Busca tu centro 910 323 790 607 70 54 34
Contacto
Campus Virtual

Terapia familiar sistémica: ¿en qué consiste?

¿Quieres saber en qué consiste realmente la terapia familiar? Entonces no te pierdas nada de este artículo donde te lo explicamos.
terapia-familiar-sistemica

    La terapia familiar es un tipo de terapia que se basa en el abordaje integral de las relaciones y conflictos en los núcleos familiares para poder buscar soluciones conjuntas. Se aplica con diversas técnicas y herramientas que permiten mejorar las dinámicas familiares.  

    Si quieres saber en qué consiste realmente la terapia familiar, no te pierdas nada de este artículo donde te lo explicamos.

     

    ¿Qué es la terapia familiar sistémica?

    La terapia familiar sistémica es un enfoque terapéutico que, estudia los sistemas familiares y sus subsistemas (pareja, individuo, hijos) para determinar las dinámica y relaciones dentro de ese núcleo familiar y el origen de los conflictos y buscar cambios en las dinámicas de estas relaciones para conseguir una solución.

    Este tipo de terapia familiar se basa en abordar los problemas psicológicos de los individuos de forma integral, siempre considerando el contexto familiar en el que se encuentran y no de forma aislada.

    El origen o base de esta teoría es la Teoría General de Sistemas enunciada por el biólogo y filósofo Karl Ludwig von Bertalanffy.

    Esta teoría entiende la familia como una entidad con límites y partes relacionadas e interdependientes donde el cambio de una de estas partes afecta al resto. Es decir, identifica los patrones disfuncionales de interacción dentro de la familia en lugar de centrarse solamente en el individuo. 

    La terapia familiar sistémica analiza los sistemas a los que pertenece el individuo que sirven para diagnosticar las relaciones y comprender las conductas. El individuo se aborda como parte de un grupo no aislado para entender cómo interactúa con su entorno. En esta terapia se abordan también los roles que tienen los miembros de la unidad familiar y sus dinámicas con respecto al resto. 

    En la familia los conflictos derivan de las relaciones entre sus miembros y por ello esta terapia analiza directamente el origen de eses sistema para adivinar los problemas que causan conflictos en el ámbito familiar.  

    ¿Cómo se aplica la terapia familiar sistémica? 

    Su objetivo fundamental es promover la comunicación en abierto y mejorar la cohesión familiar para resolver los problemas que afectan a la familia en su conjunto. Para ello se trabaja en grupos o subgrupos familiares para ver cómo se comunican y se resuelven conflictos entre ellos.  

    El terapeuta debe estar muy atento a los roles de cada persona dentro de la familia y a las jerarquías, así como a los sistemas de creencias y valores.

    En la terapia familiar sistémica se emplean diversas técnicas y estrategias como la reestructuración familiar, la asignación de tareas y la exploración de los patrones de interacción, para facilitar el cambio y la resolución de conflictos.  

    Se usan para tratar muchos problemas familiares, como conflictos parentales, problemas de comunicación, dificultades en la crianza de los hijos, trastornos de conducta en los niños y adolescentes, adicciones, trastornos alimentarios, trastornos del estado de ánimo y trastornos de la personalidad. 

    La terapia familiar sistémica se suele aplicar en un período corto de tiempo, de forma general entre 6 y 20 sesiones para identificar fortalezas y aspectos a cambiar de la familia. 

    Pueden estar presentes todos los integrantes de la familia o incluso con un solo individuo del núcleo familiar. Los niños también pueden incorporarse a este tipo de terapia. Para comenzar, el terapeuta ha de hacer un mapa de conexiones interfamiliares y para ello debe escuchar a cada miembro para poder saber qué rol ejerce y cómo actúan los demás. 

    Así, el trabajo en equipo fortalece los vínculos y permite avances. El terapeuta ha de observar bien la conducta de cada individuo y para ello debe lograr que cada miembro consiga interpretar de forma nueva los hechos y cuestionar la estructura del sistema familiar establecido.  

    Entre los problemas más habituales que un terapeuta puede abordar en una terapia familiar sistémica están acontecimientos dolorosos o traumáticos como separaciones, divorcios, pérdidas, muertes de seres queridos, etapas de cambio o transición, etc.  

    En la terapia suelen abordar también conflictos entre padres e hijos, problemas relacionados con la escuela y el trabajo y dificultades psicosexuales.

