Tipos de camarero

En función del tipo y lugar de trabajo y de tus funciones puedes llegar a emplearte como diferentes tipos de camareros. ¡Infórmate!
Tipos de camareros
Marcos Nebreda López
Marcos Nebreda López 16 de abril de 2022

    Si estás pensando en dedicarte a la hostelería como camarero has de saber que esta profesión es más diversa de lo que crees. En función del tipo y lugar de trabajo y de tus funciones puedes llegar a emplearte como diferentes tipos de camarero. Si no sabes cuáles son, no te pierdas nada de este artículo donde te los explicamos y, así, poder conocer mejor curso de barman para lanzarte cuanto antes.

     

    Cuáles son los diferentes tipos de camarero

    Un camarero es un profesional de la hostelería muy polivalente con un perfil variado y cuyas funciones van más allá de servir mesas y atender a comensales.  Vamos a desglosar uno a uno los diferentes tipos de camareros que existen en el mercado hostelero así como las características y funciones que desarrolla cada uno. 

    • Camarero de barra: es el tipo de perfil de camarero más demandado. Atiende a los clientes tras la barra que los separa, pero no realiza atención en mesa. Entre sus funciones más destacadas están la de rellenar nevera y botellero y comprobar que funcione, supervisar que grifos y surtidores también funcionen bien, organizar la barra con el material necesario, limpiar y organizar bebidas, asegurarse que existe stock suficiente de hielos, snacks…y controlar las máquinas de café, exprimidora, licuadora, lavavajillas…para que funcionen a la perfección.
    • Camarero de sala. Se trata de camareros expertos en atender grupos de mesas o comensales establecidas previamente. Su función primordial la de servir comidas, preparar las mesas, tomar nota de los menús, y en pequeños locales incluso acomodar y cobrar a los clientes. En grandes eventos y establecimientos esta última función suele ser labor del maitre. 
    • Camarero de restaurante. Es un perfil de camarero polivalente. Suele recibir a los comensales a la entrada del establecimiento, acompañarlos a la mesa asignada, cogerles pedido de la comanda, servirles la comida, recoger el servicio y cobrar a esa mesa. Es decir, todo el proceso. 
    • Camarero extra. Es un profesional que se contrata para momentos puntuales de mucho trabajo para grandes banquetes, bodas, fiestas, eventos especiales… Ha de ser ágil y rápido para servir mucha cantidad de comida y bebida. 
    • Barman. Es un experto en mezclar y servir diferentes bebidas elaborando cócteles. Trabaja detrás de la barra y es un profesional muy demandado. Puede tomar los pedidos, distribuir y servir las bebidas con sus acompañamientos, y asesorar a los clientes sobre las bebidas y sus elaboraciones además de examinar y controlar las existencias de mercancías, entre otras funciones.
    • Barista. Este camarero es un especialista en café, conoce los diferentes tipos y elaboraciones, trabaja creando nuevas y diferentes bebidas basadas en él, usando varios tipos de leches, esencias y licores, entre otros. También es el responsable de la presentación de las bebidas y puede complementar su trabajo con arte del latte.
    • Sumiller. Este tipo de camarero es un verdadero experto en vino. ha de estar capacitado y bien informado sobre todos los aspectos del servicio del vino. Ha de tener unos conocimientos y habilidades más extensas que un camarero normal.
      Su labor básica es asesorar a los clientes para escoger el mejor vino para su comida. Aplica sus conocimientos sobre vinos para ayudar a que el cliente decida el que más le convenga. Debe recomendar el vino que va mejor con cada comida y preguntar al cliente por sus preferencias en cuestión de vinos. El sumiller toma el pedido, lo trae a la mesa con el vaso adecuado y los sirve a gusto del cliente. Este profesional es responsable de todas las actividades relacionadas con la selección y la compra de los vinos, así como la entrega y el almacenamiento de estos ya trabaje en restaurantes, almacenes o bodegas.

