¿Son difíciles las oposiciones de Gestión Procesal?

¿Crees que son difíciles las oposiciones de Gestión Procesal? En este artículo analizamos con todo detalle el proceso selectivo para evaluar su dificultad.
Inicio / Noticias / ¿Son difíciles las oposiciones de Gestión Procesal?
Rubén Vizcaíno Pena 23 junio, 2020

preparar oposiciones gestión procesal justicia

¿Crees que son difíciles las oposiciones de Gestión Procesal? En este artículo analizamos con todo detalle el proceso selectivo para evaluar su nivel de dificultad. Si te interesan estas plazas, ¡sigue leyendo!

¿Cómo puedo saber si son difíciles las oposiciones de Gestión Procesal?

Como ya te imaginas, la cuestión de si una oposición es o no difícil es bastante subjetiva. Cada persona parte de unas capacidades, experiencia y personalidad diferentes a las de los demás. Así, en los foros puedes encontrar opiniones para todos los gustos.

No obstante, también es cierto que hay ciertos factores objetivos que podemos tomar como referencia para determinar si las oposiciones de Gestión Procesal son o no difíciles:

  • Los requisitos de acceso.
  • El número de plazas que se convocan y el grado de competencia que existe.
  • La regularidad con que se convoca este proceso selectivo.
  • El temario a estudiar.
  • Los exámenes que incluye el proceso selectivo y el nivel de exigencia del tribunal.

En los siguientes apartados vamos a analizar todas estas cuestiones para averiguar cómo influyen en el nivel de dificultad de estas oposiciones.

En cualquier caso, como ya sabrás, todas las oposiciones tienen un cierto nivel de dificultad, ya que competirás por un número limitado de plazas.

De hecho, por sus características, las oposiciones de Gestión Procesal pueden considerarse las más exigentes de las tres que constituyen los Cuerpos Generales de la Administración de Justicia (Gestión, Tramitación Procesal y Administrativa y Auxilio Judicial). Pero, desde luego, son mucho menos difíciles que las de Jueces, Fiscales o Letrados.

 

¿Es difícil acceder a las oposiciones de Gestión Procesal?

Por tanto, la primera cuestión a analizar es la de los requisitos que debes cumplir para presentarte a las oposiciones de Gestión Procesal. Según las bases de la última convocatoria, son los siguientes:

  • Nacionalidad: se exige ser español (no se admiten candidatos extranjeros).
  • Edad: deberás ser mayor de 16 años, salvo cuando en la convocatoria se establezca la edad mínima de 18. Además, no puedes haber alcanzado la edad de jubilación forzosa.
  • Titulación: se exige poseer el título de Grado, Diplomado Universitario, Ingeniero Técnico, Arquitecto Técnico o equivalente.
  • Capacidad: no padecer enfermedad ni estar afectado por limitación física o psíquica incompatible con el desempeño de las correspondientes funciones.
  • No haber sido condenado por delito doloso a penas privativas de libertad, a menos que se hayan cancelado los antecedentes penales o se haya conseguido la rehabilitación.
  • No haber sido separado del servicio de alguna de las Administraciones públicas ni estar en situación de inhabilitación absoluta o especial para empleo o cargo públicos por resolución especial, ni comprendidos en causa de incapacidad o incompatibilidad establecida en disposiciones legales.
  • No pertenecer al mismo Cuerpo a cuyas pruebas selectivas te presentes, salvo lo dispuesto en las convocatorias.
  • Deberás abonar la tasa de examen, salvo que te encuentres en algún supuesto de exención. En la última convocatoria ascendía a 22,87 €.

Como ves, no son unos requisitos especialmente difíciles de cumplir, más allá de la cuestión del título académico.

 

¿Cuántas plazas se convocan?

El segundo factor de dificultad en la mayoría de oposiciones es el de las plazas convocadas. Así, cuantas más plazas se convoquen y con mayor frecuencia se haga, mejor.

