Pruebas físicas para el Ejército si eres mujer

Las igualdad está llegando a todos los estractos de la sociedad y las FFAA no son menos. Descubre cómo son las pruebas físicas del Ejército para mujeres.
pruebas-fisicas-ejercito-mujer
Marcos Nebreda López
Marcos Nebreda López 9 de marzo de 2022

    Si quieres formar parte del Ejército has de superar una serie de pruebas con características específicas para tu sexo. Por ello has de saber cuáles son esas pruebas en concreto, cómo se desarrollan y también cómo prepararte a fondo para superarlas y conseguir tu plaza en la Fuerzas Armadas. Si te interesa saberlo, no te pierdas nada de este artículo. 

     

    Así son las pruebas físicas para mujer en el Ejército

    El número de mujeres que quieren acceder y que llegan a formar parte del Ejército es cada vez mayor.

     Las mujeres representaban en 2018 el 12,7% de efectivos de las Fuerzas Armadas, según datos del Observatorio militar para la igualdad entre mujeres y hombres. Sin embargo, son muy pocas las que ocupan altos cargos.

    El acceso de las mujeres al Ejército requiere un proceso de preparación de oposición previa con contenido teórico pero también con unas pruebas físicas cruciales que determinarán tu posibilidad de aprobar y lograr una plaza en las Fuerzas Armadas. 

    Estas pruebas físicas difieren un poco entre mujeres y hombres y la diferencia principal reside en las marcas que debe ocupar cada uno de los aspirantes. Te explicamos una a una cómo son estas pruebas y las marcas exactas que debes conseguir si eres mujer y quieres entrar en el Ejército.

    • Salto de longitud sin carreraEl salto horizontal de longitud sin carrera es una prueba física que mide la potencia del tren inferior. Para realizar este salto has de respetar la siguiente mecánica. Como aspirante debes situarse de pie, con los pies separados cómodamente de forma simétrica y colocada justo detrás de la línea de salida. Desde esa posición has de flexionar las rodillas al tiempo que llevas los brazos atrás y, ayudándote con los mismos, saltas simultáneamente con ambos pies lo más lejos posible.

    En la ejecución de este salto horizontal has de caer con los dos pies a la vez. Antes del salto puedes realizar movimientos con cualquier parte del cuerpo, siempre que no se desplacen uno o ambos pies y se mantenga el contacto de los mismos con el suelo.

    El salto horizontal del Ejército se valora de la siguiente manera. La distancia se mide desde la línea de salida hasta el punto de contacto más próximo a la misma. Se realiza la prueba dos veces y se contabiliza el mejor resultado obtenido. Dependiendo del nivel, escala o rango del Ejército al que te presentes el salto horizontal ha de alcanzar una marca diferente. En el caso de las mujeres, estos son los baremos: 121cm plazas nivel A, 136 cm plazas nivel B, 156 cm plazas nivel C, 171 cm plazas nivel D.

    • Abdominales. Para poder enfrentarte a esta prueba física, debes adoptar la posición de partida en tendido supino con piernas flexionadas y talones apoyados y fijados en el suelo. Debes mantener los brazos flexionados y cruzados sobre el pecho y apoyar las manos en los hombros opuestos con el pulgar en el hueco de la clavícula. La prueba de abdominales consiste en elevar el tronco sentándote y tocando con los codos en los muslos o en las rodillas de forma que los brazos se mantengan horizontales. Debes realizar el mayor número de repeticiones ininterrumpidas en el tiempo máximo de un minuto, contado a partir de la primera repetición. Si eres mujer existen tres marcas establecidas para esta prueba, el nivel A en el que debes realizar 10 abdominales, el B que deberán ser 14 abdominales y por último el C que son 18 abdominales. 
    • Flexo-extensiones de brazos. Si vas a realizar este tipo de prueba debes colocarte en la posición de decúbito prono. Es decir, con las palmas de las manos apoyadas en el suelo a la altura de los hombros y brazos extendidos, formando con el tronco, cadera y piernas una línea recta. El objetivo es que realices el mayor número de veces posible el ciclo de flexión y extensión de brazos. Para superar la prueba si eres mujer debes alcanzar las marcas mínimas exigidas por cada nivel que son; en el nivel A, 3 flexiones, en el nivel B, 5 flexiones, en el nivel C, 6 flexiones y en el nivel D, 8 flexiones. 
    • Carrera de ida y vuelta.  En este caso, debes colocarte detrás de la línea de salida y una vez escuche la señal de comienzo de la prueba debes desplazarse hasta la línea contraria que está a 20 metros. Debes hacerlo según la velocidad marcada que va aumentando poco a poco. El resultado final será el total de períodos realizados que indique la cinta sonora antes de que pares. Para las mujeres que realicen esta prueba las marcas son estas según los niveles, nivel A, 3,5 carreras, nivel B, 4 carreras, nivel C, 5 carreras y nivel D, 6 carreras.