     

    Requisitos y habilidades para los tipos de camarero

    El camarero o camarera es uno de los profesionales fundamentales de un negocio de hostelería y en su adecuado servicio y trabajo se basa parte del éxito del mismo. La satisfacción de los clientes depende, en gran parte, de la atención recibida por el camarero del local. Te explicamos en detalle algunas de las habilidades fundamentales que debe tener un buen camarero:

    • Habilidades comunicativas. Es la condición indispensable para ser un buen profesional de la hostelería. Tener empatía, adelantarse a las necesidades del cliente, ofrecerle siempre una solución y escucharlo es fundamental para ser camarero. Es básico ser paciente y conocer a fondo la carta y el funcionamiento del restaurante para informar a los clientes de las posibles dudas que tengan. Se trata de saber vender bien los productos y aconsejar aquellos más adecuados en función del tipo de cliente además de estar muy pendiente de peticiones durante la comida. Es muy recomendable adelantarse a las necesidades del cliente y para ello deberás ser un buen observador. Ayudará tener una pizca de sentido del humor pero siempre tratando al cliente desde el respeto sin resultar cargante.
    • Eficiencia. Es otra de las cualidades básicas que un camarero debe tener y que garantiza el correcto funcionamiento del local. Debe saber gestionar el tiempo de forma eficaz. Si quieres ser un camarero nunca debes tener las manos vacías y debes saber gestionar bien los tiempos de cada servicio.  El buen camarero debe ser una persona ágil, proactiva, resolutiva y buen comunicador. En definitiva, tener una capacidad analítica rápida para aportar soluciones. Un servicio rápido es una garantía de que el cliente quedará satisfecho y volverá. Además, deberás respetar los tiempos de los clientes para que coman con tranquilidad antes de retirar el servicio. 
    • Capacidad de trabajar en equipo. El camarero es un profesional que forma parte de una cadena de trabajo. Esta cadena debe estar coordinada para que funcione correctamente. Debe respetar el trabajo de otros compañeros como cocineros o chefs y coordinarse adecuadamente para que los tiempos sean los correctos y el servicio no falle. 
    • Conocer cómo funciona la hostelería. Este sector tiene sus particularidades y es una ventaja añadida conocer su funcionamiento en profundidad. Cuestiones como dominar la carta de comidas y bebidas, saber especificar los ingredientes con los que se ha elaborado un plato, informar correctamente sobre las alternativas cuando no quedan existencias de algo solicitado por un cliente son detalles que marcan la diferencia entre un buen camarero y uno que simplemente hace su trabajo.
    • Dominar el estrés y la presión. Es otro de los factores que tendrás que tener en cuenta si trabajas como camarero. Vas a estar sometido a presión y a un ritmo de trabajo estresante. En los momentos de máxima afluencia de clientes es clave manejar bien los tiempos y dar así un servicio eficiente.
    • Buena forma física. La de camarero es una profesión que requiere estar bastantes horas de pie transportando comida, recogiéndola y por tanto necesitarás resistir sin cansarte y tener el equilibrio adecuado. 
    • Formación. Es una de las claves para ser un buen camarero. Deberás estar al día en temas como gastronomía, técnicas de venta, marketing del sector y también idiomas para atender a clientes de cualquier lugar que pueden acudir al local donde trabajas, especialmente en período vacacional. Además, deberás tener formación sobre manipulación de alimentos y otras materias relacionadas. 

     

    Cómo formarte para ser camarero y salidas laborales 

    Si quieres trabajar en el sector de la hostelería como camarero puedes realizar un curso de camarero. En esta formación vas a estudiar la oferta gastronómica y las materias primas, técnicas de elaboración y conservación de platos y postres, y seguridad e higiene en la manipulación de alimentos.

    También puedes elegir estudiar un título de FP, en concreto el de técnico en Servicios de Restauración o técnico superior en Dirección de Servicios de Restauración.

    El primero dura dos años y te capacita para saber cómo preparar y presentar diversos alimentos y bebidas, y para conocer las normas básicas de calidad e higiene y de atención al cliente en restauración. También incluye prácticas en centros de trabajo para que conozcas de cerca cómo se trabaja en el sector. 

    Los camareros ejercen su actividad tanto en grandes como en medianas y pequeñas empresas del sector de la hostelería y de la restauración, en empresas de catering y de organización de eventos

    Si te interesa este sector vas a poder trabajar en diferentes puestos como camarero de bar-cafetería o restaurante, empleado de economato, barman, jefe de banquetes, ayudante de sumiller y auxiliar de servicios en medios de transporte (cruceros, trenes, aviones…).

     

    Ahora ya conoces todos los tipos de camareros que existen, qué funciones realizan y cómo prepararte para trabajar en este sector, solo tienes que optar por una buena formación y en eso Campus Training te puede ayudar.

     

     

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!