Como ves, en el caso de las OPE de Gestión Procesal, hay una gran regularidad y una oferta de plazas bastante generosa:

  • 2010: 521 plazas.
  • 2010: 521 plazas.
  • 2011: 139 plazas.
  • 2013: 139 plazas.
  • 2015: 140 plazas.
  • 2016: 391 plazas.
  • 2017 + 2018: 1.476 plazas.
  • 2019: 211 plazas.

Sin duda, esto contribuye a que sean menos difíciles estas oposiciones de Gestión Procesal.

 

¿Es difícil el temario de las oposiciones de Gestión Procesal?

El temario de Gestión Procesal es relativamente amplio (68 temas), como corresponde a unas oposiciones del grupo A2, pero no es especialmente complicado.

Por supuesto, te va a requerir tiempo y mucha constancia si quieres dominarlo adecuadamente. Pero no debe asustarte.

En este sentido, para conseguir un buen resultado en el estudio del temario, te recomendamos que tengas en cuenta estos consejos:

  • Consigue un temario actualizado y de buena calidad.
  • Si te matriculas en una academia especializada, además de acceder a un buen temario, también dispondrás de:
    • Un método de preparación especialmente diseñado para superar oposiciones.
    • Un equipo de profesores y tutores parar resolver todas tus dudas.
  • Busca un lugar tranquilo para trabajar, donde nadie te interrumpa. Procura evitar cualquier distracción (móvil, internet…).
  • Planifica bien tu estudio. Para ello:
    • Sigue un horario regular.
    • Programa descansos para mantener la concentración y productividad.
    • Márcate objetivos diarios, semanales o mensuales de cuántos temas quieres estudiar.
    • Evalúa tu rendimiento y haz los ajustes que sean necesarios.
  • Utiliza esquemas, resúmenes y mapas mentales para asimilar mejor los conceptos.
  • Combina las fases de estudio y repaso de los distintos temas.

 

¿Son difíciles los exámenes de Gestión Procesal?

Al igual que el temario, los exámenes de Gestión Procesal son amplios y variados pero no particularmente difíciles. Si te preparas a fondo y haces simulacros de examen en tu academia, no deberías tener problema para superarlos.

Así, según las bases de la última convocatoria, las pruebas de esta oposición son las siguientes.

  • Primer ejercicio. Se trata de un cuestionario tipo test, compuesto por 100 preguntas con cuatro respuestas alternativas, a resolver en un tiempo máximo de 90 minutos. Las normas de puntuación son las siguientes:
    • Se califica de 0 a 60 puntos.
    • Las preguntas acertadas se valoran con 0,60 puntos.
    • Las preguntas no acertadas y las que contengan respuestas múltiples descontarán 0,15 puntos.
    • Finalmente, las preguntas no contestadas no se puntúan.
  • Segundo ejercicio. Se trata de un cuestionario tipo test de 20 preguntas referidas a un caso práctico que planteará el Tribunal. El tiempo máximo para resolverlo es de 60 minutos. Las normas de valoración son las siguientes:
    • Se califica de 0 a 15 puntos.
    • Para superar la prueba se exige un mínimo de 9 puntos.
    • Las preguntas acertadas se valoran con 0,75 puntos.
    • Las no acertadas y las que contengan respuestas múltiples descontarán 0,15 puntos.
    • Finalmente, las preguntas no contestadas no se puntuarán.
  • Tercer ejercicio. Consiste en contestar, sin ayuda de texto alguno, 10 preguntas de contenido procesal referidas a distintos temas del programa.

En definitiva, si eres constante en el estudio y cuentas con la ayuda de una buena academia, verás como no te resultan demasiado difíciles las oposiciones de gestión procesal. ¿Te animas a intentarlo?

Rubén Vizcaíno Pena

Redactor en Campus Training

Artículos relacionados

OPE Gestión Procesal29 octubre, 2020

OPE Gestión Procesal

  • Recibe información gratis y sin compromiso
?>
Boletín de noticias
Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Puede aceptar todas las cookies o configurar sus preferencias, desde donde podrá rechazarlas. Más información en nuestra Política de Cookies
Descarga la guía ¿Cómo aprobar tus oposiciones?