    Los terapeutas familiares también pueden trabajar junto a otros profesionales de la salud para tratar problemas específicos tales como el TDAH, trastornos alimentarios, adicciones, depresión, etc. La terapia familiar sistémica es, pues, útil para momentos de crisis que puedan perjudicar a la familia.

    Puede ayudar a las personas que se sometan a ella a entender mejor el funcionamiento de su núcleo familiar, a identificar fortalezas y debilidades, a establecer objetivos y diseñar estrategias para resolver problemas, a desarrollar habilidades de comunicación y a fortalecer en general la unidad familiar.

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!

    Terapia familiar sistémica vs mediación familiar: ¿son lo mismo?

    Aunque a priori la terapia familiar sistémica y la mediación familiar puedan parecer lo mismo es importante saber que no es así,  y conocer cuáles son las diferencias que separan ambos conceptos.

    Lo más importante a la hora de distinguir un concepto del otro es tener claro cuál es el objetivo que persigue cada uno. La mediación familiar sistémica se centra en la gestión y resolución de conflictos concretos y bien delimitados como la gestión de un divorcio, por ejemplo. En el caso de la terapia familiar sistémica como ya señalamos al comienzo de este artículo, busca evaluar, acompañar, orientar tanto al familiar que padece una afección psicológica como a los familiares de este.

    Hay más cuestiones que separan una técnica de otra, a continuación te mostramos algunas de las más importantes:

    TERAPIA FAMILIAR

    MEDIACIÓN FAMILIAR

    Evalúa los tipos de relación que presenta la familia a la hora de abordar un el conflicto. Es un acto voluntario en el que se aborda un problema concreto.
    Se emplean técnicas que contribuyan a fortalecer los recursos y habilidades de los integrantes de la familia. Se aborda de una manera más concreta el conflicto a resolver.
    Delimita los objetivos de intervención. Contribuye a mejorar la toma de decisiones ante el conflicto.
    Muestra a los participantes otros tipos de relación y funcionamiento familiar. Ofrece nuevas herramientas de comunicación y de gestión de conflictos.
    Se centra en las razones que hay detrás del conflicto en sí mismo, vinculados al pasado. conflictos Se centra específicamente en el asunto a resolver.
    Analiza cómo se comunica la familia. Estructura la comunicación e interviene como moderador en el discurso de las partes.
    Indaga en el pasado de las partes en busca de información. Se centra en el presente y se enfoca en conseguir soluciones futuras.
    Es un tratamiento psicoterapéutico. No es un tratamiento.
    No tiene nada que ver con procesos judiciales. Puede ser complementario a procesos judiciales.
    Suele ser de larga duración. Proceso de corta duración.

     

    ¿Cómo formarte en terapia familiar sistémica?

    Para ejercer este tipo de terapia familiar sistémica has de tener una formación especializada en psicología. Pero este tipo de terapia familiar también puede ser muy útil para desarrollar un entorno educativo donde las familias tengan una comunicación abierta y capacidad de conocimiento. 

    Para ello es importante que inicies un proceso para conseguir tu oposición en el ámbito educativo. Te recomendamos que primero elijas el tipo de oposición que deseas preparar y que te asegures que cumples los requisitos para poder comenzar el proceso. Además de oposiciones, también puedes optar por cursos especializados en el ámbito educativo.

    En el proceso de oposición para educación, además de una prueba escrita para evaluar conocimientos específicos de la especialidad elegida tendrás pruebas orales. Se trata de presentar una programación didáctica y preparar y exponer oralmente una unidad didáctica de dicha programación. La preparación y presentación de la unidad didáctica es una de las partes más significativas del proceso selectivo 

    El siguiente paso es encontrar una academia a tu medida que te ayuda y te guíe en el proceso de estudio para convertirte en maestro o maestra del nivel educativo que elijas.  

    Es importante contar con el respaldo de un buen centro o academia que te guíe en el proceso de estudio, te prepare para cuando tengas que exponer tus conocimientos y que te mantenga al día de todas las novedades.

    Ahora ya conoces qué es la terapia familiar sistémica, en qué consiste y qué objetivos puedes lograr con ella. Si necesitas ayuda en tu proceso puedes contar con una academia especializada a tu medida como Campus Training.

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    Img_1
    ¡Adivínalo gratis!
    Recibe información gratis sobre FP Oficial de Grado Superior en Integración Social
    No pierdas la oportunidad de formarte en Campus Training
    • Por favor, escribe un número entre 0 y 90.
    • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

    Nuestros sellos de calidad

    Indicador ARDAN 2022
    Sistema Nacional de Empleo