     

    ¿Cuáles son los requisitos para formar parte del Ejército si eres mujer?

    Los requisitos más importantes para ser oficial del Ejército tanto si eres hombre como si eres mujer son los siguientes:

    • Debes poseer la nacionalidad española o en el caso de los aspirantes a militar de complemento, como oficial médico, la de alguno de los países que figura en el anexo I del Reglamento de Ingreso. 
    • No puedes estar privado de los derechos civiles.
    • Debes carecer de antecedentes penales.
    • No has de tener tatuajes que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales, tampoco son permitidos los tatuajes, argollas, espigas, inserciones, automutilaciones o similares que pudieran ser visibles vistiendo las diferentes modalidades de los uniformes de las Fuerzas Armadas.
    • Debes tener 18 años cumplidos o cumplirlos en el año de la convocatoria.
    • Sin ingresas por promoción, sin exigencia previa de titulación de grado universitario, para los Cuerpos Generales e Infantería de Marina no deberás cumplir ni haber cumplido 31 años en el año en que se publique la correspondiente convocatoria. Para la Escala de Oficiales Cuerpo Militar de Sanidad, sin exigencia previa de titulación de grado universitario, no deberás cumplir ni haber cumplido 27 años en el año en que se publique la correspondiente convocatoria.
    • Para participar en los procesos de selección de los Cuerpos Generales e Infantería de Marina, sin exigencia de titulación previa, no podrás haber cumplido 21 años en el año en que se publique la correspondiente convocatoria. Y para el Cuerpo Militar de Sanidad, sin exigencia de titulación previa, no hay límite de edad máxima.
    • La estatura mínima y máxima. Este es un requisito que presenta diferencias entre hombres y mujeres. Si eres mujer se ha establecido una estatura mínima de 1,55 metros para acceder al Cuerpo, mientras que para los hombres es de 1,60. La altura máxima es, en ambos casos de 2,03 cm.

    Al margen de estos requisitos, existe otra circunstancia que afecta a las mujeres en el caso de querer ingresar en las Fuerzas Armadas. Se trata de la maternidad y se contempla la posibilidad de embarazo o parto en el caso de las aspirantes femeninas. Si eres mujer y no puedes realizar las pruebas de aptitud física por embarazo, parto o posparto, debes acreditarlo debidamente mediante la certificación médica oficial.

    En este caso puedes solicitar realizar las pruebas mediante una instancia dirigida al presidente de la Comisión Permanente de Selección, en otro proceso de selección dentro del plazo de 2 años desde la fecha de las pruebas que no has podido realizar.  Sí que puedes realizar el resto de pruebas del proceso de selección, pero tu plaza quedará condicionada a que superes la prueba de aptitud física en su debido momento.

     

    Consejos para preparar tus pruebas físicas en el Ejército 

    Si quieres conseguir una plaza en el Ejército y eres mujer lo recomendable es una preparación previa y constante a lo largo del tiempo que preceda a tu examen de oposición al que te presentas. 

    Lo ideal es que comiences a entrenar lo antes posible y progresivamente en función siempre de tu forma física inicial. 

    Es importante contar con un centro deportivo y un preparador físico que te guíe en los pasos para entrenar correctamente. Este apoyo es fundamental a la hora de e evitar posibles lesiones, lograr un mayor rendimiento y evitar eliminaciones por mala ejecución de las pruebas en el examen. Muchas academias de oposiciones ofrecen este servicio de asesoramiento así que elige siempre una que lo tenga y te permita un seguimiento personalizado y a tu medida a lo largo de todo tu proceso de aprendizaje. 

    Lo recomendable además de buscar un centro que te ayude es cuidar tu forma física al máximo y tu técnica.  Intenta eliminar posibles vicios en tu formación física. Establece pautas de trabajo adecuadas con las exigencias de tus pruebas. Si comentes errores de técnica pueden penalizarte o incluso eliminarte de las pruebas

    También te ayudará adquirir algunas habilidades que contribuirán a desarrollar mejor tu trabajo. Entre estas habilidades están las comunicativas tanto orales como escritas para transmitir bien los mensajes y hacerte entender en el entorno laboral. También has de contar con un buen juicio y ser honesto para valorar e intervenir en determinadas situaciones. Un miembro del Ejército que quiera ascender ha de tener capacidad de observación de su entorno y también habilidades numéricas y de razonamiento lógico.

    Ten en cuenta que prepararte para superar este tipo de pruebas requiere una amplia disciplina y constancia con un entrenamiento continuado y constante. Debes adquirir una buena técnica y tener un seguimiento de objetivos para alcanzar las marcas mínimas que se exigen en cada una de las pruebas. 

    Debes marcarte un ritmo adecuado a tu estado físico y evitar sobreesfuerzos. También has de saber que alimentarte bien y dormir el tiempo necesario es fundamental para un mayor rendimiento y para tener más probabilidades de éxito en las pruebas. 

