • Aplicar tratamientos para evitar morderse las uñas

 

Cuando termines el curso de manicura serás asesor o asesora porque deberás analizar si lo que te demandan es posible y cuál es la mejor forma de hacerlo. No todas las uñas aguantan con todo: por ejemplo, hay gente con problemas de piel a la que también se le extienden a estas zonas.

 

Cuánto cobra una manicurista

Este perfil es cada vez más solicitado en los centros de estética porque hay escasez de especialistas con la formación adecuada pero es difícil establecer una cantidad concreta sobre el sueldo de manicurista. El salario depende, en gran medida, del negocio en el que se trabaje.

En el caso de los y las expertas que son autónomas todavía es más complejo saberlo: si tienen mucho éxito cobrarán muy bien y, de lo contrario, conseguirán vivir de lo suyo sin permitirse grandes excesos. Según el Convenio colectivo para peluquerías, institutos de belleza y gimnasios (publicado en 2018), los manicuristas pueden distribuirse entre los grupos 3 y 8 del régimen de la seguridad social.

 

Pluses a negociar

Si tienen la categoría III cobrarán 30,23 euros por día y si alcanzan la IV llegarán a los 30,79 euros. Además, existen pluses de antigüedad, pagas extra y otras compensaciones. Esto en el caso de que el empleo sea por cuenta ajena.

No obstante, también pueden verse diferencias según las comunidades autónomas. Pero eso sí, hablando en genérico de trabajadores de clínicas de estética. La página web especializada Indeed revela que donde más se cobra es en Andalucía.

 

Los clientes saben lo que quieren y vigilarán tu experiencia

Gánate el sueldo con un trato profesional y especializado a los clientes. Si no lo haces, muchos lo sabrán y no volverán a contar con tus servicios como manicurista. Por internet circulan algunas recomendaciones para que los clientes sepan distinguir entre un auténtico profesional y otro que no lo es.

Se basan en numerosas fases del proceso. Entre otras cuestiones, recomiendan fijarse en si el puesto de trabajo está limpio, si el o la manicurista se ha cambiado los guantes entre clientes, si tiene material esterilizado…

Entre usuarios también se recuerdan que el esmalte de gel se retira con un producto específico y palitos de naranjo y advierten de que si no se hace así, se está haciendo de forma incorrecta.

Puntualizan que si ellos van a pagar, quieren ver que se utilizan los materiales caros y de calidad que se prometen. Además, saben de técnicas expertas y creen que si eres un buen manicurista y das con una persona de cutícula fina le recomendarás hacerse una manicura de hardware.

 

No pierdas de vista las tendencias de tu nueva profesión

Para conseguir este sueldo de manicurista debes tener un perfil profesional en el que destaquen aptitudes como la creatividad, la buena coordinación ojo-mano, el saber entender a tus clientes o mantenerse al día de la evolución de las técnicas y las modas en tratamientos para uñas.

Si esas tareas extra no te asustan no tardes ni un minuto más en apuntarte a un curso de manicura. ¿A qué esperas para dedicarte a lo que más te gusta?

Adrián Rodríguez Mira

Redactor en Campus Training

  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?