     

    Otras pruebas que debes superar para trabajar en el Ejército

    Seas hombre o mujer para trabajar Ejército deberás superar un proceso selectivo que te dará acceso a la escala de oficiales de los cuerpos específicos de las Fuerzas Armadas (Cuerpo General del Ejército de Tierra, de la Armada o del Ejército del Aire o Cuerpo de Infantería de Marina), por ingreso directo, sin exigencia de titulación universitaria.

    Se trata de un proceso de oposición en el que deberás superar no solo las pruebas físicas de las que hablamos, sino también pruebas teóricas. 

    El proceso selectivo para trabajar en el Ejército consta de fase de concurso y fase de oposición. En la primera fase de oposición se valorarán los méritos académicos, profesionales y personales de los aspirantes previamente alegados y documentados cuando se realizó la solicitud de presentación en el proceso selectivo. En cada una de las normas que regulan los diferentes procesos de selección se publican las valoraciones respecto de estos méritos.

    En la fase de concurso, dependiendo de la forma de ingreso (directo o por promoción) y del cuerpo al que se quiera acceder, habrá una serie de pruebas que suelen ser:

    • De aptitud psicofísica (reconocimientos médicos, pruebas psicológicas y pruebas físicas).
    • De lengua inglesa.
    • Pruebas de conocimientos.

    Además de los conocimientos de formación para poder ser oficial del Ejército español vas a necesitar ciertas habilidades como por ejemplo resistencia física, capacidad de reacción rápida, sentido de la responsabilidad, capacidad para trabajar en equipo, estar preparado para viajar y trabajar en horarios poco habituales o para formar parte de los conflictos armados.

     

    ¿Cómo puedes trabajar en el Ejército? Funciones y categorías

    La escala de mandos del Ejército está organizada por un sistema jerárquico.

    Los militares de carrera y los militares de tropa y marinería se integran en los distintos Cuerpos de acuerdo con los cometidos que deban desempeñar. Los Cuerpos tienen carácter específico según los requerimientos de cada uno de los ejércitos o carácter común para dar respuesta a necesidades generales de las Fuerzas Armadas.

    Dentro de la categoría de oficial del Ejército, existen varios tipos de oficial. Los oficiales generales, categoría en la que se incluyen capitán general, teniente general, general de división, de brigada y general del Ejército. Por otra parte, dentro de la categoría de oficial están el coronel, teniente coronel, comandante, capitán, teniente y alférez. 

    Las funciones profesionales en cada Escala son consecuencia de la formación y preparación recibidas y delimitan el nivel de responsabilidad en el cumplimiento de los cometidos asignados en los diferentes destinos.

    Los Cuerpos generales de Infantería y de Marina tienen como funciones la preparación y empleo de la Fuerza y del apoyo a la Fuerza. Los Cuerpos de Intendencia se deben dedicar a el planeamiento y administración de los recursos económicos, el asesoramiento en materia económico-financiera y cometidos logísticos.

    Los Cuerpos de ingenieros se dedican al asesoramiento, aplicación, estudio e investigación en materias técnicas específicas de cada Ejército y a cometidos de carácter técnico o logístico relacionados con el mantenimiento propio de sus especialidades.

    En cuanto a las funciones de los Cuerpos comunes de las Fuerzas Armadas podemos hacer esta clasificación:

    • Cuerpo Jurídico Militar. Asesoramiento jurídico y los que conforme al ordenamiento jurídico les corresponda en la jurisdicción militar.
    • Cuerpo Militar de Intervención. Control interno de la gestión económico-financiera, control financiero permanente y la auditoría pública en los términos previstos por la Ley General Presupuestaria, el ejercicio de la notaría militar y el asesoramiento económico-fiscal.
    • Cuerpo Militar de Sanidad. Atención a la salud en los campos logístico-operativo, asistencial y pericial y los relacionados con la psicología, farmacia y veterinaria. 
    • Cuerpo de Músicas Militares. Prestar los servicios de música, así como la preparación y dirección de las bandas militares.

     

    Cabe destacar que los oficiales de Tropa y Marinería desempeñan las funciones militares y cometidos según la especialidad en que se integren. Además, tienen una relación con las Fuerzas Armadas temporal, pueden acceder a la enseñanza de formación de Oficiales y Suboficiales por ingreso directo y promoción interna. Al finalizar el compromiso de larga duración, en función de los años de servicio prestados, podrán optar a la condición de reservista de especial disponibilidad.

     

    Ahora ya sabes todo lo relacionado con las pruebas físicas para mujer dentro del Ejército, cómo alcanzar ciertas marcas imprescindibles, cómo prepararte para ellas y a dónde te pueden llevar profesionalmente. Si quieres recorrer este camino una academia como Campus Training puede ayudarte a lograr buenos resultados. ¿Comenzamos?

    ¿Sabes cual es tu vocación?

    Este test sí. ¡Revela tus cartas!

    ¡Adivínalo gratis!